Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-10-2014

El CADTM anima a Argentina a seguir el ejemplo de la Auditora de la Deuda ecuatoriana y a reapropiarse de la doctrina Calvo

CADTM
Rebelin

Traducido del francs para Rebelin por Caty R.


El Parlamento argentino acaba de aprobar una ley que crea una Comisin de Auditora de la deuda contrada por el pas desde 1976, fecha de la llegada de la dictadura militar al poder. Dicha comisin, todava no constituida, deber rendir su informe en el plazo de 180 das.

Para que la auditora pueda servir a los intereses de la poblacin, el CADTM anima a Argentina a seguir el ejemplo de Ecuador, que en 2007 estableci una Comisin de Auditora de la deuda contrada entre 1976 y 2006.

Es preciso recordar que sobre la base de los resultados de los trabajos de esta Comisin de Auditora, que reuni a miembros de la administracin pblica y del Gobierno, a movimientos sociales e indgenas ecuatorianos y cont con el apoyo, tambin, de representantes internacionales, entre otros del CADTM, el presidente Correa tom dos medidas importantes sin pedir el acuerdo de los acreedores.

La primera de ellas, en noviembre de 2008, cuando decidi suspender unilateralmente el pago de una parte de la deuda pblica, probadamente ilegtima. La segunda lleg en junio de 2009, fecha en la que el presidente impuso a los acreedores una reduccin del 70% de esa deuda. Esta importante disminucin permiti al Gobierno ecuatoriano economizar 7.000 millones de dlares y as aumentar los gastos pblicos en sanidad, educacin y ayudas sociales principalmente.

Esta reduccin de la deuda es muy diferente de la que obtuvo Argentina en 2005 y 2010 tras las negociaciones con sus acreedores privados. Para llegar a una reduccin del 70% de la deuda pblica contratada con entes privados, Argentina entreg al 93% de sus acreedores nuevos ttulos de la deuda por un valor menor, pero sin anular las antiguas recompradas por los fondos buitre.

Estos ltimos adquirieron una parte de esos antiguos ttulos de la deuda a muy bajo precio con el fin de obligar a Argentina, por la va judicial, a reembolsarlos a un precio alto: es decir, el monto inicial (o valor nominal) de las deudas aumentado por los intereses, penalizaciones y diversos gastos judiciales. Esos fondos buitre no se equivocaron ya que dos de ellos NML Capital y Aurelius- han conseguido un dictamen favorable en Estados Unidos que les da derecho a un reembolso de 1.300 millones de dlares, es decir, con una plusvala del 1.600%.

Ecuador, por su parte, eligi otra estrategia. Apoyndose en las conclusiones de la Auditora, que mostraba la parte ilegtima de la deuda, el Gobierno ecuatoriano se neg a negociar con sus acreedores, recomprando el 91% de su deuda solo al 30% de su valor inicial. Esto impidi que fondos especulativos, como los fondos buitre, pudieran litigar ante las justicia estadounidense (u otra jurisdiccin) para perseguir a Ecuador. Con ms del 75% de los ttulos en manos del Estado ecuatoriano, la clusula de accin colectiva haca imposible que cualquier acreedor que no hubiera vendido sus ttulos al Gobierno pudiera demandar a este.

Si Argentina quiere sacar enseanzas de sus errores pasados, debera:

- Constituir de manera inmediata la Comisin Investigadora propuesta por la Ley 26984 recientemente sancionada. Determinar la metodologa de funcionamiento e involucrar a los movimientos sociales y a los expertos que durante aos han venido investigando la ilegitimidad de la deuda pblica.

- Suspender el pago de su deuda con el fin de llevar a cabo una auditora integral de la misma, con una participacin ciudadana activa. Tras la auditora, Argentina debera repudiar la parte de la deuda identificada como ilegtima, odiosa e ilegal.

- Utilizar la sentencia Olmos (1) del Tribunal Supremo argentino del 13 de julio de 2000. Aquel juicio identific 447 delitos en la formacin de la deuda argentina, que comenz a inflarse durante la dictadura (1976-1983) y sigui creciendo con los gobiernos civiles de Ral Alfonsn y todava ms en el de Carlos Menem. Ese juicio tambin cuestionaba al FMI: De 1976 a 1983, la poltica de endeudamiento y prstamos ha sido totalmente arbitraria. Eso implica al personal y los consejos de administracin de las instituciones pblicas y privadas. La existencia de un vnculo explcito entre la deuda externa, el flujo de capitales extranjeros a corto plazo, las tasas de inters elevadas en el mercado interno y el correspondiente sacrificio del presupuesto nacional desde 1976, no ha podido pasar inadvertida a las autoridades del FMI, que supervisaba las negociaciones econmicas en ese perodo.

- Aplicar la Doctrina Calvo, que establece que en caso de conflicto con los inversores extranjeros entre los acreedores, las jurisdiccionales nacionales son competentes para arreglar las diferencias. Esta doctrina, de aplicacin en la mayora de los pases de Amrica Latina, se elimin desde la ofensiva neoliberal en beneficio de jurisdicciones extranjeras, como la de Estados unidos, particularmente protectoras de los derechos de los inversores y los acreedores. Hay que sealar que desde la dictadura militar de 1976 Argentina confiere sistemticamente a la justicia estadounidense la competencia de zanjar sus litigios, renunciando as a una parte esencial de su soberana.

- Abandonar inmediatamente el organismo dependiente del Banco Mundial con sede en Washington: el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de las Diferencias Vinculadas a las Inversiones), como hicieron Venezuela, Bolivia y Ecuador. El CIADI no es un tribunal internacional, se trata de un organismo internacional que crea tribunales arbitrales ad hoc, es decir, nicos en cada caso, que no tienen en cuenta los derechos humanos y son la herramienta preferida de los inversores privados contra los Estados.

Creemos, que slo la movilizacin popular permitir que el Gobierno argentino tome esas medidas de forma efectiva. La red CADTM apoya a todos los movimientos sociales que luchan contra la dictadura de los acreedores en Argentina.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter