Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-06-2014

La polica del Rgimen (y sus prolongaciones jurdicas) garantizan la continuacin borbnica del susodicho Rgimen

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Se acuerdan de aquel razonamiento que se exhibi y defendi por plazas, diarios, medios, mtines y pueblos espaoles, durante aos y ms aos, para desgracia y aniquilacin de la izquierda y para la ms abyecta revisin de la historia reciente (y no tan reciente) que pudiramos imaginar? Ciertamente, el pistoln apuntaba... y directo a la sien. Pero... fue necesario tanto cuento?

El digamos razonamiento vena a decir as ms o menos: la cuestin no es Monarqua o Repblica sino Democracia o Dictadura. Este es el punto, esta era la cuestin. Si la Monarqua borbnica, una institucin en s no democrtica, reinstaurada por el fascismo hispnico, aseguraba la demediada democracia parlamentaria, ciertas libertades polticas, sindicales y de expresin (conociendo nuestro lmites) y, por supuesto, la privilegiada situacin ocultada de los poderes de siempre, adelante con todo y todos y palante: himnos odiados, banderas indeseadas, olvidos esenciales, la borbnica casa Real y sus alrededores insaciables, desapariciones archivadas, revisiones histricas, fuerte persecucin si tocaba -y toc- de la tradicin republicana, algunas personalidades intocables ubicadas ms all del bien y del mal, etc. Libertad sin ira, se cant; libertades, libertades, libertades, se proclam una y mil veces.

As ha sido? Libertades sin ira y a lo ancho y largo? Veamos, veamos.

Madrid, 19 de junio de 2014. Don Felipe, no don Felipe Gas Natural, sino don Felipe, el sexto y brevsimo, el hermano de doa Cristina y cuado de don Urdangarin, nuevo Rey del Rgimen de Espaa y de sus partidarios. Miremos las externalidades del paseo del nuevo capitn general de Espaa -capitn general, otro ms!-, de esa Espaa que haca que don Antonio Machado, con toda la razn y razones, perdiera prudencia, comprensin y sosiego:

La Direccin General de la Polica ha recabado un informe de sus servicios jurdicos en el que se avala que los agentes policiales, es decir, la polica, puedan impedir el acceso con banderas y smbolos republicanos al recorrido que har el futuro rey Felipe VI por las calles de Madrid tras su proclamacin en el Congreso de los Diputados.

El citado informe remite a la ley orgnica sobre Proteccin de la Seguridad Ciudadana, la 1/1992, la que aborda la manera de evitar altercados en la calle. La horma de su zapato represivo. Recuerdan esa ley? Han acertado: la que llamamos ley Corcuera, la de aquel ministro de siniestro recuerdo de un gobierno de don Felipe Gas Natural Endesa. El 19 de junio se congregar un buen nmero de personas favorables al Rey y a la monarqua y, por tanto, esta es la conclusin del razonamiento jurdico, del informe de marras, la presencia de personas contrarias a la institucin Borbnica podra derivar en un problema de seguridad y orden pblico. No hablamos de actos, hablamos de potencia, que diran los viejos aristotlicos.

De este modo, con el aval de sus servicios jurdicos, la Direccin General ha dado orden a los agentes, a la polica, para que eviten la presencia de personas que porten banderas o smbolos republicanos o mensajes antimonrquicos con el objetivo de que la jornada se desarrolle sin incidentes. No les suena, no les recuerda a los viejos tiempos? Exagero? Mucho?

El despliegue policial diseado por el Ministerio opusdesta del Interior no es cualquier cosa: estar compuesto por 7.000 efectivos entre Polica y Guardia Civil. El riesgo potencial de una concentracin reivindicando la Repblica es suficiente. Son muy peligrosos, mucho! De este modo, en su jerga, el riesgo de altercados durante la proclamacin de Felipe VI prevalece sobre las libertades de reunin y expresin segn el tribunal Superior de Madrid que ha prohibido la manifestacin Reivindicar la repblica ante la proclamacin del nuevo Rey. No se hablaba de libertades y de democracia?

  Pero no slo es eso : los agentes, la polica, impedirn exhibir banderas u otros smbolos republicanos en el recorrido que realizarn el nuevo rey Felipe VI y su seora. El argumento: pueden suponer una provocacin hacia las personas que sigan el desfile. Cmo? Como han ledo: la exhibicin de una bandera republicana puede provocar a los borbnicos y a las personas que por curiosidad paseen o se ubiquen en la zona. Y entonces? A la cuneta con las banderas republicanas

Pero tampoco es slo eso: la polica tomar nota de los inmuebles en los que se cuelguen enseas tricolores en los balcones (el mo por ejemplo). Intentar dilucidar, posteriormente, si la intencin del propietario o el inquilino con esa exhibicin era provocar a los asistentes a los actos de proclamacin del nuevo rey. Estn de atar? Exactamente, estn de atar.

Eso s, para que vean su generosidad, en ningn caso se detendr a nadie por el simple hecho de enarbolar una bandera republicana, excepto si provoca altercados, desobedece a los agentes o se resiste a estos. Son tan generosos! La polica en todo caso tiene orden de requisar cualquier smbolo de este tipo. Qu alegarn? Motivos de seguridad. Segn la direccin general no existe ninguna instruccin. nicamente se pretende garantizar el orden pblico y evitar actitudes de confrontacin.

De hecho, el despliegue de seguridad comenz ya ayer con controles y registros a viandantes y conductores. Registros? S, de mochilas, bolsas,... carritos de bebs! La polica, previsora ella, ha recorrido tambin las viviendas ms cercanas al trayecto que realizar Felipe el brevsimo. Para recabar datos sobre quines sern sus ocupantes esta maana.

Para que las gentes hagamos lo que nos toca hacer, en la calle, algunos policas ofrecan y ofrecern banderas oficiales. Es decir, las banderas de los Borbones y del fascismo espaol. Las de toda la vida!

Prohbe la normativa actual el uso de la bandera republicana? No por supuesto. De hecho, una sentencia reciente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid anul una orden del Ayuntamiento de Torrelodones (Madrid) que intent impedir a IU colocar una bandera tricolor durante las fiestas patronales. Pero esto lo que la normativa diga o no diga, a quin importa? Por favor! Lo que importa es el democrtico acto de coronacin, en un da plenamente democrtico, de la democrtica monarqua borbnica. Y ya est! Como dijo doa Sofa, muy puesta en estos temas: todo seguir igual! Pues claro!

A qu tenan razn los que afirmaron que la cuestin esencial era Democracia o Dictadura?

Efectivamente, democracia de la ciudadana, democracia popular. Es decir, Repblica Democrtica de todos los pueblos de Sefarad.

PS1. Si quieren leer un buena muestra de equilibrio democrtico aqu les dejo una muestra: Santos Juli, Una tradicin inventada. http://elpais.com/elpais/2014/06/18/opinion/1403109760_054248.html Una verdadera maravilla! A la altura de la Casa Real borbnica espaola!

PS2: Un ejemplo de lo sucedido, de mi ltima hora. La Coordinadora Republicana denuncia los golpes y las retenciones a los que se han visto sometidos quienes han expresado pblicamente su rechazo a la monarqua durante la proclamacin de Felipe VI. La Polica ha detenido al menos a uno de sus compaeros. El detenido es miembro de la plataforma Red Roja y logr levantar una bandera republicana antes de ser placado por los agentes en Gran Va, frente a la tienda Casa del Libro, donde se manifestaban. "A dos los han molido a palos y luego los han soltado". "Despus de tirarlos al suelo y de llevrselos, los que estaban detrs han gritado por la Repblica y los policas han sacado las porras y han comenzado a repartir golpes para evitar los gritos y para dispersarnos", denuncian desde la Coordinadora, corroborando la versin de que ha habido identificaciones masivas y varias retenciones.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter