Portada :: Otro mundo es posible :: Resistencia Global
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-08-2014

Resea de Un reportero en la montaa mgica, de Andy Robinson
La casta de Davos contra la plebe mundial

Enric Llopis
Rebelin


Se define como corresponsal volante. El periodista Andy Robinson escribe para La Vanguardia y The Nation (Nueva York), y en el blog Diario itinerante sigue los flujos globales de capital que desestabilizan el mundo. Inspira su trabajo una mxima del gegrafo marxista David Harvey: el capitalismo jams resuelve sus problemas; se limita a desplazarlos a otros lugares. En el libro Un reportero en la montaa mgica. Cmo la lite econmica de Davos hundi el mundo (Ariel), Andy Robinson desvela los entresijos de los magnficos foros que se celebran en esta ciudad suiza, donde la lite mundial celebra el filantrocapitalismo al tiempo que ellos y sus corporaciones practican la evasin fiscal sin el menor escrpulo.

El corresponsal escribe con un estilo muy directo, popular, anglosajn, con la fuerza y la vitalidad de las buenas crnicas, y donde acertadamente se mezclan el detalle y el dato con la crtica enrgica a unos archimillonarios que viven de espaldas, encerrados en su montaa mgica de Davos (el libro es tambin un paralelismo con la novela de Thomas Mann), al sufrimiento de la gente comn. Adems de informacin especializada, el reportero cuenta cmo espa las conversaciones de los magnates, sus sueldazos, festines y vuelos privados, los paisajes y cafeteras de la localidad que acoge los grandes foros, las conversaciones con ciudadanos corrientes, activistas o economistas crticos. Pinceladas de vitalidad que acercan un asunto supuestamente complejo a la generalidad de los mortales.

A qu llamamos crisis? Tras la quiebra de Lehman Brothers (octubre de 2008), el patrimonio de los 103.000 llamados ultrarricos mundiales (individuos de los cinco continentes cuyo patrimonio rebasaba los 30 millones de dlares, haba cado el 20%. Tres aos despus, su patrimonio haba sufrido una suerte de efecto rebote: tras subir un 33%, ya rebasaba el rcord de los aos de la burbuja econmica. A escala mundial, el nmero de millonarios Forbes haba aumentado un 27% desde el inicio de la crisis en el ao 2007, explica Andy Robinson. Con los ejemplos podra rellenarse una hemeroteca. Brian Moynihan, cabeza del Bank of America vio cmo se cuadruplicaba su remuneracin tras las crisis (hasta ocho millones de dlares), al tiempo que despeda a 30.000 empleados. O Klaus Kleinfeld (ejecutivo de Aldecoa, una de las grandes del aluminio), que se embols unos 10 millones de dlares anuales desde que fue destituido en la presidencia de Siemens.

ste es el rostro ms duro, la cara ptrea, de las reuniones de Davos y de sus protagonistas. La rapia a gran escala. Magnates que se renen y conectan en red (networking) para cerrar negocios y pontificar sobre problemas globales. Pero la realidad as pintada, descarnada, parece de difcil venta y, ms an, en medio de una crisis sistmica. De ah la presencia de emprendedores y filntropos sociales, o as se vesta a personajes como Bill Gates, Bono (cantante de U2), Bill Clinton o Paulo Coelho. Tras las formalidades y los debates sobre la desigualdad, seguiran las juergas desenfrenadas en los hoteles, apunta el reportero britnico, pero sin que ello empae un relamido consenso que pone en armona a toda suerte de ONG con grandes corporaciones multinacionales.

La presencia en el Foro Econmico Mundial (WEF) de Davos est tasada por la organizacin. El precio para los miembros es de 50.000 dlares anuales, a lo que se aaden 19.000 por cada foro. Los asociados han de satisfacer 156.000 dlares ms, y 567.000 dlares si uno pretende ser socio estratgico. Estos pomposos encuentros llevan por ttulo Normas compartidas para la nueva realidad (2011); Moderando nuevos modelos (2012) o Dinamismo resistente (2013). Son, adems, habituales palabros como progreso social, filantropa humanitaria, social entrepreneurs, igualdad de oportunidades y stakeholder society. Palabrera que sin pudor se utiliza en magnos foros blindados contra la calle: tecnologa punta de identificacin de rostros, presencia de al menos 3.500 militares, y francotiradores estratgicamente localizados. Todo ello en un pequeo y pacfico pueblo suizo.

En la llamada sociedad de la informacin es decisiva la imagen y el control de contenidos. Y a ello no es ajena la aristocracia de Davos. Andy Robinson cuenta cmo se le impidi la entrada, acompaado de Claudi Prez (El Pas) a una sesin sobre narrativas econmicas. El reportero luca una acreditacin marrn, que no le result suficiente para ingresar en la conferencia. S pudieron hacerlo los media leader (acreditacin blanca), como Thomas Friedman (The New York Times), Michael Elliot (Time Magazine), Nik Gowing (BBC), Charlie Rose (Bloomberg) o Juan Luis Cebrin (Prisa). En el foro de 2011, Jean-Claude Trichet, expresidente del BCE, salud con un estentreo Hi Maria! How are yooou! a Maria Bartimoro, presentadora de CNBC y aficionada a viajar en los aviones privados de Citigroup durante sus trabajos de investigacin periodstica.

El libro de Robinson cita numerosos ejemplos de la gran estafa global, pero tal vez el pequeo anecdotario, recogido en primera persona por el reportero, explique mejor las cosas que un tratado cientfico. Por ejemplo, sobre las puertas giratorias. Cuenta el periodista cmo trabajando en una cafetera, con la BlackBerry en la oreja, se acerc a escuchar una suculenta conversacin entre Larry Summers (exsecretario del Tesoro de Estados Unidos) y el expresidente de Mxico, Ernesto Zedillo (despus consejero del Citibank y del Grupo Prisa). Hablaban sobre la posible designacin como consejero delegado de Banamex, del expresidente del Banco de Mxico, Guillermo Ortiz. Segn Zedillo, Guillermo tendr que aguardar unos meses, para no infringir la ley de incompatibilidades. Respondi Summers: Pues en Estados Unidos, no. Si hubiera querido, hubiese podido ir directamente desde la Casa Blanca a Goldman Sachs!.

Son mecanismos de cooptacin y endogamia entre personajes de una lite que pueden cuantificarse con nmeros. Incluidos todos los impuestos, el tipo aplicado a los superricos (el 0,1% mejor remunerado) pas del 60% en la dcada de los 60 al 30% en el ao 2000. As, el integrante medio del ranking Forbes pagaba en 2012 el 18% en impuestos. Dicho de otro modo, muchos gestores de fondos de inversin pagan menos impuestos que las mujeres que limpian sus mansiones en Greenwich (Connecticut), una tendencia que se ha reproducido en Europa en los ltimos aos, destaca Robinson.

El captulo quinto del libro desenmascara la farsa del filantrocapitalismo y a alguno de sus grandes abanderados, como Bono, estrella del rock irlands. En 2004 se cre el fondo de capital privado Elevation Partners, con Bono como principal socio. El fondo ech a andar con la compra de una importante participacin en la revista Forbes (muchos de quienes ocupan las posiciones ms elevadas del ranking Forbes Bill Gates, Michael Dell, Steve Jobs y dems emprendedores sociales y filantrocapitalistas- seran compaeros de Bono en la lucha contra la pobreza global, seala Andy Robinson). Despus, Elevation Partners adquiri una participacin de 120 millones de dlares en Facebook. Otra de las grandes ideas del cantante consisti en crear el logo (RED), un certificado tico que asignaba a empresas como Microsoft, Apple, Armani, American Express, Gap o Starbucks (muchas de ellas denunciadas por evasin fiscal) a cambio de que estas ingresaran parte de sus beneficios en el fondo global del artista. Se trataba de ofrecer al cliente corporativo el producto global mejor diseado para minimizar su factura tributaria.

Parecida filosofa anim a los proyectos de reconstruccin en Hait de los Davos Man, despus del terremoto de 2010 que termin con la vida de 316.000 personas y dej a un milln sin techo. Esta vez los protagonistas fueron el filantrocapitalista irlands Denis OBrien (con una fortuna de 5.000 millones de dlares amasado en el negocio de la telefona mvil, primero en Irlanda, pero tambin en el Caribe, Amrica Central y el Pacfico); y Bill Clinton a la cabeza de su Clinton Global Initiative. Ambos aprovecharon las oportunidades para el lucro que Naomi Klein explica en La Doctrina del Shock. Recuerda Andy Robinson que la Comisin Moriarty lleg a la conclusin de que OBrien pag 150.000 libras irlandesas al ministro de comunicaciones irlands para una adjudicacin de telefona mvil. Y que es famoso en Dubln por sus audaces maniobras para evadir impuestos.

El captulo sptimo se dedica a un pueblo suizo de 20.000 habitantes: Zug, un lugar excelente donde no se pagan impuestos. En dos o tres calles de esta localidad se alojan 29.000 empresas, entre ellas 500 sedes globales de multinacionales y cientos de otras sedes regionales. De compaas farmacuticas y biotecnolgicas como Novartis, Amgen, Roche o Biogen; otras como Siemens y Johnson and Johnson; la agencia de informacin Thomas Reuters, de materias primas como Glencore, de comida rpida como Subway y Burger King; Coca-Cola La casustica sera interminable. Por ejemplo, segn Andy Robinson, Zug ayud a un puado de consejeros socios de Glencore a forrarse como jams hubieran podido imaginarse. Adems, de las 17.000 empresas registradas en el cantn, en 17.000 no consta ningn empleado registrado.

La idea de fondo es la transferencia de beneficios (y minimizacin de gastos tributarios) a filiales radicadas en parasos fiscales. Sea McDonalds en Ginebra, Starbucks en Lausana (en 2012 trascendi la noticia de que esta compaa no haba registrado beneficios tras diez aos de implantacin en el Reino Unido), etctera. Los gigantes de Internet (Apple, Google, Yahoo, Facebook, Amazon) eligen como paraso fiscal Luxemburgo, Holanda, Irlanda o Bermudas. Segn una investigacin de El Pas, el 99% de las ventas realizadas por Google en Espaa se facturan en Irlanda. Es bien sabido, adems, que 30 de las empresas del Ibex-35 espaol disponen de filiales en parasos fiscales. La crisis

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter