Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Nueva masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-07-2014

La impunidad de Israel

Isidre Palls
Punt Avui


Lo que est pasando en Gaza, como afirma Robert Fisk, no tiene nada que ver con el criminal asesinato de tres jvenes colonos cerca de la ciudad palestina de Al Khalil, Hebron para los judos. Cuando los secuestraron, uno de ellos realizo una llamada con el mvil a la polica. En la grabacin el joven pide auxilio, se oyen los gritos de los secuestradores y de inmediato unos disparos. Parece ser que los asesinaron justo despus de cogerlos, segn el periodista estadounidense Max Blumenthal, residente en Beirut. Estaban muertos y el Shin Bet, los servicios secretos israeles, lo sabra. Encontraron los cuerpos tres semanas despus enterrados a poca profundidad y muy cerca de donde haban desaparecido.

En estas tres semanas el ejrcito registr ms de 2.000 casas en Cisjordania, detuvo a medio millar de palestinos, muchos de ellos presos liberados en el intercambio con el soldado Gilad, y caus 10 muertos. El gobierno de Israel acus a Hamas del asesinato sin aportar ninguna prueba. Estos lo negaron reiteradamente. A continuacin empiezan las amenazas. Netanyahu, el primer ministro israel, y Simon Peres, presidente de Israel y Nobel de la Paz, afirman que la respuesta militar ser abrumadora. Todos los ministros piden venganza.

Las verdaderas causas del ataque a la Franja de Gaza se remontan al pasado 23 de abril , cuando las facciones palestinas, la oficialista Al Fatah y la islamista Hamas, despus de siete aos de enfrentamiento, deciden dejar atrs sus diferencias y crear un gobierno de concentracin nacional en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza. Un gobierno de unidad al que el presidente de EEUU, Barack Obama, humillado por Israel en sus intentos de relanzar el proceso de paz, ve con buenos ojos. La estrategia del gobierno israel, tan antigua como el militarismo-divide y vencers-, salta por los aires. El peor escenario para Israel, la unidad poltica de los palestinos, en los territorios ocupados y tambin dentro de Israel, es una realidad. Hay que hacer algo para romperla, para reconducir la situacin y forzar de nuevo la desunin y el enfrentamiento de las facciones palestinas.

Pocos das despus empiezan los terribles bombardeos contra la poblacin civil de la Franja de Gaza, bloqueada y atacada por tierra, mar y aire, y que ya han causado 180 muertos, ms de 1.200 heridos, 540 casas destruidas y ms de 13.000 maltrechas por las bombas israeles, bajo el pretexto de atacar a Hamas. Para los habitantes de Gaza no hay escapatoria. Encerrados en el campo de concentracin a cielo abierto ms grande del mundo, no hay donde huir. La frontera de Egipto, que en otros ataques serva, como mnimo, para sacar a los heridos graves, est cerrada a cal y canto desde el golpe de estado del general Al-Sisi contra el nico presidente elegido democrticamente de la historia de Egipto, el encarcelado Mohamed Mursi. Atrapados bajo el fuego israel, sin refugios antiareos, amenazados de muerte, buscan refugio en las escuelas y edificios de las Naciones Unidas; unos refugios, sin embargo, que ya fueron bombardeados a principios de 2009.

Los medios de comunicacin de todo el mundo hablan de guerra, de escalada blica, de enfrentamientos entre ambos bandos, poniendo en plano de igualdad a la onceava potencia militar del mundo, Israel, con las mal armadas milicias de la resistencia palestina. Desde la tica periodstica no se pueden equiparar los rudimentarios cohetes que se disparan desde la franja y que a da de hoy no han provocado ninguna muerte en Israel, con el despliegue de aviones F16, helicpteros Apache, barcos de guerra y drones que, da tras da , lanzan su mortfera carga sobre la indefensa poblacin de este territorio sitiado.

Desde Jakarta hasta Montreal, desde Islamabad hasta Barcelona, millones de personas hacen lo que debera hacer la comunidad mundial, exigir que cese el castigo colectivo contra la poblacin palestina. Un crimen contra la humanidad que en un futuro prximo deber ser juzgado por el Tribunal de Justicia Internacional, nica salida para poner fin a la impunidad de que desde hace demasiado tiempo goza el estado de Israel.

Isidre Palls. Activista social

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter