Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-07-2014

La responsabilidad de Washington en Gaza

Editorial de La Jornada
La Jornada


Ayer (mircoles), pocas horas antes de que las fuerzas israeles asesinaran a cuatro nios que jugaban futbol en una playa de Gaza, una comisin del senado estadunidense aprob una partida de 622 millones de dlares para financiar sistemas de defensa de Israel; esto en el contexto de una ayuda militar global de Washington a Tel Aviv que asciende, en el presente ao fiscal, a 3 mil 600 millones de dlares. Para el prximo periodo el gobierno de Barack Obama ha solicitado una suma similar. De acuerdo con un reportaje publicado ayer en estas pginas, las cifras indican que el mandatario ha mantenido e incrementado la asistencia militar pactada en 2007 por su antecesor, George W. Bush, quien se comprometi a aportar a las autoridades de israeles 30 mil millones de dlares en 10 aos para la adquisicin de equipo blico, en lo que llam una inversin en la paz (La Jornada, 16/7/14, p. 27).

En realidad, tal inversin ha dejado hasta la fecha un saldo de cerca de 2 mil muertos y ms de 6 mil heridos (parte importante de ellos, civiles), as como miles de viviendas y edificios demolidos slo en los ataques masivos lanzados por el rgimen de Tel Aviv contra la poblacin de Gaza en 2008, 2009, 2012 y el presente ao. En efecto, los cazabombarderos y los helicpteros de guerra empleados por los militares israeles contra civiles inermes son, invariablemente, de fabricacin estadunidense, como lo son, en parte, los explosivos (unas mil 500 toneladas de bombas) y las municiones lanzadas sobre los habitantes de Gaza.

En contraste con la total indefensin de los palestinos, el gobierno de Estados Unidos aporta centenas de millones de dlares para el desarrollo de un sistema israel antimisiles destinado a atajar proyectiles rudimentarios lanzados desde la franja de Gaza que en una dcada han causado la muerte a una treintena de israeles, civiles en su mayor parte.

En tales circunstancias, resulta inocultable la doble moral de Washington: por un lado, la Casa Blanca est habitada por republicanos o demcratas habla de ayudar a la paz mientras despacha envos masivos de armas a Israel; por el otro, invierte sumas estratosfricas en sistemas de intercepcin para cohetes carentes de valor militar y con una capacidad destructiva casi simblica sistemticamente presentados en los medios occidentales como una grave amenaza a los habitantes del Estado judo, pero dota al rgimen de Tel Aviv de aeronaves y de materiales blicos con tecnologa de punta y un poder devastador.

Es significativo, por cierto, que a pesar de la pregonada inteligencia de las armas israeles (o estadunidenses) y de las declaraciones de los gobernantes de Tel Aviv de que no buscan matar a civiles inocentes, cuatro nios muertos fueron ultimados ayer en una playa de Gaza en presencia de periodistas internacionales, y todos los testimonios coinciden en afirmar que no haba manera de confundirlos con combatientes ni con escudos humanos.

As pues, el gobierno de Estados Unidos es inocultablemente corresponsable y cmplice de los crmenes de guerra que se estn cometiendo contra la poblacin de Gaza y no tiene autoridad moral alguna para presentarse como promotor de paz en un conflicto en el que es, de hecho, parte beligerante, y en el cual los agresores realizan una permanente siembra de rencores y de odios. Con estos hechos en mente, no deja de resultar paradjico que en ocasiones los funcionarios de Washington se digan sorprendidos por la virulencia antiestadunidense que adquieren diversas organizaciones fundamentalistas rabes e islmicas, cuando esa virulencia ha sido sistemticamente alimentada durante dcadas por la propia superpotencia.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/07/17/edito



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter