Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2014

Respuesta a Rafael Reig
Renta bsica: con un par

Javier Mestre
Rebelin


Que quede dicho: me declaro admirador de Rafael Reig. Es un escritor agudo y clarividente. Admiro su sentido del humor y la facilidad con la que argumenta. Me alimento cotidianamente de su discurso, con l disfruto y a la vez aprendo y me armo. Por si fuera poco, nada me contentara ms que recibir su juicio sobre mis novelas, porque, adems de articulista, es un novelista y crtico literario admirable.

Lo que pasa es que esta vez, me temo, se ha pasado de atrevido y ha hablado con mucha contundencia sin, creo, informarse bien. Ha descalificado la propuesta de una renta bsica universal (RBU) en medio de un artculo escrito contra Podemos en Eldiario.es. Este partido recogi la idea de los movimientos sociales. En estos momentos, el Movimiento contra el Paro y la Precariedad, junto con otras organizaciones como las Marchas por la Dignidad-22M, est recogiendo firmas por toda Espaa para la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por una Renta Bsica. Miles de activistas estn explicando al pueblo una propuesta que se ha construido minuciosamente durante aos de debate y estudio. Estn trasladando a la calle una gran idea que se haba desarrollado en crculos ms bien de carcter acadmico e intelectual. Y cuando existe la posibilidad de explicarla con detenimiento, la propuesta cuaja porque es viable (es decir, reformista, se podra poner en prctica desde el actual marco poltico y social sin una revolucin de por medio) y porque enlaza directamente con un consenso popular que circula por debajo de los medios de comunicacin: hay que acabar urgentemente con la pobreza y reducir drsticamente la desigualdad, al tiempo que se profundiza la democracia.

Rafael Reig descalifica la RBU echando por encima la cuenta de la vieja de lo que costara respecto del PIB. Ms de trescientos mil millones de euros, un tercio del PIB de Espaa! No tiene en cuenta unos cuantos detalles de importancia que vendran a matizar el escndalo. Baste con estudiar detenidamente, por ejemplo, el modelo de financiacin que han desarrollado con seriedad y realismo J. Arcarons, D. Ravents y Ll. Torrens para Catalunya, pero que sera fcilmente extrapolable a toda Espaa. Es un modelo que da por hecho que se alimentan sobradamente los servicios pblicos como la salud y la educacin, por cierto.

En primer lugar, la renta bsica unificara muchos captulos de gasto pblico que ya existen. Establecera un suelo de partida para pensiones (que alcanzan ya el doce por ciento del PIB espaol), prestaciones por desempleo (ms del 3% del PIB), rentas de insercin, becas, dependencia, ayudas sociales de lo ms variado. Reducira considerablemente el gasto pblico de gestin burocrtica de las ayudas. Es algo tan de sentido comn como simplificar las ayudas, dignificar las que hoy son pura miseria y garantizar que nadie se queda fuera. Coincide con la primera fase del texto de la ILP que queremos que se debata en el Parlamento. Y si no es sostenible, hay que hacerlo sostenible. Esto no es parte de un programa poltico de izquierdas. Es parte de la respuesta ciudadana a una situacin de emergencia social causada por un programa poltico-econmico de ofensiva de los ricos contra los pobres.

En segundo lugar, resulta obvio que la RBU para los ricos sera algo parecido, pero mucho ms progresivo, al mnimo personal del IRPF. Para que la propuesta fuera viable, el impuesto sobre la renta tendra que establecerse, como bien explica la propuesta de Ravents y compaa, a un tipo nico prximo al 50%, integrando en la base general las rentas del ahorro y eliminando todas las deducciones y correctores de inequidad actuales. Habra, eso s, que recaudar como es debido, lo cual se vera muy facilitado por la simplificacin radical del sistema fiscal. La renta bsica actuara como factor de progresividad en la imposicin directa, exactamente lo contrario de lo que Rafael Reig denuncia escandalizado en su artculo. Los 7744 euros anuales que recibira todo quisque, segn la propuesta de la ILP, seran un tipo de contribucin negativa, un ingreso neto, para el que no tiene que declarar y significaran una reduccin ridcula de los impuestos a pagar por las grandes fortunas. Las clases medias bsicamente se quedaran como estn. Hablamos de cambiar el sistema de impuestos para combatir la pobreza y la desigualdad. Implicara, por tanto, un serio incremento del gasto pblico espaol respecto del PIB basado en una contribucin efectiva mucho mayor de las familias de mayores ingresos. Diferentes estimaciones sitan el fraude fiscal en el entorno del 6% del PIB. Y hay margen para incrementar los impuestos a los que menos pagan, que son precisamente los que ms tienen; en Dinamarca, por ejemplo, el Estado gestiona cerca del 60% del PIB y en Espaa apenas estamos en el 42%. Si se tiene todo esto en consideracin, igual ya nos va saliendo la cuenta de la vieja. No podemos caer en la trampa de aceptar que slo son viables las reformas regresivas. Y no somos maximalistas. Queremos reformas importantes pero a la vez viables en el marco actual. Esto ya lo aceptaron el PCE e IU hace mucho tiempo. Es una forma muy digna (y necesaria, dira yo) de socialdemocracia.

Seguro que harn falta un par para hacer efectivo algo as como la renta bsica universal. Es evidente que los que ostentan el poder y los privilegios estn en contra. Les preocupara verse obligados a pagar los impuestos que les corresponderan por un mnimo de justicia social. Pero probablemente les preocupara mucho ms que se cumpliera el requisito ciudadano de la independencia civil del que hablaron los padres del liberalismo. Ellos creyeron que la clave era la propiedad privada. Ahora sabemos que la clave es garantizarnos la subsistencia. Mediante la poltica, contrarrestaramos la base misma de la opresin de clase, el resultado de la acumulacin originaria que tan bien explic Marx. La RBU nos hara mucho ms libres a la hora de tomar decisiones democrticas porque implicara que, antes que nada, el Estado se encarga de sostener la vida y, por tanto, la dignidad de no vernos sometidos por el hambre al dictado de otros. El movimiento obrero sera el primer beneficiado, porque la sociedad establecera una verdadera caja de resistencia que nos fortalecera frente a las imposiciones de la patronal. La RBU es un punto de partida para independizar la poltica de los dictados del capital. Hara factible en muy buena medida la ciudadana para todos, la libertad. Un golpe de timn para oponernos a la ofensiva neoliberal y conseguir unas condiciones de vida y polticas muy diferentes a las de hoy.

Javier Mestre. Escritor y activista de la ILP por una Renta Bsica.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter