Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2014

Espas en los medios de comunicacin ponen en peligro a todos los periodistas

Wayne Madsen
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


La creciente tendencia de la Agencia Central de Inteligencia y de otras agencias de inteligencia estadounidenses de hacer caso omiso de anteriores prohibiciones contra el uso de periodistas como agentes, pone en peligro a todo reportero legtimo en el mundo. La CIA tiene un pasado turbulento en el uso de periodistas como agentes de inteligencia. La prctica fue comn en los aos 60 y a principios de la dcada de los 70, pero fue prohibida por los presidentes Gerald Ford y Jimmy Carter. Sin embargo, cuando el presidente Ronald Reagan ayud a reavivar la Guerra Fra, la CIA comenz nuevamente a utilizar periodistas como agentes de inteligencia. La prctica puso en peligro a numerosos periodistas, especialmente los tomados como cautivos por grupos guerrilleros durante la guerra civil libanesa. No hay nada que sugiera que algn presidente desde Reagan haya discontinuado la prctica de utilizar periodistas como agentes.

Los agentes de inteligencia que operan bajo cobertura periodstica pueden tomar diferentes formas:

Se ha sabido que periodistas que trabajan para operaciones mediticas financiadas por el

Broadcasting Board of Governors del gobierno de EE.UU. abandonan organizaciones mediticas legtimas, donde ya han establecido fuertes credenciales periodsticas y contactos de alto nivel, para unirse a operaciones gubernamentales como Radio Free Europe y las otras para realizar tareas para los servicios de inteligencia estadounidenses.

Una de las fuentes favoritas de la CIA para sus periodistas-agentes durante la Guerra Tribune fue el International Herald Tribune, anteriormente Paris Herald Tribune, basado en Pars. El peridico termin por ser propiedad conjunta de The Washington Post y el New York Times. El editor jefe del Herald Tribune News Service, Nathan Kingsley, abandon la sede del peridico en Pars para ser jefe del servicio de noticias de Radio Free Europe en Mnich. Kingsley reemplaz a Gene Mater quien pas a ser portavoz de asuntos pblicos del Free Europe Committee en Nueva York. Radio Free Europe y el Free Europe Committee estaban ambos conectados con la CIA.

El editor del International Herald Tribune John Hay Whitney, ex embajador de EE.UU. en Gran Bretaa, estuvo involucrado en el establecimiento de una operacin meditica de la CIA llamada Kern House Enterprises, una firma de propiedad de la CIA registrada en Delaware. La filial britnica de Kern House, que est ubicada en Kern House en Londres, public un servicio noticioso de la CIA llamado Forum World Features (FWF), que, por su parte, estaba vinculada a otra fachada de la CIA, el Congreso por la Libertad de la Cultura (CCF por sus siglas en ingles) en Pars. El CCF publicaba, por cuenta de la CIA, dos peridicos: Encounter e Information Bulletin. FWF venda su material noticioso a 50 peridicos en todo el mundo, incluyendo 30 en EE.UU. FWF, que fue establecido en 1965 y supervisado por Kermit Roosevelt, el arquitecto de la CIA del derrocamiento del gobierno democrtico de Irn en 1953, tambin publicaba Conflict Studies, una revista acadmica que estuvo entre las primeras en exagerar la amenaza del terrorismo global a principios de los aos 70. FWF poda presentar a cualquiera de sus agentes como periodista de FWF y enviarlo a cumplir su asignacin. Uno de esos agentes-periodistas fue asignado a la estacin de la CIA en Bangkok.

Durante aos, la CIA oper el Rome Daily American en Italia. El editor del peridico en idioma ingls era un antiguo reportero de Associated Press. El peridico era publicado por la misma imprenta que imprima el pequeo peridico en italiano que representaba los puntos de vista del Partido Socialdemcrata Italiano. The Daily American cerr en 1986.

Otro peridico operado por la CIA era el South Pacific Mail, que tena su sede en Santiago, Chile y era operado por el agente de la CIA David Atlee Phillips. El peridico en idioma ingls era distribuido en Chile y en varias naciones y territorios del Sur del Pacfico, de Nueva Zelanda y las islas samoanas a las Nuevas Hbridas y Tonga. Phillips, quien posteriormente fue identificado como facilitador clave del asesinato del presidente John F. Kennedy en Dallas, dijo que l y unos 200 otros periodistas con los que estaba familiarizado firmaron con entusiasmo acuerdos de secreto con la CIA al ser reclutados como agentes. Entre los que firmaron acuerdos semejantes estaba Arthur Hays Sulzberger, editor de The New York Times.

La Operacin Mockingbird fue una operacin de la CIA para influenciar la cobertura que organizaciones establecidas de los medios noticiosos daban a eventos en las noticias. Incluidos en las operaciones de influencia de la CIA en los medios noticiosos estaban la revista Time, Christian Science Monitor, Newsweek, The Washington Post, The New York Herald-Tribune, Saturday Evening Post, The Miami Herald, The Washington Star, y Copley News Service.

Austin Goodrich era un periodista independiente que escriba para el peridico favorito de la CIA, el Paris Herald Tribune, CBS News, y The Christian Science Monitor. The Christian Science Monitor se ha convertido durante los ltimos seis aos, en un ardiente partidario del gobierno de Obama y de la poltica exterior intervencionista Responsabilidad de Proteger (R2P) de la CIA. Incluso despus que Goodrich fue identificado como agente de la CIA sigui trabajando como periodista en Estocolmo, Amsterdam, Bangkok, y Berln Occidental.

Una manifestacin de la poltica R2P fue el entrenamiento y armamento por la CIA de rebeldes islamistas sirios que en su momento secuestraron al periodista fotogrfico estadounidense James Foley en 2012. El ISIS (EI), el grupo que secuestr a Foley, cuya experiencia periodstica inclua su envo con unidades militares de EE.UU. en Afganistn e Iraq y a rebeldes apoyados por la CIA en Libia y Siria; finalmente lo ejecutaron en una decapitacin atrozmente registrada en un video. Pero siguen existiendo las preguntas sobre si el continuo uso de periodistas como agentes y el uso de periodistas con insurgentes entrenados por la CIA corre el riesgo de que los periodistas sean confundidos con agentes de la CIA, especialmente en zonas de guerra.

Stuart Loory, quien trabaj como corresponsal en Mosc del New York Herald-Tribune en los aos 60 antes de trabajar en Los Angeles Times y CNN, ha dicho que el uso por la CIA de periodistas como espas cuestiona el estatus de cada periodista. Dijo: Si incluso un estadounidense en el exterior con una tarjeta de prensa es un informante pagado por la CIA, entonces todos los estadounidenses con esas credenciales son sospechosos. Loory subray que los periodistas deben estar dispuestos a concentrar sobre s mismos el mismo foco que apuntan tan implacablemente sobre otros.

Sin embargo, la cautela recomendada insistentemente por Loory ha cado en odos sordos en algunos casos. En 2012, el periodista del New York Times, Mark Mazzetti, envi una copia anticipada de un artculo escrito por su colega, la columnista Maureen Dowd, a la portavoz de la CIA Marie Harf. El artculo de Dowd, se refera a una filtracin de la CIA a Hollywood que tena que ver con la produccin de una pelcula llamada Zero Dark Thirty (La noche ms oscura). Desde entonces Harf ha sido ascendida a secretaria de prensa adjunta para el Departamento de Estado donde indudablemente sigue actuando para sus antiguos colegas de la CIA en la identificacin de periodistas dispuestos, especialmente corresponsales extranjeros, ansiosos de cooperar con la CIA.

Mientras una serie de publicaciones impresas cerraban sus puertas, los medios noticiosos basados en la web se han multiplicado como hongos. The Global Post, basado en Boston, pudo enviar al periodista independiente Foley a costosas tareas en Libia y Siria. Un sitio noticioso en la web basado en suscriptores, que tena solo 400 suscriptores, no solo es capaz de enviar a alguien como Foley a cubrir guerras, sino se permite mantener un personal de 65 corresponsales internacionales en ciudades de alto coste que van desde Mosc y Jerusaln a Tokio y Nairobi. Hay que formular algunas preguntas incmodas. Por ejemplo, de dnde recibe Global Post realmente su financiamiento? Y, por qu considera ventajoso empotrar sus periodistas independientes con unidades militares de EE.UU. y grupos insurgentes islamistas financiados por la CIA? Considerando los ltimos 65 aos en los cuales la CIA ha utilizado periodistas como agentes, las respuestas a estas preguntas son tanto ms evidentes.

Strategic Culture Foundation

Wayne Madsen es un periodista investigativo que trabaja en Washington DC, con distribucin nacional. Es editor y redactor de Wayne Madsen Report (por suscripcin).

Fuente: http://www.globalresearch.ca/beheading-of-james-foley-media-spies-put-all-journalists-in-danger/5397917



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter