Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-07-2014

Ponencia al Encuentro Regional Larga Vida a las Mariposas
Somos pueblo tras las rejas

Movimiento Nacional Carcelario
Agencia Prensa Rural



A las organizaciones, fundaciones, brigadas y todos los convocantes, miembros y asistentes del presente encuentro regional de la Coalicin Larga Vida a las Mariposas, todos los presos del pas, familiares y amigos. A la sociedad nacional y comunidad internacional.

Colombia es un pas dividido en clases sociales, en el que las grandes mayoras del campo y la ciudad han sido histricamente sometidos a la pobreza, lo cual necesariamente ha generado acciones desesperadas para lograr el sustento del da a da, para sobrevivir junto con los suyos del hambre y la miseria. Esta misma situacin de exclusin provoc el levantamiento de los excluidos, en ejercicio del derecho legtimo de los pueblos a rebelarse contra sus opresores.

Muchos en unas y otras circunstancias terminamos confinados tras los muros de las penitenciaras y crceles del pas, lo que significa que somos mayoritariamente pueblo tras las rejas, junto con nuestros familiares y amigos.

Somos entonces una parte de la sociedad que padece de la invisibilizacin premeditada de una grave crisis humanitaria, transversal a todas las crceles del pas. Una crisis estructural que como una reaccin en cadena degrada y deshumaniza todo a su paso, generada desde las ms altas esferas del Estado; que involucra a todas las ramas del poder pblico y las instituciones a travs de las cuales ste se ejerce: Gobierno, Congreso, jueces y fiscales, ministerio pblico, el Inpec, entre otros.

Desmedidas condenas, juicios injustos para los de a pie, hacinamiento, inasistencia en salud, corrupcin, tortura, tratos degradantes e inhumanos contra la poblacin carcelaria, precaria alimentacin, inexistentes mecanismos de reintegracin al tejido social y productivo, violencia e inseguridad, desintegracin familiar y la aplicacin de una doctrina que asume a los internos como enemigos naturales del sistema, no es suficiente: acompaado tiene que ir de la muerte. Internos que pierden su vida por diferentes circunstancias, en su mayora inasistencia mdica y uso desmedido de la fuerza por parte de la guardia, se traducen en cifras que aumentan da a da.

A pesar de esto, los presos del pas, familiares y amigos no vislumbramos en horizonte alguno soluciones inmediatas, mucho menos estructurales por parte del Estado colombiano.

De tal manera que la pasividad de todos nosotros ante la indolencia estatal, e indiferencia del resto de la sociedad, solo puede ser asumida como una actitud cmplice de nuestra propia desgracia. Necesario es entonces que todos unidos como una sola fuerza, rompamos las cadenas, para terminar derribando los muros del silencio que nos rodean.

Y esto solo lo lograremos decididamente organizados de forma amplia e incluyente todos los sectores de la poblacin carcelaria, pues todos finalmente somos presos, bajo el abandono y violacin de nuestros derechos por parte de un mismo Estado, de una misma clase dirigente. Todos, junto a nuestros familiares y amigos, unidos en un Movimiento Nacional Carcelario, desde donde opinemos, propongamos y actuemos con el objetivo no slo de mejorar nuestras condiciones de reclusin, sino de luchar por transformar y acabar con las condiciones que generan esta crisis estructural mencionada. Transformacin del sistema judicial, la poltica criminal y penitenciaria, el sistema de salud, el mismo Inpec y su doctrina.

Para ello es necesario contar con la ayuda de ustedes, organizaciones y fundaciones sociales, jurdicas, defensoras de los derechos humanos, sindicatos, comunidades religiosas, protestantes, estudiantiles, barriales, ambientales, femeninas, campesinas, negritudes, indgenas, no creyentes, diversas, movimientos sociales en general, todos somos pueblo y de todos ustedes necesitamos el concurso; unidos en la solidaridad, no en el sectarismo; en la fraternidad, no en la prevencin; en el afecto y cario como hijos y luchadores contra los males que aquejan a nuestra nacin con este movimiento nacional carcelario y el cumplimiento de los objetivos a nivel nacional que en consenso lleguemos.

Este, seoras y seores, es el sentir de los presos de ERON Picota Bogot.

A continuacin daremos a conocer a todos ustedes, as como a los presos de las dems crceles del pas, una propuesta para el debate que nos lleve muy pronto a la unificacin en una gran propuesta representativa de todos a nivel nacional:

a. Consolidacin del Movimiento Nacional Carcelario (MNC) como un movimiento amplio de todos los presos del pas, familiares y amigos como herramienta de lucha organizada para la denuncia y conquista de reivindicaciones que garanticen de forma afectiva el respeto a los derechos humanos y trato digno, la abolicin de tratos crueles, inhumanos y degradantes para con los presos y familiares.

Adems de llegar a generar propuestas que lleven a la transformacin de la poltica criminal y penitenciaria del pas, del sistema judicial, con base en la promocin y el respeto a los derechos humanos, y el fortalecimiento del tejido social. Ser a travs de la concientizacin de los internos, familiares y amigos, el dialogo, la movilizacin, agitacin y protesta, que logremos posicionar nuestra situacin y propuestas en el debate nacional ante el Estado y sociedad en general.

Para ello invocamos el trabajo mancomunado, respetuoso, fraterno y solidario de todas las organizaciones sociales, populares, de derechos humanos, sindicales, as como de los medios alternativos de comunicacin y de la comunidad internacional, en torno a la problemtica de los presos colombianos y sus luchas, a travs del MNC.

b. Como primer paso proponemos la preparacin de una jornada nacional de movilizacin como relanzamiento del MNC bajo los siguientes puntos reivindicativos para el mes de octubre:

1. Instalacin de una mesa nacional de concertacin como espacio de dilogo de MNC, sociedad y gobierno, para tratar las problemticas penitenciaria, carcelaria y judicial.

2. Declaracin de la emergencia social y humanitaria carcelaria, la cual obligue a soluciones inmediatas a la problemtica planteada que no se traduzca en la creacin de ms cupos carcelarios.

3. Apoyo al proyecto de ley de rebaja de 20% de la pena a los presos sociales del pas. Otorgamiento real y efectivo de subrogados penales y beneficios administrativos para todos los presos.

4. Acercamiento familiar para todos los presos.

5. No a la extradicin y por la repatriacin de los connacionales detenidos en crceles extranjeras.

6. Dos puntos reivindicativos de la problemtica de cada crcel y penitenciaria del pas.

De lo anterior se desprende la necesidad de socializar y organizar patio por patio de cada crcel-penitenciara, a travs de asambleas generales, reuniones con todos los presos, as como trabajo de concientizacin individual. Romper con los concubinatos mafia-guardia as como con el miedo a represalias del Inpec. Fundamental es tambin concientizar a familiares y amigos de que la unidad y la lucha son el nico camino para lograr la transformacin de esta crisis que afecta a ms de cien mil seres humanos privados de la libertad y a quienes permanecen a su lado.

A medida que vayamos consolidando el MNC, se har necesario una estructuracin del mismo, para lo cual existe una primera propuesta nacida de la penitenciara La Picota, la cual consiste en trminos generales en:

1. Comit de bases en cada patio. 2. Consejo carcelario en cada crcel-penitenciara. 3. Congreso Nacional Carcelario, constituido por delegados de cada consejo carcelario-penitenciario. 4. Estructura externa conformada por delegados de las organizaciones-fundaciones de asesora jurdica, promocin y defensa de los derechos humanos.

La tarea no es menor, el compromiso y trabajo de todos ustedes y nosotros debe estar a la altura de la misma. Dejaremos copia escrita a todos ustedes de lo presente.

Fraternalmente, por la dignidad y el respeto de los derechos humanos en las crceles de Colombia. Por la libertad, la soberana y una verdadera justicia.

Somos pueblo tras las rejas.

Movimiento Nacional Carcelario ERON Picota Bogot


Fuente: http://prensarural.org/spip/spip.php?article14702



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter