Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-08-2005

La retirada es slo parte del juego; siempre es seguida por una invasin como en la escena de una violacin
Mucho ruido sobre Gaza

Israel Shamir

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


Un ingls se va sin despedirse, un judo se despide pero no se va, dice un chiste judo. As ha sido en el caso de las retiradas israeles de Beln, Ramala y ahora el gran slam, la retirada de Gaza. Hace una quincena, el ejrcito israel abandon Tul Karem con bombos y platillos. Los peridicos describieron la accin como una medida de generacin de confianza que los palestinos tendan que esforzarse por justificar. Unos pocos das despus, los tanques israeles volvieron a Tul Karem; mataron a sangre fra a unos pocos policas, se llevaron un vehculo lleno de cautivos y ya estaban listos para la siguiente retirada con la publicidad de costumbre. Pasamos tantas veces por estas maniobras, que uno tendra que ser un gran entusiasta para interesarse por el show de Gaza presentado por cortesa de Ariel Sharon.

La retirada de Gaza no es nada. Es un fiasco, aunque sea presentada como una tremenda noticia. No es el primero, y seguramente no ser el ltimo. En la historia palestina, las retiradas de Gaza son baratsimas. Recuerdo incluso la retirada de Gaza de 1956, pero la gente con menos memoria probablemente recordar el bombo publicitario respecto a la retirada de Gaza en 1993, segn los acuerdos de Oslo. Hubo tantos argumentos, sobre si debera ser Gaza primero o Gaza y Jeric primero. Despus de mucha acrimonia, los palestinos recibieron Gaza y Jeric. Finalmente result que Israel otorg una cierta autonoma carcelaria a los que se convirti en el Campo de Concentracin de Gaza y la Prisin Abierta de Jeric, junto con la prisin VIP de cinco estrellas de Ramala.

La retirada es una farsa, pero el muro es real. La Agencia Israel de Noticias anunci que las IDF (ejrcito israel, N.d.T.) va a construir otra cerca de seguridad alrededor de la Franja de Gaza. Al final, el sistema incluir tres cercas, con sensores electrnicos y pticos de ltima generacin, as como ametralladoras con control remoto. El sistema debera estar listo en menos de un ao por un costo total de 220 millones de dlares, pagado naturalmente por el contribuyente de EE.UU.

Si por algn motivo, los prisioneros se muestran intranquilos, Israel tiene suficientes aviones para bombardearlos hasta que se sometan, sin mover un solo soldado. La retirada es buena para el Israel de Sharon, ya que le permite reducir los gastos, reducir el impopular servicio de reservistas y hacer tanto ms fcil la atencin del Campo de Concentracin de Gaza. No es ningn secreto: funcionarios israeles han expresado este punto de vista en numerosas ocasiones.

Nuestro amigo Uri Avnery llam a la resistencia palestina a no hacer el juego de Sharon y a abstenerse de toda actividad militar hasta que se haya completado la retirada. La triste realidad es que los palestinos no tienen alternativas. Si se mantienen tranquilos sern emparedados dentro de los altos muros de Gaza. No hay incentivos, slo amenazas.

Nuestro amigo Ilan Pappe nos advirti de la posibilidad de asesinatos en gran escala en la Franja de Gaza una vez que se haya completado la retirada. Nos llam a no apartar los ojos de Gaza. Pero dudo de que suceda algo tan dramtico. Hay demasiada gente en Gaza como para matarlos; tampoco hay un lugar hacia el cual expulsarlos. No hay motivos para apurarse: la poblacin encarcelada estar all para emprender acciones punitivas cada vez que sea necesario.

La retirada es slo parte del juego; siempre es seguida por una invasin, como en una violacin. Gaza seguir siendo una crcel, sin siquiera un vnculo areo o martimo con la libertad. Pero sera un error concentrarse slo en los accesos: para los gazanos de a pie una conexin area no les ayuda a alimentar a sus familias. Gaza no puede subsistir sola ninguna ciudad, ni Tel Aviv o Londres puede hacerlo. Los gazanos tendrn slo una pequea oportunidad de sobrevivir labrando los campos que antes pertenecan a sus familias, porque los agricultores israeles prefieren a los tailandeses, ms baratos y poco exigentes. Gaza se convertir en el sitio de exilio preferido de los activistas palestinos de Cisjordania y Jerusaln, una gran prisin, un sitio de sepultamiento.

Recientemente fui a la aldea bblica de Betania en la vecindad de Jerusaln, donde la tumba de Lzaro, cortada profundo en la roca viva, recuerda eternamente la capacidad de la fe de resucitar hasta el alma muerta de un hombre sepultada bajo una gruesa capa de piedra y albailera. Es un smbolo poderoso y pertinente, porque existen fuerzan que traen la muerte espiritual a las almas, emparedndolas en la busca de bienes materiales y abandonando la divina luz del sol. Pero la ancha carretera bien pavimentada a Betania fue abruptamente interrumpida por la inmensa monstruosidad de un muro. Bloques de hormign de 8 metros de alto bloqueaban el camino y oscurecan la luz del sol. Un letrero pintado con spray deca: Bienvenidos al gueto de Betania.

Ms all del muro, nios palestinos de ojos azules y bronceados por el sol, en sus mejores trajes domingueros, contemplaban incrdulos al equipo de trabajadores israeles que eriga incansablemente los bloques, sepultndolos en su aldea. Me recordaron una historia gtica (1) de Edgar Allan Poe, sobre un espaol que espaol vengativo que empared viva a su vctima encadenada en un stano de su castillo despus de atraerla para que descendiera y gustara su amontillado. Coloc ladrillo sobre ladrillo, agreg generosamente la argamasa, tapi vigorosamente la entrada de la brecha, mientras la incredulidad en los ojos de su vctima se converta en el horror de la comprensin. Sus labios musitaron amontillado! cuando el ltimo ladrillo lo sepult a la espera de su lenta y horrible muerte en la oscuridad del stano. Poe saba que tememos el sepultamiento ms que a la muerte.

No podemos impedir que Israel sepulte a un milln de gazanos. Pero podemos y debemos impedir que Israel obtenga triunfos mediante este vil acto. Gracias por nada, general Sharon. Usted comete el acto malvado de Zimri, y exige la recompensa del honrado Phineas, como dice la gente con mentalidad bblica. Debemos preocuparnos de la gente que le permite que venda el redespliegue como un gran sacrificio gente en los medios. En lugar de observar con horror como un milln de vidas humanas es emparedado, la vasta maquinaria meditica mundial, del New York Times de Sulzberger a Liberation de Rothschild, se concentra en los sufrimientos de los colonos. Es otra farsa. El mes pasado, los israeles destruyeron la aldea de Tana y expulsaron a su poblacin, y prcticamente no se inform; pero las lgrimas de cada colono son vidamente documentadas y servidas a los espectadores de todo el mundo.

Nadie expulsa a estos colonos, slo su propio gobierno. Pueden quedarse como iguales en Gaza. Probablemente incluso podran conservar gran parte de sus propiedades ilegalmente obtenidas. La Autoridad Nacional Palestina hara bien en declararlo pblicamente. La algaraba es producida para imponer la idea de que los judos no pueden vivir juntos con los goyim (gentiles N.d.T.). Por desgracia, esta idea es apoyada por activistas judos por la paz: Michel Warshawsky declar que:

la prioridad de las fuerzas contra la ocupacin debera ser la denuncia y la lucha contra la poltica de asentamientos la imposicin a Israel de una detencin inmediata y total de las actividades en los asentamientos, incluyendo el muro y las carreteras de circunvalacin; y el establecimiento, bajo los auspicios de la ONU, de un Control Internacional de la Paralizacin de los Asentamientos, con mandato para implementar esa detencin.

El llamado de Warshawsky equivale a un apoyo desde la izquierda al concepto de separacin de Sharon. Se opone a que el muro se construya lejos de la Lnea Verde, de manera que el Muro de Gaza le convendra perfectamente. Pero es demasiado poco, demasiado tarde, pedir una detencin que nunca ocurre, de los muros que estn siendo construidos a lo largo de las antiguas lneas del armisticio. Contra la ocupacin se convirti en el santo y sea del sionismo-lite. Existe slo una solucin posible: en lugar de desplazar a los colonos y construir ms muros: integrar a Gaza y Cisjordania en Israel, con todas sus imperfecciones.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter