Portada :: Espaa :: La indignacin toma las plazas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-06-2014

Las Marchas de la Dignidad rodearon este sbado varios parlamentos autonmicos contra los recortes

LibreRed


Pan, trabajo y techo, un lema muy claro que este sbado han vuelto a corear miles de espaoles igual que el pasado 22 de marzo, en este caso, en las inmediaciones de las sedes de gobierno de cada una de las 17 autonomas.

La convocatoria ha sido muy exitosa en la mayor parte de las comunidades, asegura Julio Rodrguez Bueno, miembro de la Coordinadora Estatal de las Marchas de la Dignidad, organizadora de las protestas, que han tenido cifras de participacin muy desiguales entre las distintas comunidades, y que han concluido sin incidentes reseables. Es la continudad de lo que se inici el 22-M; las Marchas no acabaron al llegar a Madrid, esto sigue, defiende.

Una accin territorial de protesta y reivindicacin general, distinta en cada parlamento o sede de gobierno autonmico; as describi la convocatoria a este medio Gins Fernndez, del equipo de comunicacin de la organizadora. Una reivindicacin regional con las mismas exigencias nacionales, segn ha aclarado la Coordinadora,que en su da organiz las marchas que llevaron a cerca de un milln de personas a las calles de Madrid, el 22 de marzo. Esto es: rechazar el pago de la deuda, por el derecho a la vivienda y al trabajo, contra los gobiernos de la Troika y los recortes sociales.

Este sbado se desarrollaron marchas en distintas ciudades como Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Bilbao, Santiago de Compostela, Valladolid y Zaragoza.

Estas protestas llegan dos das despus de los incidentes registrados en la capital durante la proclamacin de Felipe VI, cuando decenas de personas fueron registradas, identificadas, retenidas o detenidas por lucir smbolos republicanos. Durante la tarde, la polica carg contra la manifestacin republicana celebrada en Sol, -tambin detuvo a seis personas, todas ellas ya en libertad- y varios de los agentes defendieron sobre el terreno que la protesta era ilegal por no haber sido comunicada oficialmente a la Delegacin del Gobierno de la capital.

Fernndez asegur que las manifestaciones de este sbado haban sido comunicadas, antes de criticar la represin de las protestas durante la coronacin:Es la respuesta del Estado al miedo que tienen. Tenemos que seguir diciendo que este Estado se est convirtiendo en un Estado policial y represor, que no permite la libertad de expresin ciudadana. Nos parece muy preocupante esta vuelta a los tiempos cercanos al fascismo, que el PP ejerza esta represin contra sus ciudadanos, denuncia.

Los prximos 27 y 28 de junio, las marchas celebrarn una reunin estatal en Mrida para trazar la hoja de ruta a seguir durante los prximos meses. Un encuentro en el que, entre otras ideas, la Coordinadora del Pas Valenci propondr una marcha a Bruselas para continuar presionando. Existe la necesidad imperiosa de seguir movilizndonos, de seguir sealando a los que son culpables de este austericidio, aade Rodrguez.

Fuente: http://www.librered.net/?p=33940



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter