Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-07-2014

Hoy mircoles, 23 de julio, movilizacin de apoyo
Ramiro Pinto en huelga de hambre, por el hambre que causa el gobierno de Espaa

Ramn Pedregal Casanova
Crnica Popular


Un trabajador se ve forzado a ponerse en huelga de hambre. Quin le obliga a ello? En este caso, los servicios del Estado, que en Len se denominan Servicio de Empleo de Castilla y Len, han decidido que Ramiro Pinto y otros 23.000 trabajadores estn amortizados y pueden permitirse la inhumanidad de abandonarlos a las enfermedades y la muerte.

Que este rgimen, que este Estado, que ste gobierno persiga a la gente trabajadora sin trabajo, con qu intencin lo hace? La cosa es as. Y usted se deja llevar a ese matadero? Porque cuando usted no hace nada por otro de su misma condicin, usted no hace, no har, llegado el caso, nada ni por usted mismo. Quien abandona a sus iguales es el eslabn dbil, el ms propicio para ser cazado, el que no cuesta nada deshacerse de l.

Me permito tomar una pequea narracin de Bertolt Brecht incluida en su libro Historias de almanaque, el texto se titula Hambre:

A una pregunta acerca de la patria, el seor K. Haba dado la siguiente respuesta:

- En cualquier parte puedo morirme de hambre.

Alguien que le escuchaba atento le pregunt entonces por qu deca que se mora de hambre cuando en realidad tena qu comer. El seor K. Se justific diciendo:

- Seguramente quise decir que puedo vivir en cualquier parte si es que acepto vivir donde reina el hambre. Admito que hay una gran diferencia entre pasar uno mismo hambre y vivir donde reina el hambre. Permtaseme, no obstante, aclarar en mi descargo que, para m, vivir donde reina el hambre, si bien no es tan grave como pasar hambre, no deja por ello de ser grave. El hecho de que yo pasara hambre no tendra demasiada importancia para otros; es, sin embargo, importante el que me oponga a que reine el hambre.

Aqu lo que leemos es lo que hace y dice alguien fuerte, consciente, que no abandona a sus iguales, a los dbiles. Ese, aqu, hoy, es el caso de Ramiro Pinto. Con Ramiro Pinto el gobierno depredador que nos persigue a los trabajadores, se ha equivocado de presa. Ramiro Pinto tiene tradicin de lucha obrera, se ha puesto en huelga de hambre en la puerta del antiguo INEM de Len para defender una Renta Bsica para todas las personas que no perciben un cntimo, para las y los trabajadores empujados a las enfermedades y la muerte. Fueron a por l, le quitaron los 426 euros que perciba y, al ver la reaccin de Ramiro trataron de comprarle, le decan que se lo podan arreglar, no queran que su huelga diese a conocer lo que el gobierno y sus servicios hacen con la clase trabajadora en desgracia.

El resultado desde el da 15 de junio es una difusin por todo Espaa empezando por la misma ciudad de Len, y a Len llegan de todos los puntos cardinales trabajadores y trabajadoras para organizarse y acordar luchas para los prximos das.

Ramiro Pinto, un escritor comprometido

Nacido en Madrid en 1961 y residente en Len desde hace 28 aos, Ramiro Pinto Can, es un escritor comprometido desde siempre. Un activista social de primera lnea Su lucha no empieza ahora. Pertenece a la Asociacin Colegial de Escritores de Espaa y a la Asociacin de Autores de Teatro (AAT) y es socio de CEDRO (Centro Espaol de Derechos Reprogrficos).

Es autor de un amplio nmero de libros, desde el dedicado a Los fundamentos de la Renta Bsica y la perestroika del capitalismo, prologado por el filsofo Fernando Savater, o La Revolucin del paro, hasta novelas como las tituladas Reyerta y Tratado de enamoramiento, ensayos como Contra lo irracional. Prevencin ante las sectas y lo dems, Las sectas: trampa y engao, Grupos Gnsticos: secretos y mentiras. El fanatismo dentro de nuestra sociedad,escrito con Pepa Sanz Bisbal, .obras de literatura infantil como El circo de fantasa, El espantapjaros amigo de los pjaros, El payaso que no tena circo, El rey cigea y La curva del cuervo, de teatro, entre ellas Teatro mnimo. Delirios que vuelan. Jess, Zaratustrra y yo, de poemas como Tratado sobre Mefistfeles y los cazadores de liebres y Respirando el alba. Asimismo, es autor de numerosos cuentos y artculos publicados en el Diario de Len y la revista Camparranda.

Encierro y huelga de hambre desde la dignidad de los parados

Las razones de su protesta las explic Ramiro Pinto Can el mismo da en que comenz su huelga de hambre, en un escrito titulado Encierro y huelga de hambre desde la dignidad de los parados, que reproducimos en su totalidad.

Un documento en el que, de entrada, expresa que se trata de un acto muy meditado ante lo que considera una agresin permanente contra las personas que carecen de empleo, de denuncia de una poltica contra los desempleados y no contra el desempleo, y pone de relieve que acta, desde el pacifismo y usando una herramienta desde la no-violencia para luchar contra las injusticiasen legtima defensa contra la agresin continuada y sistemtica contra los desempleados.

En suma, un valiente manifiesto por los derechos de los trabajadores en general y de los trabajadores ms vulnerables en la actual ofensiva del gran capital y los gobiernos que sirven sus intereses, los desempleados

Este martes 15 de julio a las 1230 hs. he iniciado un encierro en la Direccin Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, c/ san Marcos Len, declarndome en huelga de hambre. El documento se entrega el martes da 15 de julio por la maana, para iniciar una accin que explico seguidamente.

Se trata de un acto muy meditado, que veo necesaria ante lo que considero una agresin permanente a las personas que carecen de un empleo, lo cual requiere una respuesta. Parto de una experiencia concreta, pero a partir de la misma planteo su proyeccin social para acabar con semejante circunstancia.

Estuve cobrando una prestacin de Renta de Insercin Activa, que dura un ao. Se da en aos consecutivos, lo cual ya es una incongruencia, pues sin un empleo siguen habiendo necesidades. Ante una grave situacin familiar tuve que viajar. En esos das fui convocado por un mensaje de telfono mvil desde un nmero oculto, de manera que no pude dar ningn aviso ni explicaciones. Me enviaron una carta advirtiendo que me quitaran la prestacin por no haber acudido. Hice un recurso y sin respuesta alguna me ingresaron la mitad de la misma, de lo 426 que me corresponden a los 26980 que me ingresaron. Sin posibilidad de defensa alguna.

Tuve ese mes una deuda en el banco, nmeros rojos, que hizo que por una normativa del Banco Central de Espaa me cobrasen 30 euros. Hice una reclamacin porque me parece incongruente y un ataque los ms necesitados, a quienes menos dinero tienen y estando obligados a disponer de un cuenta bancaria por muchos pagos que hay que domiciliar. Se aprovechan para quitar impunemente el dinero a los ms necesitados sin ningn miramiento ni justificacin.

Fui a sacar un billete de autobs, ya que los precios del tren son ms caros y abusivos, y en el plazo de quince das haba subido el precio del billete de ida de Len a Madrid de 18 euros a 32 euros. Se justifica en se pone un Supra, siendo cada vez menos los que no son de lujo. A parte de ofertas y descuentos por familia numerosa, sea una familia rica o no, el caso es que no hay ningn descuento para desempleados que no cobren prestaciones.

Y nadie hace nada?, no sirven tantas presiones para sacarnos de la modorra social?. El paso a la va judicial cuesta dinero, de manera que los problemas de la gente se convierten en un negocio para unos y en un privilegio en lugar de ser un derecho para otros. Por otra parte es una va infructuosa cuando no es nicamente un caso de mala aplicacin de la ley, sino que lo que falla es la ley misma que queda fuera del ms mnimo sentido de justicia.

La burocracia tritura cualquier accin individual. Est diseada en el tema del empleo para ser una agresin permanente al desempleado con actitudes sdicas de quitan lo mnimo que puede adquirir una persona para sobrevivir, que le desahucian cuando no puede pagar y embargan sus cuentas, de manera que se aplica una actuacin cnica en tanto se quieren ahorrar prestaciones necesarias para la supervivencia, a la vez que se mantienen proyectos y gastos suntuosos. El resultado es una poltica contra los desempleados y no contra el desempleo, criminalizando a quienes reciben las prestaciones sociales, en un contexto en el que el paro se extiende a la vez que el empleo se hace cada vez ms precario.

He comprobado como se atemoriza, se humilla, se desprecia, se chantajea y se quita lo poco que tiene a quienes disponen de menos capacidad adquisitiva. Millones de personas padecemos a diario el dolor y el sufrimiento que genera esta poltica. Y todo ello sin una respuesta social, necesaria para evitar que contine.

No hago esta accin por mi problema personal, sino que partiendo de l asumo su carcter social, de manera que no aceptar su solucin particular, sino que la plante a partir de mi experiencia, con el objetivo de actuar en legtima defensa contra la agresin continuada y sistemtica contra los desempleados.

Soy consciente de las dificultades, pero me veo preparado y mentalizado para ello, habiendo firmado el testamento vital que impide acciones mdicas dilatorias. Conocedor del peligro asumo el riesgo para hacer visible lo que hace el gobierno impunemente que deja en la estacada a millones de ciudadanas y ciudadanos, sin medios de vida. Y espero que sirva de punto de apoyo para una reaccin colectiva cuyo objetivo es establecer la supervivencia como un derecho inalienable, de manera que toda persona sin empleo no se quede sin una prestacin y que se mida sobre el umbral de la pobreza. Esta es la meta. Hasta la victoria final, siempre.

No incluyo el tema de la Renta Bsica, en el que tanto empeo tengo, porque tal medida ha de realizarse como fruto de una lucha social y del juego de las mayoras, que en nuestro modelo electoral la ley DHont ha trucado y deja a la mayor parte de los votantes sin representacin de su voto estableciendo mayoras absolutas que no lo son en realidad, pero superar sta y otras circunstancias forma parte de la lucha social.

La agresin a los desempleados sin embargo rompe el marco de lo legal, pues se hace con la ley misma y destruye a miles de personas mediante una violencia sistemtica ejercida desde la ley, lo cual no se puede consentir bajo ningn concepto ni por ms tiempo. Es necesaria la respuesta en legtima defensa. Y planteo un accin pacfica , contumaz y persistente hasta el cumplimiento de los objetivos hacienda un llamada de atencin al conjunto de la sociedad para que no sea cmplice de esta situacin degradante e indigna, pero que no degrada a quien padece tal situacin, como se quiere hacer creer a quienes sufren sus consecuencias, sino a la sociedad que lo consiente y en la que sucede con toda impunidad.

Mi profundo convencimiento del pacifismo me lleva a usar una herramienta desde la no-violencia para luchar contra las injusticias, haciendo que se hagan visibles el dao ejercido desde el Estado, para que en su crudeza una parte de la sociedad reaccione y hacer desparecer lo que oprime a millones de personas, para por otra parte mantener los privilegios de quienes se llevan el dinero pblica para rescates bancarios, inversiones que llevan el dinero pblico a los inversores de empresas privadas, o sueldos de lujo para quienes propician este estado de cosas injusto.

Es por ello que sin causar agresin a nadie, sin ceder a la represin que impide la protesta de los colectivos sociales a los que se criminaliza, pongo en juego mi actuacin para resistir la presin de lo injusto que se aplica desde las polticas del gobierno, encaminada esta accin a evitar el dolor de millones de seres humanos en nuestra sociedad.

Soy consciente de muchas situaciones irregulares, incluso ilegales en las que puedo encontrarme, pero no es lo mismo esquivar leyes injustas para sobrevivir que valerse de la misma ley para enriquecerse a costa de los dems o saltrsela en ocasiones para adquirir ms del bien comn sobrepasando lo establecido por el marco jurdico para este fin. La ilegalidad de quien no puede cumplir los requisitos legales por falta de recursos es que no llega, siendo lo injusto la misma aplicacin de la ley, lo cual nos hace estar de manera perenne en una economa de la corrupcin.

Con este fundamento inicio esta accin sabiendo que es tan injusto el padecimiento de las personas sin empleo y sin prestaciones, las cuales se ven presionadas hasta lo indecible que pienso que se podr lograr desde la movilizacin de la sociedad el derecho bsico de toda sociedad que es el de supervivencia sin que sea condicionada a la explotacin, el abuso y el chantaje contra los ms dbiles econmicamente y que ejercer el derecho a la crtica, la libertad de expresin y a la protesta acabe con el abuso de Poder.

Queda dicho. Gracias y hasta siempre.

El mircoles, 23, movilizacin en apoyo de Ramiro Pinto

Sin embargo, Ramiro Pinto Can no va a estar solo en su protesta. El da 20 tras la manifestacin en solidaridad con Ramiro Pinto diversos movimientos sociales hicieron pblico un comunicado en el que plantean una accin comn en toda Espaa el prximo mircoles, da 23 de julio, y en el que sealan lo siguiente:

Compaeras y compaeros, como ya sabis, el martes de esta semana el compaero Ramiro Pinto de Len ha comenzado una huelga de hambre por una lucha que es la nuestra, la lucha por los derechos de las personas paradas y precarias. Esta maana hemos estado en Len en la concentracin y el acto de apoyo. Al finalizar, hemos estado hablando con diferentes grupos de varios puntos del Estado y la gente de las Marchas de la Dignidad de Len ha hecho una propuesta que vamos a apoyar la gente de las Marchas de Asturias y de Extremadura, de cara a coordinar una movilizacin comn para este mircoles da 23, y la celebracin de un acto en el mismo Len el viernes con personas destacadas de las Marchas y los diferentes movimientos sociales como puede ser la compaera Irene Montero de la PAH. La accin del mircoles 23 (con las 12 como hora orientativa), ser descentralizada, pero muy ligada al tema del paro y las coberturas al desempleo, es decir, en las diferentes oficinas del paro/inem. Como podis observar casa muy bien con la reivindicacin de la primera fase de la ILP. Consideramos que del mismo modo que el movimiento de la ILP de la Renta Bsica puede potenciarse en luchas como el Juicio de la Renta Bsica en Extremadura(as lo acordamos en la ultima asamblea), otro tanto podra hacerse con el apoyo a la huelga de hambre de Ramiro Pinto, que adems cuenta con el apoyo de las marchas, con lo que permite la extensin de la ILP. Y como sabis, Ramiro Pinto es, desde hace dcadas, una de las personas que ms viene bregando por la Renta Bsica en el Estado Espaol.

Un saludo e invitamos a que los diferentes colectivos y organizaciones que estn trabajando la ILP se sumen a estas convocatorias.

Contra el paro y la precariedad Renta Bsica YA! Si se puede!

Movilizaciones convocadas ya

La decisin de los colectivos es que el movimiento sea sobre todo de la ciudadana para, con la mxima conexin con los grupos polticos y sindicales, que puedan apoyar cambios en las leyes que eviten la tragedia de millones de trabajadores en toda Espaa que estn sufriendo la poltica de ste gobierno totalmente insensible. Se esta gestionando una reunin al mximo nivel en Castilla y Len donde se pueda atender el clamor de los movimientos sociales, por que todas las personas desempleadas tengan una prestacin sobre el umbral de la pobreza. Esa reunin sera el principio de un cambio de rumbo en las actuales polticas de persecucin de los y las desempleadas para convertirlas en verdaderas polticas de apoyo.

Toda nuestra solidaridad con la lucha por la Renta Bsica, por el hambre de la huelga de Ramiro.

El Frente Cvico Somos Mayora apoya y se solidariza con Ramiro Pinto, en Huelga de hambre desde el da 15 de julio por la agresin permanente a las personas en paro.

Desde el 15 de Julio, un leons, Ramiro Pinto, ha iniciado un encierro, declarndose en huelga de hambre, en la Direccin Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de Len (en la calle San Marcos).

Ramiro Pinto persigue, con su accin pacfica, denunciar las agresiones a los derechos de las personas desempleadas y hacer visible la situacin de degradacin humana de las personas sin trabajo (y cada vez en mayor nmero, sin ayudas). El agotamiento de la prestacin por desempleo es un abuso de la ley, que est provocando se le niegue a las familias las ayudas que necesitan para comer y para sobrevivir. Se hace poltica contra los desempleados y no contra el desempleo, criminalizando a quienes reciben las prestaciones sociales, en un contexto en el que el paro se extiende a la vez que el empleo se hace cada vez ms precario.La Mesa Estatal del Frente Cvico considera que es un ejemplo ms de esa inmensa mayora de espaoles que sufre la situacin a la que nos ha abocado este capitalismo depredador e inhumano.Desde el Frente Cvico estamos comprometidos con el desarrollo de un programa que, entre otros puntos, plantea la extensin y ampliacin de la prestacin por desempleo y la defensa de los sectores pblicos (sanidad, educacin, justicia, servicios sociales,) como garantes de una sociedad ms justa e igualitaria, sabiendo que slo una mayora organizada y movilizada puede cambiar la situacin actual.Ramiro Pinto es un eslabn ms del Movimiento por la Dignidad que no termin en Madrid el 22 de Marzo y que seguir movilizndose y caminando en defensa de los derechos y de la dignidad de las personas. Pan, Trabajo, Techo y Dignidad.

Fuente: http://www.cronicapopular.es/2014/07/ramiro-pinto-en-huelga-de-hambre-por-el-hambre-que-causa-el-gobierno-de-espana/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter