Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-08-2014

Por qu Podemos?

Luis Roca Jusmet
Rebelin


Vivimos una crisis nacional dentro de una crisis global. La crisis global es la crisis producida por la lgica devastadora del capitalismo. Es una economa mundial basada en la acumulacin ilimitada de capital. Una lgica implacable al servicio de las grandes empresas multinacionales y del capitalismo financiero que hacen que vivamos en una etapa en la que los beneficios se deben bsicamente a la especulacin financiera. Esto ha conducido a una crisis de valores, econmica y ecolgica sin precedentes.

El poder poltico no se ha contrapuesto, no ha equilibrado y regulado este proceso. Al contrario, ha aplicado una poltica neoliberal que le ha transformado en un aliado, ya que ha ayudado a los monopolios y oligopolios ha aumentar sus beneficios.

La consecuencia es que en el mundo domina una oligarqua econmica y poltica. Cmo ? A travs de las puertas giratorias, que quiere decir que los directivos de grandes empresas se pasan a la poltica y los polticos se transforman en aliados de las grandes empresas. A travs de los lobbies, que son empresas cuya funcin es presionar y recompensar a los polticos porque aprueben o rechacen leyes que benefician o perjudican a las grandes empresas.

En pases como el nuestro hay, ciertamente, elementos democrticos limitados. Hay elecciones basadas en el sufragio universal, hay libertad poltica ( expresin, manifestacin, asociacin, expresin) y hay un Estado de Derecho. Pero el poder poltico es oligrquico porque se ha creado una casta poltica con intereses propios. Qu quiere decir estos? Quiere decir que hay polticos profesionales que han hecho de su oficio un negocio, una fuente de privilegios. Cmo lo han hecho? Porque el sistema electoral favorece los grandes partidos. Porque estos partidos funcionan de manera oligrquica, ya que hay sectores que lo controlan con formas aparentemente democrticas.

Porque los partidos funcionan como grandes empresas, basados sobre todo en la publicidad. Porque las listas cerradas las decide la oligarqua del partido; porque no hay libertad de voto y el voto lo deciden las oligarquas de los partidos. Es una partitocracia la que posibilita la aparicin de esta casta poltica. En nuestro caso, que hemos heredado un modelo caciquil del franquismo, se ha prolongado en las instituciones post-franquistas. Las redes clientelares de los partidos tienen una dimensiones desconocidas en la mayora de las democracias paralamentarias actuales. Otra cuestin es que los partidos no presentan ningn programa concreto ni se les hace ni se les puede hacer una auditora sobre lo que proponen y lo que hacen.

El PSOE ha sido, con el PP, el responsable principal del desastre que vivimos. En sus respectivos gobiernos de Felipe Gonzlez y Jos Luis Rodriguez Zapatero hizo algunas cosas buenas pero globalmente particip en la creacin de esta casta poltica con sus redes clientelares y en la formacin de esta oligarqua econmico-poltica. Lo cual significa que el PSOE no puede ser una alternativa de izquierdas. Los partidos nacionalistas mayoritarios (CiU, PNV) han participado en mayor o menor medida en la debacle.

Los partidos de izquierda independentistas se definen por su independentismo radical y no por ser de izquierdas. Le ocurre a Bild y al CUP. ERC es un partido oportunista cuya identidad es el independentismo. Por el lado contrario tenemos a Ciutadans y a UyP, partidos de clara ambigedad ideolgica y definidos tambin por el nacionalismo espaolista.

Quedan algunas alternativas a considerar. Tenemos a Comproms y Equo. Son alternativas interesantes pero que han cuajado parcialmente.

Queda por supuesto IU y en Catalua ICV-EUiA. La historia de ambas formaciones es larga. Las dos vienen del PCE-PSUC, partidos hermanos leninistas, con una concepcin organizativa rgida y un papel de vanguardia. Forma parte de su historia y quedan restos. Estn formados en gran parte por polticos profesionales y no dejan de ser una coalicin de partidos que quieren dominarlo, lo cual es un lastre. IU no ha conseguido aglutinar un movimiento ciudadano en muchos aos. Ha fracasado. De ICV-EUiA podemos decir lo mismo. Con una crisis profunda no es de recibo que no lleguen ni siquiera al 20 % de los votos.

Esta falta de alternativas se combina con movimientos sociales como los indignados y el 15-M que exigen nuevas formas democrticas y una poltica social diferente. Pero es necesario que estos movimientos tenga una representacin institucional. Porque en las instituciones se toman las decisiones que luego nos afectan. Porque hay que aspirar a gobernar, no a resistir. Podemos aparece de manera espontnea y recoge las expectativas de estos movimientos. Lo importante es que recoge votos de mucha gente de izquierda que no hubiera votado. Lo importante es que es un proceso en construccin y que se est construyendo de manera democrtica.

El programa de Podemos se est elaborando. Pero sus referencias bsicas es la defensa de un poder poltico ciudadano que no se constituya en oligarqua poltica y que se enfrente a la oligarqua econmica . Para ello debe defender de manera consecuente los derechos individuales, sociales y polticos.

Los derechos individuales se basan en la idea de la libertad como no-dominacin y que la libertad acaba cuando topamos con los derechos de los otros. El Estado puede intervenir para limitar la libertad individual siempre que sea para garantizar no la libertad del otro ( que es evidente) sino los derechos sociales de todos los ciudadanos. La libertad por lo tanto se equilibra con la igualdad social. Ahora bien hay que plantearse claramente la defensa del derecho al aborto y a la eutanasia. Discutir sobre la legalizacin de las drogas, tema complejo y delicado.

Los derechos sociales son claras : trabajo en condiciones dignas, vivienda, educacin, sanidad. Es importante discutir el tema de la renta bsica. La discusin pasa por decidir si es un impuesto negativo para garantizar unas condiciones de vida bsicas a cualquier ciudadano o es un renta mnima para los que no encuentran trabajo.

Pero Podemos debe articular propuestas econmicas que sean creibles. Si se queda en una declaracin de principios o de crticas sin ofrecer alternativas nunca ser una alternativa de gobierno. Lo que necesitamos es realmente una alternativa de gobierno, Debe abrirse a las otras opciones de izquierda sin dejar de se un partido diferente. Diferente porque es realmente democrtico y porque no hay caragos ni polticos permanentes. El carcter rotatorio es fundamental.

Podemos es la nica alternativa posible al PSOE para los votantes que quieren un cambio radical en este pas. Lo cual no quiere decir que no deba de buscar alizanzas con IU, Equo... Pero no debe ceder a ningn nacionalismo, ni al espaolista ni al soberanista de Euskadi o Catalua. Su batalla debe ser otro.

Es evidente que Podemos puede llenarse de oportunistas y que se movera en la ambigedad ideolgica. Pero hay que asumirlo. Lo que debe mantener es una forma organizativa diferente, que evite las redes clientelares, la profesionalizacin d ela poltica y las estructuras oligrquicas bajo formas aparentemente democrticas. Y una lnea de defensa clara de la democracia participativa y los derechos humanos. Debe ser lo suficientemente amplio para incluir a todos los que estamos por una transformacin radical de la sociedad que la libere de los poderes oligrquicos que la dominan y que defienda unos valores ticos y polticos ms justos y solidarios. Vale la pena intentarlo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter