Portada :: Chile :: Miguel, a 40 aos de su caida en combate
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-10-2014

El MIR, concepcin y poder popular

Robinson Silva Hidalgo
Resumen



Durante el gobierno Demcrata cristiano (1964-1969) se despertaron las esperanzas del pueblo, en un contexto de bonanza econmica por el precio de las exportaciones, especialmente el cobre, se produjo una fuerte inversin norteamericana y el horizonte pareca auspicioso para Chile.

En este perodo la izquierda tuvo fuertes contradicciones en sus organizaciones partidarias, mientras el Partido Comunista (PC) ratificaba la movilizacin de masas populares y de trabajadores en funcin de objetivos fundamentalmente electorales (XII congreso de 1965),El Partido Socialista (PS) por su parte, advirti en su congreso de 1965 lo limitado que eran las formas pacficas y legales de lucha, llamando a la unidad de la clase trabajadora para llevar adelante una revolucin, cuestin que, eso s, no tuvo un correlato en la prctica.

Puestos en esa situacin, sectores de trabajadores y grupos de jvenes descontentos con las posiciones de la izquierda tradicional decidieron romper con ese estancamiento y resolvieron las contradicciones mediante la fundacin, el 15 de agosto de 1965, en Santiago, del Movimiento Revolucionario de Izquierda (MIR).

Hay dos grupos importantes que hacen comprender mejor este origen, la Vanguardia Revolucionaria Marxista (VRM) y el Partido Socialista Popular (PSP), estas organizaciones se haban constituido a travs de diversas divergencias y escisiones de los partidos tradicionales, influidos por el trotskismo, el maosmo y sobre todo, por la revolucin cubana. Tambin, y desde el mundo social, se sumaron militantes del sindicalismo radical y de cristianos revolucionarios.

Con estos datos, podemos decir que hacia 1965 surge con el MIR la referencia visible de un nuevo pas, un Chile que estando harto de las formas polticas tradicionales de la izquierda comienza a mirarse en sus diversidades, descubre que el pueblo, la masa, es una masa viva y dinmica, construida por sujetos con acentos distintos y todos movidos por la necesidad de acabar con la injusticia, con la discriminacin y con la soberbia de la clase dominante.

Desde ese descubrimiento es que el MIR se define y expresa que el pueblo puede ser chileno o mapuche, puede ser hombre o mujer, puede ser cristiano o ateo, puede ser miles de cosas y por eso es pueblo. Ese pueblo reunido y definido como clases populares es el llamado a construir otro pas, el MIR nace para ordenar el naipe, como dice en su declaracin de principios de 1965:

El MIR reconoce al proletariado como la clase de vanguardia revolucionaria que deber ganar para su causa a los campesinos, intelectuales, tcnicos y clase media empobrecida. El Mir combate intransigentemente a los explotadores, orientado en los principios de la lucha de clase contra clase y rechaza categricamente toda estrategia tendiente a amortiguar esta lucha.

En su ADN el MIR desahuci el posibilismo, mostr que su carta era el compromiso poltico por la liberacin del pueblo, porque reconoca una lucha de clases inevitable, apost con un cierto dejo maximilista, a la revolucin, a la construccin de una realidad distinta y en ese camino fue constituyendo prcticas y saberes que nacieron de esos campesinos, tcnicos y trabajadores que menciona en su declaracin, tambin con esos cristianos, mujeres y pobladores que le cambiaron definitivamente el rostro a las clases populares y a la poltica chilena.

Para ser ms especfico, ese cambio de rostro vino a concretarse en 1967, pero en el perodo que va entre la fundacin y 1967 el MIR se conform en un ncleo que atrajo a los sectores radicalizados de izquierda, dispersos y descontentos con las polticas del PC y el PS; por su poltica radical, el MIR signific un golpe en la mesa de una izquierda confundida y errtica, que hacia fines de la dcada encontr un proyecto y una estrategia que le dio identidad, surgida del trabajo de los militantes y de los sectores populares que dialogaron con ellos.

En 1967, en el III congreso del MIR un joven Miguel Enrquez y el grupo de los jvenes de Concepcin asumen la direccin de la organizacin, rpidamente la ordena y estructura, como quien dice, profesionaliza el trabajo de los revolucionarios miristas. Adems de lo anterior y tal vez ms importante, Miguel y los compaeros logran otorgarle un proyecto ideolgico claramente al movimiento: el poder popular.

La etapa ms rica del mirismo, esa que va desde 1967 hasta 1973, son los aos de la construccin de la idea del poder popular, es una idea que marca los aos de la Unidad Popular, es un ejercicio poltico que remece la cultura poltica chilena, la cuestiona y logra identificar al MIR con la mayor potencia democrtica que el pueblo chileno ha logrado producir: miles de tomas de terrenos, de tomas de fundo, de cordones industriales acompaan esa idea y la refrendan, como lo dijo el mismo Miguel en el sindicato minero de Schwager en abril de 1972:

Las ideas y banderas revolucionarias son enarboladas por los obreros textiles en Tom y Chiguayante, por los obreros de las fbricas de Talcahuano, San Vicente, Penco y Concepcin, los campesinos de Yumbel, Cabrero y Hualqui, por los pobladores de toda la provincia, por los estudiantes y, especialmente, por los mineros del carbn y los trabajadores del campo y la ciudad a lo largo del pas. // Las fuerzas del pueblo, la energa y decisin de sus luchas, su voluntad implacable a golpear a sus enemigos y a defender sus intereses y terminar con el yugo de la explotacin, es lo que hace crecer la fuerza de la Revolucin. Nuevas capas del pueblo se incorporan a la lucha, haciendo temblar el viejo juego politiquero tradicional.

La idea del Poder Popular nace de la prctica poltica y social del MIR, nace del enraizamiento en los territorios, de los espacios donde el pueblo construy su saber, la idea del Poder Popular, el centro del proyecto del MIR, naci no de un grupo de intelectuales, naci de la necesidad de visibilizar a los hombres y mujeres negados por la historia. No es extrao entonces que la dictadura fuera especialmente cruenta en esos mismos lugares y sectores sociales que Miguel nombra y convoca, la dictadura destruy la industria textil de Tom y Chiguayante, cuyo golpe de gracia dio la Concertacin, por cierto. Los campesinos fueron masacrados en Yumbel, en San Rosendo, en Laja y desaparecidos como sujeto social a manos de la industria forestal y agroindustrial, ni hablar de la industria del carbn, masacrados fsica y socialmente tambin.

Pero como dice Miguel las fuerzas del pueblo hacen crecer la fuerza de la Revolucin, y las nuevas capas del pueblo que hoy se incorporan a la lucha tambin buscan derrotar el viejo juego de la poltica tradicional, hoy disfrazado de dilogo ciudadano y comisiones evaluadoras. Es importante hacer notar que esas nuevas capas incluyeron a los nadie por primera vez, a las mujeres, a los mapuches, a los marginados en la periferia de las ciudades, ellos no existan ni siquiera para los partidos tradicionales de izquierda, por lo menos no como sujetos, tan solo como bolsones de votos en campaa.

El Poder Popular logr expresarse de manera radical y unitaria, en Concepcin, es necesario recordarlo. El MIR que recordamos es en lo grueso es ese MIR, el que impuls la Asamblea del Pueblo de Julio de 1972, destaco lo significativo de ese momento, pues cabe recordar que esa instancia popular agrup a 59 sindicatos, a 6 federaciones campesinas, a 31 campamentos y comits sin casa, a 17 agrupaciones estudiantiles, a 27 centros de madres y a 5 organizaciones polticas, adems de los diversos frentes intermedios del MIR.

En poco tiempo y solo mirando a nuestra provincia, vemos que el MIR y su proyecto logr convocar a diversidad de sujetos y organizaciones, traspasando sus fronteras y unificando al pueblo, respondiendo al poder desde su propia identidad poltica, esa asamblea parti de la siguiente manera, segn lo indica el diario El Sur del 28-07-1972: denunciar al parlamento burgus y contrarrevolucionario y rendir un homenaje a la Revolucin Cubana.

Este Movimiento de Izquierda Revolucionaria, el del proyecto popular y revolucionario es el que vivi y conoci Chile, este mismo MIR tuvo que resistir y en ese esfuerzo, que le cost la vida a miles de mujeres y hombres comprometidos con el pueblo es el que celebramos hoy. Es por eso que ms all de la historia, ms all de las memorias, siempre subjetivas, lo que rescatamos es que ese mismo pueblo y su proyecto se encuentra vivo y presente, golpeado, sin duda pero vivo, y eso gracias a Miguel, a Luciano a Bauchi; pero tambin a Ana Luisa Peailillo, a Iris Vega, a Mara Galindo, a Jane Vanini; tambin a los 19 campesinos y trabajadores de Laja y San Rosendo, a los compaeros asesinados en la operacin Alfa-carbn en Concepcin, Los ngeles y Valdivia, a los combatientes de Neltume, de la Fuerza Central y de las Milicias de Resistencia Popular, a los hermanos Vergara Toledo, y as a todos y todas quienes han construido y conservado la historia y la memoria del MIR, la historia de una organizacin poltica que busc hacer poltica desde y con el pueblo, con las y los populares.

Ese fue el inicio, ese es el camino.

http://resumen.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=10166:el-mir-concepcion-y-el-poder-popular&catid=13:memoria-historica&Itemid=57.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter