Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: El Imperio recurre al Califato: el Estado Islmico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-10-2014

Kobani ardiendo

Isabel Hunter
Pgina 12


Kobani contina ardiendo. Los civiles pasan hambre, atrapados entre los ataques areos, los bombardeos de mortero y las batallas callejeras. La desesperada situacin no muestra seales de mejorar, ya que el Estado Islmico (EI) ha tomado el tercio oriental de la ciudad, donde ya flamea su bandera negra. Los ataques areos destruyen todo a 200 metros a la redonda de donde impactan. Los morteros del EI estn llegando todo el tiempo, en ocasiones las bombas caen cerca de nosotros. Es el destino: a veces vivimos, otras veces podemos morir, le dijo Mustafa Bortan, de 37 aos, a The Independent desde su casa en el sur de la ciudad.

El padre de cinco hijos llev a su familia a un lugar seguro en Turqua antes de cruzar de nuevo a apoyar a los combatientes kurdos que defienden su ciudad sitiada. Ahora, ante la falta de suministros, dice que la comida es cada vez ms escasa y los residentes se ven obligados a beber agua de lluvia. Algunas personas ya pasaron dos das sin comer nada. Antes, desde el lado turco, la frontera estaba abierta y se poda conseguir comida, pero ahora no se puede, dijo. Hoy pude visitar a mis amigos y tenan carne enlatada para compartir. No hay pan.

El Estado Islmico tambin tom la colina estratgica Mistanur que domina la ciudad, despus de una lucha feroz con el YPG (Unidades de Proteccin Popular), la franquicia siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistn (PKK). Todava, haciendo vigilia desde el lado turco de la frontera con Siria, hay parientes turcos y kurdos de los que estn adentro de Kobani, estoicamente viendo y escuchando el traqueteo de los disparos y los impactos de los ataques. Memet Ozdemir, de 45 aos, sigue tratando de llegar hasta donde est su to, todava atrapado en el interior. Trato de llamar y llamar, pero no obtengo una respuesta, dijo.

En Suruc, las prdidas del YPG tambin se sienten fuertemente. Ayer, nueve combatientes del YPG, entre ellos dos mujeres, fueron enterrados en dicho poblado. Los informes locales dijeron que la mayora haba muerto a causa de disparos en la cabeza a cargo de francotiradores. Se espera que ms muertos sean enterrados hoy.

Los conductores de ambulancias afirman que tienen que esperar durante horas antes de poder recoger a los heridos de la frontera, acusacin repetida por Mustafa Bortan. Una pared se derrumb cuando su casa fue bombardeada y fueron aplastados; no pensamos que iban a morir, pero tenan que aguardar en la frontera durante horas y horas, porque los soldados turcos no los dejaban pasar. Cuatro de ellos murieron mientras esperaban en la frontera, dijo.

Decenas de familiares se reunieron para enterrar a los muertos de ayer, ondeando banderas del PKK. Los sentimientos antigobierno turco estaban en su apogeo, mientras cantaban: Si Kobani cae, ser la tumba de Erdogan. El apoyo a Estados Unidos, sin embargo, es fuerte, con muchos kurdos locales refirindose a Obama como Padre Obama. Estados Unidos inform que ayer haba habido cinco ataques areos al sur y al oeste de Kobani, que destruyeron una base del EI y dos vehculos, y atacaron a dos grupos de combatientes del EI.

Sin embargo, fuentes del YPG dicen que los combatientes del EI se estn volviendo cada vez ms astutos ante los ataques y comenzaron a prender fuego las casas cercanas a sus bases con el fin de crear una cortina de humo. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos inform que los ataques haban tenido xito en hacer retirar a los combatientes del EI de algunas partes de Kobani. Pero los civiles siguen huyendo de la ciudad, aunque muchos han aguardado durante das para escapar, esperando que la situacin mejore. Edule Isman dijo que esper durante 10 das antes de decidir que era hora de venir a Turqua. Acunando ayer a su pequeo hijo sobre la cadera, la mujer de 28 aos de edad lleg al campamento del municipio en Suruc. Tena la esperanza de que todo estuviera bien. Esperamos en el campo minado sobre un parche que pensamos que era seguro, porque sabamos que el EI no nos podra alcanzar ah, dijo.

* De The Independent de Gran Bretaa. Especial para Pgina/12.
Traduccin: Celita Doyhambhre.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter