Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-09-2014

Wall Street, inundado

Editorial de La Jornada
La Jornada


Ayer, por segundo da consecutivo, miles de manifestantes se movilizaron en Wall Street, el barrio financiero de Nueva York y centro de las finanzas mundiales, para denunciar la conexin entre la especulacin de los capitales y las afectaciones al clima planetario, as como para exigir a los gobernantes mundiales acciones concretas y urgentes para frenar el cambio climtico. Si bien la demostracin del domingo rompi rcord de asistencia (se calcula que unas 300 mil personas se dieron cita en la zona), la de ayer, mucho ms pequea, y realizada en desafo a una prohibicin de la polica neoyorquina, muestra una perspectiva de continuidad que parece ser una tercera fase de las protestas globales contra el modelo econmico vigente en buena parte del planeta.

En efecto, durante la ltima dcada del siglo pasado tuvo lugar el surgimiento de los movimientos altermundistas bautizados con desdn de globalifbicos por el ex presidente mexicano Ernesto Zedillo, que construyeron foros alternativos y opuestos a los grandes encuentros de las lites econmicas, comerciales y financieras mundiales. En los aos siguientes se asisti al desarrollo de expresiones sociales que articularon el malestar por las estrategias econmicas depredadoras con descontentos polticos nacionales especficos; fue el caso de los indignados espaoles, el movimiento Ocupa Wall Street y, en cierta forma, del #YoSoy132 en Mxico. Entre esos fenmenos de protesta y los manifestantes de las llamadas primaveras rabes hubo diferencias claras, pero tambin coincidencias, como la entronizacin definitiva de las redes sociales como escenario e instrumento fundamental de la movilizacin poltica.

Las manifestaciones del momento presente en Wall Street tienen la novedad de incorporar la conciencia ambiental al repudio contra un modelo econmico que ha causado miseria, desigualdad y crisis recurrentes, y contra estructuras de formalidad democrtica que han convertido el principio de la representatividad en simulacin y que enmascaran un creciente autoritarismo, la demolicin paulatina de derechos sociales e individuales y la concentracin del poder en pequeas cpulas poltico-empresariales que pasan por encima de la voluntad social.

La articulacin entre estos tres rdenes el econmico, el poltico y el ambiental es insoslayable: en efecto, la implantacin del liberalismo salvaje que rige a las finanzas y al comercio mundial ha pasado por el sometimiento de los poderes polticos formales a los dictados de los capitales y de los organismos financieros internacionales y por la distorsin de la institucionalidad democrtica, y se sostiene en la lgica de altos rendimientos que exige, a su vez, la depredacin social y ambiental, la sobrexplotacin de poblaciones y de recursos naturales particularmente en naciones de la periferia y pases en desarrollo, la violacin regular de los marcos legales, el impulso a patrones irracionales de consumo y la produccin masiva de basura como un dudoso valor agregado.

En suma, las protestas realizadas en estos das en Wall Street constituyen una presin clara orientada a evitar que la reunin cumbre sobre el clima que arranca hoy en Nueva York, y que congregar a ms de 120 jefes de Estado y de gobierno, se convierta en una simulacin ms. Cabe esperar que tengan xito.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/09/23/opinion/002a1edi


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter