Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2014

Entrevista a Rafa Burgos sobre "Crema catalana. Amiguismo, corrupcin y otras miserias" (I)
Nuestro deber como ciudadanos es poner todos los medios necesarios para atajar la corrupcin y estigmatizar socialmente a sus protagonistas

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Nacido en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) en 1972, Rafael Burgos es historiador, periodista y, en la actualidad, gua oficial de Catalua. Ha colaborado en La Vanguardia, RNE y Enciclopdia catalana. Entre sus publiaciones cabe destacar: Cervantes en Barcelona (Marge Books, ediciones catalana y castellana).

Recientemente ha publicado en Icaria, Crema catalana, un libro apasionante sobre la corrupcin, el amiguismo y los negocios turbios-ms-que-turbios. Sobre esta publicacin conversamos en esta serie de entrevistas.

***

Despus de felicitarte por el libro, ms necesario que nunca en estos momentos, tengo tentacin de empezar, como es razonable, por el clan familiar Pujol-Ferrusola al que dedicas unas pginas ms que sustantivas, todo un captulo propiamente. Pero lo dejo para ms adelante si no te impora. Ms ordenadamente: por qu Crema catalana, por qu has titulado as el libro?

Originalmente iba a llamarse La Barcelona indigna, ttulo que finalmente hemos dado a una serie de vdeos-denuncia que se pueden consultar por youtube introduciendo dicho enunciado. Despus vimos que la temtica del libro sobrepasaba el mbito de la capital catalana y decidimos ampliar el campo de accin. La mayora de casos forman parte de una gran telaraa que, cuando empiezas a tirar del hilo, te llevan no slo a otras casos de corrupcin que se han destapado en Espaa sino a parasos fiscales repartidos por todo el mundo. Adems, la idea de este postre tan tpicamente cataln permeta alguna que otra metfora. Por ejemplo, la de algunos gobernantes y grandes financieros que hacen las veces de cortafuegos ante las demandas ciudadanas; esto es, una espescie de crosta (costra) como la que forma el azcar quemado con el que se presenta este plato.

Mejor imposible! Cuando hablas de amiguismo, la palabra aparece en el subttulo, a qu haces referencia exactamente?

A las connivencias que se han creado a la hora de otorgar obras, cargos pblicos y otras prebendas entre quienes tienen la potestad de hacerlo. Todo ello con total impunidad y sin ningn disimulo. El nepotismo (colocar a familiares) sera una variante ms endmica, si cabe. Ejemplos hay tantos que no acabaramos. Ferrovial en el caso Palau, los gobiernos autonmicos de la Comunidad Valenciana o las Islas Baleares en la caso Urdangarin, por no hablar de los apellidos ilustres que se van repitiendo tanto en el mundo judicial como en el poltico, de generacin en generacin: los Pujol, Rato, Fraga, Fabra

Amiguismo, corrupcin y otras miserias Qu otras miserias son esas?

Cuando hablamos de corrupcin solemos pensar solamente en polticos. No estara mal preguntarse el porqu. Quiero decir con esto que a lo mejor es ms fcil cargar contra ellos porque no tienen el poder. Aqu conviene recordar que una cosa es el poder y otra el gobierno. Como ejemplo de todo ello recomiendo el segundo captulo del libro, con un ttulo muy esclarecedor: Yo mando, t gobiernas. No obstante, ha habido otras miserias que han quedado en un segundo plano de la agenda informativa y que no estara mal que empezsemos a poner el foco sobre ellas. Esa ha sido mi intencin. Ah estn, por ejemplo, el abusivo e injusto sistema de peajes que sufrimos en Catalua, el papel de las grandes multinaciones espaolas y su siempre impoluta hoja de servicios, el peso de la industria armamentstica y la doble moral de los gobiernos, el peso cada vez ms relevante de las empresas dedicadas al juego o varios casos en los que algunos miembros de los cuerpos policiales se han pasado al otro lado de la ley (Mossos dEsquadra, Policia Nacional o Guardia Civil).

Y de dnde ese abusivo e injusto sistema de peajes al que haces referencia?

No deja de ser otro ejemplo ms de la connivencia existente entre las grandes constructoras y los partidos polticos. En el origen no fue el verbo, fue el ladrillo. Lo que pasa es que despus se intensificaron las relaciones. Tanto los gobiernos de CiU como el Tripartit rindieron pleitesa a este monstruo que ha acabado siendo Abertis, siempre bajo la atenta mirada de La Caixa (ahora Caixabank). Adems, la lista de polticos que han acabado de consejeros en la concesionaria debera sonrojar a ms de uno. Nunca entender que se d el negocio de las autopistas a una empresa privada para su enriquecimiento. Si es rentable debera explotarlo la Generalitat (o el Estado), quienes son al fin y al cabo los titulares de las vas. As, los beneficios podran destinarse a poltica social. Todo esto en caso de querer continuar con este sistema, claro. Lo mnimo que podran haber hecho los respectivos gobiernos es construir de una vez por todas las vas alternativas a las autopistas de pago. Y, si no, liberalizarlas. En este caso las comparaciones entre diferentes comunidades s que son odiosas.

 Volveremos ms adelante sobre el tema si te parece. Cuando hablas de multinacionales espaolas, incluyes tambin las catalanas?

Abertis es un ejemplo de estas ltimas. Lo que ocurre es que el centrifugado de empresas que han acabado trasladndose a la capital es muy elevado. Si tenemos en cuenta el accionista mayoritario de muchas de ellas llegaremos a la conclusin de que slo hay una multinacional catalana: La Caixa. Una entidad que nunca ha destacado en su apuesta por el tejido industrial cataln. Ms bien todo lo contrario. Mantiene la Obra Social, eso s, aunque si queremos disfrutar de su coleccin de arte hay que abonar cuatro euros por ello, cuando antes era gratis. Y esto sin contar con que muchas de las grandes exposiciones se inauguran antes en el CaixaForum de Madrid que en el de Barcelona. Siempre recuerdo el comentario del economista Arcadi Oliveres cuando dice que la nica Obra Social que lleva a cabo este banco es dejar a los sin techo guarecerse en sus cajeros.

Arcadi Oliveres suele decir cosas muy profundas de manera muy clara y con buenos ejemplos. Un apunte ms sobre lo sealado. Has comentado: Quiero decir con esto que a lo mejor es ms fcil cargar contra ellos porque no tienen el poder.. Entonces, en tu opinin, dnde se ubica el poder real?

El poder real tiene nombre y apellidos. Lo que pasa es que normalmente no los vemos reflejados en los medios de comunicacin, entre otras cosas porque son ellos quienes los sustentan. Me refiero al poder econmico y al financiero. Est muy bien cargar contra Pujol y Brcenas, pero destrs de ellos estn constructoras o grandes cadenas de distribucin. Sin olvidarnos de los bancos o los despachos de abogados que facilitan esas transacciones multimillonarias. Se dice que es legal abrir una cuenta en un paraso fiscal, lo cual es cierto. Pero, si disponemos de tres o cuatro oficinas bancarias en la esquina de casa, qu necesidad hay de irse a lugares tan exticos para abrir una? Por cierto, siempre se seala a los partidos o a los polticos como los nicos corruptos, y est muy bien, pero sin el dinero que los unte esto no sera posible. Es una relacin a dos bandas.

Lo que acabas de indicar me parece esencial. Esa es la buena forma de aproximarse al gran tema de la casta y consideraciones afines. Hay ms corrupcin en Catalua que en otras nacionalidades o regiones de Sefarad? Los sectores privilegiados de Catalua son ms comedidos en sus actuaciones?

La corrupcin es algo, como se dice ahora, tangencial. Tiene ms que ver con el comportamiento humano que no con las fronteras. Existir siempre, pero nuestro deber como ciudadanos (as como nuestra exigencia a los poderes pblicos) es poner todos los medios necesarios para atajarla y estigmatizar socialmente a sus protagonistas.

A raz del apunte que haces, Salvador, en relacin a otras regiones de Sefarad y ya que nos ponemos bblicos, no puedo evitar pensar en las diez plagas de Egipto (lceras, langostas, sangre). Claro que en este caso, y haciendo un paralelismo, las que deberan recaer sobre los corruptos seran ms del tipo judicial y econmico (o con un clara funcin de correctivo). Con respecto a si en Catalua los sectores privilegiados son ms o menos comedidos, s es cierto que se cuidan mucho ms las formas, el continente, aunque el contenido-objeto de deseo sea el mismo. Creo que fue Unamuno quien dijo aquello de que a los levantinos (en referencia a los catalanes) nos pierde la esttica.

Y se ha conseguido, en tu opinin, eso que sealas, estigmatizar a los protagonistas de la corrupcin?

A muchos de ellos s. Empiezo a pensar que muchos polticos se lo pensarn a partir de ahora antes de entrar en este tipo de corruptelas, aunque hacen falta unas buenas leyes de transparencia y una ciudadana que acabe con comentarios del tipo: Yo en su lugar hara lo mismo. Otros veces, en cambio, no soy tan optimista. Como cuando supimos que, tras ser imputado por el caso Bankia y nombrado el peor directivo del ao, Rodrigo Rato fich como asesor de Telefnica y consejero de Servihabitat (La Caixa). Quien acta as es porque se cree o se sabe impune.

Cundo tiempo te ha llevado la investigacin y escritura del libro?

Es un trabajo de sntesis y documentacin. Empec hace ya casi cuatro aos. Ha sido duro. Un tejer y destejer constante. Muchos casos an estn investigndose y, sobre otros, no es fcil obtener la informacin que uno deseara. Hay muchos silencios informativos. Es una lstima que quienes disponen de los medios para hacerlo no quieran o no puedan llevar a cabo un periodismo de investigacin que es ahora ms necesario que nunca. Afortunadamente hay excepciones. Medios alternativos que no dependen ni econmica ni polticamente de quienes gustan de entorpecer la labor periodstica. Vamos, que no se limitan a difundir la voz de su amo. Eso s, hay que apoyarlos. Tambin econmicamente.

Y esos silencios informativos a los que aludes, estn diseados, orientados, dirigidos, esconden conscientemente debajo de algunas alfombras la porquera que es necesario esconder?

Lo peor de todo es que muchos de estos silencios informativos derivan de la propia autocensura de los profesionales. Otros, en cambio, no es necesario verbalizarlos. Y mucho menos reunirse para explicitarlos. Los grandes propietarios de los medios (tambin es vlido para cualquier gran empresa) saben de qu cargos medios rodearse. El resto ya est bastante preocupado en llegar a fin de mes. Si a un periodista con cargos de responsabilidad en la Cope o en el Punt Avui le preguntas si se considera libre para decir lo que quiera te responder que s. Lgico. Por eso est ah. Es afn a la lnea editorial del medio. Y eso sin olvidar la crtica situacin econmica que estn atravesando la mayora de medios de comunicacin. Digamos que no ayuda.

Se ha denunciado suficientemente la corrupcin en Catalua? Los medios de informacin inciden en el tema?

Ha habido honrosas excepciones, aunque muchos de ellos han pagado las consecuencias. En estos casos el ostracismo es lo ms comn. De unos aos a esta parte da la sencacin de que se ha destapado la caja de Pandora. Sin embargo, tal alud de casos de corrupcin puede provocar un empacho en el lector o televidente. De ah que me plantease el libro como un trabajo de sntesis con el objetivo de ayudar al ciudadano. Esto es, evitar que se pierda ante tanto ruido. Si bien es cierto que tenemos un gran abanico de opciones no lo es menos que a veces las informaciones ms delicadas se relegan a un segundo plano, son tratadas de manera tendenciosa o, directamente, no aparecen. Estar bien informado es difcil y requiere tiempo, adems de una capacidad de anlisis suficiente como para leer entre lneas y detectar quin quiere hacerme llegar esa informacin o por qu lo hace ahora. No podemos exigirle al ciudadano que se lea cada da el DOGC (Diari Oficial de la Generalitat de Cataluya), el BOE (Boletn Oficial del Estado) o varios diarios generalistas y econmicos, as como otras tantas revistas. Una pregunta que me vengo formulando desde que empec este trabajo es: No decir toda la verdad es mentir? An no tengo clara la respuesta.

No es fcil la respuesta en general pero en algunos casos es ms que evidente que s en mi opinin. Has puesto en marcha una pgina web que has titulado La Barcelona indigna. Qu Barcelona es esa? Nos puedes dar la referencia de la pgina?

Es la Barcelona que no suele aparecer en las guas de viaje. Y lo digo con conocimiento de causa puesto que me dedico al sector turstico. Es la que toma decisiones desde grandes despachos sin tener en cuenta la opinin de los ciudadanos y, mucho menos, las consecuencias. Dentro de mis limitadas posibilidades voy colgando artculos en mi pgina web (www.rafaburgos.com) sobre todos estos poderes fcticos (Abertis, el Grupo Prisa o la escuela de negocios ESADE). Y, como comentbamos antes, a travs de cualquier buscador se puede acceder a una serie de vdeos escribiendo La Barcelona Indigna. Son siete y en ellos explicamos algunos casos de evasores fiscales catalanes y espaoles (con nombres y apellidos), la manera de actuar de La Caixa o todo aquello que nadie se atreve a contar sobre El Corte Ingls.

La escuela de negocios ESADE como un poder fctico... Por qu?

Es un ejemplo de escuela elitista que forma a sus alumnos en la idea de que slamente existe un nico modelo econmico. El resto de alternativas, ni se contemplan. Por lo tanto, se da una visin monocorde. Aunque he de reconocer que se han ido introduciendo algunas asignaturas de corte ms humanista, e incluso el debate sobre la tica empresarial (algo que a algunos les puede sonar a contradiccin u oxmoron). Si respasamos los curriculos de los dirigentes polticos o empresarios ms destacados, la mayora ha pasado por ellas. Eso sin hablar de varios imputados en el caso Urdangarin, otro de los silencios informativos. Me refiero a que se ha hablado mucho del yerno del Rey y de sus negocios, pero menos de la cocina, los cocineros o los invitados al banquete. Por qu no se han querellado contra el marido de la Infanta las grandes empresas que donaron miles de euros para llevar a cabo sus aventuras empresariales? Yo me sentira estafado.

Una excelente pregunta que yo nunca me haba formulado hasta ahora. La destacado. Gracias. Y qu es eso de la primera ruta guiada sobre la corrupcin en Catalua? Qu ensea, qu se explica en esta ruta guiada? Cmo se puede participar en ella?

Es muy divertido. Ya con mi anterior libro, Cervantes en Barcelona (Marge Books), hicimos algo parecido. Entonces el libro fue consecuencia de la ruta. Ahora ha sido alrevs. En este caso se han sumado al proyecto los amigos de Via Barcelona (www.viabarcelona.cat), quienes la comercializan bajo el nombre de La ruta de la corrupcin: el poder bajo sospecha. Es un paseo por el centro de la ciudad en el que nos detenemos frente a, digamos, otros puntos tursticos. En vez de hacerlo ante la fachada de un edificio de Gaud lo hacemos ante la sede de CDC, la del bufete de abogado Cuatrecasas, el despacho que defiende a Urdangarin, la Diputaci de Barcelona, Zara o algn que otro banco y joyera. Es otra ms de las patas en las que se sustenta todo este proyecto (libro, gua, vdeos, presentaciones, conferencias y artculos).

Y los ciudadanos de a pie, como el que te pregunta, cmo podemos hacer para acompaaros en el recorrido?

Simplemente visitando la web www.viabarcelona.cat y consultando las fechas disponibles. Arrancamos a finales de septiembre. En todas las presentaciones del libro que tenemos programas estarn los compaeros de la ruta para darla a conocer. Tambin estoy muy agradecido de contar con la presencia de Albert Sanfeliu. Est a punto de presentar el documental Corrupci: lorganisme nociu, en el que participan Jimnez Villarejo e Itziar Gonzlez, entre otros. De momento, pasamos el triler y hacemos una mesa redonda sobre la corrupcin. Estamos muy ilusionados. La pedagoga y la persistencia son muy necesarias.

A la primera de cambio me apunto yo mismo y se lo digo a mis alumnos. Igual organizamos, con tu ayuda, una salida de instituto. Se practica lo que tiene que practicarse en el periodismo de investigacin en Catalua?

Aqu y all el problema es el mismo. La falta de unos medios independientes que no tengan ningn tipo de hipotecas con respecto al poder, sea este poltico o econmico. Afortunadamente estn surgiendo ahora propuestas muy interesantes que permiten ser moderadamente optimistas. Quiero pensar que son la consecuencia de un sntoma: el de una ciudadana que est harta de un tipo de informacin superficial y carente de anlisis y contextualizacin. Ojal sea as, aunque en su momento ya se dijo que el pueblo sera ms culto con la llegada de la radio, luego con la llegada de la televisin y, hace poco, con la de internet. Da la sensacin de que siempre ha quedado todo reducido a una minora.

Te pregunto a continuacin por la introduccin y el primer captulo. En todo caso, abres la introduccin con una cita de Noel Claras: La poltica es el arte de obtener dinero de los ricos y votos de los pobres, con el fin de proteger a los unos de los otros. Es as en nuestro pas? As ha sido la poltica institucional en Catalua y en el resto de Sefarad?

Lamentablemente as lo parece. Sin embargo, algo est cambiando. En este caso, gracias a la lucha ciudadana y a la presin de diferentes movimientos sociales. Un paso para el que es necesaria una toma de conciencia que, en parte, derive de una oferta informativa de calidad. Si bien Claras hablaba de ricos y pobres, creo que en la actualidad tiene un papel determinante la empobrezida clase media. De su apuesta depender que la balanza se decante hacia uno u otro lado.

Un comentario de texto para finalizar. Es un escrito de Jordi Pujol de principios de los sesenta, que he conocido gracias a Andreu Mayayo, antes de una visita del dictador golpista a Barcelona: El general Franco, el hombre que pronto vendr a Barcelona, ha elegido como instrumento de gobierno la corrupcin. Sabe que un pas podrido es fcil de dominar, que un hombre comprometido por hechos de corrupcin econmica o administrativa es un hombre servil. Por esta razn el Rgimen ha fomentado la inmoralidad en la vida pblica y econmica. Como sucede en ciertas profesiones indignas, el Rgimen procura que todo el mundo se ensucie las manos y est comprometido. El hombre que pronto vendr a Barcelona, adems de un opresor, es un corruptor. Qu te perece visto lo que estamos viendo?

Es un texto interesante y que adquiere otro significado a raz de todo lo que estamos conociendo en relacin al caso Pujol. Apareca escrito en las hojas que se lanzaron en el Palau de la Msica en 1960 contra Franco (los conocidos como Fets del Palau) y que llevaron a la detencin del President y a su posterior ingreso en la crcel, aunque l no estuvo presente en el auditorio. Curioso tambin que tuviera lugar en el Palau, no? En cualquier caso, el texto es obra de Pujol y fue mecanografiado por su mujer, Marta Ferrusola, quien utiliz guantes para no dejar huella.

Sea como sea, y teniendo en cuenta las diferencias, no puedo evitar pensar en otros muchos lderes polticos que no han sabido encontrar su sitio una vez abandonan sus funciones pblicas. O, mejor dicho, lo han sabido encontrar muy bien: ah estn Felipe Gonzlez y Gas Natural, Jos Mara Aznar y la News Corporation del magnate Rupert Murdoch o el alemn Gerhard Shreder y la petrolera Gazprom de Putin. Por no hablar de Silvio Berlusconi en Italia. La lista es larga. Quizs sea ya hora de desconfiar en este tipo de lderes y apostar por proyectos ms participativos y con una estructura ms horizontal. Sin olvidarnos de practicar algo tan sano como es la autocrtica. Al fin y al cabo, si ellos han podido hacer es porque nosotros hemos hecho dejacin de nuestra funcin como ciudadanos polticos, con todo lo que ello comporta.

Pasamos a la introduccin y al primer captulo. Te parece?

Me parece.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter