Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2014

Mayora de presos es joven, pobre y de hogares violentos

Adital


La mayora de los presos condenados en Argentina pas su infancia en hogares violentos, se convirtieron en adultos con un arma en la mano, salieron de casa antes de los 15 aos, tuvieron trabajos de baja calificacin y tienen una franja etaria entre 18 y 30 aos. Los datos son proporcionados por un estudio reciente del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre Inseguridad y Violencia (CELIV), de la Universidad de Tres de Febrero, en Buenos Aires.

"Estimamos que ms de medio milln de personas tuvieron o tienen algn familiar dentro del sistema penitenciario. Se naturaliz: la crcel para un gran segmento de la poblacin es algo habitual, dijo Marcelo Bergman, sociolgico y director del CELIV, en entrevista con el sitio web Cosecha Roja , red de periodistas jurdicos de Amrica Latina. Casi la mitad de los presos condenados en Argentina vivi en un hogar con "moderada o intensa violencia.

Uno de cada cinco de ellos no conoci a su madre o a su padre y cerca del 40% sali de casa antes de cumplir los 15 aos de edad. Un total de 3/4 de ellos creci en lugares con altos ndices de delitos y la mayora tiene amigos o familiares que ya haban practicado algn delito de nivel medio o alto.

La investigacin entrevist a ms de 1 mil presos condenados y compar los datos levantados con estudios similares de Brasil, Chile, El Salvador, Mxico y Per. Argentina registra, histricamente, la menor tasa de poblacin carcelaria en relacin con los dems, siendo un 11% ms baja que la de Mxico y 65% menor que la de El Salvador. "Es de destacar que el nivel de las penitenciarias federales argentinas es menor en relacin con la prestacin de servicios, en comparacin con otras de la regin, destac el director de la CELIV.

Adems, en el estudio se seala que los presidios latinoamericanos estn ocupados por jvenes de bajo nivel de instruccin formal y que tuvieron infancia y adolescencia conflictivas. "Es gente no necesariamente marginal, pero que no les es fcil sobrevivir, resalt Bergman. Un quinto de esa poblacin no concluy la Enseanza Fundamental (primaria) y, aunque el 71% haya trabajado antes de ser detenido, la mitad estaba en puestos de trabajo de baja calificacin: reciban remuneracin por debajo del salario mnimo, tenan trabajos temporales e inestables y demostraban altos grados de insatisfaccin.

En el 73% de los casos, los presos condenados tienen familiares o amigos que han pasado por la experiencia carcelaria. De acuerdo con el estudio, esto contribuye a minimizar la percepcin de la penitenciara como un riesgo o un valor social negativo.

Uso de armas y conflictos internos

Casi el 80% de los internos dijeron haber tenido arma de fuego alguna vez en su vida. El director del CELIV agreg que la mayora de esa poblacin "creci con un arma en sus manos. En Argentina, segn el estudio, es ms fcil y barato tener acceso a este tipo de instrumento que en otros pases latinoamericanos. El 62% de los presos estaba armado en el momento en que cometieron el delito por el que fueron condenados. La mayora est preso por robo y cerca del 20% por delito de homicidio.

Los niveles de violencia en las penitenciarias argentinas son ms altos que en otros pases: el 34% de los presos afirma que fueron robados dentro de las prisiones y el 22% dice que fueron agredidos. De ellos, 3/4 acusan a agentes penitenciarios. "Paradjicamente, en pases como El Salvador que registra niveles ms altos de violencia fuera de los presidios no ocurre eso dentro: los mismos grupos mantienen el orden interno. Aqu, hay menos jerarquas, es ms horizontal, entonces hay ms conflictos de poder, agreg Bergman.

Fuente: http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=82500

(Con informaciones de Cosecha Roja)

Traduccin: Daniel Barrantes - [email protected]



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter