Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-07-2014

El fracking produjo miles de terremotos en EEUU

Nuo Domnguez
Materia


Un trabajo con participacin del Servicio Geolgico de EEUU desvela una relacin probable entre la inyeccin de agua residual en el subsuelo y un espectacular aumento de los terremotos en el estado de Oklahoma.

Un estudio cientfico en EEUU culpa a varias explotaciones de fracking de causar ms de 2.000 terremotos en Oklahoma. Este estado destaca entre los que ms operaciones tienen de fractura hidrulica o fracking en todo el pas y ha experimentado un espectacular aumento de los sesmos en los ltimos cinco aos. Los gelogos han bautizado a la serie de terremotos como el enjambre de Jones por el nombre de la pequea localidad cercana a la capital del estado donde, desde 2008, se han registrado 2.547 terremotos de magnitud tres o superior, casi uno por cada uno de sus 2.692 habitantes, segn recalca la revista Science, que ha publicado hoy el estudio.

Hasta ahora ha sido difcil asegurar hasta qu punto las explotaciones de gas y petrleo que usan la fracturacin hidrulica, o fracking, provocan sesmos, resalta el estudio. Este tambin pareca el caso del enjambre de Jones, pues el pueblo est a ms de 20 kilmetros del pozo de fracking ms cercano. Pero los nuevos datos muestran cmo la inyeccin de agua sobrante en el subsuelo que realizan las explotaciones de fracking generan una creciente presin subterrnea que, en el caso de Jones, probablemente est causando el pronunciado aumento de terremotos.

Desde 2008, la zona ha pasado de experimentar una media de dos terremotos de magnitud tres o mayor al ao a sufrir 145 en lo que va de 2014, todo un rcord desde que hay registros. Dicho de otra manera, desde 2008 la zona ha multiplicado por 40 su nmero de sesmos, segn el trabajo en Science.

Oklahoma registr en 2011 el que, hasta ahora, es el mayor sesmo relacionado con la inyeccin de fluidos en el terreno: un temblor de intensidad 5,7 que destruy 14 casas y una autopista dejando dos heridos.

Espaa tambin es uno de los focos de atencin ante este problema. Un tipo de inyeccin en el subsuelo similar, pero con gas en lugar de agua, el almacn Castor, ha provocado una serie de terremotos en el rea de Vinaroz, en Castelln. La explotacin est paralizada, su concesionaria quiere desistir y es posible que el estado tenga que pagar una compensacin millonaria a las empresas promotoras, lo que ha intensificado la polmica en torno a este tipo de explotaciones, en parte porque ni Gobierno ni empresas supieron comunicar a tiempo lo que cualquier experto sabe desde hace dcadas, que este tipo de explotaciones puede provocar pequeos sesmos, la inmensa mayora sin peligro.

El trabajo actual se centra en los llamados pozos de inyeccin que van asociados al fracking. Esta tcnica consiste en la inyeccin de agua, arena y productos qumicos a presin para romper la roca en el subsuelo y liberar el gas o el crudo que est impregnado en ella y que no sale si no se le empuja. En las explotaciones de petrleo, una vez la mezcla sale a la superficie es necesario separar los hidrocarburos del agua. Despus, parte de los desechos se dejan en balsas para que se evaporen y otra parte va a esos pozos mencionados que inyectan el agua en capas profundas del subsuelo, una tcnica comn en las explotaciones de EEUU.

Pozo Garganta Profunda

El trabajo en Science, en el que ha participado el Servicio Geolgico de EEUU (USGS), una agencia del Gobierno, es el primero que combina datos ssmicos con un modelo que calcula la presin ocasionada por la inyeccin de agua sobrante. Los resultados muestran que los terremotos de Jones coinciden con una creciente oleada de presin en el subsuelo achacable a cuatro de los mayores pozos de inyeccin del estado, a pesar de estar a unos 20 kilmetros. Estos pozos de inyeccin a gran escala llegan a necesitar 1.000 barriles de agua por cada uno de petrleo que se obtiene, segn el estudio.

Los cuatro pozos en cuestin han sido bautizados con nombres como Flower Power y Deep Throat (Garganta Profunda). La empresa propietaria, New Dominion, ha dicho que el estudio se basa en asunciones falsas, segn Science, pero se ha negado a responder preguntas.

Los autores abogan por aumentar los controles sobre este tipo de explotaciones. En los pozos que inyectan agua a mayor escala sera deseable que hubiese un mayor control para determinar la presin del fluido y cmo se expande por el subsuelo, explica a Materia Barbara Bekins, hidrloga del USGS. Es importante tener en cuenta que este problema no parece ser la norma, sino la excepcin. En el estado de Oklahoma hay unos 10.000 pozos de inyeccin, resalta Bekins, y, por ahora, solo esos cuatro que funcionan con un mayor volumen de agua han resultado ser problemticos, segn el anlisis.

Evaluaciones ms estrictas

Este estudio es importante porque cuantifica algo que ya se saba, opina Jos Martnez Daz, gelogo de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y experto en peligrosidad ssmica. La relacin entre las inyecciones y los microterremotos era conocida, pero hasta ahora no se saba hasta qu magnitud llegaban esos terremotos, comenta. El problema, aade, llega cuando hay una falla activa, que es lo que ha pasado en Oklahoma y en Valencia con Castor.

El trabajo alerta de que se trata de un fenmeno gradual y que si se ven afectadas fallas mayores son posibles terremotos de magnitudes ms elevadas que podran afectar incluso a la ciudad de Oklahoma, con una poblacin de unos 600.000 habitantes.

Este es un tema equiparable al cncer, sabemos mucho, pero es mucho ms lo que desconocemos, por eso es muy difcil predecir qu suceder hasta que las explotaciones ya estn en marcha, reconoce Luis Gonzlez de Vallejo, catedrtico de ingeniera geolgica de la UCM. En su opinin, las evaluaciones necesarias antes de abrir una explotacin de fracking deberan ser ms estrictas a la luz de estudios como este y, sobre todo, dice, ser encargadas a un organismo independiente, y no a la empresa que quiere la concesin como hasta ahora.

Desde la asociacin de empresas de fracking en Espaa, Shale Gas Espaa, sealan que la reinyeccin no es una tcnica que se vaya a utilizar en los proyectos de exploracin de gas no convencional en Espaa porque en nuestro pas no existen este tipo de depsitos asociados a la produccin de hidrocarburos.

REFERENCIA

'Sharp increase in central Oklahoma seismicity since 2008 induced by massive wastewater injection' doi/10.1126/science.1255802

Nuo Domnguez. Periodista especializado en ciencia. Antes de Materia, pas por El Mundo, La Voz de Galicia, la Agencia Efe y el diario Pblico. Tambin he trabajado en la Universidad de Harvard y el CSIC.

Fuente: http://esmateria.com/2014/07/03/el-fracking-produce-miles-de-terremotos-en-eeuu-segun-un-estudio/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter