Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-06-2014

Europa: nios sin juguetes

Glenda Arcia
Prensa Latina


Alrededor de 27 millones de nios europeos se encuentran en riesgo de pobreza, muchos de los cuales se ven obligados a trabajar para subsistir, fenmeno que devela una imagen reprochable y alarmante del llamado Viejo Continente. Los ltimos reportes de la Organizacin de Naciones Unidas (ONU) indican que los ndices de trabajo infantil varan desde el cinco hasta el 29 por ciento de la poblacin menor de 15 aos en varios pases de esa regin.

Tal situacin ha desatado fuertes crticas por parte de organismos humanitarios que cuestionan la eficacia de las acciones de los gobiernos y la capacidad de la Unin Europea (UE) para cumplir con la promesa de erradicar ese problema antes de 2016.

"Muchos piensan que la explotacin de los pequeos en Europa qued en el pasado, pero, por el contrario, contina siendo un asunto muy grave que va en aumento como consecuencia de la crisis actual", seal Nils Muiznieks, comisario de Derechos Humanos del bloque comunitario.

"Es preocupante la poca atencin prestada por algunos Estados y la falta de medidas concretas: la mayora de las naciones est consciente de la problemtica, pero slo algunas estn dispuestas a combatirla", asever.

La otra cara de la moneda

Cerca de 168 millones de nios trabajan en el mundo y la mitad de ellos realiza labores peligrosas en la industria o en las calles, es vctima de la explotacin sexual o reclutada a la fuerza para participar en conflictos y en redes de narcotrfico, divulg a inicios de junio la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT).

La cifra exacta de menores en esa condicin en el Viejo Continente se desconoce, lo cual, segn Muiznieks, resulta inquietante y obstaculiza los esfuerzos para proteger a los ms dbiles.

No obstante, estimaciones de la ONU indican que en Georgia trabaja el 29 por ciento de los nios entre siete y 14 aos; en Albania el 19 por ciento y en Italia cerca del cinco.

Organismos internacionales destacan que en naciones como Bulgaria, Serbia, Turqua, Ucrania, el Reino Unido, Grecia y Portugal, muchos pequeos estn expuestos a esos peligros, en especial en aquellos pases donde se han tomado medidas extremas de austeridad y existe gran cantidad de inmigrantes.

Segn el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en 2011 alrededor de 43 millones de personas tuvieron que abandonar sus naciones de origen para huir de los conflictos y la violencia y, de ellas, el 46 por ciento era menor de edad, la mayora sin acompaante.

La ausencia de un tutor legal y la condicin de indocumentados propicia el abuso contra los nios, al tiempo que dificulta la deteccin de ese fenmeno por las autoridades.

Un estudio de este ao de la organizacin no gubernamental Save the children concluy que una de las principales causas del trabajo infantil es la pobreza, a su vez, origen y resultado de la desigualdad social.

Dicha investigacin destac que el 28 por ciento de los menores de 18 aos residentes en Estados miembros de la UE viven en condiciones de miseria y escasez, indicador que en el Reino Unido alcanza el 19 por ciento, en Portugal y Polonia el 22, en Italia el 26, en Espaa el 30 y en Rumana el 35.

"La pobreza es pluridimensional y una de las causas fundamentales de las violaciones de los derechos de los nios en Europa. Sus efectos sobre ellos no son a corto plazo, sino que pueden durar toda la vida y tener continuidad en generaciones futuras", advirti esa entidad.

Pese a la tendencia a afirmar que en las naciones de menor desarrollo existe mayor riesgo de una infancia marcada por la indigencia y la explotacin, Save the children asegura que en pases como Italia y Francia, con altos niveles de Producto Interno Bruto (PIB), cerca de una quinta parte de los pequeos est en riesgo de pobreza.

En el Reino Unido, el sexto PIB del planeta, unos dos millones 300 mil pequeos viven en la miseria y dos tercios de ellos pertenecen a familias donde al menos un padre trabaja.

"La riqueza de un Estado no beneficia automticamente a los ms desfavorecidos, salvo que se (re)distribuya de manera equitativa. La pobreza infantil est relacionada con un apoyo econmico insuficiente del sistema y con las condiciones laborales de los progenitores", destaca esa entidad.

PROMESAS VACIAS

"Decenas de millones de nios son obligados a trabajar en condiciones degradantes, de esclavitud, acoso y discriminacin. Espero que la comunidad internacional fortalezca los esfuerzos para erradicar esta plaga", manifest el papa Francisco a mediados de junio de este ao.

"Todos necesitamos renovar nuestro compromiso para proteger a los ms chicos y ofrecerles la oportunidad de crecer en un ambiente sano. Una infancia vivida en paz permite mirar la vida y el futuro con confianza", asever.

En un comunicado divulgado a inicios de ese mes, la OIT insisti en la necesidad de implementar medidas de proteccin social como condicin fundamental para erradicar la indigencia y el trabajo infantil.

"No hay secreto alguno sobre lo que es necesario hacer- declar Guy Ryder, director de ese organismo-, la aplicacin de iniciativas efectivas, la enseanza de calidad y obligatoria hasta la edad mnima de admisin al trabajo y la aprobacin de legislaciones eficaces forman parte de una respuesta adecuada a esa problemtica".

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia abog tambin por la educacin como la "mejor arma en la lucha global para sacar a los nios del mercado laboral y romper el ciclo de pobreza y analfabetismo que limita sus posibilidades".

Por su parte, la UE se comprometi en 2013 a contribuir con acciones concretas a los intentos por acabar con la explotacin infantil y lament el grave peligro al que estn expuestos muchos pequeos.

"Aunque la estrategia europea para un crecimiento sostenible e inclusivo aspira a sacar al menos 20 millones de personas del riesgo de pobreza y exclusin hacia 2020, en este momento el Viejo Continente se est alejando de ese objetivo", advierte Save the Children.

"Salvo que estn respaldados por recursos suficientes, los compromisos polticos con los nios seguirn siendo promesas pequeas y vacas", seal Ester Asin, representante de esa entidad ante el bloque comunitario. Estudios recientes realizados en esa regin muestran que menos de la mitad de sus pases cumpli con el objetivo de brindar la atencin necesaria a ms de un tercio de los menores de tres aos de sus respectivos territorios, meta que deba alcanzarse en 2010.

Dichas indagaciones concluyeron, adems, que, en Europa, el 13 por ciento de los menores abandona la escuela despus del primer nivel de secundaria, entre otras razones, por verse obligados a trabajar para ayudar a sustentar a sus familias.

Ante esa situacin, Save the Children y otras instituciones caritativas abogaron por la realizacin de acciones eficaces y el cumplimiento por los gobiernos de las convenciones de la ONU sobre la proteccin de los pequeos.

"Instamos a todos los pases europeos y a las instituciones de la UE a desarrollar estrategias que respeten los derechos de la infancia y contribuyan a erradicar este fenmeno, as como a emplear los recursos disponibles para promover cambios inmediatos, positivos y duraderos", sealaron.

Nils Muiznieks se uni a este llamado y asever: "Ignorar esta problemtica no solo pone en peligro a los menores, sino tambin al futuro de nuestra sociedad, la cual estar integrada por personas a las que les fue negada la oportunidad de jugar y aprender. Es necesario actuar ahora por el maana de esos nios y de nuestros pases".

Mientras las grandes potencias demoran en decidir qu camino tomar y priorizan el desarrollo industrial sobre el bienestar de sus ciudadanos ms pequeos, millones de nios europeos crecen sin sueos, esperanzas ni juguetes.

Glenda Arcia es periodista de la Redaccin Europa de Prensa Latina.

Em/to/gas

Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2828731&Itemid=1


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter