Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-07-2014

Los fondos buitres quieren asustar

Carlos A. Larriera
Rebelin


Con respecto al tema de los fondos buitres hay que diferenciar entre noticias fabricadas por sus voceros y los hechos reales. Se puede decir que todo es noticia, pero no es lo mismo una noticia que se refiere a un hecho que la que enuncia una posibilidad, en este caso, generalmente, una posibilidad fabricada artificialmente por los voceros de estos fondos.

Hay que diferenciar la fuerza real que tienen los fondos buitres en base al fallo de Griesa, y las posibilidades prcticas que tienen de llevar a cabo todas las amenazas que difunden sus voceros como si fueran noticias.

Como en una partida de poker, el que tiene las mejores cartas, gana. Pero tanto en el poker como en el truco se simula que se tiene buenas cartas esperando que el adversario lo crea y acepte la derrota. Son dos armas distintas, las cartas que, efectivamente se tienen y la posibilidad de asustar al adversario.

Las cartas reales que tienen los fondos buitres es el fallo del juez Griesa dejado en firme por el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos. Si a los fondos buitres les alcanzara con ese fallo, estaran tranquilos. Pero no estn nada tranquilos. Se estn moviendo por todos lados. de mltiples maneras: la Task Force enviada al pas y la colaboracin conseguida de gran parte de la prensa opositora, la amenaza de embargar YPF, el vaticinio de que el default es inminente, los argumentos mentirosos como que pagar al pas no lo perjudica en nada y que al contrario lo beneficia, etc. Si les alcanzara con el fallo del juez Griesa, y el plazo de fin de mes fuera una frontera infranqueable para el pas, los fondos buitres estaran tranquilos sentados en sus escritorios esperando el paso del tiempo.

Que no sea as muestra la gran debilidad en la que estn los fondos buitres.

Como en el pker o en el truco, su gran fortaleza radica en su capacidad de asustar a la opinin pblica y, sobre todo, asustar al gobierno logrando que acepte los reclamos de estos fondos buitres. Dentro de los lmites de su poltica, de manejarse dentro del capitalismo, respetando todas sus instituciones y cumpliendo los compromisos de deuda en forma justa, equitativa y legal, el gobierno se ha mantenido firme. Esta firmeza radica principalmente, en actuar respetando la clusula RUFO, es decir, sin correr el riesgo de un reclamo del 92,4 % de los bonistas que aceptaron la reestructuracin de deuda. Mientras el gobierno mantenga esta firmeza, los fondos buitres no podrn cobrar ms que los bonistas reestructurados, a pesar del fallo del juez Griesa. Este fallo por s slo no les permite cobrar el 100 del valor nominal de los bonos aunque as lo exija. Es un fallo imposible de llevar a la prctica, mientras el gobierno se mantenga firme. Los fondos buitres lo saben, no estn tranquilos, por eso apelan a todas las campaas de noticias de los ltimos das.

El otro problema es si los fondos buitres logran asustar a una parte importante de la poblacin. Ah tendran una base para lograr sus objetivos. En este momento esa es su principal poltica. El peligro podra ser, por ejemplo, que por esta va lograran desestabilizar algunas variables econmicas, como el dlar paralelo, y provocar una nueva presin sobre la brecha cambiaria. Desestabilizar alguna de las variables econmicas sera uno de sus objetivos. Pero hay que tener claro que esto implica una debilidad estructural de los fondos buitres, porque ratifica que solamente con el fallo del juez Griesa no es suficiente.

Por supuesto, los fondos buitres no estn solos, forman parte del capital concentrado y centralizado internacional (CCyCI), y todo depende tambin, de que nuevas polticas desestabilizantes pueda llegar a implementar este capital concentrado, ms all de las especficas que estn realizando los fondos buitres. Pero el CCyCI tiene sus disputas internas y no todos estn muy convencidos de apoyar a los fondos buitres.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter