Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-08-2014

Angina de pecho

Camilo de los Milagros
Rebelin


Nazim Hikmet fue un legendario escritor turco de la primera mitad del siglo XX, acusado con razn de irrumpir como gran revolucionario sobre las letras de una lengua fosilizada en la poesa del Divan y sus moldes clsicos, por lo menos desde el siglo XII. Hikmet discurri entre el torrente palpitante y poderoso de una pluma tan revolucionaria como su personalidad, tanto en formas como en fondos. Torrente bloqueado por aos speros de crcel o exilio que consumieron la mitad de su vida, al son de una militancia comunista bastante comprometedora en la Turqua nacionalista de Kemal Ataturk. Hay un sentimiento de frustracin impregnando muchas de sus lneas, empezando por las fuertes piezas que componen Desde las cuatro crceles ; los demiurgos de la historia, poderes que se alzan encima del individuo, pueden aplastarlo. Pero nunca lo doblegan:

Desde la China a Espaa, desde el cabo de Buena Esperanza a Alaska, / en cada milla marina, en cada kilometro tengo amigos y enemigos. / Amigos que no nos hemos saludado ni una vez siquiera, sin embargo podramos morir por el mismo pan, la misma libertad, la misma nostalgia. / Y enemigos sedientos de mi sangre como yo de la suya. / Mi fuerza es que no estoy slo en ste inmenso mundo. / El mundo y sus hombres no son ningn secreto para mi corazn, / ningn enigma para mi ciencia.

El que quiz sea su poema ms famoso brinc los mares -fallecido ya el poeta- con las voces de unos msicos ambulantes argentinos en los aos 70, que para ms confusin, se daban a conocer usando el apellido de otro cantautor brasilero: Milton Nascimento. La versin del Grupo Nacimiento se conoci en Colombia a travs de una interpretacin que todava ejecuta el grupo folclrico Bandola. Lleva un ttulo osado, Angina de pecho :

La mitad de mi corazn est aqu, doctor. / Pero la otra mitad se encuentra en China, / en el ejrcito que baja hacia el ro amarillo. / Cada maana, / cada maana con el alba, / mi corazn es fusilado en Grecia. / Y cuando el sueo rinde a los presos, / cuando se alejan de la enfermera los pasos ltimos, / mi corazn se va, doctor, / se va hacia una vieja casa de madera, all en Istanbul. / Adems doctor, hace ms de diez aos / que no tengo nada en mis manos / para ofrecer a mis hermanos; / tan solo una manzana, / una roja manzana: mi corazn. / Por todas estas cosas, doctor, / y no por culpa de la arteriosclerosis, / ni de la nicotina, ni de la crcel, / tengo esta angina de pecho. / Desde mi cama / contemplo la noche tras de los barrotes. / Y a pesar de todos estos muros / que me aplastan el pecho, / mi corazn palpita con la estrella ms remota.

Hoy aparece en portadas que Julio Anguita, el otro revolucionario de tantas batallas, el estandarte de la izquierda irredenta, el hijo de la Andaluca levantada, fue ingresado de urgencia con una angina de pecho. Y aunque la prensa me quiera convencer que es a causa de sus infartos anteriores, de sus arritmias y complicaciones coronarias, los mdicos probablemente se equivocan.

Anguita

Le perforan el pecho las petroleras que van a herir Canarias, la brutalidad en Ucrania o Irak, los ojos de los nios en Gaza y Guatemala, los presos polticos en Ankara y Bogot y Madrid, el hambre que campea y la humillacin obscena de los poderosos. Las atrocidades de un mundo demente, la frustracin de morir aplastado, arrollado por una historia que se resiste a darnos la revancha. Nunca doblegado. Espaa, tambin otra crcel que encierra.

Percibo que los ltimos aos de Julio Anguita se impregnan con un sentimiento igual al de ese Nazim Hikmet detrs de los barrotes. Marginado de una coyuntura donde l es uno de los imprescindibles, Julio resulta imposible de doblegar aunque est derrotado. Invencible, a pesar de todo.

Es por todo eso, seguro que es por eso, no por la arteriosclerosis, ni la nicotina o la prisin, que se nos parte completo el pecho.

*Nazim Hikmet, Antologa potica, Visor, Madrid, 1981.



Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter