Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Lugo, la esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-07-2014

Paraguay
La guerra qumica de destruccin masiva de comunidades campesinas e indgena contina

Del Rosario Ignacio Denis
Rebelin


La guerra qumica en Paraguay es directamente proporcional a la expansin exponencial del agronegocio, la destruccin masiva de comunidades campesinas e indgenas es inherente al modelo destructivo extractivista emprendida a partir de 1970, la llamada revolucin verde, la utilizacin del mismo paquetes tecnolgicos de la Monsanto y otras multinacionales que siguen devastando a las comunidades campesina e indgenas con el mtodo de fumigacin, la nica diferencia a la guerra qumica de Vietnam, es que en esta nueva operacin de guerra lo llam modernizacin agrcola, la destruccin lo denominan Desarrollo y a la invasin lo justifican con Inversin. El crecimiento del plan sojera con el modelo transnacional en Paraguay es muy evidente, segn las cifras de las Cmara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas "CAPECO", en el ao 1995 se haban sembrado 833.000 has de esta oleaginosa. Diez aos despus, en 2005 se lleg a 2.000.000 de has. Solo en siete aos ms, en 2012, se lleg a 3.157.600 has.

La muerte de nios y nias por la fumigacin qumica es continua y de igual manera exponencial, las enfermedades, contaminacin de ros, animales, comunidades enteras sufren a diario esta guerra qumica de destruccin masiva de las multinacionales del agronegocio. En el 2007, el Comit Derechos Econmicos Sociales y Culturales de Naciones Unidas sealo entre sus observaciones que la expansin del cultivo de soja ha trado aparejado el uso indiscriminado de agro-txicos, provocando muertes y enfermedades de nios y adultos, contaminacin del agua, desaparicin de ecosistemas y afectacin a los recursos tradicionales alimenticios de las comunidades (Observaciones finales del CDESC, Consejo Econmico y Social, E/C.12/PRY/CO/322_10-2007, p.3).

Estos estudio y denuncia realizada por los organismo nacionales e internacionales fueron hechas despus de la muerte del nio Silvino Talavera el 6 de enero de 2003, el nio fue rociado por glifosato por empresarios alemanes que estaban fumigando su cultivo de soja, a escasos metros de la casa de la familia Talavera. Tambin resultaron vctimas de las fumigaciones los padres del nio y sus hermanos Ramn, Sofa (quien sufre secuelas hasta hoy), Justiniano y Patricio, estos crmenes producto de esta guerra qumica continuada hasta hoy siguen impunes, las denuncia nacionales e internacionales de los organismos estn solo impresos en libros con tapas bien diseada, sin embargo el dolor y el acechos a las familias campesinas e indgenas siguen padeciendo esta guerra qumica continuada. En la comunidad campesina Leopoldo Perrier, la contaminacin de la poblacin con agro txicos llegan a un punto crtico cuando en agosto de 2007 muri el nio Jess Jimnez, de 3 aos, despus de intensas fumigaciones. La poblacin y los padres del nio denunciaron la falta de diagnostico en el momento de su muerte (La Nacin, 18 oct. 2007, p.40). Como la intoxicacin con agro txicos fue negada por los productores de soja, las organizaciones lograron impulsar una orden judicial para la exhumacin del cadver para su necropsia y la realizacin de un diagnostico socio ambiental de la comunidad por parte de tres instituciones estatales. La necropsia demostr que haba altos niveles de agro txicos en el cuerpo.

Una investigacin realizada el mismo ao en los 4 Departamentos de mayor produccin sojera, revelaron que en las comunidades estudiadas el 78% de las familias presentaban algn problema de salud ocasionado por las frecuentes fumigaciones en sojales, el 63% debido a la contaminacin del agua (Palau et. al. 2007).

Nuevamente esta guerra de nunca acabar en el departamento de Canindey, dirigentes de la Federacin Nacional Campesina (FNC) denunciaron el caso de dos menores que murieron luego de presentar aparentes sntomas de intoxicacin, la organizacin de manara sistemtica vienen sufriendo las consecuencia de la fumigaciones en sus asentamiento, sus luchas y denuncia en contra de esta guerra qumica nunca fueron tomadas en cuenta por las autoridades nacionales, siempre de manera directa tratan de criminalizar sus reivindicaciones y denuncias, protegiendo por otro lado las siembras de los empresario con militares y polica para seguir con las fumigaciones, de igual manera los empresarios con el apoyo de la polica, jueces y fiscales emprendieron una amenaza continua a los dirigentes principales de esta organizacin, incluidos la amenaza de muerte, existen evidente violacin de los derechos humanos por la represin permanente a la comunidad en resistencia. Ante este nuevo hecho, el ministro de Salud, Antonio Barrios, confirmo que ya se dispuso la conformacin de un equipo multidisciplinario que llegar esta tarde a la colonia Huber Dure, en Curuguaty, para investigar estos hechos.

Esta operacin de guerra qumica contra las comunidades campesinas e indgenas es parte del plan de exterminio al sector campesinado, de histrica y larga luchas en el pas, las ansias del control total de la tierra por parte de las multinacionales y empresario brasileos empiezan a recrudecer sus ataques con la restauracin neoliberal del nuevo rumbo Paraguay y con el presidente Horacio Cartes, cmplices y actores directo del golpe parlamentario al gobierno legitimo de Fernando Lugo. A estas fumigaciones acompaan desalojos violento, destruccin de sembrados, asesinatos selectivos a dirigentes campesinos, imputaciones, militarizacin de asentamientos campesinos, esta realidad orienta a una violencia y criminalizacin en asenso y es producto de la guerra asimtrica por la tierra declarada entre campesinos, campesinas, indgenas y un gobierno neoliberal que impulsa la patria sojera de las multinacionales del agronegocio.

Del Rosario Ignacio Denis. Ingeniero Agroecologico graduado en Instituto Latinoamericano de Agroecologia Paulo Freire (IALA)


Twitter: @yiyoparaguay

Blog del Autor : http://ayvuguasu.blogspot.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter