Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2014

La virreina Bartolina, generala en falda

Hernando Calvo Ospina
Rebelin




No hubiera tenido necesidad de sublevarse. Naci en 1750, un da de agosto, en una pequea comunidad del actual departamento boliviano de La Paz. Con sus padres recorri aldeas y pueblos vendiendo tejidos de lana, aunque en minas y campos tuvieron la mayor clientela: los indgenas necesitados de la sagrada hoja de coca para mitigar la fatiga y el hambre. Poca ganancia les quedaba al tener que pagar alto tributo, en particular a los curas por la hoja.

El comercio salv a Bartolina Sisa de estar entre la servidumbre de los seores feudales, jefes militares o curas. Aunque desde las primeras luces del siglo XVI los reyes catlicos haban prohibido el esclavizarlos porque tenan alma, millones siguieron muriendo sometidos. Por eso, mientras Bartolina caminaba, compraba y venda presenciaba el estado de explotacin, vejamen y miseria en que viva la casi totalidad de sus hermanos de raza.

Ella no tena veinte aos de edad cuando se independiz de sus padres. Algo extraordinariamente extrao por ser muy joven y mujer soltera. Bartolina, que era alegre, esbelta, de piel morena y ojos negros, no necesitaba de un hombre para sobrevivir econmicamente. Solo requera de su complemento, como el agua y la tierra. Esto lo encontr en el tambin comerciante Julin Apaza, con quien pas a compartir lecho, negocios, sueos y cuatro hijos. Tiempo atrs haba sido minero en Oruro. Debi dejar hasta la ciudad porque lo iban a matar los patrones: organizaba a los indgenas para que rechazaran las extenuantes jornadas de trabajo y el maltrato.

Hasta Bartolina y Julin llegaron las noticias sobre los masivos levantamientos indgenas, de mestizos y criollos pobres contra el injusto poder colonial. En Potos los lideraba Toms Katari; en Cuzco, al sur de Per, era Jos Gabriel Condorcanqui, llamado Tpaj Amaru II. Estas sublevaciones terminaron de convencer a la pareja que se deba continuar organizando a los suyos.

Su proyecto era sitiar a La Paz hasta que los realistas se rindieran. El 13 de marzo de 1781, al frente de 20 mil hombres y mujeres, empezaron las acciones militares. Para junio, casi cien mil rebeldes se haban sumado. Julin fue proclamado virrey del Inca, por lo cual adopt el nombre de guerra Tpaj Katari. Bartolina, por meritos propios, fue ungida como virreina.

Bartolina era una generala en falda. Una jefa, poltica y militar, que dispuso a sus tropas bajo tcticas novedosas: aunque tenan la superioridad numrica, se deba compensar la falta de armas modernas.

El jefe militar espaol comprob que era una mujer la que estaba al frente de las fuerzas enemigas mejor organizadas. En mayo dispuso de la mayora de hombres y trat de romper el cerco comandado por Bartolina. Tuvo que retirarse. En junio los realistas embistieron a las tropas de Tpaj Katari. Ah casi logran derrotarlo, al punto que el virrey inca debi ordenar un repliegue que por poco termina en desbandada.

Llegaron refuerzos para los espaoles. Estos trajeron la experiencia obtenida en las guerras contra los hermanos Katari y Tpaj Amaru. Ya saban que no solo soldados era suficiente para la guerra, pues tan importante era manipular la conducta del adversario para destruir su moral o ganarlo. Se empez a expandir el rumor de que las tropas de Julin estaban casi derrotadas. Que solo seran indultados aquellos que ayudaran a la captura de los cabecillas.

Sin poder comprobar a tiempo los rumores, Bartolina decidi el traslado de sus fuerzas hasta zonas ms seguras. Tarde: algunos de sus acompaantes la capturaron el 2 de julio de 1781 y la entregaron. Estos no recibieron lo ofrecido, sino la crcel y la muerte.

Los espaoles seguan sin creer que una mujer, india, adems, los hubiera enfrentado con tal sagacidad. En su cultura patriarcal, machista, la misma que fueron imponiendo desde 1492, la mujer solo presta servicios.

En La Paz Bartolina fue recibida con insultos, escupos y piedras. En los calabozos fue torturada y violada por haber humillado al poder; uego para sacarle informacin sobre la insurreccin. Ni una slaba dijo.

Trataron de utilizarla como carnada para capturar a su marido. Bartolina, terriblemente flagelada, fue paseada cerca de la lnea de asedio de los indgenas, como prueba de que viva. Se propuso intercambiarla por un cura capturado, pero no fue aceptado. Julin comprueba que as l se entregara, a ella no la dejaran libre. El cerco a La Paz se reorganiza, pero 7.000 soldados llegan para romperlo definitivamente. Tras un mes de intensos combates, lo que no pudieron las armas enemigas lo logr otra traicin: El 10 de noviembre Tpaj Katari fue entregado.

Luego de cuatro das de horribles torturas, sus extremidades fueron amarradas a 4 caballos hasta descuartizarlo. Bartolina debi presenciarlo. Igual que a Tupac Amaru II, las partes de su cuerpo fueron repartidas y exhibidas por varios lugares para que sirviera de escarmiento a los indios rebeldes. La sentencia dijo: Ni al rey ni al estado conviene que quede semilla, o raza de ste o de todo Tpaj Amaru y Tpaj Katari por el mucho ruido e impresin que este maldito nombre ha hecho en los naturales...

Luego muchas voces indgenas comenzaron a repetir que las ltimas palabras de Tpaj Katari fueron: Yo muero hoy, pero volver hecho millones...!. Siglos despus el irlands Ben Kane se apropiara de esa frase para ponerla en boca de su hroe, el gladiador Espartaco.

Despus de casi un ao de encierro, a sufrimiento diario, aun buscando que ella vendiera a los suyos, al amanecer del 5 de septiembre de 1782 fue ejecutada la guerrera y virreina india. Le amarraron los brazos, le ataron una soga al cuello y sta a la cola de un caballo. Mientras era arrastrada, desde el cuartel a la Plaza Mayor, un pregonero lea la sentencia al repique de tambores. Luego, el cuerpo desnudo y destrozado, fue montado en un burro y paseado. Se le descuartiz y sus partes fueron llevadas y expuestas donde estaba acampada y presida sus juntas sediciosas [] para el escarmiento pblico. Una de sus piernas fue enviada hasta una comunidad que hoy es parte de Per.

Los espaoles deban acabarla as, pues como haba dicho la sentencia contra su esposo y la de Tpaj Amaru II: de lo contrario, quedara un fermento perpetuo...

Y qued. En el Segundo Encuentro de Organizaciones y Movimientos de Amrica, reunido el 5 de septiembre de 1983 en Tihuanacu, Bolivia, se instituy el Da Internacional de la Mujer Indgena en honor de la herona Bartolina.


Hernando Calvo Ospina es periodista y escritor colombiano, residente en Francia y colaborador de Le Monde Diplomatique. Su ltimo libro, traducido a seis idiomas, es "Calla y Respira", publicado en espaol por El Viejo Topo. Su pgina web: http://hcalvospina.free.fr/



Este texto hace parte del libro "Latinas de falda y pantaln", de prxima aparicin. Rebelin lo ha publicado con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter