Portada :: Opinin :: Ctedra Che Guevara-Amauta
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-08-2005

Entrevista a Ulises Estrada Lescaille, combatiente internacionalista y compaero del Che
El internacionalismo de la revolucin cubana y la herencia del Che Guevara

Nstor Kohan
Rebelin


Cuando se lo ve venir caminando en forma desgarbada, parece un jugador de bsquet de la NBA. Flaco, alto, negro y sonriente, Ulises Estrada derrocha modestia. A pesar de haber jugado un papel fundamental en la lucha antiimperialista en varios continentes del mundo (desde el Congo y Guinea hasta Bolivia y el Chile de Salvador Allende), este combatiente cubano internacionalista habla de sus misiones secretas y clandestinas junto al Che y otros revolucionarios como quien recuerda inocentes ancdotas de una escuela o una oficina. En ningn momento se pone en pose. Mantiene la modestia del Che y el bajo perfil de los agentes de inteligencia a rajatabla.

Retirado ya de las actividades clandestinas en las que invirti los mejores aos de su vida, durante los ltimos aos Ulises Estrada ha dirigido la revista Tricontinental. Actualmente ha terminado un volumen dedicado a Hayde Tamara Bunke Bder, la combatiente argentino-alemana que cay en Bolivia en 1967 junto a Guevara integrando el Ejrcito de Liberacin Nacional (ELN). El volumen se titula Tania la guerrillera y la epopeya sudamericana del Che [hay edicin en ingls con el ttulo Undercover in Bolivia with Che. Australia, Ocean Press, 2005]. Anteriormente Ulises Estrada haba trabajado y colaborado sin figurar por razones obvias en el libro Tania, la guerrillera inolvidable [La Habana, Instituto del Libro, 1970, hay varias ediciones. La primera const de 300.000 ejemplares segn figura en el volumen].

N.K.: Cundo conociste al Che Guevara?

U:E.: Conoc al comandante Ernesto Guevara a finales de 1961, cuando me desempeaba como segundo jefe del Departamento (MOE), del Viceministerio Tcnico del Interior (Inteligencia), dirigido por el comandante Manuel Pieiro Losada, conocido como "Barbarroja". Mis relaciones con el Che fueron circunscriptas al apoyo al movimiento de liberacin nacional de Amrica Latina. Posteriormente particip con l en la lucha guerrillera en el Congo a la cual me incorpor durante un tiempo luego de hacer un recorrido de casi cinco meses en un barco [se trata del barco El Uvero, el ms grande la marina mercante cubana. Nota de N.K.(1)] cumpliendo todos los compromisos que el Che haba hecho con los movimientos revolucionarios africanos llevndoles armas, ropa, implementos agrcolas, medicina. En fin... todo lo que necesitaban los movimientos. El Che se los haba prometido. Yo tuve la responsabilidad de llevrselos. Al final de este viaje cruc al Congo, me incorpor a la guerrilla, estuve en la guerrilla del Congo ms de un mes. La situacin ya era muy difcil. Todo vislumbraba que aquella guerra iba a terminar por parte de los congoleses. Regres a Cuba a informar de la situacin y a organizar el operativo que en definitiva sac a todos los cubanos del Congo. Despus, estando en Cuba, se me dio la orientacin de viajar a Tanzania, donde estaba el Che, con el doctor Luis Garca Gutirrez que iba a hacer el enmascaramiento del Che para que pudiera viajar. As lo hizo.

N.K.: El enmascaramiento del Che se hizo en Tanzania?

U.E.: S, entonces regres a Cuba con las fotos, Fidel aprob el enmascaramiento. De ah sal clandestino con el Che, con la misin del comandante en jefe [se trata de Fidel Castro. N.K.] de defender la vida del Che con mi propia vida, cosa que as hice. Viajamos desde Dar-es-Salaam hasta Praga. Estuve con l all, en Praga, ms o menos dos meses y luego regres a Cuba porque en Praga yo era muy llamativo. Nosotros vivamos en un apartamento en la azotea de un edificio. Tena un solo cuarto, una cocina y un bao. All nos distribuamos las tareas. Un da yo cocinaba y limpiaba, al otro da le tocaba al Che y l cocinaba y limpiaba.

N.K.: En Praga estaban ustedes dos solos?

U.E.: S, nosotros dos solos, apoyados por el compaero Jos Luis Ojalvo, que era el compaero de la inteligencia que diriga nuestro trabajo en Praga, sobre todo en la ayuda a los movimientos de liberacin. Debo decir que en el trabajo que yo realizaba en aquel momento en el Departamento MOE (M era la sigla de inteligencia, y OE era Operaciones Especiales), nosotros estbamos exclusivamente dedicados a tareas de apoyo al movimiento revolucionario. O sea que no hacamos tareas de inteligencia poltica sino tareas dedicadas al apoyo al movimiento revolucionario.

Luego, al terminar esta misin con el Che... l me pidi que regresara para Cuba porque el fsico mo era muy llamativo cuando salamos tarde en la noche a comer en restaurantes fuera de la ciudad de Praga y l pensaba que por culpa ma podan descubrirnos. Regres a Cuba y al regresar organic la DGI (Direccin General de Inteligencia) de frica, Asia y Amrica latina. Le pusimos como nombre Direccin 5 (cinco). Ah nos dedicbamos al trabajo con los movimientos revolucionarios africanos y asiticos. Particip en la guerrilla de Guinea portuguesa y estuve con los palestinos en la guerrilla en los mrgenes del ro Jordn en un pueblo que se llama Chunya [no se oye bien el nombre]. Esa es la historia. Le ped al Che ir con l para Bolivia, yo en Praga ya saba que l iba para Bolivia...

N.K.: Cundo te enteraste que l iba para Bolivia?

U.E.: All, en Praga, por la visita de Papi, Jos Mara Martnez Tamayo, que fue varias veces a Praga, de Praga a Bolivia, de Bolivia a Praga, de Praga a La Habana a llevar las informaciones a Cuba y a traerles las informaciones al Che. El Che no me lo dijo, me lo dijo Papi. Yo le ped al Che irme con l a Bolivia y me contest que mi experiencia era en el trabajo clandestino, que yo no tena experiencia en la guerrilla, que yo le haca ms falta a Pieiro [Manuel Pieiro Losada. N.K.] en el trabajo clandestino que a l y que por lo tanto no lo acompaara. Nunca ms volv a ver al Che.

N.K.: Vos mencionaste que estuviste con el Che en Tanzania y luego en Praga. Cuando Guevara estaba en Tanzania le escribe a Armando Hart Dvalos una carta donde le relata que l estaba haciendo lecturas e investigaciones tericas. Luego, en Praga, escribe unos cuadernos criticando el Manual de economa poltica de la Academia de Ciencias de la URSS. Vos estuviste con l mientras el Che escriba estos materiales?

U.E.: El Che tena muchas crticas a la Unin Sovitica, pero eran crticas basadas en elementos muy objetivos ya que l consideraba que la Unin Sovitica deba dar ms en la ayuda al movimiento revolucionario latinoamericano para hacer la revolucin. Ms ayuda material, ms ayuda poltica, etc., etc. El Che pensaba que el marxismo es una teora que hay que llevarla a la prctica sobre todo en el internacionalismo proletario. En su consideracin, sobre todo la Unin Sovitica, no lo estaba cumpliendo.

N.K.: Cuando el Che haca esos trabajos y redactaba esas cartas y escritos, vos lo ayudaste?

U.E.: No, realmente yo no saba qu estaba escribiendo l. l pasaba el tiempo escribiendo, jugando ajedrez solo. En una ocasin me entusiasm a jugar ajedrez con l. Yo era muy mal jugador de ajedrez. Me dej ganar. El Che era una gente, una persona sencilla, como cualquiera de nosotros. Entonces prcticamente l hizo trampa para que yo ganara. Yo me di cuenta. Yo no saba ajedrez y l era muy buen ajedrecista. Y cuando me invit a la segunda partida le dije que no, que yo no jugaba ms con l. Le dije: Ramn, usted est haciendo trampa. All, en Praga, durante los primeros das, las discusiones eran porque yo le deca comandante y l tena dudas de que el apartamento donde estbamos, que nos lo haba dado la seguridad checa, tuviera micrfonos ocultos y que descubrieran que era l quien estaba oculto all. Entonces me obligaba a decirle Ramn, que era el nombre que l utilizaba. Cuando bamos a hablar algo ms serio, salamos a la azotea y hablbamos en la azotea o en los restaurantes donde bamos a comer. El Che siempre estuvo convencido de que los checos nos tenan colocados micrfonos.

N.K.: Cmo se hizo el trato para que la inteligencia checa les proporcionara ese departamento?

U.E.: Eso era un trato normal. Primero escogimos uno de los departamentos ms malos que nos daban los checos. Haba una serie de departamentos y casas que los checos nos daban para alojar a los revolucionarios latinoamericanos que iban y venan de Cuba y haba algunos que eran para los altos dirigentes del movimiento revolucionario latinoamericano y otros que eran ms masivos, para los combatientes que venan a entrenarse a Cuba. Y nosotros les pedimos, precisamente, uno de los apartamentos ms malos para que ellos en ningn momento pudieran ni siquiera pensar que en ese apartamento estaba un dirigente de la Revolucin Cubana.

N.K.: Hay una novela de Abel Posse [Los Cuadernos de Praga. Buenos Aires, Editorial Atlntida, 1998] que menciona por ah que haba un agente de la inteligencia checa que lo segua al Che. Es cierto o es pura ficcin?

U.E.: Este seor Posse no me merece ninguna confianza y sinceramente dudo de sus intenciones. Creo que es argentino, y en aquel momento era embajador argentino en Per. Una vez se apareci en Cuba, en mi casa, para que yo le contara el supuesto romance de Tania [Tamara Bunke] y Ernesto Guevara. Yo le expliqu que Tania y el Che nunca se haban encontrado y nunca estuvieron juntos en Praga, que Tania y el Che nunca haban tenido un romance, que Tania senta un alto respeto por el Che como dirigente revolucionario y no como hombre desde el punto de vista amoroso. En esta conversacin en la cual este seor lleg a mi casa, no s cmo, yo vivo en un barrio alejado donde las direcciones son difciles de encontrar, l igual se las arregl y se me apareci con un costoso regalo... Yo interrump la discusin y le dije que no, que era todo mentira lo que l estaba diciendo, que l no poda escribirlo porque era falso. Y este seor me contest que eso era lo que el pblico quera conocer y que en definitiva era una novela y que l iba a hacer una novela... Cuando me dijo eso, lo invit a irse de mi casa. Yo pienso que este seor no es capaz de respetar la historia de los hombres y las mujeres que fueron capaces de entregar nada menos que su vida en la lucha de liberacin de los pueblos de Amrica Latina.

N.K.: Ms all de este autor argentino tan poco creble y con tan pocos escrpulos... la inteligencia checa segua los pasos del Che Guevara?

U.E.: Eso es falso! La inteligencia checa jams supo que el Che estuvo en Praga. Jams! Incluso nosotros hablamos de estas cosas ahora.... pero durante aos, cuando publicamos el primer libro Tania: la guerrillera inolvidable hablamos de un pas de Europa... Jams dijimos que fue Praga. Los checos nos entregaron un pasaporte argentino falsificado por ellos que ni siquiera tena el nombre de Laura Gutirrez Bauer. Eso lo hicieron despus los tcnicos cubanos. Los checos nunca supieron de quien se trataba, quien era el personaje, ni a qu pas iba. Nunca supieron nada de eso. Como en las acciones en las que actuamos en coordinacin con la inteligencia sovitica, nunca supieron de quien se trataba, a qu pas iba, ni qu misin iban a cumplir. Porque nosotros trabajbamos en forma completamente independiente de la inteligencia de los pases socialistas que nos daban su apoyo, pero no era un apoyo para un subordinado, sino que era un apoyo real, sin saber realmente las misiones en las que estbamos nosotros comprometidos en ese momento.

N.K.: Cundo vos decs nosotros te ests refiriendo a la direccin de Pieiro?

U.E.: Me estoy refiriendo a la direccin de inteligencia de Cuba.

N.K.: En qu consisti tu misin en Bolivia y cundo estuviste?

U.E.: Bueno, yo no estuve con el Che en Bolivia... Yo estuve en Bolivia en el ao 1963 preparando la guerrilla de Jorge Ricardo Masseti para la Argentina y la guerrilla del Ejrcito de Liberacin Nacional (ELN) de Per de Hctor Bjar. En eso estuve all con el capitn Orlando Pantoja, entregndole las armas, recibiendo a los hombres, ubicando a los hombres, hicimos todo un trabajo de apoyo a la guerrilla peruana que se frustr, prcticamente, en su primer combate.

N.K.: Trabajaste tambin en Bolivia junto a Masseti?

U.E.: Junto a Masseti y junto a Bjar.

N.K.: Conociste a Hermes Pea?

U.E.: S, como no!... Hermes Pea fue uno de los cubanos que cay en una emboscada en la guerrilla de Masseti. Prcticamente fueron masacrados. El Ejrcito los cerc. Fueron masacrados. Masseti logr escapar con cinco o seis compaeros de la guerrilla hacia la montaa y nunca supimos de Masseti otra vez.

N.K.: Eso impact en el Che?

U.E.: S, fue un golpe muy duro para el Che puesto que el Che se iba a incorporar a esa guerrilla cuando se asentara en el territorio de Salta, en Argentina. Hicimos todo lo posible, gastamos cantidad enorme de dinero para tratar de encontrar a la guerrilla, de darle apoyo, y jams volvimos a saber de Masseti.

N.K.: Trabajaste con Inti Peredo en esa poca?

U.E.: Yo trabaj en el aparato clandestino de Bolivia cuando comenz el apoyo a estas dos guerrillas. Trabaj con Inti Peredo y con Rodolfo Saldaa. Ellos fueron los dos primeros apoyos que nos dio Mario Monge. Con Inti Peredo compramos un taxi. Con ese taxi l mova al comandante Abelardo Colom Ibarra, Furri, ministro del interior cubano, que fue el que lleg a Bolivia a dirigir la operacin de Masseti.

N.K.: Conociste a Federico Mndez, del EGP argentino?

U.E.: Por supuesto que conoc a Mndez. Tambin fue uno de los guerrilleros argentinos que se incorpor a la guerrilla de Masseti.

N.K.: Cmo conociste a Tania?

U.E.: A Tania la conoc cuando a m me mandaron a investigar a tres argentinas. La propuesta del Che, para un trabajo que yo no conoca cual era, fue Tania. l la haba conocido en Alemania, despus la haba conocido en Cuba en actividades de la colonia argentina, en actividades de la Federacin Mundial de Juventudes Democrticas. Ella viajaba a Cuba y serva de traductora. Al Che le pareci que serva para esta actividad. Nosotros investigamos, en Cuba y en Argentina, a Tania, a Isabel Largua y a Lidia Guerberof que era una pianista argentina, una gente de posiciones muy revolucionarias. Por las condiciones de Tania, para esta actividad decidimos proponerle al Che a la misma que l haba propuesto: Hayde Tamara Bunke Bider, nombre real de Tania. As se hizo. Primero se pensaba que Tamara fuera a crear un aparato urbano de apoyo a la guerrilla argentina, la encabezada por Masseti. Al fracasar la guerrilla argentina el Che ya decidi que Tamara fuera quien organizara el aparato de apoyo urbano que apoyara la guerrilla de Bolivia que l iba a dirigir.

N.K.: Apoyo desde dnde?

U.E.: Desde Bolivia.

N.K.: Alicia Eguren form parte de ese movimiento?

U.E.: Alicia Eguren y John William Cooke fueron dos personas maravillosas, muy vinculadas al Che, muy revolucionarios. No te voy a decir que eran marxistas-leninistas pero s muy revolucionarios. Trabajaron mucho con el Che en la organizacin del aparato urbano en la Argentina, al cual incorporaron a muchos jvenes argentinos procedentes del peronismo.

N.K.: A Mario Roberto Santucho lo conociste?

U.E.: Lo conoc despus, no en esta poca de la que estamos hablando.

N.K..: Se hizo correr la leyenda, y por eso te lo pregunto, de que Tania podra haber sido un agente de la Repblica Democrtica Alemana (RDA). Es posible eso?

U.E.: No, eso no es posible. Tania vino para Cuba por su amor a la revolucin cubana. Desde antes que triunfe la revolucin cubana, en la RDA Tania se dedic, desde que conoci a cubanos en un congreso de la Federacin Mundial de Juventudes Democrticas, y desde que conoci la lucha que se desarrollaba en la guerrilla y que entre los guerrilleros haba un jefe argentino que era el Che Guevara, Tania se dedic a escribir en peridicos y a hacer actos de solidaridad con Cuba. Etc., etc. Cuando triunf la revolucin su idea era venir para Cuba. La idea inicial de Tania era ir a pelear a la Argentina. Cuando triunf la revolucin cubana ella decidi tratar por todos los medios de venir a Cuba. As lo logr, invitada por Alicia Alonso cuyo ballet estaba en la RDA. Alicia la invit, ella vino para Cuba y aqu se incorpor a todas las organizaciones revolucionarias cubanas y mantuvo una actitud revolucionaria intachable que fue lo que hizo que la escogiramos. Nunca fue agente de los servicios de inteligencia alemanes, nunca fue agente de la KGB rusa y nunca fue agente de los servicios secretos cubanos. Tania fue una combatiente internacionalista latinoamericana!

N.K.: Por qu eligi ese nombre de guerra? Por la guerrillera sovitica?

U.E.: A todo el mundo se le pona otro nombre. S, ella escogi ese nombre en recuerdo de la guerrillera sovitica que haba sido asesinada por el nazi-fascismo.

N.K.: Vos estuviste en Bolivia entrenando a Tania?

U.E.: No, yo entren a Tania en Cuba. En Praga ella fue a preparar su leyenda. En la primera leyenda ella asuma el nombre de Vittoria Pancini, una supuesta talo-germana. Ella pas dos meses viajando por Europa Occidental. Realmente ella hablaba muy poco italiano. Nos dimos cuenta que ella no podra cumplir con esa leyenda, entonces se le hizo una leyenda como Laura Gutirrez Bauer, alemana-argentina. Esa leyenda tambin la practic en Europa. Viaj a Alemania occidental, estuvo cerca de la casa de sus padres, a la cual no fue, hizo el sacrificio de no mostrar su presencia a sus padres (quienes saban que estaba en un trabajo secreto pero no saban cual era) y esa fue la leyenda que se acept. La de Laura Gutirrez Bauer.

N.K.: En Alemania occidental?

U.E.: S, en Alemania occidental. Sus padres vivan en Alemania oriental, en la Repblica Democrtica Alemana (RDA), en Berln, pero ella estuvo en las dos Alemanias. Tania adopt entonces la leyenda de Laura Gutirrez Bauer. La cumpli en forma excelente, hasta que muri en la guerrilla del Che.

N.K.: Cul era la misin de ella en Bolivia?

U.E.: Buscar informacin sobre muchas cosas: sobre el Ejrcito, sobre la situacin operativa en zonas rurales y organizar un grupo operativo en La Paz. Lo organiz con Loyola Guzmn y junto con Saldaa, otro compaero del Partido Comunista Boliviano. Ese trabajo lo sigui hasta que se tuvo que quedar en la guerrilla porque el Che se convenci de que estaba quemada. Tania estuvo en la guerrilla poco tiempo, unas dos o tres semanas. Estaba muy enferma y el Che la envi para la retaguardia. Ella muri junto con el grupo de retaguardia.

N.K.: En qu consisti el entrenamiento de inteligencia que vos le dabas?

U.E.: Uh...! En muchas cosas..., muchas. Todas las artes necesarias para burlar los rganos de inteligencia y contrainteligencia del enemigo. Yo pienso y lo digo en el libro que estoy escribiendo, que se titula Tania la guerrillera y la epopeya sudamericana del Che que si los revolucionarios latinoamericanos hubiesen tenido la preparacin que tuvo Tania hoy tendramos vivos a muchos jefes guerrilleros, a muchos jefes clandestinos, a muchos revolucionarios latinoamericanos. Porque Tania se prepar durante ms de un ao para combatir desde posiciones clandestinas contra los aparatos enemigos.

N.K.: Vos dijiste que Tania tambin estuvo en Praga...

U.E.: Su preparacin en Europa la hizo residiendo en Praga. Su sede era Praga, de ah sala para el resto de Europa, regresaba a Praga, volva a salir para el resto de Europa, volva a regresar. Estuvo seis meses en ese entrenamiento.

N.K.: Por qu se elega Praga?

U.E.: Porque era uno de los lugares donde nosotros tenamos mejores condiciones operativas. Tenamos mucha ayuda de los checos. No era Mosc, donde era ms complicado!

N.K.: En Mosc haba ms control?

U.E.: Ms control y adems en Mosc no tenamos la infraestructura que tenamos en Praga. En Praga tenamos un grupo de apartamentos, un grupo de seguridad checo que nos apoyaba. En fin... Praga era el lugar ideal, no para Tania, pero s para muchas operaciones que nosotros hicimos operando desde all.

N.K.: La inteligencia de los checos apoyaba a la inteligencia cubana en esas operaciones?

U.E.: Totalmente. Sin saber bien lo que era y en qu consista pero apoyaba totalmente. Es bueno reconocerlo.

N.K.: En alguna biografa sobre el Che se plantea que Guevara tena temor que los checos se enteraran de que l estaba all porque entonces se enterara la CIA...

U.E.: Ya te lo dije. El Che era muy desconfiado. Pensaba que en la habitacin tenamos micrfonos. l pensaba que si los checos se enteraban de algo, los checos estaban infiltrados y penetrados por la CIA y entonces se iba a enterar la CIA. Eso era lo que pensaba el Che. Pero la realidad objetiva es que la CIA nunca se enter, que los checos nunca se enteraron y que obtuvimos un gran apoyo de los rganos de seguridad checos. No slo en lo del Che y en lo de Tania sino tambin en muchas otras operaciones que nosotros hicimos con sede en Praga y que en algn momento hablaremos de ellas.

N.K.: En la solidaridad internacionalista tuviste muchos contactos y relaciones con revolucionarios de Amrica Latina y frica. Y de los Estados Unidos? Tuviste contacto con las Panteras Negras de Estados Unidos?

U.E.: S, tambin. Tuvimos estrecha relacin con Stokely Carmichael y con muchos de ellos, militantes y dirigentes de las Panteras Negras. S, tuvimos relaciones, tratamos de dar nuestro apoyo y nuestra ayuda en la medida de nuestras modestas posibilidades. Nunca apoyamos acciones terroristas. Jams. Nuestro aparato de inteligencia jams apoy hacer una accin terrorista. Jams! Las acciones que nosotros apoyamos eran acciones de guerra revolucionaria, no de terrorismo. Cuando Stokely Carmichael era el hombre ms buscado en Estados Unidos por el FBI vino a La Habana y particip de la Primera Conferencia Tricontinental. Despus este compaero se fue a Guinea para combatir con el ejrcito guerrillero de Guinea Bissau, se cas con una compaera y se retir de la lucha.

N.K.: Vos trabajaste muchos aos junto a Manuel Pieiro Losada, el clebre comandante Barbarroja. Qu recuerdos tens de l?

U.E.: De Pieiro tengo un gran recuerdo. El recuerdo de un gran maestro revolucionario! Yo trabaj con Fidel y trabaj con el Che porque trabaj con Pieiro. Es as. Pieiro era un hombre que, a quienes trabajbamos con l, nos llevaba a las reuniones con Fidel, a las reuniones con el Che. De la guerra revolucionaria (previa a 1959) yo no conoc ni al Che ni a Fidel. Los conoc gracias a Pieiro, como tambin conoc a Ral Castro, a Celia Snchez. A los principales cuadros que trabajbamos con l en las tareas operativas Pieiro nos daba la posibilidad de vincularnos con la mxima direccin de nuestra revolucin. Aprend mucho de l. Yo creo que Pieiro fue mi gran maestro revolucionario en los trajines de la lucha clandestina, en la lucha operativa, en la lucha de liberacin nacional y social de los pueblos de Amrica Latina y de frica. Estoy muy agradecido a Pieiro. Si no fuera por l, yo no sera hoy el revolucionario que creo ser.

N.K.: De dnde aprendi Pieiro las tcnicas de inteligencia?

U.E.: Las aprendi trabajando. Todos nosotros las aprendimos trabajando! Nosotros no hicimos ni pasamos escuelas en la Unin Sovitica ni en ningn otro lado! Nosotros aprendimos a enfrentar al enemigo, primero, con los conocimientos que tenamos de Cuba en la lucha contra Batista. Cmo actuaba la dictadura batistiana, cmo actuaban sus rganos represivos, cmo actuaba el ejrcito batistiano... Con toda esa experiencia, nosotros a su vez la volcamos en la lucha de los pueblos por su liberacin. Todo parece indicar que nos sali bien pues por el trabajo nuestro jams fue detenido un revolucionario, nunca fue asesinado un revolucionario. Los fracasos o reveses del movimiento revolucionario en Amrica Latina son propios del movimiento latinoamericano. No son culpa de Cuba. Y adems, una segunda cosa que querra sealar: Nunca intentamos exportar la revolucin! Sencillamente nos limitamos a apoyar a aquellos revolucionarios que venan a beber de la experiencia cubana y a buscar el apoyo de la experiencia cubana a partir de la condicin internacionalista del compaero Fidel Castro que fue el que nos ense realmente a ser internacionalistas.

N.K.: En qu consiste ese proyecto internacionalista?

U.E.: En hacer la revolucin!

N.K.: Dnde?

U.E.: Dondequiera que se pueda hacer la revolucin! En cualquier parte del mundo! En cualquier parte donde se den tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria como deca el Che. En cualquier parte del mundo donde nos sorprenda la muerte luchando, bienvenida sea. Esa no era la consigna del Che, nicamente. Es la consigna de todos nosotros, quienes estamos dispuestos a poner en juego nuestra vida en cualquier parte del mundo donde el movimiento revolucionario reclame el concurso de nuestros modestos esfuerzos. As hemos tratado de llevarlo a la prctica a lo largo de toda nuestra vida.


NOTAS:

(1) Sobre el papel de Ulises Estrada en frica (y sobre todo el internacionalismo de la revolucin cubana) puede consultarse el inigualable y apasionante estudio del investigador de origen italiano Piero Gleijeses: Misiones en conflicto. La Habana, Washington y frica. 1959-1976. La Habana, Ciencias Sociales, 2002. pp.106, 133 y ss. Un libro imprescindible que vale la pena conseguir.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter