Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Nueva masacre en Gaza
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-07-2014

Genocidio no es guerra, es genocidio

Manuel Humberto Restrepo Domnguez
Rebelin


El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, gasta cuantiosos recursos en reuniones y sesiones especiales orientadas a buscarle nombre y justificacin a los genocidios, antes que a prevenirlos o provocar la suspensin inmediata de las brbaras incursiones armadas. Los genocidios no son guerras, si no invasiones fratricidas, crmenes de guerra calculados, de los que se obtienen beneficios polticos, culturales y econmicos. Por estar en el mbito de la Lesa Humanidad la responsabilidad poltica es de los gobernantes del pas invasor, pero adems compromete a quienes financian y promueven con cuestionadas legitimas defensas la muerte de inocentes.

El pueblo Palestino es desde hace mas de medio siglo la victima de un genocidio, en desarrollo de una hoja de ruta trazada para tal fin. Con independencia del complejo anlisis poltico que cabe all, los pueblos del mundo que luchan por la humanizacin, la dignidad y el reconocimiento de todos los seres humanos en cuanto tales, diferenciados, distintos y heterogneos, observan con impotencia la aleve afrenta a la humanidad. All no hay una guerra, hay una invasin genocida y un responsable claramente identificado igual que sus aliados.

Las cifras de barbarie regularmente muestran en cada ciclo de la hoja de ruta del genocidio un aproximado de 100 palestinos muertos por un soldado israel en la misma condicin, producto de la calculada gestin. Mientras se acusa de que un misil palestino derrumba la cocina de una casa israel sin provocar muertes, se glorifica la actuacin militar por aire y tierra sobre las infraestructuras palestinas de algn barrio entero que deja una estela de cadveres de nios, mujeres y jvenes que antes de morir estaban sometidos a permanecer sitiados, enjaulados en su propio territorio con un muro de hormign de cientos de kilmetros y rejas de grueso metal que dividen sus familias, creencias y culturas.

El tejido genocida esta compuesto de mltiples partes que actan de manera directa unas y otras encubiertas. Israel es el principal receptor de recursos de apoyo blico de los Estados Unidos en el mundo, recibe un promedio de tres mil millones de dlares al ao. Y Estados Unidos que ocupa el centro hegemnico del Consejo de Seguridad de las Naciones, nico capaz en teora de emitir resoluciones para detener la invasin, es a la vez el aportante de la tercera parte de los recursos con los que el Consejo funciona y atiende su misin de sostener la paz, situacin de chantaje y supremaca con la que ha invalidado mas del 90% de resoluciones contra Israel. En la misma direccin Israel es el laboratorio de creacin tecnolgica de guerra de U.S.A. En 2014 el Congreso autorizo al Gobierno adicionar 284 millones de dlares al programa de cooperacin defensiva estadounidense-israel, para financiar el programa de misiles israel the Arrow Weapon System; Misiles balsticos de corto alcance y; el Interceptor de Misiles Arrow 3. En 2013 haba entregado 947 millones de dlares para los proyectos Cpula de Hierro; Honda de David y el Misil Flecha, todos ellos al parecer en fase de prueba en la actual invasin. Washington ha orientado ms de 67 mil millones de dlares en ayuda militar a Israel en los ltimos aos y los resultados de la inversin deben ser conocidos, monitoreados con base en la eficacia y eficiencia para ser vendidos como empezaron a hacerlo con la cpula de hierro. El gobierno de Israel en su cinismo criminal, bien podra creer y hasta sealar que Palestina es su laboratorio natural de prueba de sus inversiones tecnolgicas de guerra y su poblacin un dao colateral de la incontenible industria genocida, extendida por el planeta de la mano de trasnacionales, CIA y dems organismos del crimen estatal.

La discusin es biopolitica y la ecuacin genocida sencilla: toda arma de guerra necesita ser probada en el campo, esto es, con seres vivos, con humanos para medir su efectividad y eficiencia en costo beneficio. Para probar la cpula de hierro que es el mas avanzado sistema protector anti misiles, se requiere que de algn lado vengan misiles, de dbil potencia y fcil destruccin y para probar sus propios misiles balsticos de corta potencia y el misil flecha es necesario tener objetivos reales, humanos. La barbarie se afirma con practicas de guerra sicolgica permanente, vistas por los observadores silenciosos o cmplices de las Naciones Unidas como acciones humanitarias de guerra, reflejadas en que con anticipacin Israel le avisa a los pobladores de un determinado sector palestino que este ser bombardeado, sus casas destruidas y sus habitantes masacrados, es la lgica de que la responsabilidad de su propia muerte la tienen las victimas por no acatar a sus victimarios.

El genocidio es la principal anttesis a la existencia de un sentido de humanidad concebido por las declaraciones de derechos humanos que soportan al mismo Consejo de Seguridad, a las Naciones Unidas y a cada uno de los Estados Miembros. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas esta convertido a su mnima expresin e incompetencia para sostener la Paz. En l no participan con el mismo derecho a veto de los 5 autoelegidos los 1200 millones de musulmanes o los 1000 millones de Hindes, ni frica, ni Amrica Latina, ni Asia. El derecho a veto es un asunto de lgica occidental y una estrategia de defensa del neo colonialismo impuesto a manera de posconflicto de la segunda guerra. Las principales discusiones del Consejo de Seguridad no son sustantivas, sobre mtodos de trabajo o toma de decisiones, si no administrativas y de composicin numrica. El Consejo de Seguridad no representa la realidad actual del mundo, su incapacidad legitima acciones contra la humanidad emprendidas por las potencias econmicas y militares en contra de los pueblos que luchan por dignidad y soberana y que les resultan fciles y baratos para sus experimentos de muerte o de despojo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter