Portada :: EE.UU. :: 60 Aniversario del bombardeo de EEUU en Japn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2005

Cmo se falsific la historia del bombardeo de Hiroshima y Nagasaki

Alfredo Embid
Boletn armas contra las guerras n 85


Indice

Las bombas de Hiroshima y Nagasaki siguen explotando y la vctima eres tu.

- La falsificacin de la historia (1 parte):
Las bombas no se tiraron sobre objetivos militares.
Las bombas no evitaron la muerte de soldados aliados.
Las bombas no pusieron fin a la II Guerra mundial, ni se tiraron para derrotar a Japn.

- La falsificacin de la ciencia (2 parte).
El fraude de los estudios mdicos sobre los supervivientes sirvi de base para establecer los niveles "admisibles" de radiactividad que sigue contaminndonos.

Las bombas de Hiroshima y Nagasaki siguen explotando y la vctima eres tu.

En 1945, la primera bomba atmica se lanza sobre Hiroshima el 6 de Agosto y otra sobre Nagasaki el 9 de Agosto . Este ao numerosas conferencias internacionales conmemoran este trgico suceso en su 60 aniversario, ver al final del artculo los contactos con algunas de ellas.

No se trata en este ao solo de una simple conmemoracin histrica. Es destacable el momento crtico respecto a una prxima guerra nuclear en el que nos encontramos por varios motivos entre los cuales hay que destacar:
- la salida unilateral de EEUU del tratado ABM que supona una cierta prevencin del riesgo de guerra atmica.
- el fracaso de la conferencia de revisin del TNP, el tratado de no proliferacin nuclear, celebrada en Nueva York en mayo 2005.
- la utilizacin creciente de armas radiactivas en las 3 ltimas guerras que ha sido justamente denominado el caballo de Troya de la prxima guerra nuclear.
- el amenazador y creciente programa estadounidense de nuevas armas nucleares y su negativa a respetar los tratados internacionales que hacen cada vez mas inminente su uso.

I. LA FALSIFICACION DE LA HISTORIA

Las bombas no se tiraron sobre objetivos militares.
Las bombas no evitaron la muerte de soldados aliados.
Las bombas no pusieron fin a la II Guerra mundial, ni se tiraron para derrotar a Japn.

"La omisin, es la mentira ms poderosa".
George Orwell

La omisin de hechos fundamentales es una parte de la falsificacin sistemtica de la historia, que es un elemento esencial de la propaganda del sistema.

La falsificacin de la historia de la segunda guerra mundial por los historiadores occidentales(1), llega a su cumbre con la versin oficial de los bombardeos atmicos de Japn (2).

As que engaados por una enseanza falsificada, reforzada regularmente por reportajes en los medios de desinformacin, todo el mundo cree que las bombas arrojadas sobre objetivos militares de Hiroshima y Nagasaki pusieron fin a la Segunda Guerra Mundial, evitando ms vctimas civiles y militares.

Harry Truman, presidente de los Estados Unidos, declar entusiasmado inmediatamente al recibir la noticia de la aniquilacin de Hiroshima: "ste es el suceso ms grandioso de la historia".

Luego en su primer discurso referente al hecho mentira sin verguenza:

"El mundo se enterar que se solt la primera bomba atmica del mundo sobre una base militar en Hiroshima."
y no olvid aadir otra justificacin humanitaria, adelantndose a las crticas venideras.
"Esto se hizo para evitar hasta donde fuera posible la muerte de civiles." (3)

"Las bombas evitaron la muerte medio milln de soldados norteamericanos." Truman.
"Las bombas salvaron a un milln doscientos mil aliados".
Winston Churchill. (4)

Os invito a repasar la versin oficial crticamente:

1. LAS BOMBAS SE TIRARON SOBRE OBJETIVOS MILITARES.

Mentira.
Si Hiroshima albergaba "una importante base militar" como dijo el presidente Rooswelt, y como repite esta semana la revista espaola la Aventura de la historia en su dossier central que no tiene ni una sola referencia bibliogrfica : "Hiroshima era un importante enclave militar, albergaba depsitos de armamento y una planta de investigacin del ultrasecreto caza a reaccin japons" (5)

Cmo es que sus habitantes declararon que no se asustaron cuando oyeron el ruido del enola gay que llegaba con el regalito, ni de los otros 2 aviones "ya que los aviones siempre pasaban de largo"?.

Por qu no se haba bombardeado antes Hiroshima, cuando la fuerza area norteamericana se haba hartado de bombardear todos los objetivos militares y las ciudades japonesas.?

En junio de 1945, el General Curtis LeMay, a cargo de los ataques areos a Japn, se quejaba de que despus de meses de los bombardeos con napalm no haba ya nada en las ciudades japonesas ms que blancos de chatarra y basura. En julio, los aviones de Estados Unidos podan volar sobre Japn sin encontrar resistencia y bombardear tanto como quisieron ya que Japn no poda defenderse. (6-7-8).

De hecho los bombardeos de alfombra haban arrasado no solo las 5 ciudades ms importantes, si no tambin otras 67 ciudades ( 23 ciudades de entre 100.000 y 400.000 habitantes y otras 41 ciudades de unos 100.000 habitantes. ) destruyendo casi toda la capacidad industrial japonesa como la propia revista La aventura de la Historia reconoce.
Incluso se haba bombardeado antes la ciudad de Iwakuni situada solamente a 8 km de Hiroshima como menciona la revista Le Monde Diplomatique de este mes sin incluir lamentablemente ni un solo comentario crtico sobre la versin oficial de los hechos (9).

La orden nmero 13 dada el 2 de agosto por mandos estadounidenses deca:
"Fecha del ataque: 6 de agosto. Objetivo del ataque: la parte histrica y la zona industrial de la ciudad de Hiroshima. Segundo objetivo de reserva: los arsenales y la parte cntrica de la ciudad de Kokura. Tercer objetivo de reserva: la parte cntrica de la ciudad de Nagasaki". (10)

Leyendo las ingenuas declaraciones de los pilotos norteamericanos que tiraron las bombas se puede encontrar que las dianas eran los propios centros de las ciudades y que en el caso de Nagasaki las ordenes ni siquiera se molestaban en mencionar otro objetivo.

Nagasaki no era el segundo objetivo pero una espesa capada nubes cubra el que s lo era: Kokura. Incluso en Nagasaki segn declaraciones del copiloto estuvieron a punto de no poder tirar la bomba hasta que encontraron un agujero en las nubes. Por eso la bomba afortunadamente cay tras las colinas que dividen a la ciudad y no en el rea ms poblada siendo el nmero de vctimas inmediatas mucho menor que en Hiroshima (11)

Bombardear ciudades no era nada nuevo. Desde antes de la segunda guerra mundial el bombardeo de civiles haba sido puesto en prctica por los britnicos.

Es lo que documenta Yuri Tanaka profesor investigador en el Instituto por la Paz de Hiroshima y coordinador de la Revista Japan Focus entre cuyos libros se encuentra "Hidden Horrors.
Japanese War Crimes in World War II". (12)

En octubre de 1922 ocho escuadrones de la RAF iniciaron bombardeos a gran escala sobre Iraq con diversos tipos de bombas, incluyendo bombas incendiarias, bombas de accin retardada, y petrleo sobre viviendas civiles. Segn ellos los bombardeos indiscriminados "demostraban ser notablemente efectivos, extremadamente econmicos e indudablemente humanitarios a la larga" y prosiguieron hasta 1932 (12)

El general Hugh Trenchard, despus de los bombardeos civiles en Irak, dirigi la Independent Force (el cuerpo britnico de bombarderos en la II guerra mundial ) y aplic la misma estrategia que ahora pas a denominarse pdicamente "bombardeos estratgicos".

Trenchard aseguraba que: "es evidente que el efecto moral de los bombardeos supera a sus efectos materiales en una proporcin de 20 a 1, y que por tanto era preciso crear el mayor efecto moral posible". Por lo tanto la mejor manera de derrotar al enemigo era llevar a cabo "bombardeos estratgicos" contra viviendas de civiles, especialmente de obreros industriales.

Los norteamericanos compartieron esta tctica confiando en que la campaa de bombardeos conjuntos anglo-estadounidenses sobre civiles iba a destruir la moral alemana. Y as se hizo por ejemplo el 13 y el 15 de febrero, la ciudad de Dresde sufri un bombardeo durante 14 horas con bombas incendiarias. Arrasaron la ciudad, donde no haba instalacin militar alguna, y mataron 70.000 y 135.000 personas. (12)

Al final de la guerra, 131 pueblos y ciudades alemanes haban sido bombardeados y aproximadamente 600.000 civiles alemanes haban muerto durante "bombardeos estratgicos" llevados a cabo principalmente por fuerzas britnicas y estadounidenses (12).

A pesar de estas evidencias el historiador David Kennedy tiene el cinismo de escribir esta semana mismo en la "prestigiosa" revista Time " En Europa los aviones U.S. B-17 y B-24 de bombardeo hicieron un considerable esfuerzo por restringir sus ataques a los objetivos de alto valor econmico y militar." (13 )

Este energmeno ensea Historia en la Universidad de Stanford para desgracia de sus alumnos y por si fuera poco amenaza con un prximo libro acerca del carcter nacional Americano.

Luego los norteamericanos continuaron la misma estrategia en el Pacfico.
Ms de cien ciudades japonesas fueron destruidas mediante bombas incendiarias y dos ms mediante bombardeos nucleares, causando un milln de vctimas, incluyendo ms de medio milln de muertes, sobre todo de civiles (12) .
Solo el bombardeo de Tokio en 9 de marzo 1945 con bombas de fsforo y con 8.250 bombas de 250 kgs. que a 150 metros antes de tocar el suelo se fragmentaban cada una en 50 bombas de napalm, asesin a 120.000 personas, hiriendo a ms de 40.000 ( 14 ).

Los bombardeos de alfombra haban arrasado no solo las 5 ciudades ms importantes, si no tambin otras 67 ciudades ( 23 ciudades de entre 100.000 y 400.000 habitantes y otras 41 ciudades de unos 100.000 habitantes. ) destruyendo las viviendas de 21 millones de personas (14 ).

Es preciso resaltar que la mayora de las vctimas de los "bombardeos estratgicos" son necesariamente civiles, en especial ancianos, mujeres y nios por la sencilla razn de que los hombres jvenes se encontraban en el frente.
Matar civiles deliberadamente con "bombardeos estratgicos" o por otros medios son crmenes de guerra segn los principios de las leyes internacionales establecidos en Nuremberg y en Ginebra.
Son actos de terrorismo.

Por ltimo, Tanaka recuerda que "jams se ha terminado guerra alguna tan slo bombardeando indiscriminadamente y matando a civiles en masa. Ms bien hay numerosas evidencias de que semejantes estrategias han solido fortalecer la resistencia" (12).

Esta estrategia sigui durante las guerras de Corea donde se destruyeron la mayora de las ciudades y pueblos con masivos bombardeos de napalm (15) y de Vietnam donde se lleg a envenenar las cosechas con dioxinas mediante el agente naranja como hemos documentado anteriormente (16 ).

En las ltimas guerras las vctimas civiles y la destruccin de objetivos no militares han pasado a denominarse "daos colaterales". Los "bombardeos de precisin" con armas radiactivas en guerras como las de Afganistn, Kosovo e Iraq extienden las vctimas no solo a las poblaciones civiles actuales si no tambin a sus futuras generaciones.
Volviendo a Hiroshima y Nagasaki. Las bombas no se tiraron para evitar ms vctimas civiles de la guerra. Por el contrario las vctimas civiles haban sido un objetivo de los bombardeos y lo siguen siendo.

2. LAS BOMBAS EVITARON LA MUERTE DE SOLDADOS ALIADOS.

Falso.
Las estimaciones de vctimas americanas que hipotticamente se evitaran al tirar las bombas atmicas han sufrido un ajetreo considerable

El 18 de junio en una reunin de los jefes militares americanos se concluye que las prdidas estimadas, tras un desembarco en Japn, no superaran a los 50.000 hombres. (17)

Segn el estado mayor USA eran de entre 20.000 y 46.000 en junio-julio de 1945. Truman hablaba usualmente de 250.000.
Pero esa cifra fue engordando a medida que pasaba el tiempo en 1955 el mismo Truman ya daba una cifra de medio milln de Norteamericanos salvados. Winston Churchill se pas todava ms y habl de que las bombas haban salvado a milln y medio de aliados.(18-19)

Pierre Pierart concluye al respecto:
"Contrariamente a lo que se dice en los manuales de historia y en los medios, Hiroshima y Nagasaki no habran ahorrado ms que 25 a 50.000 muertos de soldados americanos segn los informes ms serios de diferentes consejeros militares norteamericanos. Hay que recordar que la terrible batalla de Okinawa, del 1 de abril al 26 de junio de 1945, provoc muerte de 12.500 soldados americanos y 37.000 heridos. "(20)

Ntese que incluso la prediccin ms optimista parte de la base de que hubiese un desembarco de las tropas USA. Pero incluso la necesidad del desembarco fue puesta en cuestin un ao despus por el informe The United States Strategic Bombing Survey que afirma que: "antes del 1 de noviembre de 1945 Japn se habra entregado incluso incluso si no se hubiese planteado ninguna invasin".(21).

Es preciso pues concluir que las bombas atmicas eran adems mgicas ya que iban salvando ms y ms vidas humanas a medida que pasaba el tiempo. As que no solo no debemos denunciar a los responsables de haberlas tirado como asesinos, si no que adems debemos estarles eternamente agradecidos por su maravillosa labor humanitaria.

3. LAS BOMBAS PUSIERON FIN A LA II GUERRA MUNDIAL.

Mentira.
El proyecto de fabricar la bomba atmica se inici en mayo de 1942 bajo la direccin de Vannevar Bush, presidente del Carnegie Institute, y del general Leslie Groves, jefe del cuerpo de ingenieros del ejrcito bajo el nombre de Manhattan. (20)

El programa Manhattan tena inicialmente un objetivo preventivo: la fabricacin de 3 o 4 bombas atmicas que utilizasen la reaccin en cadena de la fisin del uranio 235 y del plutonio . Esta reaccin en cadena debera liberar cantidades enormes de energa en un tiempo muy breve. En principio, oficialmente se trataba de disuadir a los Alemanes de su proyecto secreto de utilizar una bomba atmica que nunca terminaron de fabricar.

Numerosos datos histricos demuestran (incluso del gobierno y de altos mandos del ejercito Norteamericanos) esa afirmacin no se sostiene.

William Blum demuestra muy documentadamente que la capacidad militar de Japn haba sido totalmente destruida y el gobierno japons haba enviado comunicados y personas para negociar la paz con los Estados Unidos; negociadores que Washington ignor completamente (21).

Histricamente los archivos nacionales en Washington contienen documentos del gobierno de ESTADOS UNIDOS que contienen pruebas de la intencin japonesa de acordar la paz desde una fecha tan temprana como 1943. (22)

Un cable del 5 de mayo de 1945, enviado a Berln por el embajador alemn en Tokio, deca que oficiales de la marina japonesa reconocan que la situacin claramente era desesperada y que las fuerzas armadas japonesas aceptaran la capitulacin incluso si los trminos eran duros. El cable fue interceptado y descifrado por los Estados Unidos. (23)
Ese mes, el secretario de la guerra L. Stimson rechaz tres recomendaciones de alto nivel dentro de la administracin para activar negociaciones de paz. Las ofertas proponan informar a Japn que los Estados Unidos estaban dispuestos a considerar el mantenimiento del sistema imperial, (como de hecho as se hizo ) y no insistir sobre la rendicin incondicional. (24)

Alemania haba sido derrotada meses antes fundamentalmente por el ejrcito sovitico (25). La rendicin definitiva se produjo el 9 de mayo 1945.

El Vice Presidente Truman nunca fue informado de la existencia de la bomba al contrario que el ministro de la guerra Stimson .

Slo cuando muri el presidente Roosevelt el 12 de Abril de 1945 el Secretario de estado James Byrnes le puso al corriente del proyecto (21).

El 16 de abril. El general Arnold, jefe de las Fuerzas Aereas y el general Groves, jefe del proyecto Manhattan escojen las 4 ciudades diana para el futuro bombardeo atmico : Hiroshima, Niigata, Kokura et Nagasaki. (26)

El 18 de abril. Henry L. Stimson, ministro de la guerra presenta la lista a Truman.(26)

El 26 abril. Truman es informado de que el proyecto Manhattan va retrasado. El uranio 235 no estar listo antes del 1 de agosto. (26)

El 21 de mayo. Truman confa a Davies que ha retardado la apertura de la conferencia de Potsdam hasta Julio afn de poder utilizar la bomba en el plano diplomtico, pues quera estar seguro de disponer de su bomba atmica en la reunin. (27)

De hecho la conferencia de Potsdam en la que reunieron los Aliados (incluyendo a los Rusos) se realizar a partir del 17 julio hasta el 2 de Agosto.

El 31 de mayo se reuni la comisin interina encargada segn explic el secretario de guerra Stimson de decidir si se tirara la bomba y en que condiciones. Estaba constituida por militares como los generales Marshal y Groves, responsables polticos, cientficos y multinacionales industriales como Dupnt, Westinghouse, Union Carbide, Teenese Eastman, etc. (28)
Japn ya haba manifestado seriamente su intencin de rendirse antes de que se tirasen las bombas.

El 21 de junio de 1945, al da siguiente de la cada de Okinawa, el emperador japons rechaza las posturas extremistas que los militares han manifestado opuestas a la rendicin. (29)

El 6 de junio el ministro de la guerra Henry L. Stimson dijo a presidente Truman que "tema que antes de que las bombas atmicas estuvieran listas Japn se rindiese impidiendo demostrar su fuerza." (30)

En julio Togo, ministro de Asuntos exteriores de Japn, pedir al embajador sovitico, J. Malik, que facilite las mediacin entre el Japn y los Estados-Unidos. Esta accin diplomtica no tendr ningn efecto.(27)

En julio, antes de los lderes de los Estados Unidos , Gran Bretaa, y la Unin Sovitica se reunieran en Potsdam, el gobierno japons envi varios mensajes de radio a su embajador, Naotake Sato, en Mosc, pidiendo que "solicitase la ayuda sovitica para mediar en establecer la paz. Su majestad est extremadamente impaciente por terminar la guerra cuanto antes". (31)

A pesar de que no les inform oficialmente los rusos conocan el proyecto al menos desde junio ya que Klaus Fuchs proporcion una descripcin detallada de la bomba de plutonio a los Soviticos (27).

6. junio. Stimson informa al presidente Truman que el proyecto Manhattan debe seguir siendo secreto. Dos semanas ms tarde, el comit aconseja al presidente anunciar la bomba discretamente a Estalin. (17)

11 junio. Informe de James Franck sobre los peligros de una carrera de armamentos atmicos. (17)

21 junio. El comit dirigido por Stimson afirma que la bomba debe ser utilizada a la primera ocasin, sin advertencia previa, sobre una ciudad con una fbrica de armamento. (17)

El problema como hemos visto antes es que ya no quedaban ciudades con importantes fbricas de armamento Daba igual, las ciudades ya haban sido escogidas aunque no las tuvieran por los generales norteamericanos.

30 junio. El comit responsable de la prueba de la primera bomba atmica Trinity (Alamogordo) retrasa la fecha del ensayo atmico al 16 de julio (17).

4 julio. Churchill da su aprobacin para el empleo de la bomba atmica (comit poltico anglo-americano de Washington). (20)

7 julio. El emperador Hiro-Hito pedir al gobierno sovitico recibir al prncipe Konoye en Mosc para negociar una rendicin incondicional (21).

10 julio. Molotov declara al ministro chino de Asuntos Exteriores, T.V. Soong, que la URSS podra declarar la guerra al Japn a finales de agosto.(20)

16 de julio. Primera explosin atmica experimental en Alamogordo, Nuevo Mjico (Trinity) de la bomba de plutonio que era la ms conflictiva.

17 julio Apertura de la Conferencia de Potsdam en el palacio Kronprinz que se prolongar hasta el 2 de agosto.

18 julio Stalin informa personalmente a Truman que el ministro japons de Asuntos Exteriores Togo y el embajador en Mosc Sato piden el fin de la guerra.(20)

21 julio. Truman recibe un informe detallado del general Groves sobre la explosin de Alamogordo. Desde ese momento la actitud del presidente americano con relacin a los Soviticos cambiar totalmente... Le presidente de los Estados-Unidos, en el curso de una reunin aparte, anuncia a Estalin que tiene un arma secreta revolucionaria. Estalin le invita a " utilizarla bien".(20)

El prsidente Truman endurece su posicin y toma disposiciones para poner fin a la conferencia desde el 24 de Julio.

El 24 de julio el grupo de los aviones B-29 est listo ya para el bombardeo atmico. Truman y sus colaboradores Stimson, Marshall y Arnold fijan el comienzo de las operaciones para el 3 de agosto. (20)

El 25 de julio, durante la reunin de Potsdam, Japn asegur al Ministro de Asuntos Exteriores ruso Molotov la sinceridad de nuestro deseo de terminar la guerra y que entiendan que estamos intentando terminar las hostilidades pidiendo trminos muy razonables para asegurar y mantener nuestra existencia nacional y el honor " Es decir el mantenimiento del emperador que de hecho se respet aunque fuese transformado en un ttere de los EEUU (33-34).

Se ha dicho que los rusos no dieron curso a las reiteradas demandas de paz de Japn, pero como seala Blum (21), habiendo descifrado aos antes el cdigo de los mensajes japoneses, Washington no tenia que esperar a ser informado por los soviticos de estos correos para obtener la paz; lo saba inmediatamente, y no hizo nada. Adems los anteriores datos demuestran sin duda alguna de que los Estados Unidos tenan un conocimiento completo de que Japn intentaba terminar la guerra.

El 26 julio Declaracin de Gran-Bretaa, de los Estados-Unidos y de China pidiendo la rendicin incondicional del Japon. Amenaza de destruccin total del Japn. Estalin no es consultado. (20)

El presidente Truman y su secretario de estado, James Byrnes, incluyeron la condicin de rendicin incondicional al trmino de la declaracin del 26 de julio en Potsdam, sabiendo que era inaceptable y que de todas formas estaban dispuestos a mantener un emperador ttere que era lo nico que Japn peda.

Esto se hizo en contra de la opinin de los ms altos mandos militares del ejrcito Norteamericano. El General Douglas Mac Arthur, estaba convencido que la retencin del emperador era vital para una transicin ordenada a la paz. El Almirante William Leahy estaba de acuerdo. La negativa a conservar el emperador dara lugar solamente a que el japons se desesperase un Japn casi derrotado poda dejar de luchar si la entrega incondicional se retiraba como demanda (35-36).

Pierre Pierart recalca que "se propuso una capitulacin explcitamente incondicional con el reconocimiento implcito del mantenimiento de la monarqua imperial." (37)

Un detalle importante ya que los aliados saban que formulada de este modo la declaracin no sera aceptada por Japn que era lo que se pretenda. Pero haca falta tener una excusa y ocultar el hecho de que la orden de lanzar las bombas haba sido dada antes de publicar el ultimtum.

Esta versin final de los trminos de la rendicin de Japn eran en cualquier caso una payasada. El da antes de que fuera publicada, Harry Truman ya haba aprobado la orden para lanzar la bomba atmica. (38)

El 28 de julio el almirante Suzuki, en une conferencia de prensa, declara que Japn no responder al ultimtum (que haba sido censurado por los militares) (20).

El 3 de agosto los 3 aviones estn listos para la misin de bombardeo y de fotografa de la bomba (37).

El 5 de agosto Truman incita a Tchang Ka Chek para que retrase las negociaciones previas a la entrada en guerra de la URSS contra el Japn (37).

El 6 de agosto se tira la primera bomba atmica en el centro de la ciudad de Hiroshima. Hemos descrito en detalle sus efectos en conmemoracin del 59 aniversario (39).

Es muy importante resaltar que incluso desde el lado de los Estados Unidos muchos funcionarios militares de alto grado cuestionaban la necesidad del uso de la bomba atmica.

En Potsdam, el General Hap Arnold afirm que el bombardeo convencional podra terminar la guerra.
El Almirante Ernest King crey que un bloqueo naval solamente la poblacin japonesa morira de hambre y se sometera.

El General Dwight Eisenhower en una conversacin con Stimson le dijo al secretario de la guerra lo siguiente:
"Japn esta derrotado ya y tirar la bomba es totalmente innecesario..." Pens que nuestro pas debe evitar la opinin impactante del mundo por su uso de una arma innecesariamente como medida de ahorrar vidas americanas. Era mi creencia que Japn, en ese mismo momento, buscaba una cierta manera de rendirse salvando mnimamente su honor. Mi actitud perturb al secretario profundamente, refutando casi airadamente las razones que di."

En sus memorias, cuyo principal autor fue Bundy reconocidamente, el ex secretario de defensa Henry L. Stimson reconoce que no se hizo ningn esfuerzo, y no se consideraba hacer ninguno seriamente para que Japn se rindiese, simplemente para utilizar la bomba.

No sabemos si Tolkien se inspir en este Gollum enloquecido y borracho de poder que llamaba amorosamente a la bomba atmica: "mi bomba, mi secreto", en su diario citado en sus memorias.

Pero incluso al presidente Truman le aconsejaron sus generales del ejrcito, Douglas Macarthur , que durante la guerra tena a su mando las tropas aliadas en el ocano Pacfico, y el general Dwight Eisenhower, que luego fue presidente, que no haba ninguna necesidad militar de utilizar la bomba.

El general Mac Arthur advirti a los EEUU que: "los japoneses estn agotados, que el emperador del Japn quiere firmar un armisticio y que el golpe de gracia podra darse en un plazo de semanas mediante armas convencionales" (42 ).

Truman reconoci en una reunin tres das antes de que la bomba fuera lanzada sobre Hiroshima que "Japn estaba buscando la paz".

Pero a pesar de todo las bombas se tiraron. Y no solo una lo que evidentemente habra bastado para el propsito oficialmente admitido de acabar la guerra, sino que se tiraron dos. Adems se hizo con un intervalo de 2 das solo lo que dejaba poco tiempo para que se examinasen sus resultados. De hecho la segunda bomba arras Nagasaki poco despus de que los Japoneses se rindiesen.

A a las 11 de la maana del de agosto 9, el primer ministro Kintaro Suzuki declar ante el gobierno de Japn: "bajo actuales circunstancias he concluido que nuestro solamente alternativo debe aceptar la proclamacin de Potsdam y terminar la guerra." (43)

Las conclusiones del informe The United States Strategic Bombing Survey 11 meses despus fueron las siguientes:
"Parece claro que sin los ataques atmicos. La supremaca en el aire habra podido ejercer la suficiente presin de provocar la rendicin incondicional y evitar la necesidad de la invasin. De acuerdo con una investigacin detallada de todos los hechos, y apoyado por el testimonio de los lderes japoneses que sobreviven implicados, es la opinin del examen que ciertamente antes del 31 de diciembre de 1945, y en toda la probabilidad antes del 1 de noviembre de 1945 Japn se habra entregado incluso si las bombas atmicas no se hubieran tirado, incluso si Rusia no se hubiese incorporado la guerra, e incluso si no se hubiese planteado ninguna invasin (44).

Ms tarde en 1953 general Dwight Eisenhower reconoci ante la ONU que los militares haban procedido a 42 explosiones nucleares desde Nagasaki hasta diciembre de 1953 e intent instituir el proyecto Condor para informar a la poblacin de los peligros de las explosiones nucleares militares. Proyecto que nunca se aplic (45).

El general Eisenhower, volvi a declarar en una entrevista de 1963 a la Revista Newsweek que "el Japn estaba listo para rendirse y no era necesario golpearlos con esa cosa tremenda" (46).

Tambin aos despus el almirante Guillermo Leahy, indic en sus memorias que "el uso de esta arma brbara en Hiroshima y Nagasaki no supuso ninguna ayuda material en nuestra guerra contra Japn. Los japoneses estaban derrotados y listos ya para rendirse.'' (46)

El general Mac Arthur reiter en 1960 que "No haba ninguna necesidad militar de emplear bomba atmica en 1945". (21)
Y no pensis que Mac Arthur se haba vuelto pacifista y antinuclear. Al final de la guerra de Corea, cuando China entr en guerra, reclamaba desde el 9 de diciembre de 1950 nada menos que 34 bombas atmicas para utilizarlas en "un plan tan simple como decir buenos das". Este genial proyecto consista en " expandir desde el mar de Japn hasta el mar Amarillo un cinturn de cobalto radiactivo" tirando algunas de las 450 bombas atmicas que ya posea EEUU en la poca sobre una lista de objetivos que suministr en diciembre de 1950 (15).

Incluso el propio Churchill reconocera despus que: "Sera errneo suponer que el destino del Japn fuese determinado por la bomba atmica"(21) .

La oposicin de los cientficos.
La oposicin a la bomba en el mundo cientfico fue mucho ms importante que en el mbito militar. Numerosos cientficos escribieron al anterior presidente Rooswelt para que detuviese el proyecto de utilizar la bomba atmica.
Ya en 1944 el fsico dans y premio Nobel Niels Bhor escribi al presidente de los Estados Unidos que en la poca era Rooswelt y a Churchil advirtindoles del peligro de las armas nucleares.

Bohr, insisti ms tarde en la necesidad de informar a los Soviticos sobre las investigaciones realizadas en el marco del proyecto Manhattan. Churchill, contrariamente a Roosevelt, se opuso vigorosamente a esta propuesta e incluso quiso encarcelarlo. Bohr, que ya se haba encontrado con los fsicos Kapitsa y Landau en la URSS, no fue autorizado a visitarlos (20).

En 1945 un grupo de 8 cientficos atmicos encabezado por James Frank y entre los que se encuentra Einstein escriben un informe (informe Frank ) advirtiendo a Rooswelt del peligro.
Rooswelt al parecer no ley este informe, ni la carta de Bhor .

El informe fue reenviado al recin electo presidente Truman el 11 de junio firmado esta vez por 64 cientficos. Tampoco tenemos evidencias de que los leyera.

Uno de los principales opositores fue precisamente J. Robert Oppenheimer, fsico norteamericano de enorme prestigio y director cientfico del proyecto Manhattan para la fabricacin de la bomba atmica.

El 16 julio de 1945 la primera bomba de plutonio estall en las Montaas Jemez, al Norte de Nuevo Mxico en Los Alamos
Oppenheimer, contemplndola esttico cit un fragmento del texto hind milenario, el Bhagavad Gita:
" Soy la muerte, el destructor de mundos. "
Ken Bainbridge, director de las pruebas, aadio algo menos potico :
" Todos somos ahora unos hijos de puta."

Luego Oppenheimer inspeccion el lugar de la explosin. Aos despus morira de cncer de pulmn, uno de los cnceres favoritos del plutonio, aunque se atribuir a que fumaba en pipa.

Varios de los creadores de la bomba, inmediatamente despus de haber contemplado la monstruosa explosin, escribieron una peticin para que no se usase, pero como todas las dems protestas cayeron en saco roto.
Tras el crimen perpetrado por las bombas atmicas sobre los ciudadanos Japoneses numerosos cientficos se manifestaron contra la utilizacin de la bomba y sus futuros desarrollos.

El 6 de Septiembre de 1945 James Byrnes representando a los Cientficos Atmicos present un Memorando crtico sobre las implicaciones polticas de la energa atmica a James Byrnes, Secretario de Estado (47).

Oppenheimer considerado como el padre de la bomba, ya que dirigi su fabricacin declar que la humanidad condenara la fabricacin de esta arma. Dos meses despus de Hiroshima, predijo: "La humanidad maldecir los nombres de Los Alamos e Hiroshima."

Oppenheimer, dimiti en octubre de 1945. En 1946 le dijo a Truman: "Sr. presidente, tengo sangre en mis manos." Truman contest: "fuera est el lavabo." y le dijo a su ayudante que "no lo volviera a dejar entrar." (48)

Tras la bomba hubo tambin una reaccin de otros cientficos que haban trabajado en su preparacin en los Alamos. Fundaron la federacin de cientficos atmicos y publicaron un boletn mensual que se titul "minutos antes de media noche".

Einstein calific la utilizacin de la bomba de "suicidio csmico".

En 1949 el Dr. Oppenheimer entonces presidente del comit consultivo de la Comisin de energa atmica obtuvo la condena por parte de todos sus miembros acusndola de ser " un arma inmoral, costosa, e inutilmente devastadora".

Openheimer, aunque acept la direccin de la Comisin de Energa Atmica (CEA) de los EEUU, se opuso pblicamente al nuevo plan para fabricar la bomba de Hidrgeno mucho ms devastadora .

Todo esto le vali la exclusin de su cargo y pasar a la lista negra durante la caza de brujas del Macartismo.

En 1954, J. Edgar Hoover, director del FBI, redact un informe para la Casa Blanca apoyando la acusacin de que Oppenheimer era un "agente de espionaje". El comit de seguridad de la CEA, aunque sin que se demostrase que fuera culpable lo separ de toda participacin en los nuevos proyectos de investigacin. Finalmente cuatro aos antes de morir fue rehabilitado.

"Truman saba que estaba comenzando el proceso de aniquilacin de las especies", afirma Peter Kuznick, director del Nuclear Studies Institute de la American University en Washington DC, EEUU. "No fue simplemente una guerra contra el crimen, fue un crimen contra la humanidad." (7)

Como puede verse ni la opinin de los dirigentes militares ni la de los cientficos pudo impedir el crimen.
No nos engaemos no era culpa solo de Truman que acababa llegar a la presidencia y de enterarse de la existencia del proyecto secreto de construirla (Manhattan) a pesar de haba sido el vicepresidente con Rooswelt.
Truman era solo un ttere como lo son todos los presidentes.

Otras fuerzas ms poderosas ya estaban en accin. Predomin la opinin y los intereses de las multinacionales que habian impulsado el multimillonario proyecto de creacin de la bomba como Carnegie, Dupont, Westinghouse, Union Carbide, Tenesee Eastman, General Electric, Boeing (que fabricaba los bombarderos que las transportaron), etc. al que se sumarian otras como Monsanto. (50 )

Esta es una buena prueba de que ya entonces el presidente de los Estados Unidos, los polticos y el Pentgono no eran quienes decidan.

No es casual que Eisenhover en su discurso final como presidente de los EEUU advirtiese del peligro para la democracia del creciente poder del lobby militar - industrial.

Las decisiones se tomaron y se siguen tomando en otra parte.

PERO SI NO HACIA FALTA TIRAR LAS BOMBAS PARA ACABAR LA GUERRA. CUAL ERA EL OBJETIVO?.


No es difcil de comprender.
A mi juicio haba tres motivos claros que justifican este comportamiento criminal, innecesario, para ganar una guerra que ya estaba ganada.

I- Amenazar a Rusia, que entonces era un pas "aliado" y al mundo entero.
Anatoly Koshkin, Doctor en Historia, opina que el objetivo era frenar el avance sovitico en su artculo "No fue la bomba atmica lanzada sobre Japn lo que hizo finalizar la Segunda Guerra Mundial"(10).
Truman dijo al respecto refirindose a los rusos:
"Si la bomba explota, en lo que confo, tendr, sin lugar a dudas, un garrote para esos muchachos" (10).

El 28 de mayo de 1945, el representante personal del presidente de EEUU, Hopkins, al encontrarse en Mosc inform a Washington de que Stalin les prometi en persona a l y al embajador de EEUU, Harriman, lo siguiente: "El Ejrcito sovitico habr desplegado plenamente sus unidades en las posiciones de Manchuria hacia el 8 de agosto" (10). Manchuria estaba ocupada por Japn en la poca.

La URSS declar la guerra a Japn el 8 de agosto y atac el 10 de agosto, al da siguiente de la tragedia de Nagasaki. No lo hizo en relacin con los bombardeos atmicos si no segn lo acordado con sus aliados Britnicos y Estadounidenses en la conferencia de Yalta: entrara en la guerra tres meses despus de la capitulacin de Alemania.

No es solo la opinin de los historiadores rusos, muchos historiadores, cientficos y militares occidentales han dicho lo mismo.

El cientfico ingls Blackett por ejemplo afirm de que los bombardeos atmicos "en el ltimo lugar eran un acto apuntado contra Rusia".(10)

Segn el cientfico nuclear del proyecto Manhattan Leo Szilard, el secretario de estado Byrnes haba dicho que la ventaja ms grande de la bomba no era su efecto sobre Japn sino su energa de hacer que Rusia fuera ms manejable en Europa. (51)

Szilard cont a sus bigrafos cmo el secretario del estado de Truman, James Byrnes, dijo le antes del ataque de Hiroshima que `` Rusia sera ms manejable si quedase impresionada por el ejrcito americano. Una demostracin de la bomba puede impresionar Rusia ' '(46)

Despus de Nagasaki, Stimson secretario de defensa escribi: "en el departamento del estado se desarroll un tendencia a pensar en la bomba como arma diplomtica."

Por si no estuviese suficientemente claro el General Leslie Groves que fue nada menos que el director del proyecto Manhattan desde su comienzo, testific en 1954 : "nunca a partir del momento en que tom a mi cargo este proyecto, me haca ilusiones, Rusia era nuestro enemigo, y el proyecto fue conducido sobre esa base." (53)

Churchill, que conoca el proyecto antes de Truman, haba aplaudido y haba entendido su uso, dijo : "Ahora tenemos algo en nuestras manos que reenderezar el equilibrio con los rusos. " (54)

Hace solo unos das en la revista Britnica New Scientist dos historiadores han divulgado algunas evidencias que confirman que la decisin de los E.E.U.U. de tirar bombas atmicas en Hiroshima y Nagasaki fue empezar la guerra fra contra la unin sovitica, ms bien que terminar la segunda guerra mundial y que no era necesario para ello utilizarlas como hemos demostrado a lo largo de este trabajo.

Selden, un historiador de la universidad de Cornell en York nueva, con Peter Kuznick, director de los estudios nucleares que el instituto en la universidad americana en Washington, estudiaron los archivos diplomticos de los E.E.U.U., de Japn y de la URSS. Encontraron que "tres das antes de Hiroshima, Truman admito en una reunin que "Japn buscaba paz". Sus generales mayores y consejeros polticos le dijeron que no haba necesidad de utilizar la bomba. Pero las bombas se tiraron de todos modos. El impresionar a Rusia era ms importante que terminar la guerra" (55)

II - Haba que rentabilizar el proyecto Manhatan.
Era preciso rentabilizar un proyecto que haba costado un ojo de la cara. En el curso de seis aos, entre 1939 y 1945, se gastaron ms de 2 mil millones de dlares en el Proyecto Manhattan que moviliz a 150.000 personas.

No haba explicacin militar para el uso de la bomba, segn el Almirante norteamericano Leahy, la decisin era claramente poltica, debido a las enormes sumas de dinero que se haban gastado ya en el proyecto. (56)

III - En tercer lugar haba que probar las nuevas armas.
En general se habla de las bombas atmicas, pero en realidad no haba solo una bomba atmica.
En los Alamos se haba probado la bomba de plutonio. Pero los EEUU tenan dos tipos distintos de bombas que testar en carne viva.

- 6 Agosto Hiroshima Bomba de Uranio 235 apodada nio pequeo.
- 9 Agosto Nagasaki Bomba de Plutonio apodada hombre gordo 20 kilotones.

Por qu si no utilizar dos bombas ?
Por qu si no duplicar el crimen ?

- Hiroshima supuso 200.000 vctimas, 160.000 supervivientes contaminados a corto plazo.

No eran suficientes?.

Era necesario en Nagasaki causar otras 100.000 vctimas con la fraudulenta excusa de que Japn se rindiera. ?

Era necesario vaporizar a cientos de miles de personas para ganar una guerra que ya estaba ganada ?.

Lo mismo sucedi en la primera guerra del golfo que era innecesaria ya que los Irakes presentaron 7 propuestas de salida pacfica de Kuwait (que haban invadido con el acuerdo de EEUU) y las dos ltimas eran de salida incondicional como documenta rigurosamente Michel Collon (57).

Pero en este caso tambin haba que probar las nuevas armas radiactivas mal llamadas de uranio empobrecido (58) y posicionarse geoestrategicamente en la zona.

Ninguno de los argumentos sustentados para justificar el crimen de Hiroshima y Nagasaki se sostienen, ni desde el punto de vista histrico ni, menos an, desde el punto de vista moral y tico.

Este crimen inici una poca de tensin en la que Washington plane y amenaz con el uso de armas nucleares por lo menos en 20 ocasiones en los aos 50 y los aos 60. (58)

Hoy esta tensin no ha desaparecido. Por el contrario sigue creciendo.

Los E.E.U.U. en su ltima revisin de su estrategia nuclear siguen burlndose de las leyes internacionales, proponen el uso de armas nucleares incluso contra estados que no las posean, rechazan la prohibicin internacional de ser los primeros en usar armas nucleares en un conflicto y estn desarrollando una nueva generacin de las armas nucleares que tienen grandes posibilidades de ser usadas en prximos conflictos.

Adems, la utilizacin creciente de armas radiactivas en las 3 ltimas guerras, ocultada bajo la coartada de contener solo uranio empobrecido, abre el camino a la aceptacin de esta nueva generacin de armas de destruccin masiva.
Por eso, hoy ms que nunca, todos los que conservemos un mnimo de sentido comn compartimos el sentimiento expresado por Tadatoshi Akiba, alcalde de Hiroshima (59 ):
" Nos negamos a vivir en un mundo de miedo y de odio continuamente reciclados.
Nos negamos a vernos unos a otros como enemigos.
Nos negamos a cooperar en nuestra propia aniquilacin."

II.- LA FALSIFICACIN DE LA CIENCIA.

El fraude de los estudios mdicos realizados por la Comisin de Vctimas de la Bomba Atmica sobre los supervivientes sirvi de base para establecer los niveles admisibles de radiactividad. Gracias a ellos el complejo militaroindustrial lleva contaminndonos a todos radiactivamente y legalmente desde hace 60 aos.

De ello trataremos en el prximo boletn.

Notas y referencias bibliogrficas citadas:
1- Algunos de los aspectos de la falsificacin de la historia de la segunda guerra mundial ya los denunci en un boletn anterior (n 75, 2005).
2 - Sobre la falsificacin de la historia de Hiroshima tambin la he denunciado repetidas veces tanto en la revista como en los boletines . Ver especialmente boletn n 51 y entrevista a Pierre Pierart. Medicina Holstica n 55.
3 - Declaraciones de Truman. Publicado por hunnapuh.
Las historias "Malditas"
http://hunnapuh.blogcindario.com/2005/06/00198.html
4- William Blum. "Hiroshima: Last military act of World War II or first act of the Cold War?.
http://members.aol.com/essays6/abomb.htm
5- Japn en guerra. desplegable central. La aventura de la historia n 82.
Julio 2005.
6- Stewart Udall, The Myths of August (New York, 1994), pp.73, 75;
7- Martin S. Quigley, Peace Without Hiroshima (Lanham, MD, 1991), pp.105-6;
8- Charles L. Mee, Jr., Meeting at Potsdam (New York, 1975), p.76
9- J. Hersey. "Le jour ou le monde a change".
Hiroshima 6 Aout 1945. Le Monde diplomatique . Agosto 2005.
10- Ria Novosti, Anatoly Koshkin. Doctor en Historia. "No fue la bomba atmica lanzada sobre Japn lo que hizo finalizar la Segunda Guerra Mundial" .
11- Charles "Don" Albury, 84. Co-pilot on a B-29 that accompanied the Enola Gay and on the Bockscar
http://www.time.com/time/world/printout/0,8816,1086329,00.html
12- Yuri Tanaka.
Bombardeos contra la poblacin civil. Artculo original en Japan Focus.
http://www.zmag.org/Spanish/0705tanaka.htm

13- David M. Kennedy Crossing the Moral Threshold. Why U.S. leaders never questioned the idea of dropping the Bomb.
Time 1 agosto 2005.
14- Japn en guerra. Dossier La aventura de la historia n 82. Julio 2005.
15- Bruce Cumings. "Memoires de feu en coree du nord". Le monde diplomatique. Diciembre 2004.
16- Sobre la guerra de Vietnam ver boletines anteriores 70, 63, 54, 52 y el dossier dioxinas en el n especial doble 49-50 de Medicina Holstica.
17- Pierre Pirart. Il y a 60 ans : la tragdie de Hiroshima et Nagasaki se prcisait malgr l'croulement de l'Allemagne nazie. (3 parte). Soixantime anniversaire de la tragdie de Hiroshima et de Nagasaki. www.cso.org

18- Barton Bernstein, "The Myth of Lives Saved by A-bombs," Los Angeles Times, July 28, 1985, IV, p.1;
19- Barton Bernstein, "Stimson, Conant, and their Allies Explain the Decision to Use the Atomic Bomb," Diplomatic History, Winter 1993, p.48.
20- Pierre Pirart. Il y a 60 ans : la tragdie de Hiroshima et Nagasaki se prcisait malgr l'croulement de l'Allemagne nazie. (4 parte). Soixantime anniversaire de la tragdie de Hiroshima et de Nagasaki. www.cso.org
21- William Blum. "Hiroshima: Last military act of World War II or first act of the Cold War?".
http://members.aol.com/essays6/abomb.htm
William Blum es autor de importantes libros como:
- Killing Hope: US Military and CIA Interventions Since World War 2.
- Rogue State: A Guide to the World's Only Superpower.
- West-Bloc Dissident: A Cold War Memoir.
- Freeing the World to Death: Essays on the American Empire
www.killinghope.org
22- Los Angeles Times, Enero 9, 1995, p.5
23- Tim Weiner, "US Spied on its World War II Allies," New York Times, Agosto 11, 1993, p.9
24- Stewart Udall, The Myths of August (New York, 1994), pp.73-79
25- como hemos documentado en el boletn n 75.
26- Pierre Pirart. Il y a 60 ans : la tragdie de Hiroshima et Nagasaki se prcisait malgr l'ecroulement de l'Allemagne nazie. (1 parte). Soixantime anniversaire de la tragdie de Hiroshima et de Nagasaki. www.cso.org
27- Pierre Pirart. Il y a 60 ans : la tragdie de Hiroshima et Nagasaki se prcisait malgr l'croulement de l'Allemagne nazie. (2e parte). Soixantime anniversaire de la tragdie de Hiroshima et de Nagasaki. www.cso.org
28- Pierre Pierart. DHiroshima a Sarajevo. La bomba, la Guerra Fra y el ejrcito europeo. Ed EPO Blgica, pg. 48
EPO ed. 20A rue Houzeau de Lehaie. 1080 Bruxelles- Belgique. Tel: 32(0)2/414.29.88
29- Pierre Pierart. "DHiroshima a Sarajevo. La bomba, la Guerra Fra y el ejrcito europeo". Ed EPO Blgica, pg. 30.
30- Stewart Udall, The Myths of August (New York, 1994),, p.76.
31- Mee, Jr., Meeting at Potsdam (New York, 1975), p.23
32- Esta es la fecha 7 de Julio correcta que figura en el ltimo documento de Pierre. Pierart ( 20 ) y que nos ha confirmado en conversacin telefnica el 4 de agosto 2005. En documentos que publicamos anteriormente figuraba el 21 de Junio como dedujimos equivocadamente de su libro (28) pgna.
30 .
33- Mee, Jr., Meeting at Potsdam (New York, 1975), pp.235-6;
34- Hearings Before the Committee on Armed Services and the Committee on Foreign Relations (US Senate), June 25, 1951, p.3113, referencias a otros acuerdos de paz.
35- Mee, Jr., Meeting at Potsdam (New York, 1975), pp.75, 78-9;
36- William Manchester, American Caesar: Douglas MacArthur 1880-1964 (Boston, 1978), p.437
37- Pierre Pirart.
Il y a 60 ans : la tragdie de Hiroshima et Nagasaki se prcisait malgr l'croulement de l'Allemagne nazie. (5 parte). Soixantime anniversaire de la tragdie de Hiroshima et de Nagasaki. www.cso.org
38- Mee, Jr., Meeting at Potsdam (New York, 1975), p.239.
39- Boletn armas contra las guerras n 51 agosto 2004. 59 aniversario.
40- Dwight Eisenhower, The White House Years: Mandate for Change, 1953-1956 (New York, 1963), pp.312-3
41- Henry L. Stimson and McGeorge Bundy, On Active Service in Peace and War (New York, 1947), p.629.
42- Dr. Robert Clement Vialletel "jamais plus d Hiroshima" ed del autor CCP 1355,13 Nancy. pg. 31. y Pierre Pierart op cit. 28.
43- Mee, Jr., Meeting at Potsdam (New York, 1975), pp.288-9
44- United States Strategic Bombing Survey (Pacific War), 1 July 1946, p.26
45- Barry Commoner "Quelle terre laisserons nous a nos enfants?". Ed. du Seuill. Pars.
46- The Worst Terror Attacks in History.
Norm Dixon | 2 Agosto 2005. http://www.counterpunch.org/dixon08012005.html
47-
http://www.trumanlibrary.org/whistlestop/study_collections/bomb/large/documents/index.php\?documentdate=1945-09-06&documentid=79&studycollectionid=abomb&pagenumber=1
48- Mickey Z. "59 Years After Hiroshima. Two Traditions: WMD and Disinformation".
49- Rob Edwards. Hiroshima bomb may have carried hidden agenda. NewScientist.com news service
50- Alfredo Embid.
"Monsanto de las armas qumicas a la soja" Medicina Holstica n 74.
51- Charles L. Mee, Jr., Meeting at Potsdam (New York, 1975), p.22
52- Bernstein, Diplomatic History, pp.66-8.
Este parrafo fue borrado del libro "On Active Service", debido a presiones de George F. Kennan del Departament o de estado.
53- "In the Matter of J. Robert Oppenheimer", Transcript of Hearing Before Personnel Security Board, Washington, DC, April 12, 1954 to May 6, 1954 (Washington, DC 1954), p.173
54- Tim Weiner, "US Spied on its World War II Allies," New York Times, Agosto 11, 1993.
55- New Scientist, 21 de Julio 2005.
56- Mee Ibid., pp.75, 78-9; and William Manchester, American Caesar: Douglas MacArthur 1880-1964 (Boston, 1978), p.437
57- Michel Collon " Ojo con los medias" ed.
Iru. www. iru-ed.com
58- http://www.prisonplanet.com/articles/august2005/020805worstattacks.htm
59- Intervencin en la ONU del alcalde de Hiroshima en la conferencia sobre la revisin del tratado TNP. www.csotan.org


CONFERENCIAS Y CONMEMORACIONES DEL 60 ANIVERSARIO :

170 cientficos y acadmicos de de 40 pases iniciaron el domingo 24 de Julio de 2005 en la ciudad de Hiroshima una conferencia de cinco das, con el lema "60 aos despus de Hiroshima y Nagasaki" destinada a analizar las formas de eliminar la guerra y las armas nucleares (agencia local de noticias Kyodo. )
Akihiro Takahashi, de 73 aos de edad y sobreviviente de la bomba atmica, relat sus experiencias y expres su esperanza en que no se repita la tragedia.
El representante de Japn, Hitoshsi Onishi, profesor de poltica internacional de la Universidad Tohoku, manifest su preocupacin por el actual estado de proliferacin nuclear.
"Estamos reunidos aqu en Hiroshima para hablar sobre cmo podemos superar tan terrible situacin y hacer realidad un mundo justo y pacfico".

El representante del grupo Pugwash en Japn dijo que tanto el fracaso de la conferencia de revisin del TNP, en el mes de mayo pasado, como el desarrollo de nuevos tipos de armas nucleares estratgicas es "alarmante".

La reunin anual Pugwash, es la segunda que tiene lugar en Japn, despus de la celebrada en Hiroshima en 1995, cuando el grupo gan el Premio Nobel de la Paz.

El presidente de Pugwash, M.S. Swaminathan, enfatiz la importancia de la reunin en Hiroshima, blanco del primer bombardeo atmico del mundo y que desde entonces funciona como "guardin de la conciencia mundial" ante la realidad del terrorismo nuclear.

En su discurso, pidi el cambio de un "clima de violencia" a una "cultura de paz" y afirm que "esta conferencia es un llamado para que todos despertemos, en particular los lderes polticos del mundo que estn en posicin para salvarnos del desastre nuclear al borde del que nos encontramos".

John Holdren, profesor de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) y miembro del Comit de Asesores sobre Ciencia y Tecnologa del ex presidente estadounidense William Clinton, exhort a Washington a tomar la iniciativa sobre una prohibicin global de esas armas.

Conmemoracin del 60 aniversario de la tragedia de Hiroshima y de Nagasaki en Mons, Blgica.
Como todos los aos nuestro amigo el veterano Pierre Pierart (profesor emrito de Biologa) organiza en la Univeridad de Mons un acto que coincide con el da en que fue bombardeada Hiroshima.
Este ao los actos tendrn lugar en el Mundaneum y en la l'Universidad de Mons-Hainaut. Varias asociaciones estarn representadas entre ellas las de Mdicos y estudiantes para la prevencin de la guerra nuclear (AMPGN y AEPGN) y el Comit de vigilancia OTAN (CSO) como organizadores.
*La reunin debutar el sbado 6 de agosto 2005 a las 10 H de la maana en el Mundaneum, Rue de Nimy, 76 en Mons. El Profesor Henri Firket, presidente de la AMPGN, hablar sobre el Apocalipsis nuclear, un riesgo que aumenta. Ben Cramer, periodista independiente de investigacin, Hablar de las conexiones polticas y militares entre la OTAN y la Unin Europea, que silencia el paraguas nuclear de Europa.
*Por la tarde la jornada continuar en la Universidad U.M.H., plaine de Nimy (chausse de Bruxelles), donde est el parque Hibakusha que fue inaugurado por varios supervivientes de las bombas.
Est dedicado a las vctimas de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki y de los ms de 2.000 ensayos nucleares que se han realizado desde entonces.
El Profesor Pierre Pierart hablar de la Unin Europea frente al Tratado de No Proliferacin Nuclear (TNP). En su alocucin se cuestionar a los responsables nacionales e internacionales que no tienen en cuenta las 480 bombas nucleares desplegadas en el continente en una decena de bases de la OTAN, violando los artculos I y II del TNP. En el curso del debate se har mencin de la campaa de solidaridad de aproximadamente 240 ayuntamientos belgas con el alcalde de Hiroshima, campaa lanzada el ao pasado con ocasin del 59 aniversario de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki.
*Informacin: Claudine Plet
- correo [email protected]
- tfno 0486.82.09.24

Conferencia mundial contra las bombas Atmicas y de Hidrgeno. Agosto 2 y 9 en Hiroshima y Nagasaki.

La primera tuvo lugar en 1955. Commite Organizador :
2-4-4 Yushima, Bunkyo-ku, Tokyo 113-8464 JAPAN
Phone: +81-3-5842-6034 Fax: +81-3-5842-6033
E-mail: [email protected]_ ([email protected]','','','')">[email protected])

Los boletines anteriores estn disponibles en nuestra Web.
Boletn "Armas contra las guerras" http://www.amcmh.org/PagAMC/cr.htm
Colectivo de Investigacin sobre las Armas Radiactivas




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter