Portada :: Mundo :: La tragedia del bola, races y consecuencias
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2014

El bola: naturaleza o arma inducida?

Vicky Pelez
Ria Novosti


Extraas cosas estn pasando en el mundo. Hace poco los medios de comunicacin globalizados no cesaban de hablar sobre los eventos en Ucrania y el peligro del oso ruso para la democracia en Europa.

A medida que los Estados Unidos y su aliada incondicional -la Unin Europea-, se daban cuenta del fracaso de su plan para provocar a Rusia obligndolo a entrar en conflicto armado con Ucrania y as tener un motivo para reforzar la OTAN, el tema desapareci de los titulares de la prensa corporativa. Toda la atencin mundial fue desviada hacia el peligro que representaba para el mundo occidental la aparicin de un misterioso Estado Islmico de Irak y Levante (EIIL).

Al percibir el escepticismo de la opinin pblica respecto al peligro real que representan los yihadistas para la seguridad del planeta, los iluminados del Gran Patrn retornaron a su poltica ms habitual de aterrorizar a la humanidad, en especial a los europeos y estadounidenses, esta vez con un supuesto virus nuevo: el bola.

Todos deben recordar que algo parecido pas con los repentinos brotes de la gripe porcina A (H1N1) en 1976 y en 1988 pero fue especial en 2009-2010 cuando Norteamrica y la UE entraron en una severa crisis econmica que est durando hasta ahora. Aquella pandemia de la gripe porcina dej tras de s unas 17.000 vctimas.

El A (H1N1) fue utilizada por los medios de comunicacin globalizados para desviar la atencin de los norteamericanos y los europeos de los problemas financieros que los estaban agobiando. Unos aos antes en plena guerra en Irak y Afganistn, precisamente entre 2004 y 2006, cuando los estadounidenses empezaron a darse cuenta de que los cadveres de sus hijos llegaban a montones de esos pases, se propag de repente el virus de la influenza aviar (H5N1) que dio motivo para una histeria desatada por la prensa corporativa sobre el peligro de contagio que corran millones de personas.

Ahora el mundo est recibiendo da a da noticias alarmantes sobre el virus del bola (EVE) que segn los ltimos informes del Centro para el Control de Enfermedades estadounidense, podra ocasionar alrededor de 1,4 millones de vctimas especialmente en Sierra Leona, Guinea y Liberia, los primeros pases afectados por el EVE.

De acuerdo a la Organizacin Mundial de Salud (OMS) ya son ms de 4.000 personas, de los ms de 8.000 casos registrados, que han muerto en estos pases afectados por el bola, pero segn las fuentes no oficiales hay ms de 20.000 vctimas. Dicen que el virus se est propagando tambin en Nigeria y Senegal y ya hay casos de transmisin de persona a persona en EEUU y Espaa que involucran a personal de salud.

Actualmente hay una gran discusin sobre las causas del bola que oscila entre la teora de la conspiracin en trminos de la guerra bio econmica y la del subdesarrollo como herencia del colonialismo. La enfermedad siempre se nutre de la pobreza y en este aspecto Sierra Leona, Liberia y Guinea pertenecen a la lista de las naciones ms pobres del mundo.

Sus ingresos anuales per cpita son de 1.750 dlares, 790 y 1.160 dlares respectivamente, mientras que en Catar, por ejemplo es de 102.000 dlares. Al mismo tiempo, la ex colonia de EE.UU., Liberia es el tercer exportador mundial de hierro, Sierra Leona que recin logr su independencia del Reino Unido en 1961 es uno de los principales exportadores de diamantes a nivel mundial que aportan el 46 por ciento de sus ingresos por exportacin y la ex colonia de Francia, Guinea posee el 25 por ciento de las reservas mundiales de bauxita, adems de ser un pas muy rico en diamantes, oro y aluminio. Sin embargo, toda esta riqueza est en manos de las corporaciones estadounidenses, britnicas y francesas.

La atencin mdica y el sistema de prevencin en Liberia, por ejemplo, no existen prcticamente y hay solamente 50 mdicos nacionales, sin contar una docena de galenos extranjeros para cuatro millones de habitantes.

Y todo esto est sucediendo ante los ojos de las Naciones Unidas, la Organizacin Mundial de la Salud, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco de Desarrollo Africano. Lo extrao y despiadado de la reaccin de Estados Unidos, Gran Bretaa y Francia frente a la tragedia actual en sus respectivas colonias es mandar militares y no el personal especializado en el tratamiento del virus. Estados Unidos est enviando 4.300 soldados a Liberia, Francia est preparando unos 400 militares para Guinea y Gran Bretaa est a punto de mandar 750 tropas a Sierra Leona para enfrentar al bola.

El virus del bola no es nada desconocido, su primer caso fue registrado en varios laboratorios biolgicos en Marburg y Frankfurt en Alemania en 1967. Posteriormente en 1974 hubo un brote de este virus en Uganda. En Rusia tambin estudiaban el bola en el laboratorio de Novosibirsk desde los aos 70. Se sabe que dos cientficos murieron: Nikoli Ustinov en 1988 y Antonina Presniakova en el 2004, ambos por un pinchazo casual de jeringas contaminadas. Ellos fueron enterrados en atades de zinc.

Precisamente en aquellos aos los especialistas norteamericanos en guerra biolgica del Instituto de Investigacin Mdica de las Enfermedades Contagiosas perteneciente al Departamento de Defensa (USAMRID) crearon en 1976 un laboratorio de armas biolgicas en Kenema, Sierra Leona. El bola haba sido uno de los virus que recibi una atencin especial con la ayuda encubierta de la Universidad Tulane de New Orleans, Louisiana.

Es de conocimiento pblico que los laboratorios biolgicos militares estn diseados paras encontrar armas biolgicas letales para el uso en las guerras. Por eso, no es de extraar cuando el semanario estadounidense Army Times inform el 1 de agosto del ao en curso que el Pentgono estaba interesado en el bola, perteneciente a la familia de virus Filofiridae, desde 1976 debido al alto ndice de mortalidad que producen los virus de esta familia. Indican que aproximadamente del 60 al 72 por ciento de las personas que se contagiaron han muerto. Desde este punto de vista su uso en forma estable de aerosol hace que el virus del bola muy atractivo como un arma potencial biolgica.

Esta frase ya pondra en guardia a cualquier aficionado a la teora de la conspiracin y en especial por la ayuda que los militares norteamericanos, britnicos y franceses quieren ofrecer a las vctimas de esta enfermedad.

Se sabe que desde hace mucho tiempo el USAMRID ha estado tratando de encontrar vacuna contra el bola y segn la publicacin Global Research, se habla en el Hospital de Kenema que algo se escap del control de los especialistas del USAMRID a cargo de este centro en Sierra Leona dando inicio a la propagacin del bola.

Sea cual sea la causa real de la diseminacin de este virus, ahora les toca a los cientficos de espritu honesto encontrar la solucin para detener y erradicar el bola lo ms pronto posible. La humanidad lo exige.

Fuente: http://sp.ria.ru/opinion_analysis/20141016/162495984.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter