Portada :: Otro mundo es posible :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-08-2014

Quin dijo violencia contra la mujer?

Valentina Portillo Fabin
Rebelin


Hace unas horas una mujer estaba por tomar el autobs en el centro de San Salvador. Se diriga a su trabajo. Mientras esperaba en la parada de buses, un hombre se acerc para lanzarle su acervo de piropos. Sus maneras eran muy creativas: comentaba a otro hombre su ojo con las mujeres. Deca que poda mirar a una hembra y delimitar todas sus profundidades, como si observara una montaa desde un helicptero. Por supuesto, el hombre usaba otras palabras. El otro hombre le escuchaba con una sonrisa, y ambos dirigan de vez en vez una alegre mirada a la mujer.

Ella se puso plida e intent controlar su respiracin para relajarse. A veces es muy histrica, pero en ese momento senta que la estaban desnudando contra su deseo. Esta vez algo extrao suceda: la humillacin se estaba transformando en rabia

Intentando no cambiar palabra con el hombre, la mujer repar en el autobs que se aproximaba. Con el ceo fruncido, dio algunos pasos hacia la calle de asfalto, y esper a que el vehculo estuviese lo suficientemente cerca para abordarlo. Quera huir y, en realidad, as lo hizo.

Ms tarde, revolvi mil veces la escena en su cabeza y se reproch su propia estupidez por no haber confrontado al hombre. Furiosa consigo, se calm al entrar al saln de clases. Los nios y las nias la saludaron; ella respondi con una sonrisa. El da acababa de empezar, a pesar de todo.

Cuando le pregunto a esta mujer, qu hara si fuera posible rebobinar la cinta, ella confiesa: Querra tener una pistola y dispararle; o un cuchillo, para apualarlo; a lo sumo, un vaso con caf caliente para arrojrselo en la entrepierna. Tal vez as se calentaba ms.

Ella sonre. No apoya las guerras. Se opone a la pena de muerte. Nunca ha matado Sin embargo, en aquel momento deseaba ahorcar a alguien o colgarse ella misma. No cree en la violencia, pero estara dispuesta la prxima vez que un hombre le hable en trminos semejantes.

Le cont esto a una vecina, Juana. Ella opina que pobre mujer no est acostumbrada a los hombres. Demasiado delicada, no podr sobrevivir as. Acostumbrada a tenerlo todo, la mujer no comprende que lo que sufre todas las maanas al trasladarse al trabajo, es completamente normal.

Medito un poco, y creo que Juana tiene razn. Otras mujeres han sufrido episodios peores y siguen con sus vidas. Hay excepciones: las que terminan en un cajn. Gracias a Dios esto no es muy frecuente.

Por ejemplo, cada vez que se emborracha, el esposo de Mara la obliga a hacer el amor con l. El pastor de la iglesia a la que asiste Mara le confirma: Eso no es violacin: Es su esposo!. Ella se levanta a las 2:00 A.M. y sale a trabajar a las 4:00 A.M. todos los das. Tiene cinco hijos.

Claudia cuenta que su padrastro la hurgaba desde que tiene memoria. Ahora ella trabaja en un call center y tiene un hijo.

Gloria lleva a su hija todos los sbados a la oficina del pastor. Sale a hacer unos mandados y vuelve un par de horas despus. El pastor la bendice y le dice que su hija es una muchacha buena gente. Gloria vuelve con ella a la casa. No hablan durante el trayecto.

Ana Rosa, subalterna del director de la Biblioteca Rodante, compra horas sociales a cambio de amor en los viajes hacia el interior del pas Durante el da cuenta cuentos a los nios y en la noche toma una copa de vino con el director. Luego duermen juntos en un colchn. Antes no quera, pero ahora se est enamorando. Otras ridculas prefieren rechazar al hombre y cumplen su servicio social sin obtener una carta de recomendacin. El director del proyecto argumenta que son demasiado irresponsables.

Johanna dar a luz al beb de su primo, en agosto. Estudia el noveno grado. Su madre no le dirige la palabra.

Gabriela dej de hablar hace algunos das, porque su hermano Carlos la toc donde nadie deba tocar. Ambos van juntos a la escuela del cantn. l va a sptimo grado; ella a primero.

Guadalupe est encinta por octava vez. Tiene veinticinco aos pero ya no puede ms: se niega a dar a luz de nuevo. Con dos meses de embarazo, una noche se introduce una varilla de hierro en la vagina. Muere desangrada y el padre de la criatura no aparece todava. Deberan esterilizarlas a todas, aunque no quieran, murmura alguien cuando ve la noticia en la televisin.

A Marcela, un anciano le coment en la calle que nunca haba visto tetas en su vida y que qu bonitas son, verdad? Marcela tiene quince aos.

El polica que cuida la escuela en el turno de la maana, todas las tardes le da un beso a su novia de diecisis aos; se conocieron el ao pasado. Fue amor a primera vista.

Hace algunos das Yolanda recibi una amenaza de su maestro de Estudios Sociales. l le dijo que si le hablaba de su relacin a alguien ms, reprobara la asignatura.

Desde hace un par de aos, una reconocida tienda de zapatos femeninos impulsa una interesantsima campaa publicitaria. Sus spots ensalzan la lucha de las mujeres por el derecho a comprar miles de zapatos. La ltima campaa consiste en defender a la mujer fashion-cerebro. Mi inteligencia es talla XL, comenta una bellsima modelo en minifalda con una mirada provocadora que envuelve a los transentes en las calles de San Salvador.

Angelito se da de puetazos con sus compaeritos porque stos lo llamaron Angelita. La razn: llev a la clase de educacin fsica una camiseta rosa y a veces juega con las nias.

La ltima vez que la vio, el diputado haba practicado boxeo contra el cuerpo de su esposa. Algunas semanas despus el bien pagado abogado defensor acord con el abogado de la mujer retirar todos los cargos en contra del distinguido cliente. Meses despus, restituido en el cargo, el diputado cobr sus salarios rezagados durante la querella. Esta noche particip en la plenaria, junto a sus colegas.

Un da el cuerpo de Patricia fue encontrado hecho cenizas en un barril entre los matorrales. Parece que haba dejado a su antiguo novio por un compaero del Instituto. Su padre reconoci sus restos por algunos pedazos de ropa y porque alguien le haba dejado una nota por debajo de la puerta de su casa la noche anterior: Bsquela hecha polvo en un barril.

Sandra espera que su criatura no sea mujer: Est muy peligroso, explica.

La violencia contra la mujer es un invento de hoy. Todos los das la vida pasa. Se sobrevive. Alcanza para la comida. Hay cable en casa. Podemos comprar un Smartphone para navegar en Internet.

Todo est caro, es cierto; pero todo es posible. Lo ms preocupante quiz es la inseguridad y el desempleo. De ah en ms, todo es pasable. No hay violencia hacia las mujeres. Las mujeres sufren, es verdad; pero as ha sido siempre y nadie se ha muerto de un piropo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter