Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-06-2014

Balas del capitalismo en Latinoamrica
Imperios invisibles, poder estatal y colonialismo del Siglo XXI

Benjamin Dangl
Upside Down World

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El tristemente clebre grupo privado de mercenarios estadounidenses Academi conocido previamente como Blackwater entren a fuerzas de seguridad brasileas en Carolina del Norte en preparacin para la actual Copa Mundial en Brasil, como informa el cronista deportivo Dave Zirin. Zirin se refiri al cable diplomtico de 2009 publicado por WikiLeaks, que revel que Washington vea las esperadas crisis relacionadas con la Copa Mundial como oportunidades para participacin de EE.UU. Zirin escribi que para Washington, La miseria de Brasil crea espacio para oportunismo.

Las balas del capitalismo siguen a la Copa Mundial tal como lo hacen en el caso de Tratados de Libre Comercio (TLC) firmados con EE.UU. Hace cinco aos en este mes, protestas continuaban en la regin Amazonas de Per, donde miles de hombres, mujeres y nios indgenas Awajn y Wampis estaban bloqueando carreteras contra el ingreso de empresas mineras, petroleras y madereras a los territorios ancestrales. El gobierno peruano, que acababa de firmar un TLC con EE.UU., no estaba seguro de cmo encarar las protestas en parte porque concesiones controvertidas en Amazonas fueron hechas para satisfacer los requerimientos del TLC. Segn un cable diplomtico publicado por WikiLeaks, el 1 de junio de 2009, el Departamento de Estado de EE.UU. envi un mensaje a la Embajada de EE.UU. en Lima: Si el Congreso y el presidente [peruano] Garca ceden ante la presin [de los manifestantes], habra implicaciones para el recientemente implementado Tratado de Libre Comercio Per-EE.UU. Cuatro das despus, el gobierno peruano reaccion ante la protesta con violencia letal, llevando a un conflicto que caus 32 muertos.

EE.UU. tiene mala fama por su historia imperial en la regin. Pero Washington no es el nico imperio en su patio trasero. Fuerzas globales y locales del capitalismo, el imperialismo y colonialismo de nuestros das, actan en toda Latinoamrica, desde los estadios de ftbol hasta las minas de cobre.

China ha sobrepasado a EE.UU. como el principal socio comercial de los pases ms ricos de la regin; la mayor parte de sus negocios se encuentran en el rea de extraccin de recursos naturales. Y para muchas naciones en el Cono Sur, Brasil que ahora es una potencia mundial que ha sobrepasado a Gran Bretaa como la sexta economa por su tamao es una fuerza imperial, que utiliza gran parte de la riqueza natural de la regin, tierras y potencia hidroelctrica para alimentar sus crecientes industrias y poblacin.

El capitalismo tiene muchas caras y aliados, y no estn basados solo en el norte del globo o dentro de esos gigantes econmicos. Como escribe el socilogo William Robinson: La nueva cara del capitalismo global en Latinoamrica es impulsada tanto por clases capitalistas locales que han buscado la integracin en las filas de la clase capitalista transnacional como por el capital corporativo y financiero transnacional. De Mxico a Argentina, esta clase capitalista local ha creado unos 70 conglomerados transnacionales globalmente competitivos.

Amigos del imperio y del capital se encuentran en la cima del poder entre los dirigentes polticos latinoamericanos. Aunque EE.UU. ha espiado en Latinoamrica durante aos, como dejaron en claro recientemente las filtraciones de Edward Snowden, el gobierno de Michelle Bachelet en Chile pidi ayuda, durante su primer perodo en el poder, al gobierno de EE.UU. en el espionaje contra dirigentes indgenas mapuche que defienden el derecho a sus tierras. Aunque EE.UU. apoy el golpe contra Fernando Lugo de Paraguay en 2012, antes de que fuera destituido de su cargo, el propio Lugo declar un estado de emergencia en el campo para expandir la represin contra activistas campesinos que luchaban contra incursiones en sus tierras de los patrones de la soja.

Para numerosas comunidades indgenas en Latinoamrica, el Estado, frecuentemente en alianza con corporaciones transnacionales, mantiene una visin colonialista del mundo en pleno Siglo XXI, particularmente en el rea de extraccin de recursos naturales en las industrias de la minera, del petrleo y del gas. Como escribe la profesora Manuela Picq de la Universidad San Francisco de Quito en Ecuador: La expropiacin unilateral de tierras para la minera es una continuacin de la Doctrina del Descubrimiento. Conceptualiz el Nuevo Mundo como terra nullius [tierra que no pertenece a nadie, N. del T.], autorizando a las potencias coloniales para que conquistaran y explotaran tierra en las Amricas. [] Actualmente la idea de tierras vacas sobrevive en prcticas extractivistas.

Por cierto, concesiones mineras han sido otorgadas en un 80% de los territorios indgenas legalmente reconocidos de Colombia, y 407.000 kilmetros cuadrados de reas mineras basadas en la regin del Amazonas se encuentran en territorio indgena. Como parte de esa toma de tierra extractivista a escala regional, Picq explica que 200 activistas fueron muertos en Per entre 2006 y 2011, 200 personas fueron ilegalizadas en Ecuador por protestar contra la privatizacin de recursos naturales, y 11 activistas anti-extractivistas han sido asesinados en Argentina desde 2010.

La industria minera tambin es generalmente devastadora para el entorno, sea estatal o privada. Picq seala que la mina Martin en Guatemala, de propiedad de la compaa canadiense Goldcorp, utiliza en solo una hora la misma cantidad de agua que una familia local usa durante 22 aos, y la industria minera en Chile donde el Estado posee la mayor compaa productora de cobre en el mundo usa 37% de la electricidad de la nacin.

El capitalismo, el imperio y el colonialismo del Siglo XXI, vienen de lejos y descienden sobre sus vctimas en Latinoamrica. Pero esas fuerzas tambin se encuentran en las granadas de gas lacrimgeno que las fuerzas de seguridad de Brasil usan en la Copa Mundial, en el Estado que extrae recursos naturales en territorio indgena, y en los tratados de libre comercio firmados con sangre.

Benjamin Dangl ha trabajado como periodista en toda Latinoamrica, cubriendo movimientos sociales y la poltica en la regin durante ms de una dcada. Es autor de los libros Dancing with Dynamite: Social Movements and States in Latin America y The Price of Fire: Resource Wars and Social Movements in Bolivia. Actualmente es estudiante de doctorado de Historia Latinoamericana en la Universidad McGill y edita UpsideDownWorld.org, una web sobre activismo y poltica en Latinoamrica y TowardFreedom.com, una perspectiva progresista sobre eventos mundiales. Correo electrnico: [email protected].

Fuente: http://upsidedownworld.org/main/international-archives-60/4897-capitalisms-bullets-in-latin-america-invisible-empires-state-power-and-21st-century-colonialism  


 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter