Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-08-2014

El genocidio israel en Gaza entre la complicidad occidental y el silencio rabe

Andrs Martnez Lorca
Rebelin


Ya desde su fundacin el estado de Israel se cre sobre una gran mentira: Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra. Algo parecido al mito norteamericano del Far West en cuya conquista los colonos europeos se apoderaron de ese inmenso territorio matando a los indios que lo habitaban o recluyendo en reservas a los supervivientes. En 1948 Israel se apoder del 78% de Palestina y en 1967 del 22% restante. Cuando se habla de negociaciones de paz slo se trata en ellas de ese 22% excluyendo Jerusaln oriental. A partir de los Acuerdos de Oslo la parte israel no ha hecho sino asentar miles de colonos sobre suelo palestino en una planificada anexin. A pesar de las condenas de la ONU, estas colonias ilegales siguen multiplicndose.

Se acelera el genocidio contra el pueblo palestino

La actual agresin militar del ejrcito de Israel contra el pueblo de Gaza es la ensima cometida contra los palestinos. Cualquier excusa es buena. En esta ocasin se ha aprovechado el asesinato de tres jvenes israeles cuya autoria no ha sido acreditada. El asesinato posterior de un palestino quemado vivo por unos jvenes israeles ya identificados por la polica, qu represala merecera segn esa lgica criminal? Y qu respuesta militar no se tendra que haber adoptado contra Israel tras el asesinato por el Mosad de cientficos iranes y de dirigentes palestinos?

Lo que se est produciendo ahora es el ataque indiscriminado contra la Franja de Gaza por parte de la aviacin militar, la Armada y el ejrcito de tierra de Israel. Enfrente de ellos no hay ejrcito alguno, ni barcos, ni aviones de guerra, ni siquiera defensa antiarea: slo algunos guerrilleros que intentan frenar la masacre y que saben combatir heroicamente, como lo han demostrado en una calle de Gaza al eliminar a trece militares de la brigada acorazada Golani, dos de ellos altos mandos. No estamos en presencia de una guerra entre dos pases, sino de una masacre producida por la potencia ocupante.

Cuando escribo estas lneas, despus de 17 das de agresin, el ejrcito israel ha llevado a cabo 2.100 bombardeos, ha matado a 733 palestinos (la gran mayora de ellos civiles y ms de un tercio nios), ha herido a 4.550 y ha provocado la huda de su hogar de 140.000 personas. Estas terribles cifras no son, sin embargo, lo peor, con ser trgicas en s mismas. Israel ha bombardeado hospitales, mezquitas y escuelas, arrasado centenares de casas y destruido servicios pblicos vitales, como la central elctrica de Gaza y las conducciones de agua potable. Los generales israeles no han tenido empacho en asesinar a sangre fra desde buques de guerra a los nios que jugaban al ftbol en la playa. Estos son los hroes nacionales del estado militarista de Israel! Cientos de familias que vivan pacficamente han sido vctimas de los misiles, la artillera y de las bombas arrojadas por la aviacin, algunas de ellas prohibidas internacionalmente. Israel quiere convertir en un infierno la vida de los palestinos que sobreviven al horror. Estos crmenes cometidos contra la poblacin indefensa de Gaza constituyen un genocidio deliberado de la poblacin palestina. Desde la destruccin de Guernica por la Legin Cndor y el bombardeo de la ciudad de Almera por la marina de guerra nazi durante la Guerra de Espaa, en Europa llamamos a esta barbarie fascismo.

Entre la complicidad y el silencio 

El pequeo estado de Israel no se hubiera atrevido ni ahora ni antes a cometer tales crmenes contra el pueblo palestino sin contar de antemano con la ayuda del bloque occidental con Estados Unidos a la cabeza. Veamos dos ejemplos recientes que han tenido lugar durante la presente agresin a Gaza. Cuando en el Consejo de Seguridad de la ONU se suscit el tema, dos pases del consejo permanente, Estados Unidos y Gran Bretaa, se opusieron al debate. Ayer mismo el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprob una resolucin condenatoria de la ofensiva militar de Israel y exigi su cese inmediato: slo Estados Unidos vot en contra, mientras los representantes europeos se abstuvieron en bloque. El argumento empleado por el portavoz USA es que Israel tiene el derecho a defenderse. Cnica actitud compartida por el propio presidente Obama, el embaucador del sueo americano.

Y qu decir del silencio clamoroso de la mayora de los gobiernos rabes que slo se contentan con una declaracin retrica? Teniendo en cuenta su inmensa riqueza petrolera y gasstica, habra que esperar de ellos alguna medida consistente en el plano econmico y poltico. Nada de eso ocurre. Slo unas reuniones de cancilleres y a su trmino la redaccin de un documento vaco de cara a la galera. El caso ms sangrante es el de Egipto: el expresidente Mubarak apoyaba hasta tal punto a Israel que no slo tena cerrada la frontera de Gaza sino que le venda el gas a los israeles a un precio inferior al de mercado. El presidente Morsi, elegido democrticamente, abri dicha frontera y restableci las relaciones con el gobierno de Gaza. La primera declaracin que hizo el golpista general al-Sissi al llegar al poder fue la de acusar de traicin a Morsi por su dilogo con Hamas. Inmediatamente volvi a cerrar la frontera de Rafah para complacer as a sus protectores del Pentgono.

Israel es el estado ms veces condenado por la Asamblea General de las Naciones Unidas por su sistemtica violacin del Derecho Internacional. Sin embargo, ninguna condena ha sido efectiva al ser bloqueada por Estados Unidos la oportuna sancin en el Consejo de Seguridad. Como recordaba Edward Said, Israel sigue siendo el nico estado del mundo sin unas fronteras oficialmente declaradas.

Desde David Ben-Gurin a Benjamn Netanyahu, pasando por Simn Peres, Isaac Shamir y Ariel Sharon, todos los jefes de gobierno de Israel han atacado a la poblacin palestina y han ido ampliando progresivamente el mapa del estado a expensas del territorio de Palestina. El odio a Hamas se debe exclusivamente a que representa un elemento bsico en la resistencia palestina, debilitada por el tacticismo de Yasser Arafat y de Mahmud Abbas.

El genocidio israel contra la poblacin de Gaza exige una firme respuesta por parte del mundo civilizado. Hay que impulsar el embargo de armas a Israel, hay que romper las relaciones diplomticas con un estado que pisotea abiertamente el Derecho Internacional, hay que desinvertir en un pas que asesina, esclaviza y expolia al pueblo palestino. Todo lo que no sea dar este paso al frente en solidaridad con Palestina, significa dejar las manos libres al agresor para que siga destruyendo vidas palestinas en busca de tierra expoliada para nuevos colonos.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter