Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-10-2014

La crisis que no cesa. Tercera recesin en Europa e incgnitas sobre el desarrollo capitalista.

Jess Snchez Rodrguez
Rebelin


Las principales instituciones internacionales del capitalismo - con el FMI a la cabeza - y el comportamiento de los inversores apuntan a la entrada en la tercera recesin en Europa dentro de la actual crisis econmica desencadenada de forma virulenta en 2008.

Los dos datos econmicos fundamentales dentro de Europa vendran dados, en primer lugar, por la prdida de dinamismo de las principales economas europeas - especialmente la alemana cuyo crecimiento ha sido rebajado a mnimos, sumndose a la recesin de Italia y al estancamiento francs - que durante el desarrollo de la crisis haban conseguido mantenerse ms o menos al margen de unos efectos que se haban concentrado sobretodo en los pases perifricos de la UE. Pero las polticas de austeridad impuestas por la troika - en cuya defensa a destacado Alemania -, cuyo objetivo final era trasladar el coste principal de la crisis sobre las espaldas de las clases populares, han terminado minando tambin la posicin econmica de los pases centrales europeos.

La situacin se agrava por dos motivos complementarios, el primero es la tendencia de las economas europeas a entrar en un perodo de deflacin generalizada y persistente que dificultara an ms la salida de la crisis; el segundo es que, a diferencia del inicio de la crisis, en estos momentos el BCE ya ha utilizado gran parte de la municin de que dispone para enfrentar la crisis - recorte de tipos, enormes subastas de liquidez a la banca para que lo trasladen a la economa real, tasa negativa a los depsitos bancarios, anuncio de un programa de proteccin de la deuda soberana en caso necesario, etc. -, y su capacidad de reaccin se ha reducido de manera importante. En estos momentos se est produciendo un cambio en el discurso econmico imperante del establishment, y se est pasando de la preconizacin de las polticas de austeridad a otra neokeynesiana basada en la inversin en infraestructuras como motor para reactivar una actividad econmica que los mercados por si solos son incapaces de poner en marcha, no obstante, Alemania continua siendo quin ms obstculos pone a ese cambio de tendencia econmica con su inamovible poltica de dficit cero.

Pero hay otro dato en Europa que empieza a influir tambin en la situacin, este dato no es de naturaleza econmica sino poltica y proviene del eslabn dbil en Europa, Grecia. El ascenso electoral de Syriza y la posibilidad real de que pueda alcanzar el gobierno en unas prximas elecciones - ante el fuerte desgaste de la actual coalicin de gobierno entre conservadores y socialistas - est llevando al gobierno heleno a plantearse la salida anticipada del plan de rescate financiero que acord con la troika como manera de revertir su desprestigio popular. En este caso es el temor de los mercados a que la expresin de la voluntad popular coloque en el gobierno a un partido que exige la renegociacin de las condiciones del actual rescate griego por la troika.

Pero aunque los problemas econmicos principales vuelven a concentrarse en Europa, la situacin en el resto de la economa mundial se ha hecho tambin ms frgil. Cuando comenz la fase aguda de la crisis actual en 2008, los pases emergentes mostraron un comportamiento econmico mejor que los pases europeos o EE.UU., de hecho se habl entonces de un proceso de desacoplamiento de sus economas, que quedaran al margen de la crisis. Aquello se olvid y hoy la economa de los principales pases emergentes tambin dan muestras de agotamiento debido a distintos motivos, como en el caso de Brasil, que ya ha entrado en recesin, Rusia, con los problemas derivados del conflicto ucranio, y China, que an creciendo ya no lo hace al ritmo de aos anteriores y pende sobre ella la amenaza de la burbuja de la deuda.

La disminucin de los precios de las materias primas, donde destaca el petrleo por su impacto inmediato en las economas, es un claro indicador de que la actividad econmica mundial se reduce, y de que no se est produciendo una salida clara de la crisis despus de 6 aos. Los pronsticos de los economistas y las instituciones internacionales empiezan a sealar la posibilidad de que se haya entrado en una larga etapa de crecimiento general bajo o estancamiento.

Esta situacin vuelve a sacar a la superficie un viejo debate que arranc con la crisis iniciada a mediados de los aos 70 y reavivada con la crisis actual. El debate, de importancia trascendental, gira en torno a si el capitalismo seguir la dinmica de los ciclos anteriores, en los cuales despus de cada crisis aparece un nuevo perodo de recuperacin y crecimiento, o, debido a las caractersticas de la nueva etapa globalizacin mundial, financiarizacin gigantesca y descontrolada, agravamiento de los problemas medioambientales, declive de la hegemona estadounidense, etc. se ha entrado en un perodo de largo declive en el que no habr un nuevo impulso de crecimiento en la acumulacin [i] .

Una de las teoras ms utilizadas para estudiar estos amplios procesos es la de las ondas largas de Kondratiev. En resumen, segn esta teora el capitalismo desde el inicio de la era industrial habra transitado por cuatro ciclos de una amplitud aproximada de 50 o 60 aos cada uno. La crisis iniciada a mediados de los aos 70 correspondera con el inicio de la cuarta onda descendente y, un cuarto de siglo despus debera haber comenzado el quinto ciclo ascendente. Esta teora tambin asocia el inicio de un ciclo ascendente con la difusin de una previa revolucin tecnolgica.

Algunos autores se inclinan por pensar que la onda descendente iniciada a mediados de los aos 70 se habra prolongado mucho ms all de los 25 o 30 aos habituales y que la economa capitalista an continuara inmersa en ella, pero sin explicar satisfactoriamente las razones de ese alargamiento, ni cul sera la revolucin tecnolgica que llevara a iniciar una nueva onda ascendente. Menos convincentes an son los autores que han apuntado que s se asisti a una fase ascendente en los aos 90 del siglo pasado y que debera prolongarse hasta el 2015 o 2020, siendo la crisis desencadenada en 2008 un corto perodo de transicin en esa fase expansiva, pues la actual crisis est siendo muy prolongada y de una intensidad comparable a la de los aos 30. Por ltimo estn los autores que suponen que, debido a los profundos cambios acaecidos en el capitalismo, el ciclo de Kondratiev ha dejado de funcionar. Por ejemplo, la actual revolucin tecnolgica basada en el desarrollo de las comunicaciones o la biotecnologa no ha cumplido con la expectativa de que originase una nueva fase de ascenso del ciclo Kondratiev.

Podemos terminar sealando que an si no estuvisemos asistiendo a la fase ms o menos larga del final del capitalismo, al menos se debera admitir que se ha entrado en una fase de inflexin importante del sistema por cuanto se admite, primero, que nos encontramos en el declive de la hegemona norteamericana sin poder asegurar que nueva hegemona sera la heredera; segundo, que no se ha encontrado un rgimen de regulacin claro que sustituya al superado taylorista-fordista despus de un largo perodo y; tercero, que no parece claro que se haya iniciado una nueva onda larga de crecimiento con lo cual la fase descendente anterior se estara alargando mucho ms que los ciclos anteriores, sin poder concluir si se ha distorsionado la teora de las ondas largas o ha dejado de servir como teora explicativa.

 

 



[i] En esta parte seguimos algunos de los anlisis y conclusiones de la obra Capitalismo. Interpretaciones de su evolucin y crisis que se puede encontrar en el blog : http://miradacrtica.blogspot.com/ , o en la direccin: http://www.scribd.com/sanchezroje , junto al resto de mis artculos, documentos y libros.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter