Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2014

Protegiendo nuestros activos en Ferguson

Andy Robinson
La Vanguardia


Caminando sin coche por los strip malls en el desierto corporativo de Taco Bell, Radio Shack y Bank of America drive-in, con temperaturas de 100 grados y 100% de humedad o as pareca, tras das escribiendo en soledad en el hotel Holiday Inn Express, empec a imaginarme sufriendo una crisis psquica como los otros tipos que se ven deambulando por estos parkings. Aqu estara, caminando en medio de los freeways de seis carriles de trfico, quizs viendo espejismos saliendo de los escapes de humo o del asfalto fundido. Y se me acercaran un par de polis de los que andan por Ferguson vestidos de uniforme de Afganistan. Y, me conozco, que siempre sufro esos ataques de gallito, esas rabietas de see red (ver rojo), como se suele decir aqu, quizs como Kajieme Powell, abatido con nueve balas el pasado mircoles. Venga disprame, podra acabar desafindoles desquiciado, furioso, al igual que Kajieme Powell. Porque incluso yo, el privilegiado, andando solo por los strip malls desalmados y las freeways de las afueras de San Luis, me siento vulnerable en estos barrios ocupados como en Iraq (esta ultima frase no es ma sino de USA Today).

Aqu hay que tener vehculo para sentirte protegido y cuerdo. Aunque viene bien tener tambin algn guardia armado propio como los periodistas de la Fox, emplazados , al lado de la polica ( y de la guardia nacional antes de que fuese retirada el jueves) , en el strip mall de la calle West Florissant delante del Target, del Footlocker, del Subway, del Burger King, y del US Bank. Es lo que protege el gran despliegue policial-militar desde aquellos saqueos y el incendio en el Quik Trip, la cadena de gasolineras y supermercados propiedad de la aeja familia Cadieux de Oklahoma de patrimonio que asciende, segn la revista Forbes, a unos 1.000 millones de dlares y cuyo presidente Chester Cadieux suele repetir: Better be lucky than smart (Ms vale tener suerte que inteligencia) sin darse cuenta de que la suerte de un Cadieux no es suerte sino capital. Welcome!!, gritan,ojos sonrientes, los empleados afroamericanos de los Quik Trip cada vez que entra un nuevo cliente -siguiendo los ordenes del cuartel corporativo en Tulsa, supongo- y luego bajan la mirada.

En el strip mall de franquicias convertido en el cuartel general de las operaciones policiales, militares y mediticas, los policas estn vestidos exactamente igual que los soldados que yo siempre vea en los aeropuertos estadounidenses durante la guerra de Irak: uniforme kaki, botas de desierto, gorra camuflada. Los periodistas llevan casco militar, mascara antigas, chaleco antibala y chinos color beige no se si de Banana Republic o de Gap. Sus guardias armados llevan polos negros, chinos beige y pistolas Por qu necesitas a guardias armados, le pregunt a uno del equipo de Fox News. Estamos protegiendo nuestros activos, respondi.

Sent tal necesidad de protegerme en la cscara de acero de un automvil que, al final fui al aeropuerto y eleg un escarabajo de los nuevos de VW, con GPS, alquilado por Alamo, que ahora pertenece a National al igual que Budget ya pertenece a Avis, al igual que el Chipotle pertenece a McDonalds, al igual que Taco Bell y Kentucky Fried Chicken y Pizza Hut pertenecen todos a Yum Foods. Decid cenar en un restaurante mexicano, Pueblo Nuevo, un oasis -como otros miles de pequeos restaurantes mexicanos- en el desierto americano de franquicias multinacionales. Esta vez, en lugar de cruzar el I-70 a pie , como el da anterior, esperando 20 minutos antes del pitido angustioso que permite cruzar en solo 10 segundos, con riesgo de ser asesinado, culpable de jay walking como Michael Brown si no llegas a la acera a tiempo, fui en coche, utilizando el GPS para recorrer los 200 metros, para no perderme en el laberntico nudo de freeways.

Al salir del restaurante, subiendo el ramp a la autopista, vi una mujer que cruzaba sorteando coches en el freeway. La mir durante una fraccin de un segundo y ella me mir a mi, quizs viendo un clavo al que agarrarse en la noche oscura iluminada solo por las luces parpadeantes rojo y azul de los coches policiales que pasaban a ratos. Tras la cruzada de miradas, ya no pude seguir como si mi pasado reciente de peatn desamparado se hubiese borrado y baj la ventanilla. Do you know the way to Cape? , me pregunt. I think I have to go south. Le dije que lo senta mucho pero que no era de San Luis y arranqu, siguiendo las instrucciones de la voz robot del GPS para llegar al Holiday Inn Express (visible a 200 metros de distancia pero inalcanzable sin la ayuda del satlite que orbitaba el planeta) .

Pero ya la mirada de pavor y desesperanza de la mujer negra y enjuta,de unos 40 aos, que quizs habra pasado desapercibida en la noche de no ser por su vestido de colores vivos, haba penetrado , aunque fuera solo unos milmetros, en mi conciencia. Par otra vez. Te puedo llevar al otro lado de la freeway?. Subi el coche. Acabo de salir de la crcel y trato de llegar a Cape; vine ayer con unos amigos de California y acab pelendome con una de ellas; estaba borracha y me detuvieron y me metieron en el calabozo, me explic. Puse el GPS. Cape Girardeau, 118 millas (190 kilmetros). Le expliqu que era imposible llevarla tan lejos. Claro. tengo que encontrar un truck stop (estacionamiento de camiones). Seguimos las instrucciones de la robot del GPS direccin Cape, pasando por calles que le asustaron a ella y me asustaron a m. ( Aun no se ha inventado un GPS que seleccione solo las calles opulentas de la ciudad dividida).

La dej en una gasolinera en un strip mall, igual que los otros strip malls, con las mismas marcas Quik Trip, Burger King, Subway- que haba visto en el cuartel general de las fuerzas de ocupacin policiales y mediticas. Pero por lo menos estaba en la autopista direccin Cape y haba algn camin aparcado. Por qu a Cape? , le pregunt entregndole un billete de 20 dlares, antes de que bajase. Porque es donde me dijeron que fuera, respondi.

Fuente: http://blogs.lavanguardia.com/diario-itinerante/protegiendo-nuestros-activos-en-ferguson-95741


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter