Portada :: Chile :: Miguel, a 40 aos de su caida en combate
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2014

Latinoamericanos y europeos en el MIR

Emir Sader
Punto Final


El que va a Chile hoy, no se da cuenta de los acontecimientos histricos que el pas vivi entre los aos 1960 y 1970. La nica experiencia, hasta aquel momento de construccin del socialismo por vas institucionales en el Occidente, era la forma que asuman las luchas del pueblo chileno por su emancipacin. El MIR fue parte inherente a ese proceso, aun discrepando de las vas por las que haba optado la mayor parte de la Izquierda chilena en aquel momento. Encarnando la va de la ruptura revolucionaria, el MIR tena en Miguel Enrquez un dirigente ejemplar como pocos producidos en el continente.

Su capacidad de anlisis poltico se vincula estrechamente con su capacidad de comando, exhibiendo un carisma extraordinario que hacan de l un lder arrebatador, insuperable. A 40 aos de su muerte, todos los que hemos tenido el privilegio de ser recibidos con el cario acogedor del pueblo chileno y, en particular, aquellos, como yo, que han podido trabajar con Miguel, tenemos una buena oportunidad para extender nuestro agradecimiento a los movimientos populares chilenos, que han abrigado a tantos refugiados de otros pases y, en especial, al MIR, por la oportunidad que nos ha proporcionado de vivir experiencias revolucionarias que se quedaron para siempre en nuestras vidas.

En Chile, en particular entre los aos 1970 y 1973, se encontraron una enorme cantidad de militantes de Izquierda de todas partes del mundo. Claro que, en su mayora, militantes de organizaciones de Izquierda de Amrica Latina, vctimas de la represin en sus pases pero tambin atrados por la peculiar experiencia que viva Chile.

Yo tendra mucha dificultad para sealar los pases, sus organizaciones y los militantes con que pude convivir en Chile en ese momento. Haba la ms extensa colonia brasilea en el exilio, con millares de militantes de varias docenas de organizaciones que aprendan de lo que viva Chile, pero tambin aportaban, con su esfuerzo militante, a las luchas del pueblo chileno.

Hay que destacar, entre los latinoamericanos en particular la presencia de los Tupamaros, pero tambin la generacin de militantes nicaragenses que posteriormente dirigira la Revolucin Sandinista. Pero haban tambin militantes de organizaciones argentinas, bolivianas, peruanas, mexicanas, espaolas, francesas, entre tantas otras.

Yo puedo relatar algo de la experiencias de los brasileos, en especial de los que pudimos trabajar con el MIR. Para todos nosotros, la referencia ms importante es la de Ruy Mauro Marini, no slo por su capacidad intelectual y poltica, sino tambin porque fue de la primera generacin de los que adhirieron al MIR.

Me acuerdo que la primera vez que pas por Chile me qued en el departamento de Ruy Mauro, en Providencia. Eramos amigos y compaeros de militancia en Brasil, en la organizacin marxista Poltica Operaria. Ruy Mauro haba sido detenido despus del golpe de 1964, en el trabajo de organizacin de un foco guerrillero con el cual pretendamos desarrollar un trabajo de propaganda armada de la resistencia a la dictadura.

Nuestra organizacin hered el trabajo de Leonel Brizola con sargentos y marinos. Le toc a Ruy Mauro reorganizarlos. Ese trabajo sufri una dura represin, Ruy Mauro fue detenido y brutalmente torturado por el servicio secreto de la Marina (Senimar). Cuando fue finalmente liberado, decidimos que l deba salir del pas. Ruy Mauro escogi ir a Mxico, pero luego se traslad a Chile, a Concepcin, donde conoci a los dirigentes del MIR. Ah empez la intensa colaboracin de Ruy Mauro con el MIR, as como la apertura de los espacios por los cuales tantos de nosotros hemos transitado.

Cuando pas por primera por Chile -como he mencionado ms arriba-, me qued en casa de Ruy Mauro, donde conoc a los miembros de la comisin poltica del MIR, que a menudo hacan reuniones en aquel departamento: no solamente a Miguel, tambin a Bautista van Schouwen, Luciano Cruz, Edgardo Enrquez, Nelson Gutirrez, Andrs Pascal Allende.

Era una comisin poltica, un equipo de direccin, como pocas veces -si es que alguna- una organizacin de Izquierda pudo tener. En ese equipo sobresala Miguel, un lder revolucionario extraordinario desde todo punto de vista. Nunca he conocido a alguien tan capacitado para la direccin poltica como Miguel.

Por representar la alternativa revolucionaria frente al camino institucional de la Unidad Popular, el MIR atraa automticamente a los militantes de otras organizaciones revolucionarias, en particular de las latinoamericanas. La concepcin internacionalista del MIR -reivindicada directamente del Che- favoreca an ms la concentracin de militantes de esa corriente en el MIR.

Alrededor de Ruy Mauro Marini se ubicaba el ncleo ms cohesionado de brasileos en el MIR. El trabajo terico desarrollado en el Ceso -Centro de Estudios Socio Econmicos, de la Facultad de Economa de la Universidad de Chile-, donde, adems de l estaba Marco Aurlio Garca y yo mismo, entre otros que agrupaban los seminarios del Centro, consista en un ncleo de anlisis de coyuntura y debate poltico que alcanz a publicar un nmero de la revista Marxismo Militante .

La actuacin de ese ncleo estaba volcada hacia los estudiantes e intelectuales, aunque algunos -como era mi caso- trabajbamos en otros sectores sociales donde el MIR y sus frentes de masa se hacan presentes. Yo alcance a dar un curso de formacin poltica para gran nmero de personas en la Biblioteca Nacional, un trabajo dirigido al sector centro de Santiago vinculado al MIR.

No es posible nombrar a todos los extranjeros que han trabajado en el MIR durante los aos del gobierno de la Unidad Popular, por su gran nmero y por la diversidad de sus orgenes nacionales. El MIR era el lugar natural hacia el cual convergan los militantes de organizaciones revolucionarias de otros pases.

En las grandes concentraciones de masas, como en los actos multitudinarios del MIR en el Teatro Caupolicn, se produca el encuentro de los militantes de otros pases. Una parte segua militando en las organizaciones de sus pases, otros concentraban su militancia en el MIR.

En el momento del golpe y despus, varios de esos militantes extranjeros del MIR fueron vctimas de la represin, sea prisin, tortura o incluso muerte. Debe haber un listado de sus nombres, pero no tengo acceso para hacerles justicia merecida por su militancia internacionalista.

Lo que es cierto es que las experiencias vividas en el MIR, sea durante el gobierno de Salvador Allende sea en la resistencia a la dictadura militar, son un patrimonio inolvidable de experiencia de las luchas de masa, de construccin de organizacin revolucionaria y de estrategia y tctica revolucionaria.

El que ha conocido a Miguel y tuvo el privilegio de trabajar con l, como fue mi caso, guarda esas vivencias como uno de los recuerdos ms importantes de su vida.

Gracias, Miguel, gracias MIR, gracias pueblo chileno!

 

En Ro de Janeiro

Publicado en Punto Final, edicin N 814, 3 de octubre, 2014

[email protected]

www.puntofinal.cl



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter