Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-08-2014

Donde creci Ignacio Guido Montoya puede haber otros 20 nietos
Sale a la luz complicidad de empresarios con la dictadura militar

Stella Calloni
La Jornada


La reciente recuperacin por las Abuelas de Plaza de Mayo del nieto 114, Ignacio Hurban, cuya verdadera identidad es ahora Ignacio Guido Montoya Carlotto, nieto de la presidenta de ese organismo, Estela de Carlotto, abri la compuerta de los secretos de la pasada dictadura militar en Olavarra, donde se sospecha puede haber otros 20 jvenes que fueron robados a sus padres, desaparecidos entre 1976-1983.

Acaba de descubrirse que el mdico que firm la partida de nacimiento del nio arrebatado a su madre, Laura Carlotto, a slo cinco horas de haber nacido, se llama Julio Sacher y perteneci a la polica bonaerense. Los otros mdicos investigados son Luis Alejandro Seambelar (urlogo), tambin de la bonaerense, y Augusto Lpez Villamide, del Regimiento de Tanques 2 de Olavarra.

Tanto Laura como su compaero y padre de Guido, Wilmar scar Montoya (23 y 26 aos, respectivamente), fueron secuestrados a finales de 1977, vctimas de torturas y asesinados.

Desde Olavarra, las periodistas Claudia Rafael y Silvana Melo denuncian, en una investigacin que anticipa hoy el semanario Miradas al Sur, la trama de la apropiacin del nio, llamado Guido por su madre, que fue entregado por el productor agrario y terrateniente Carlos Francisco Aguilar a un matrimonio de peones que cuidaban su finca, Juana Mara Rodrguez y Clemente Hurban, a quienes pidi que nunca dijeran que era adoptado hasta que l muriera.

A slo tres meses de la muerte de Aguilar la verdad salt y fue confirmada por la humilde madre adoptiva. Pero un nombre lleva a otro y esta historia se une a lo sucedido en Olavarra, donde existe la poderosa empresa cementera Loma Negra, tambin en la mira, habida cuenta de la amistad de su recientemente fallecida duea, Amalia Fortabat, con los militares y el poder econmico.

Despus de las lgrimas llegaron las preguntas de cmo poda haber llegado un nio desde un campo de concentracin de la dictadura, un hospital policial o del hospital militar central esto est en investigacin a ese lugar tan oculto. En general los nios eran buscados entre familias de militares, en sectores de clase media, y es la primera vez que se conoce otro destino insospechado, como es el caso de Guido.

Lo extraordinario en todo esto es que a Guido, que en cualquier caso estaba destinado a ser un pen, lo salv su pasin por la msica y la lectura, su compromiso social heredado de los padres, lo que l llam esa gentica de amor y rebelda.

Su salvacin lleva ahora a la posible salvacin de otros y a la verdad de las relaciones socioeconmicas con la dictadura en esa zona donde exista un regimiento del ejrcito, el de Tanques 2 Lanceros General Paz, y muy cerca una siniestra crcel Sierra Chica, y tambin en Monte Peloni un centro clandestino de detencin.

Varios militares sern juzgados en una causa que comenz mucho antes del hallazgo de Guido, el prximo jueves. Comparecern ante la justicia en Mar del Plata los civiles Emilio Felipe Mndez y Julio Manuel Mndez, el ex suboficial mayor Jos Luis Ojeda y los ex coroneles Julio Alberto Tommasi y Roque Italo Pappalardo, acusados del secuestro, tormentos y homicidio de Carlos Alberto Moreno, abogado laboralista de Olavarra, cuyo crimen fue defender trabajadores contra la empresa Loma Negra.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/08/18/index.php?section=mundo&article=028n2mun



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter