Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-08-2014

El aniversario de Hiroshima expone la vigencia de la amenaza nuclear

Suvendrini Kakuchi
IPS


Pasaron ya 69 aos, pero el recuerdo se mantiene fresco entre los 190.000 sobrevivientes y sus descendientes. Pasaron ya 69 aos, y an no se recibi una disculpa formal. Pasaron ya 69 aos, y la probabilidad de que ocurra de nuevo sigue siendo una realidad aterradora.

Mientras dignatarios extranjeros se congregaban en Japn para conmemorar el 69 aniversario del bombardeo atmico en Hiroshima el mircoles 6, las autoridades de la ciudad realizaron un llamado de urgencia para que los gobiernos ponderen seriamente sobre la enorme amenaza que representa para la humanidad y el planeta otro ataque nuclear.

Los sobrevivientes, conocidos en Japn como hibakusha, que trabajan sin descanso desde agosto de 1945 para la prohibicin de las armas nucleares en todo el mundo, instaron a los diplomticos, incluidos los embajadores de Estados Unidos, India, Israel y Pakistn, cuatro de los nueve estados con armas atmicas en su poder, que presten atencin a las palabras de la Declaracin de la Paz de 2014.

China, Corea del Norte, Francia, Gran Bretaa y Rusia completan la lista de estados que cuentan con armas nucleares, las declaren o no.

En representacin de los deseos angustiados de los sobrevivientes y los pacifistas, la declaracin exhorta a los responsables polticos que visiten las ciudades marcadas por los bombardeos para presenciar de primera mano la devastacin que provoc Estados Unidos cuando arroj una bomba de uranio (Little Boy) sobre Hiroshima y otra de plutonio (Fat Man) sobre Nagasaki, tres das despus el 9 de agosto de 1945.

Unas 45.000 personas guardaron un minuto de silencio el mircoles en un parque dedicado a la paz, cercano al epicentro de la bomba que mat a unas 140.000 personas en Hiroshima. La segunda detonacin mat a otras 70.000 en Nagasaki.

Estas tragedias provocaron la rendicin de Japn en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

La presencia de tantos sobrevivientes, cuya edad promedio se calcula en 79 aos, testimoni las debilitantes heridas fsicas y psicolgicas sufridas en aquellos das aciagos. Muchos hibakushas y sus familiares luchan por su vida, ante las secuelas que les dej la intensa y prolongada exposicin a la radiacin.

Promoveremos con firmeza el nuevo movimiento que har hincapi en las consecuencias humanitarias de las armas nucleares y buscar su prohibicin, seala la Declaracin de Paz de Hiroshima, en homenaje a ese sufrimiento.

Ayudaremos a fortalecer el reclamo pblico internacional por el inicio de las negociaciones para una convencin sobre armas nucleares, con el objetivo de la abolicin total para el ao 2020″, aade.

Pero la probabilidad de que ese sueo se haga realidad es tenue. El Centro de Control y No Proliferacin de las Armas inform que los nueve estados con capacidad blica nuclear posean un total de 17.105 armas atmicas en abril de 2014.

Estados Unidos, el nico estado que emple este tipo de armas contra otro pas, se mantiene firme en su actitud de no ofrecer una disculpa oficial a Japn. En cambio, sostiene que la decisin de llevar a cabo los bombardeos fue un mal necesario para ponerle fin a la Segunda Guerra Mundial.

Este argumento est profundamente arraigado en la geopoltica mundial actual, y estados como Israel, que no es signatario del Tratado de No Proliferacin Nuclear (TNP) de 1968 protegen con vehemencia su arsenal como un factor esencial para la seguridad nacional frente a la constante tensin poltica en sus respectivas regiones.

Tras la ofensiva militar de Israel en Gaza, que a partir del 8 de julio caus la muerte a 1.800 civiles en el enclave palestino, antes de que el martes 5 entrara en vigor el cese al fuego con mediacin de Egipto, los gobiernos rabes argumentan que Israel representa la mayor amenaza para la seguridad de la regin, y no al revs.

China, un estado nuclear con 250 ojivas que mantiene una disputa territorial con Japn, no estuvo presente en Hiroshima.

Los pacifistas japoneses sienten la necesidad urgente de abordar las tensiones que enfrentan a las potencias nucleares, incluida a Corea del Norte, dados los crecientes roces entre los pases de Asia oriental en el disputado mar de China Meridional.

El llamado es para prohibir las armas nucleares que matan y causan un inmenso sufrimiento a los seres humanos. Al poseer estas armas, los estados nucleares representan acciones criminales, sostuvo el profesor Jacob Roberts, del Instituto para la Paz de la Universidad de la Ciudad de Hiroshima.

El movimiento antinuclear se concentra sobre todo en responsabilizar a los estados con armas nucleares que no cumplieron el TNP, aadi.

Roberts mencion el ejemplo del Da de la Conmemoracin que se celebra todos los aos el 1 de marzo en las Islas Marshall, que sufri una devastadora contaminacin por radiacin tras la Operacin Castillo, una serie de ensayos nucleares de alta energa que Estados Unidos realiz en el atoln de Bikini a partir de marzo de 1954.

Miles de personas contrajeron la enfermedad de la radiacin tras los ensayos nucleares, que habran sido 1.000 veces ms potentes que la explosin de Hiroshima.

En total, Estados Unidos deton 67 bombas en el territorio entre 1946 y 1962 en el contexto de la poca de la Guerra Fra y de la carrera armamentista con la Unin Sovitica.

En abril, Islas Marshall present una demanda judicial en la Corte Internacional de Justicia de La Haya y otra en un tribunal de Estados Unidos, contra los nueve estados con armas nucleares por no desmantelar sus arsenales.

Las demandas se amparan en el artculo 6 del TNP, que obliga a los cinco pases que el tratado reconoce como poseedores de armas nucleares (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaa y Rusia) a celebrar negociaciones de buena fe sobre medidas eficaces relativas al cese de la carrera de armamentos nucleares en fecha cercana y al desarme nuclear.

Como sucedi con Japn, Estados Unidos no pidi disculpas a Islas Marshall, sino que expres tristeza por el dao causado. Washington sigue viendo al desastre como el sacrificio de algunos para la seguridad de muchos, afirm Abacca Anjain Maddison, un exsenador del pas del ocano Pacfico.

Pero Estados Unidos no es el nico gobierno en entredicho.

Hiromichi Umebayashi, director del Centro de Investigacin para la Abolicin de las Armas Nucleares (RECNA) de la Universidad de Nagasaki, es un destacado defensor de una zona libre de armas nucleares en Asia oriental y crtico de la administracin del primer ministro japons, Shinzo Abe, que apoyara el argumento de que el podero atmico es necesario para la seguridad nacional.

Umebayashi lidera una campaa para detener la decisin de Japn de trabajar en estrecha colaboracin con Estados Unidos en la rbita nuclear para fortalecer la capacidad de defensa de este pas.

El gobierno japons utiliza la amenaza nuclear de Corea del Norte en el este de Asia para impulsar ms actividades militares. Japn, que recibi un bombardeo atmico, comete un gran error, asegur el activista a IPS.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2014/08/aniversario-de-hiroshima-expone-vigencia-de-la-amenaza-nuclear/

Editado por Kanya DAlmeida / Traducido por lvaro Queiruga



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter