Portada :: Chile :: A ms de 40 aos del golpe de Estado
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2014

Qu son hoy los Derechos Humanos?

Juan Pablo Gutirrez Mangini
Rebelin


Cada ao, cada septiembre, en particular en cada primera quincena del mes; se reorganizan discursos en torno a la historia de la Unidad Popular, de la vida y muerte de Salvador Allende, de la Junta Militar y el golpe; de las organizaciones y partidos de izquierda, del secuestro, la tortura y del exterminio de los militantes de izquierda que las componan.

El ao 2013, con la conmemoracin de los 40 aos del golpe, se logr un estado latente del fenmeno poltico dictatorial que no discrimin generaciones a la hora de emitir opinin, que tuvo a los medios de comunicacin masivos generando pautas de cobertura en torno al tema y a una sociedad civil y sus organizaciones tensadas en su mayora por un discurso de victimizacin y pasividad. La arremetida de un sistema impuesto a sangre y fuego el ao 73, que se encuentra hoy atravesando un estado de modernizacin profundo al alero de un capitalismo neoliberal que tiene imbuidos a los miembros de lo colectivo en un estado de individualizacin constante, pero que tambin muestra resistencias y stas, parecen emerger cada cierto tiempo en una especie de batalla eterna en contra de una Constitucin poltica que amarra todo el cuerpo social, dejando nulos mrgenes de accin colectiva sobre todo en el mundo de los trabajadores.

41 aos ya han transcurrido del episodio poltico que eclips la arremetida popular chilena ms importante del siglo XX, desde el, no solo se erigi el laboratorio neoliberal ms importante de este lado del mundo, tambin, y con ello, una estructura de dispositivos que nos hacen recordar de forma permanente que hay un punto lmite, uno que no se podra traspasar, lo llaman: derechos humanos. Estos dispositivos son posibles de observar materialmente en ejemplos como el Instituto Nacional de Derechos Humanos, creado como resorte desde una de las resoluciones del Informe Rettig (1991), tambin es atingente mencionar al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, soporte museolgico que fue parte de los proyectos de la red Bicentenario que recorri el pas durante el ao 2010. En ambos casos, asistimos a un proceso de cristalizacin de una poltica estatal en la materia. En otras lgicas, tambin museolgicas o cercanas a ella, encontramos los distintos centros culturales en otrora centros clandestinos de secuestro, tortura y desaparicin, como Jos Domingo Caas, Villa Grimaldi o Londres 38. En ellos se imbrica una mixtura de visiones que tienen como soporte discursivo, en la mayora de los casos, la pedagoga del nunca ms. Educar para que no vuelva a ocurrir.

Tambin es interesante notar como la academia se inserta en esta red de DD.HH. La Universidad de Chile, la Universidad Diego Portales y la Universidad Central (solo por nombrar algunas), cuentan con centros de investigacin en torno a la materia, dotando a las instituciones acadmicas de todo un circuito de posibilidades intelectuales que giran dando respuesta al problema de los DD.HH y sus categoras adyacentes como lo son la Democracia, la Jurisprudencia, Poltica Internacional, etc.

Qu son los DD.HH en el Chile de hoy? Cul es el rol poltico-ideolgico que cumplen las instituciones que el Estado ha levantado? Qu resultados tienen estos procesos de articulacin de una poltica de DD.HH en la sociedad en su conjunto? Preguntrselo tiene sentido solo si se logra quebrar el sentido comn que hace suponer que la categora existe para dar cuenta solamente de procesos conflictivos en los grupos humanos, olvidando el objetivo natural de su creacin que tuvo que ver con las garantas de vida digna que los Estados tenan que comprometer con sus ciudadanos. Hoy en Chile, los DD.HH son una suerte de comodn discursivo que sirve para englobar no solo demandas (verdad y justicia), tambin saberes (acadmico), propuestas (educacin gratuita y de calidad) y reivindicaciones (pueblo Mapuche), engrosando as los mrgenes de sus posibilidades por un lado y por otro cercenado por la institucionalizacin del Estado mediante sus instituciones y sus prcticas museolgicas que restringen la utilizacin de la categora a hechos acotados y del pasado.

Pareciera que le resulta cmodo al Estado chileno mantener un discurso sobre DD.HH que solo encuentre conexin con el proceso dictatorial, sin margen para otra aproximacin. As, lo que fue una herramienta de lucha de alcance mundial de las organizaciones populares, pasa a ser un concepto administrado (racionalizado y burocratizado) por el Estado, quitndole cualquier pretensin emancipadora y carga axiomtica que lo empate a procesos de lucha y de disputa del poder poltico.

La utilizacin del concepto DD.HH logra inclusive la caracterstica de ideologa, una ideologa de los DD.HH, ubicndolo al nivel de un esquema de pensamiento y accin que empapa los discursos sociales transversalmente. Esto ltimo es una cuestin vital dada la importancia del papel que juegan las ideas que desde ah emanan, porque por un lado actan delimitando los imaginarios polticos y sociales, y por otro, los marcos de interpretacin de la realidad.

Asistimos a un proceso de rearticulacin del espacio en donde el discurso de los DD.HH encuentra su lugar, este reacomodo obedece a los tiempos polticos que estamos viviendo en donde el perfeccionamiento de la democracia se erige como el camino por el cual los colectivos sociales pueden encontrar respuestas a sus demandas, quedando en punto muerto las viejas consideraciones de asociacin a la violencia que la categora tuvo durante dcadas. Que hoy no se asocie a violencia responde a las lgicas del desarrollo de la disputa poltica en donde no hay un sector popular organizado que dispute y ponga en tensin los intereses de la burguesa nacional, qu duda cabe que al volver a existir dicha tensin, volver la violencia, y con ella, las viejas consideraciones y los discursos ya gastados en defensa de los DD.HH.

Juan Pablo Gutirrez Mangini: Socilogo, Estudiante Magster en Ciencias Sociales, mencin Sociologa de la Modernizacin, Universidad de Chile.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter