Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-07-2014

Cul solucin?

Arturo Balderas Rodrguez
La Jornada


La crisis humana de los menores centroamericanos que permanecen en los centros de detencin de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos ha alcanzado proporciones difciles de imaginar, y ms an de resolver. Ya suman ms de 50 mil nios cuya situacin migratoria est en el limbo, y no tiene visos de resolverse pronto.

Tal vez sea una de las crisis ms difciles que el presidente Obama haya enfrentado en materia de derechos humanos. A ciencia cierta se desconoce cul o cules sern las medidas que su administracin tome para enfrentar una situacin que excede el mbito domstico, y sin lugar a dudas tendr consecuencia en las relaciones de Estados Unidos con Honduras, Guatemala, El Salvador y, desde luego, con Mxico.

El hecho de que Obama haya solicitado casi cuatro billones de dlares para acelerar una solucin al problema plantea muchas dudas sobre la forma en que ese dinero ser utilizado. En su solicitud, el presidente asegur que se utilizar para reforzar la seguridad en la frontera y evitar la llegada de ms menores. Tambin se emplearn para contratar el personal necesario que agilice los procesos de los nios cuyo desenlace, presumiblemente, sera su deportacin.

Lo cierto es que ninguna de las explicaciones ha dejado satisfecho a nadie. Varias organizaciones defensoras de los derechos humanos, incluidas algunas religiosas, han dicho con razn que la deportacin sera poner la soga en el cuello de muchos menores. No se olvide que han huido de sus pases para evitar que se les obligue realizar actividades criminales por las bandas que asolan sus entornos. Regresarlos sera como entregarlos a los capos de los que han escapado. Por otro lado, un puado de legisladores, encabezados por el inefable Rick Perry, gobernador de Texas, han dicho que el propsito del presidente es usar ese dinero para darles asistencia mdica y legal y adems asilo permanente, no para proteger la frontera, y exigen la deportacin inmediata de los menores.

No es la primera ocasin en que los ms fervientes enemigos de los indocumentados han exigido la deportacin masiva de quienes vienen de los pases situados al sur del ro Bravo.

La diferencia es que en este caso se pondra en peligro la vida de los menores deportados. Con independencia de la barbaridad de una decisin de ese tamao, cabe preguntarles cmo sugieren que se deporte a ms de 50 mil personas cuya mayora proviene de Centroamrica? En autobuses, aviones o barcos? O que simplemente se les deje en la frontera con Mxico para que caminen a sus pases de origen. Vale decirlo nuevamente: es aberrante pensar en resolver una crisis humana con medidas policiacas como las que ellos sugieren.

La solucin es una reforma migratoria que refleje el inters del pas y su vocacin humanista. No otra cosa han expresado en un editorial personajes tan dismbolos como Warren Buffet, Bill Gates y Sheldon Adelson, exigiendo que los 535 legisladores realicen el trabajo para el que fueron electos y concluyan con la reforma.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/07/14/opinion/011a1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter