Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-08-2014

Cuatro experiencias de autogestin
Trabajo sin patrn en Europa

Alioscia Castronovo y Elisa Gigliarelli
Diagonal

Repasamos las experiencias europeas ms avanzadas en la recuperacin de fbricas por parte de los trabajadores


De Francia a Grecia, cuatro experiencias de recuperacin de fbricas en Europa muestran que se puede trabajar sin patrones.

Marsella. Fralib: el elefante victorioso

Hay un elefante en Francia que se ha transformado recientemente en un smbolo de lucha. Es el elefante que aparece en el logo de un t muy conocido en la regin, producido desde hace 120 aos en una fbrica, de nombre Fralib, situada en el rea metropolitana de Marsella, a 20 kilmetros de la ciudad. La multinacional Unilever, duea de la marca Th lphant y tambin del t Lipton, decidi en septiembre de 2010 cerrar la fbrica y trasladar la produccin a Polonia, en busca de mano de obra ms barata.

182 trabajadores se quedaron en la calle. Pero reaccionaron rpidamente y ocuparon la fbrica. Desde all empezaron a reivindicar, apoyados por los sindicatos, no slo los salarios que les deban, sino tambin el derecho a mantener sus puestos y a autogestionar la produccin. Unas medidas acompaadas de una campaa de boicot a la transnacional.

El 26 de mayo de 2014, tras ms de 1.336 das de protestas y de ocupacin de la fbrica, los trabajadores de Fralib obtuvieron una victoria histrica en la batalla legal contra Unilever, la cuarta empresa alimentaria ms grande del mundo.

Aunque Fralib no pudo conservar la marca lphant, en el mes de julio los trabajadores lograron por fin retomar la produccin del t y de las infusiones de hierbas. Adems, consiguieron que Unilever los indemnice con 20 millones de euros por los daos causados por el cierre de la fbrica. Con este impulso, los 60 integrantes actuales de Fralib volvieron a sus puestos de trabajo en la fbrica, esta vez bajo control obrero. Ahora no slo trabajan sin patrn, sino que han reemplazado los aromas qumicos por productos naturales y orgnicos provenientes de cooperativas de productores locales, en el mbito de la economa solidaria y alternativa.

ste es un proceso que no tiene vuelta atrs, dice Rima, obrera de Fralib desde hace varios aos. Empez a trabajar con contratos precarios. Ahora es integrante de pleno derecho en la cooperativa. Desde que empezamos esta lucha, nos hemos dado cuenta de que estamos en una etapa muy importante con respecto a nuestra libertad como trabajadores y ciudadanos; hemos necesitado mucha fuerza, mucha energa, pero ahora tenemos que seguir adelante, sin detenernos ni tener miedo, concluye Rima.

Estambul. Kasova: No es sueo, es necesidad

La ciudad de Estambul ha vivido un ao de movilizaciones multitudinarias a partir de las resistencias del movimiento en defensa del parque Gezi, de los sindicatos combativos y de muchas otras experiencias de lucha en contra del autoritarismo del Gobierno, la explotacin laboral, la especulacin inmobiliaria o la expropiacin de los bienes comunes. La historia de los obreros de la fbrica Kasova se ha desarrollado en este contexto, convirtindose en la primera fbrica recuperada en Estambul desde los aos 70. Esta experiencia ha evolucionado en profunda relacin con otras experiencias, entre ellas la de la fbrica ocupada Greif, desalojada por la polica el pasado mayo, o el peridico Karsi, ocupado y autogestionado por sus trabajadores.

La Diren Kasova (Kasova Resiste) se encuentra en Osmanbey, un barrio textil con una fuerte tradicin de lucha obrera, cerca de la plaza Taksim y del parque Gezi. En los ltimos seis meses de vida de esta fbrica textil, el antiguo dueo empez a bajar los salarios, a despedir trabajadores y a reducir el volumen de produccin. Cuando en 2013 la plantilla descubri los planes del patrn, decidi tomar la fbrica y defender las mquinas, enfrentndose y resistiendo a la presin policial, a un intento de desalojo y a varias amenazas durante las noches de toma.

Los obreros han suplido la falta de experiencia sindical con la solidaridad de los vecinos y de varios grupos polticos. En los meses de lucha se han construido conexiones con los vecinos, que se dieron cuenta de las amenazas de desalojo y empezaron a visitar la fbrica durante la toma. Al mismo tiempo, la relacin con el forum [asamblea] barrial ha ido creciendo en intensidad. Todo esto ha sido clave, desde el principio, para el xito de la lucha, nos cuenta Bulent, uno de los integrantes de Kasova. Sin salarios y sin ningn tipo de indemnizacin, fueron momentos muy difciles, dice. La solidaridad y el apoyo popular, en particular de los forums, asambleas barriales surgidas desde el movimiento de Gezi, junto a la determinacin de la plantilla de Kasova, fueron determinantes.

Actualmente, los obreros de Kasova luchan para que les devuelvan las mquinas que consiguieron llevarse antes de la quiebra definitiva de la fbrica. La necesidad de empezar a producir para garantizar ingresos para los integrantes de la cooperativa es un tema vital, una urgencia econmica, pero tambin poltica: demostrar que es realmente posible producir sin patrones, en el marco de la autogestin.

Queremos empezar una campaa poltica para que nos reconozcan el derecho a producir sin patrn dice Bulent. Queremos reducir el horario de trabajo, mejorar nuestras condiciones de vida, trabajar de manera autogestionada: sabemos que no es fcil, pero queremos intentarlo. No es un sueo, es la necesidad de mantener un puesto de trabajo para sobrevivir de manera digna.

Salnica. Trabajo sin patrn en Vio.Me

En Salnica, ciudad industrial del norte de Grecia, hace casi dos aos que se desarrolla una historia que se ha convertido en referencia obligada en toda Europa. Es la historia de una fbrica abandonada por sus dueos, enseguida olvidada por el Estado y el Gobierno, ignorada por el sindicalismo burocrtico. En esta fbrica, como en muchas otras de Grecia y el sur de Europa, los trabajadores fueron despedidos cuando la empresa entr en quiebra. En 2011, los trabajadores de Vio.Me, reunidos en asamblea general, decidieron tomar la fbrica y gestionarla ellos mismos. La fuente de inspiracin fueron, una vez ms, las empresas recuperadas argentinas.

Gracias a la solidaridad pudimos recuperar lo nuestro, la dignidad de nuestras familias, y seguir con pasin y fuerza en nuestra lucha, dice Makis, uno de los trabajadores de Vio.Me. Al igual que en el caso de Argentina, la recuperacin de esta fbrica de materiales de construccin hubiera sido imposible sin las redes de apoyo y solidaridad de ciudadanos y movimientos sociales.

Los trabajadores de esta fbrica afirman que es necesario pensar la produccin en relacin a las necesidades sociales. En primer lugar, en relacin a las necesidades de la plantilla, no slo las econmicas, sino tambin pensando en la sostenibilidad del ritmo de trabajo, la seguridad, las relaciones sociales entre ellos. La produccin tambin debe estar pensada en relacin a las necesidades de la comunidad, de los grupos de apoyo de la fbrica, de los vecinos. Y tambin del medio ambiente: hace ms de un ao, Vio.Me inici la produccin de detergentes ecolgicos. La fbrica recuperada, afirman los trabajadores, es un patrimonio comn, no pertenece ni a un patrn ni a los obreros, sino que es parte de una lucha mas grande.

El proceso de autogestin se concreta a travs de prcticas cotidianas de democracia directa, basadas en la participacin del conjunto de los integrantes de la cooperativa en la toma de decisiones. Cada da nos encontramos en la fbrica y decidimos en asamblea durante la primera hora de trabajo las actividades del da, nos cuenta Dimitris, otro trabajador de Vio.Me, y una vez al mes tenemos la asamblea general de todos los integrantes de la cooperativa, en la que tratamos todos los temas de gestin, produccin y las cuestiones polticas en conjunto. Entran a trabajar a las 7h y salen a las 15h. Estbamos acostumbrados a trabajar para otros. Ahora lo hacemos para nosotros, dice Alexandros, otro trabajador de Vio.Me.

Roma y Miln. Recuperando Officine Zero y Ri-Maflow

En Italia existen muchas experiencias que consiguieron gestionar de forma diferente la produccin, reinvertir las ganancias y transformarse en cooperativa. Pero destacan dos experiencias innovadoras surgidas de las resistencias contra las polticas neoliberales: Officine Zero, en Roma, y Ri-Maflow, en Miln.

El proyecto de reconversin de Officine Zero surgi de la lucha llevada a cabo en la fbrica RSI, un taller de reparacin de ferrocarriles situado en el barrio de Casalbertone, a un kilmetro de Tiburtina, la nueva estacin de los trenes de alta velocidad de la capital. La fbrica quebr en 2011 por la crisis del sector ferroviario pblico y por la deficiente gestin de los propietarios, que paulatinamente haban bajado la produccin y despedido a buena parte de la plantilla.

El 20 de febrero de 2012, los ltimos 33 obreros despedidos decidieron tomar la fbrica exigiendo el pago de sus salarios. Durante esta lucha consiguieron un fuerte apoyo de las redes barriales, de los centros sociales ocupados y del movimiento estudiantil. La fbrica se abri a la sociedad y empez un proceso poltico asambleario llamado la idea loca, un proyecto de lucha y trabajo en comn entre diferentes sectores laborales, a partir del apoyo a la lucha obrera contra la patronal y con el objetivo de crear un proceso de recuperacin del espacio de forma colectiva y cooperativa.

El resultado de estas asambleas es el proyecto Officine Zero cero explotacin, cero patrones y cero contaminacin, basado en la recuperacin de la fbrica y su reconversin productiva en base a diferentes proyectos laborales cooperativos. Lo que une estas experiencias diferentes es la bsqueda de otro modelo de relaciones sociales y laborales, basados en la autogestin y la cooperacin.

La construccin de una alternativa concreta se articula entre varios proyectos de la fbrica: talleres artesanales, un proyecto de reutilizacin y reciclaje de las mquinas que han sido recuperadas y reactivadas por los antiguos obreros de la fbrica y nuevos integrantes del proyecto y un espacio de common working. Adems, hay una casa estudiantil autogestionada y un comedor popular. Otro proyecto surgido en la fbrica es la Camera del Lavoro Autonomo e Precario, con asistencia legal gratuita como forma de experimentacin del sindicalismo metropolitano, organizado desde abajo y basado en la solidaridad, la lucha comn y la conexin entre trabajadores precarios.

El mismo tema de la reutilizacin y el reciclaje es fundamental tambin en el proyecto de otra fbrica recuperada en Italia, la Ri-Maflow, de Trezzano sul Naviglio, cerca de Miln. Esta fbrica fue tomada por los obreros para evitar el vaciado de las instalaciones y que se llevaran las mquinas. La mayora de los obreros despedidos participan en la cooperativa y han abierto la fbrica a la comunidad a travs de la feria de segunda mano, que se ha transformado en un espacio fundamental de la economa solidaria a nivel territorial.

Nexos entre las fbricas recuperadas

En el ltimo ao, se han producido dos momentos de encuentro para construir un espacio poltico de conexin, debate y solidaridad entre las fbricas recuperadas europeas. El primero se produjo en noviembre de 2013, en Roma, en el encuentro Agora99. El segundo, en la fbrica recuperada Fralib, en enero de 2014, donde obreros de empresas recuperadas, activistas, militantes e investigadores de Europa y Amrica Latina se reunieron para conectar experiencias y analizar los lmites y los desafos de nuevas experiencias de sindicalismo de base, imaginando la construccin concreta de redes de solidaridad para fortalecer la autogestin.

Con el nombre de Encuentro regional euro-mediterraneo de Economa de los trabajadores, se gener un espacio de debate, investigacin e intercambio impulsado por el programa Facultad Abierta de la Universidad de Buenos Aires y su director Andrs Ruggeri, en donde participaron obreros, activistas, investigadores desde Europa y Amrica Latina. En estos das fue presentada por Daro Azzellini la pgina web sobre control obrero workerscontrol.net. El prximo, encuentro internacional ser en Venezuela en julio 2015.

Alioscia Castronovo, Elisa Gigliarelli. Integrantes del grupo de investigacin sobre empresas recuperadas de Officine Zero (Roma)

Fuente: https://www.diagonalperiodico.net/panorama/23621-trabajo-sin-patron-europa.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter