Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-10-2014

Amrica latina ante los desafos por venir

Eduardo Lucita
Rebelin


La regin se encuentra en tiempo de definiciones. As como hace una dcada se desat la ola de gobiernos considerados de centroizquierda, ahora la derecha neoliberal se ha reorganizado y parece querer enfrentarlos.

A fines de septiembre pasado, convocado por el gobernante Alianza Pas tuvo lugar en Ecuador el Encuentro Latinoamericano Progresista (ELAP2014). Dos ejes, entre varios ms, hegemonizaron este encuentro que convoc a delegados de 35 partidos y movimientos izquierdistas de Amrica latina: cmo hacer frente a la restauracin conservadora que se ve crecer en la regin y balancear las experiencias de los gobiernos progresistas, a la par que buscaron trazar una agenda comn.

Desde que los procesos de resistencias al neoliberalismo desembocaran en una serie de gobiernos definidos genricamente como progresistas ha pasado ya una larga dcada, hoy la regin se encuentra nuevamente en tiempo de definiciones. El neo-desarrollismo encuentra sus lmites mientras que la derecha neoliberal se ha reorganizado y desafa al progresismo centroizquierdista

La fase ascendente

Desde que en 1998 se iniciara el proceso en Venezuela este se extendi por numerosos pases del Cono Sur, instalando gobiernos que an con orgenes diferenciados se ubican en la ancha franja centro-izquierdista, con expresiones ms ligadas al social liberalismo (Brasil, Uruguay), otras que hacen eje en la mayor intervencin estatal (Argentina, Ecuador) por ltimo las que avanzando en la recuperacin de reas estratgicas de la economa y reformas sociales han provocado rupturas parciales con el imperialismo (Bolivia, Venezuela) que los colocan como procesos en transicin donde la lucha de clases adquiere una dimensin ms poltica y cuestionadora del orden capitalista.

El ciclo expansivo de la economa mundial 2003-2007 y la modificacin de los trminos del intercambio escasez relativa de materias primas y productos energticos (alza de precios) y sobreproduccin relativa de productos terminados (baja de precios) producto del ascenso de China y el sudeste asitico, favoreci las exportaciones. Todos nuestros pases mejoraron su relacin deuda/PBI, su nivel de reservas y sus resultados fiscales, la banca qued saneada. La regin estaba as mejor preparada para enfrentar la crisis del 2008. Fue de las menos afectadas durante la primera fase de la crisis, a costa de incrementar el peso exportador del agro y la minera a gran escala y el desarrollo de los servicios por sobre los sectores industriales.

El vaco creado en la regin por la cada del ALCA (proyecto con el que se pretenda hacer una gran zona comercial de Alaska a Tierra del Fuego bajo la lgica del libre mercado) fue ocupado por los gobiernos progresistas con la construccin de organismos regionales como UNASUR, la CELAC y el ALBA, sin participacin de EEUU. Todos intentos de consolidar cierto grado de autonoma (poltica/financiera/comercial) para la regin y favorecer la integracin a la par que se fue acelerando la relacin con los BRICS.

La mejora econmica permiti a los pases impulsar, claro que con distinta intensidad, diversos programas asistenciales para enfrentar la pobreza, las desigualdades sociales y las carencias en trminos de vivienda y servicios bsicos. La organizacin y las demandas de los movimientos sociales jugaron en todo este perodo un papel fundamental para enfrentar a las oligarquas en cada pas.

El impacto de la crisis mundial

En esta segunda fase de la crisis el estancamiento de la economa mundial y la reduccin de la tasa de crecimiento de China, as como que el motor de la acumulacin en este pas es ahora el consumo domstico, perjudica a los pases exportadores de minerales y metales (Per, Chile, Brasil). Si bien la demanda de oleaginosas y granos no ha cedido, la extraordinaria cosecha de soja y maz en EEUU provoca en la coyuntura una fuerte cada en los precios internacionales que perjudica las economas exportadoras de materias primas agrarias (Argentina, Brasil, Paraguay).

El crecimiento econmico de la regin es ahora muy dbil, crecera solo el 1.3 por ciento segn el FMI (Bolivia es la excepcin). El 60% de las exportaciones son productos primarios, (la regin se ha convertido en el principal socio comercial de China), la industrializacin est prcticamente truncada, y la integracin no ha dejado de estar dominada por las transnacionales. El resultado es un modelo de acumulacin basado en el extractivismo (concepto que no excluye cierto grado de industrializacin) y una integracin cada vez ms subordinada al mercado mundial.

Los programas de reformas sociales han redundado en diversos grados de inclusin social pero estn ahora siendo cuestionados, mientras que el deterioro fiscal los limita. Precisamente cuando la eficiencia de muchos de ellos ha elevado el piso en que viven y reproducen su existencia las clases populares.

Nuevas contradicciones

El vaco de liderazgo creado por la temprana desaparicin del presidente Chvez, el virtual estancamiento del Mercosur, el freno de las iniciativas polticas como Unasur, Celac o el alcance limitado del ALBA, permiten al politlogo Atilio Born atestiguar que el ciclo de ascenso se haya detenido, lo que no implica que la lucha de clases y los conflictos sociales en cada pas se hayan congelado.

Esto se verifica en que partiendo de un mejor nivel conquistado crecen las demandas por mejoras en los servicios: las fuertes movilizaciones estudiantiles en Chile por la reforma educativa; las demandas por mejoras y (la gratuidad) en los transportes y en la educacin en Brasil (as como la denuncia de los gastos faranicos por la Copa del Mundo y las Olimpadas 2015); la lucha por afirmar las organizaciones comunales y para frenar a la derecha en Venezuela; las demandas por tierra, vivienda y mejores servicios en Argentina (aqu deben computarse tambin la luchas de los trabajadores sindicalizados o no contra la precarizacin, el trabajo en negro y la defensa de sus organismos de base), las luchas del movimiento indgena, campesino, obrero en Bolivia, por mantener su autonoma sin desligarse de los cambios progresivos en curso, son apenas una muestra de un proceso ms amplio y profundo.

Es que, como lo seala el vicepresidente boliviano lvaro Garca Linera, han surgido nuevas contradicciones entre el Estado -la toma de decisiones- y los movimientos sociales buscan democratizar el poder- y tambin el surgimiento de un nuevo debate: entre la necesidad de desarrollar las fuerzas productivas y una suerte de intangibilidad de la naturaleza sostenida por ambientalistas y pueblos originarios.

Reorganizacin de la derecha

La creacin de la Alianza del Pacfico (Mxico, Colombia, Per y Chile) por pases que tienen firmados tratados de Libre Comercio (TLC) con el pas del norte, y que a su vez han firmado acuerdos similares entre ellos, no deja de ser una estrategia de EEUU para recrear su presencia en la regin (econmica, porque la militar y diplomtica permaneci estable). En este contexto el acoso de los fondos buitre y la justicia americana sobre Argentina debe verse como una seal de alarma para toda latinoamericana.

La reaccin conservadora ha hecho pi en numerosos los pases de la regin. El corrimiento a derecha que ponen en evidencia los resultados electorales del pasado domingo en Brasil; tambin se espera en Uruguay frente a las prximas presidenciales o las candidaturas que se perfilan en Argentina para el 2015 por ejemplo (Bolivia, que ir a elecciones este domingo, es tambin en este plano una excepcin).

As las cosas pareciera que la regin se encuentra nuevamente en un punto de inflexin. O se amplan y profundizan las medidas, tanto a nivel local como regional, en una perspectiva anticapitalista o el retroceso, ms tarde o ms temprano, ser inevitable.

*integrante del colectivo EDI Economistas de Izquierda

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter