Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-09-2014

Los yihadistas en el Despacho Oval y los gaseoductos de Eurasia

Nazann Armanian
Pblico.es


Fue en 1985 cuando el mul Omar y su equipo Yihadista-Taliban-Al qaedista fueron invitados por Ronald Reagan a la Casa Blanca para tomar t y negociar la construccin del gaseoducto transafgano (Turkmenistn-Afganistn-Pakistn-India, TAPI) sobre las ruinas del espacio sovitico. Despus del 11 de septiembre, y para no herir sensibilidades, esos encuentros con la ultraderecha islamista, financiada por la CIA, se trasladaron a las bases del Pentgono en el Golfo Prsico: de all es de donde salen los rebeldes afganos, chechenos, libios, yemenes, sirios, iraques, chinos, entre otros, con la misin de cortar cabezas y provocar el llamado caos creativo o lo que es lo mismo, guerras, en los pases rivales y/o productores de hidrocarburo.

El actual Gran Juego entre las potencias grandes y medianas del mundo, que discurre en Eurasia agitando la bandera negra yihadista sigue girando en torno a los gaseoductos. En esta partida, la ofensiva del intrpido Obama contra China su principal obsesin, pasa por el control sobre el gas de Rusia y de Irn, principales reservas mundiales del Oro Azul, con el fin de impedir la llegada de energa a las venas de la econmica del gigante asitico.

La recesin econmica de los principales clientes del gas ruso, la inseguridad provocada por las guerras y la fuerte entrada de EEUU como productor de gas esquisto y el uso de la tcnica de fracturacin hidrulica y perforacin horizontal que han hecho posible la explotacin del conocido como tight gas (el gas de arenas compactas), del shale gas (el gas de arcillas) y el petrleo de esquisto, no solo han cambiado el lugar de los vendedores y compradores de energa, sino que han convertido en obsoletas las instalaciones de los tradicionales productores. Gazprom, Total y Statoil, por ejemplo, han suspendido el gran proyecto iniciado en 2007 en el yacimiento de gas del Shtokman en el Mar Barents: el cliente interesado, EEUU, ya no lo necesita; que este pas dejase de comprar el 40% del gas de Qatar ha hecho que el sultanato buscara nuevos clientes, aunque por ello tuviera que contratar a los matones del Estado Islmico para arrasar Siria e Irak allanando el camino del gaseoducto rabe.

Demasiado fracking, demasiados excedentes del gas, han hecho bajar los precios y la quiebra de muchas pequeas empresas, por lo que las compaas han empezado a exportarlo, sin que el Congreso levantara la prohibicin que pesa sobre las exportaciones de hidrocarburo desde 1975: el primer barco zarp hacia Corea del Sur.

La supuesta autosuficiencia energtica de EEUU puede tener unas inesperadas consecuencias: sus antiguos proveedores dejarn de almacenar dlares, mientras Rusia pedir rublo o yuan a cambio de sus productos, introduciendo en el sistema monetario mundial los trminos petrorublo y petroyuan con todo lo que ello podra acarrear.

Rusia: arena movediza

Uno de los objetivos de la actual ofensiva militar y econmica lanzada contra Rusia por EEUU es forzar a Gazprom Germania, la empresa estatal de gas ruso con sede en Berln, suspender unos 25 proyectos que estaba desarrollando en Europa, y que le iba a convertir en la mayor compaa estatal de gas natural del mundo. La respuesta de Vladimir Putin fue firmar con China un mega acuerdo para suministrarle gas a partir de 2018 durante las prximas tres dcadas, fortaleciendo la Organizacin de Shangai y tambin el BRICS, y de paso aumentar la entrada del capital chino en la economa rusa.

La guerra de gas tambin explica parte de las razones del respaldo del Kremlin a Bashar Al Asad. Mientras l est en el poder, no permitir la construccin del gaseoducto rabe, ni los qataries y saudes permitirn a Irn poner en marcha el gaseoducto Irn-Irak-Siria (IIS) firmado en 2011, y que iba a ser inaugurado en 2016. EEUU, que busca el declive de poltico de Mosc y desmantelar la Federacin Rusa, con las sanciones lo que ha hecho es empujar a la alza los precios de gas que pueden llegar hasta el 50%, y as compensarle por la prdida en ventas debido a las sanciones!

Rusia con sus gaseoductos South y North Stream enterr el proyecto de Nabucco financiado por EEUU, Turqua, Reino Unido, Francia e Israel y luego comprando el gas de Turkmenistn y Azerbaiyn para las prximas dcadas, mantiene su dominio casi absoluto sobre el gas y las tuberas en Eurasia. En esta guerra de gas, solo Bulgaria y Serbia se han descolgado de la tubera South Stream.

Los dirigentes europeos que anteponen los intereses de las empresas de EEUU a los de sus pueblos, no tienen ningn sustituto al gas ruso: perdieron a Libia, hoy sumida en el caos, al tiempo que los amigos americanos impedan la puesta en marcha del gaseoducto Irn-Turqua-Europa (ITE), cuyo protocolo fue firmado en 2008, y si tienen que esperar el esquisto de EEUU, mejor que lo hagan sentados: no llegar a tiempo ni ser suficiente. Que se conformen con que la OTAN haya ganado en Ucrania, y que paren este conflicto que puede terminar en una guerra total.

Irn, desaprovechado y aislado

Las negociaciones nucleares entre Occidente e Irn sufren altibajos debido a la incertidumbre y tensin en el escenario poltico de la regin: a Europa le urge el regreso de Irn al mercado de energa, no as a los republicanos de EEUU, Israel, Arabia y Qatar.

Las amenazas militares, las sanciones, los yihadistas del Estado Islmico y tambin los peculiares rasgos de la teocracia gobernante han convertido a este gigante energtico y ubicado en un lugar privilegiado en un importador neto de productos petrolferos: recibe el gas turcomano.

EEUU, adems de impedir la construccin de TAPI, ha evitado que Pakistn e India construyeran el gaseoducto IPI, para recibir el gas iran desde el Golfo Prsico. India se ha quedado sin el gas transafgano y sin el iran: a cambio Washington le ha banqueado su ilegal arma nuclear y puede que reciba un escao en el Consejo de Seguridad. Cierto, la desgracia india beneficia a China.

A pesar de que Tehern ha cedido en su programa nuclear, Barak Obama ha renovado la Ley de Emergencia Nacional sobre Irn, manteniendo las sanciones contra la industria energtica iran.

El gaseoducto rabe

Los 3 mil millones de dlares que Qatar ha invertido en el terrorismo yihadista en Siria e Irak no es para restaurar el Islam mahometano, sino que busca destruir los gobiernos de ambos pases, impidiendo as la construccin del gaseoducto IIS, para despus levantar el suyo.

Qatar, que comparte con Irn el dominio sobre Campo del gas Pars del Sur, uno de los ms grandes del mundo descubierto en 1990 en el Golfo Prsico, tiene dos proyectos: Qatar- Arabia Saudi-Kuwait-Irak-Turqua y Qatar- Arabia-Jordania- Siria-Turqua. Assad en 2009 haba rechazado la propuesta por su alianza con Mosc y Tehern y hay dudas razonables que consiga llevarlos a cabo.

Erdogan: Aqu, el que no corre, vuela

Turqua, uno de los principales respaldos del terrorismo yihadista, planea levantar un gaseoducto que le conecte a la Regin Autnoma de Kurdistn Iraqu. Mal negocio en el medio de interminables conflictos! Ankara an no se ha recuperado de las billonarias prdidas por la invasin dirigida por EEUU a Irak en 2003, que destruy el oleoducto iraqu-turco, ni del disgusto de la prdida del proyecto Nabucco.

Quizs debera conformarse con el contrato firmado con Mosc en 2011 para el transporte de parte del gas de South Stream y con lo que Irn le manda para su consumo interno. Tehern no quiere contribuir en el fortalecimiento de un miembro de la OTAN en sus fronteras, quien adems intenta derribar a su aliado en Damasco y en Bagdad.

Al Occidente tampoco le gusta que Erdogan tenga el monopolio sobre el trnsito del hidrocarburo del Caspio o del Prsico a Europa: podra utilizar esta ventaja para presionar a la UE, que le quiere como un pen en el mapa europeo.

China, sin inmutarse

Acupuntura en vez de los ataques quirrgicos de EEUU, sigue siendo la poltica de Pekn, contra las guerras lquidas de EEUU. Tras inaugurar en 2009 el mayor gaseoducto del mundo que transporta el gas de Turkmenistn hasta Xinjiang, China se puso a construir otras cinco tuberas que unen su vasto territorio con Asia Central.

Los intentos de Washington de estrangular su economa a travs del control sobre el Estrecho de Malaca, presionar a Myanmar (como regalar un Nobel de la Paz a la opositora Aung San Suu Kyi), para que dejase de construir las tuberas de transporte de hidrocarburo a China, sancionar a Irn suspendiendo el contrato del siglo de la venta del gas durante 25 aos, que Tehern firm con Pekn en 2004, o desalojarle del puerto pakistan de Gwadar, en el ocano ndico, han sido parte de las travesuras de la Casa Blanca contra China.

EEUU, que ha abandonado a Pakistn al caos total, est barajando independizar la provincia de Beluchistn un mar de gas, adems de grandes minas de piedras preciosas, con gentes viviendo en la absoluta miseria, porque China planea colocar un gaseoducto desde esta provincia pasando por la cordillera de Karakoram hasta a Xinjiang.

El desgarrado Oriente Prximo an puede ir a peor: los yihadistas no son ms que un pretexto e instrumento para una gran guerra por gas que tiene a Irn en su punto de mira.


Fuente original: http://blogs.publico.es/puntoyseguido/1920/los-yihadistas-en-el-despacho-oval-y-los-gaseoductos-de-eurasia/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter