Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-08-2005

El Timo de la Operacin Retirada

Norman Solomon
Znet

Traducido para Rebelin por Sinfo Fernndez


La Casa Blanca ha lanzado una nueva fase de su asedio propagandstico en la guerra de Iraq.

La salva de apertura se produjo el 27 de julio pasado, cuando el comandante de las fuerzas estadounidenses en Iraq manifest que si las recientes tendencias continan su curso, sera posible implementar, hacia la primavera y el verano de 2006, algunas reducciones drsticas en los niveles de tropas estadounidenses. Esas reducciones, declar el General George Casey, tendran lugar si el proceso poltico contina de forma positiva y si el desarrollo de la formacin de las fuerzas de seguridad [iraques] va como hasta ahora.

La declaracin del General Casey, que provoc grandes titulares, marc el comienzo de una ofensiva en los medios de comunicacin que se extender probablemente a los prximos quince meses hasta que se produzcan las elecciones al Congreso. Podramos denominarla como El timo de la Operacin Retirada.

En general, la estrategia circula en dos direcciones: En Iraq se sigue matando y, al mismo tiempo, se van anunciando posibles escenarios para la retirada de las tropas de EEUU.

El Presidente Bush monta siempre un show cuando rechaza los llamamientos para que presente un calendario de retirada. An as, el zumbido actual de los medios de comunicacin sobre la posible retirada de Iraq no carece de precedentes. El otoo pasado, ya sali a la luz alguna publicidad en la que se podan apreciar rasgos similares por parte de una fuente periodstica que se prest con ansa a hacer alguno de los trabajos ms sucios de Karl Rove.

Hay un fuerte sentimiento, entre los miembros del aparato poltico de la administracin Bush, de que las tropas estadounidenses deben abandonar Iraq el prximo ao, escriba Robert Novak en una columna que apareci el 20 de septiembre de 2004. Esa determinacin no va a depender de que se consiga la implantacin de la democracia en Iraq y de que haya estabilidad interna. As es, en efecto, los oficiales estn diciendo: Preparados o no, nos largamos.

La columna de Novak no se detena ah. Con tono prosaico, informaba: Los militares le dirn al ganador de las elecciones [presidenciales en EEUU] que no hay suficientes fuerzas estadounidenses en Iraq para poder librar una guerra efectiva. Eso conduce a tres opciones realistas: Aumentar la cifra total de militares para reforzar la presencia en Iraq, permanecer y continuar la guerra con los niveles actuales, o salir de all. Fuentes fidedignas bien situadas dentro de la administracin confan que la decisin de Bush ser salir del pas. Creen que es la recomendacin de su equipo de seguridad nacional y tambin la de los funcionarios de segunda fila.

Esa valoracin acerca de fuentes bien situadas en la administracin pregonada por la columna de Novak a comienzos de la campaa de otoo, fue recogida en aquel momento por algunos de los medios. Y Novak no la dej descansar. El 7 de octubre prosegua con un artculo en el que afirmaba: En la administracin, nadie ha rechazado de forma oficial mi columna. De forma muy clara, el columnista ms til de Rove estaba detrs de la declaracin acerca de que los consejeros polticos de Bush crean que Las tropas estadounidenses deben salir de Iraq en 2005.

Aunque la campaa de Bush neg la declaracin de Novak, sta le fue de gran utilidad al presidente. El continu con su decidida posicin belicista, mientras que la no negada filtracin daba a entender de forma falsa una flexibilidad y amplitud de pensamiento que podra llevar a una estrategia de retirada estadounidense en la guerra de Iraq.

Aunque no hizo ninguna promesa de apaga y vmonos, la Casa Blanca puede salir ganando del giro que sugiere que la retirada es mucho ms probable y ms inminente de lo que en principio se crea. As, el doble enfoque se continan los esfuerzos de la guerra mientras se sugiere que la salida est en el horizonte- pretende proporcionar, a comentaristas y votantes, unas deseables manchas de Rorschach.

Durante los prximos quince meses, los beneficios polticos a obtener harn guios a la administracin Bush para que siga haciendo declaraciones que pudieran prefigurar una reduccin drstica de la presencia de las tropas estadounidenses en Iraq. Dejar flotando en el aire escenarios de retirada ser parte de una inmensa broma de mal gusto.

Como el rechazo a la guerra y las encuestas de opinin pblica en EEUU muestran una preocupacin general sobre el tema, los republicanos en el Congreso estarn ansiosos de que la cobertura que los medios hagan pueda tranquilizar el ambiente antes de las elecciones de noviembre del ao prximo.

Ah es cuando El Timo de la Operacin Retirada entra en juego.

Por motivos polticos o militares, la administracin Bush ha aumentado o disminuido con anterioridad el nivel de las tropas estadounidenses en Iraq. Y ha reconocido planes para llevar a cabo de nuevo tales ajustes a finales de este ao. No es probable que se produzca una reduccin de tropas rpidamente; en efecto, es probable que las cifras totales de tropas aumenten algo antes de empezar a decrecer, informaba el Wall Street Journal el pasado 28 de julio, estableciendo conexiones con el referndum fijado para octubre para aprobar la constitucin iraqu y con las elecciones nacionales programadas para diciembre.

Los fontaneros de la Casa Blanca deben haberse sentido agradecidos de que el titular principal en la primera pgina del Journal fuera notablemente optimista: EEUU Abre la Puerta a una Gran Retirada el Prximo Ao en Iraq.

Esa gran retirada es actualmente un espejismo total. Pero incluso tan improbable posibilidad no significara necesariamente menor crueldad estadounidense en la matanza del pueblo iraqu. Si las cifras de tropas estadounidenses disminuyen el prximo verano en Iraq, el papel militar posterior de EEUU all podra ser tan mortal como siempre - o incluso peor.

Los funcionarios de la administracin Bush y sus seguidores en los medios de comunicacin dicen que los iraques asumirn las cargas que ahora sostienen los ocupantes. Tal iraquizacin podra cambiar slo el estilo de la carnicera como la vietnamizacin que tuvo lugar en los ltimos aos de la Guerra de Vietnam.

Durante una visita a bombo y platillo a Guam en julio de 1969, el Presidente Nixon anunci que el gobierno de EEUU proporcionara asistencia militar y econmica cuando le fuera requerido de acuerdo con los compromisos firmados en los tratados. Pero trataremos que la nacin directamente amenazada asuma la responsabilidad principal en su defensa.

Esas proclamadas doctrinas de reemplazo de los soldados estadounidenses con nativos pueden servir para las animadoras de masas en EEUU. Pero tales medidas no pueden hacer nada para reducir la cantidad de sangre que se acumula en las manos del To Sam.

Tres aos despus del pronunciamiento de Nixon de mediados de 1969, los niveles de tropas estadounidenses en Vietnam haban cado hasta la cifra de 69.000. Pero incluso durante los tres aos de retirada de los casi medio milln de soldados estadounidenses, no dej de aumentar la cantidad de bombas estadounidenses que caan sobre Vietnam.

No importa cuntas tropas haya sobre el terreno en Iraq, el Pentgono se las arreglar para tener all el papel predominante. Una reciente carta aparecida en The New York Times arrojaba ms luz sobre las intenciones de la administracin Bush que todas las horas de marrulleras en los medios. Mi cuado volvi de una misin en Iraq con la Guardia Nacional Area de Minnesota, escribi Ronald M. Asher II. Aunque no poda contarme en qu lugar estaba destinado, me dijo que el nivel y el tipo de construcciones que se seguan levantando en la base area le haban convencido de que los militares de EEUU planeaban quedarse all un perodo de tiempo muy largo.

El Timo de la Operacin Retirada ha comenzado. Ser una larga maniobra.

Texto original en ingles:

www.zmag.org/content/showarticle.cfm?SectionID=15&ItemID=8429

Norman Solomon es autor de un nuevo libro: War Made Easy: How Presidents and Pundits Keep Spinning Us to Death. Para ms informacin, vase: www.WarMadeEasy.com



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter