Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-09-2014

La otra cara

Arturo Balderas Rodrguez
La Jornada



En estos das en los que el pesimismo abunda en las noticias es aire fresco dar cuenta de una nota que da luz a una visin menos pesimista al cotidiano devenir.

En un reportaje de la cadena pblica de televisin estadunidense (PBS) se dio a conocer la forma en que una escuela primaria de la ciudad de Miami atiende a las decenas de nios y jvenes que han arribado recientemente procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala. Sin escusas en torno a quin o quines son los responsables del problema, la directora de ese plantel y sus colaboradores se han dado a la tarea de encontrar la mejor forma para atender sus necesidades educativas. Se designaron profesores especiales en la enseanza del ingls, debido al deficiente conocimiento de ese idioma en los recin llegados; se ampli el espacio para dar cupo a ms estudiantes; se incorporaron cursos bilinges para facilitar a los alumnos la transicin en el aprendizaje de los nuevos conocimientos. Hay muchas necesidades an, pero son medidas que reflejan una actitud positiva para atender a quienes han llegado para salvar su vida, literalmente.

As lo expresaron una joven de 16 aos, que tuvo que huir porque me amenazaron con violarme o hacerme dao, y su primo de 17 aos, quien no tuvo otra opcin que salir del pas, pues de lo contrario me hubieran matado. Ambos fueron intimidados de esa forma por no acceder a traficar con drogas. Al igual de ellos, cientos de esos menores han sido capturados por las autoridades migratorias y se les ha permitido vivir con algn pariente, en tanto se efectan los juicios para determinar su situacin migratoria. La incgnita es cunto tiempo debern esperar para que el proceso concluya, pues hay un atraso de aproximadamente 400 mil casos que debern ser revisados.

Por ello, el horizonte de planeacin para atender la nueva demanda escolar requiere de mayores esfuerzos para todas y cada una de las escuelas, no slo en Miami, sino en toda la Unin Americana. Es alentador saber que lo mismo en Florida que en California, en Washington o Colorado hay la misma disposicin por parte de miles de docentes para cumplir con esa tarea, al margen de las opiniones de los acrrimos crticos de esta nueva ola migratoria.

Vale preguntar: qu han hecho las autoridades de esos pases centroamericanos para evitar que se siga abusando de los menores y sus familias? Es notorio que ese mismo fenmeno no se ha dado en los otros pases de esa regin.

[email protected]

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/09/29/opinion/014o1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter