Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-08-2014

Marikana, dos aos despus

Samuel
http://www.javierortiz.net


El 16 de agosto se cumplen dos aos de la masacre de Marikana, cuando la polica sudafricana mat a 34 mineros en huelga, en su intento por desalojarles a toda costa de una colina cercana a las instalaciones de la multinacional Lonmin, la empresa productora de platino para la que trabajaban. Los primeros 17 mineros fueron muertos a tiros como se vieron en las imgenes que fueron difundidas por todo el mundo. Lo que no se vio entonces fue cmo los 17 mineros restantes fueron asesinados inmediatamente despus en una cacera humana, que incluyeron autnticas ejecuciones. La masacre conmocion la Sudfrica post-apartheid y en este blog se habl de ella aqu y aqu. Desde entonces est en marcha una comisin de investigacin, conocida como la Comisin Farlam (al estar presidida por el ex juez, ya retirado, Ian Gordon Farlam), cuyas audiencias pblicas al menos han tenido el mrito de mantener vivo el recuerdo de esta tragedia.

Durante los trabajos de la Comisin, que han sido ignorados por la prensa internacional, han salido a la luz detalles que no se conocieron inicialmente, como los correos electrnicos que muestran la connivencia entre la direccin de Lonmin y la polica, o imgenes de video inditas como las aportadas por el documentalista Rehad Desai, tambin activista social y miembro del comit de apoyo a los mineros. Precisamente es Rehad Desai el autor de un excelente e imprescindible documental, Miners Shot Down (2014), que acaba de colgarse en internet. Debajo pueden encontrar la versin completa, de visin obligada para apreciar cmo funciona el engranaje poltico-econmico, de clase y de raza, capaz de asumir con notable cinismo ("en defensa propia") que una polica militarizada provoque una matanza de trabajadores precarizados y pobres, muchos de ellos migrantes y que se sitan en lo ms bajo de la escala social: los mineros taladradores de roca.


La pelcula parte de la visin de los mineros en huelga para reclamar un salario digno. A ellos les da voz y muestra imgenes de sus protestas en los das previos a la masacre del 16 de agosto. En esos das se produjeron violentos enfrentamientos entre los mineros y los guardias de seguridad de Lonmin y la polica, que dejaron varios muertos, incluyendo entre las fuerzas de seguridad (lo que podra explicar el ensaamiento posterior). Tambin con miembros del sindicato Nacional de Mineros (NUM), mayoritario en Lonmin y aliado con la direccin de la compaa y con el partido del gobierno el Congreso Nacional Africano (CNA).

Un punto de conexin clave entre el NUM, Lonmin y el CNA es Cyril Ramaphosa, el histrico lder sindical que cre el NUM, miembro del CNA y actualmente uno de los hombres ms ricos de Sudfrica. Ramaphosa es miembro de diferentes consejos de administracin, y durante los incidentes de Marikana tambin de Lonmin, puesto que abandon en 2013 para implicarse ms en poltica. Suyos son los correos electrnicos filtrados en los que, veinticuatro horas antes de la matanza, calificaba a los mineros de "viles criminales" y propona que la polica actuara en consecuencia. Pese a su oscuro papel en los sucesos, en diciembre de 2012Cyril Ramaphosa fue elegido vicepresidente del Congreso Nacional Africano y tras las elecciones de mayo de este ao es nada menos que vicepresidente de Sudfrica, nmero dos del gobierno por debajo de Jacob Zuma y por tanto posible prximo presidente. Aunque perdi votos en favor del nuevo partido de Julius Malema, la abrumadora victoria del CNA se explica por su identificacin con la lucha contra el apartheid y porque sigue contemplndose como garanta de gobierno para la mayora de la poblacin negra. Y al fin y al cabo, los taladradores de roca son minoritarios.

La pelcula no muestra las recientes declaraciones del denominado "Sr. X", minero y testigo protegido que sostiene que los responsables de las muertes fueron los propios mineros, que se acercaron a la polica con armas tradicionales y en actitud violenta. Sin embargo, dicha confesin se contradice con muchos de los otros elementos de prueba que muestra la pelcula, incluyendo imgenes grabadas por la propia polica.

As, el film explica muy bien cmo los mineros optaron por concentrarse en las colinas que luego fueron cercadas por las fuerzas policiales. Las colinas no formaban parte de los terrenos privados de la compaa Lonmin, all se refugiaron para sus asambleas justamente por su carcter comunal y no haba ningn motivo legal para desalojarles de all a la fuerza. En una escena potente de la pelcula, das antes de la tragedia, la polica interrumpe el acceso de los mineros a la colina y les exige que suelten las lanzas que portaban. El dilogo, cnticos incluidos, es tremendo: los mineros argumentan que las necesitan para defenderse, pues de noche suelen atacarles guardias de seguridad y miembros del NUM, y dos de los suyos haban muerto haca poco. Ellos no tienen nada con la polica, con sus hermanos negros, solo quieren negociar con los gestores de la compaa. En otra escena uno de sus lderes recuerda a los trabajadores: "La sangre de un taladrador no es diferente de la de los directivos!". Pero los ejecutivos y sus esbirros policiales pensaban lo contrario. Y con sangre quisieron demostrarlo.

 * * *

Eplogo: la exhibicin de violencia policial no arredr a los trabajadores de las minas de platino en Sudfrica. Continuaran las huelgas para exigir mejoras en sus salarios y condiciones de trabajo, muchas promovidas por el sindicato AMCU, que antes haba apoyado a los mineros de Marikana frente al NUM. En enero de este ao el AMCU convoc una gran huelga en las minas de platino sudafricanas que en mayo, en vsperas de las elecciones,ya se haba convertido en la mayor huelga y la ms duradera en la historia de Sudfrica, con prdidas multimillonarias para la industria. Finalmente el pasado junio la industria minera dio su brazo a torcer y acept el aumento del salario mensual base a los 12.500 rands por el que haban luchado los taladradores de Lonmin. Dos aos y decenas de muertos despus.


Fuente original: http://www.javierortiz.net/voz/samuel/marikana-dos-anos-despues-1



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter