Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-10-2014

Yuan, moneda clave de la desdolarizacin global

Oscar Ugarteche y Ariel Noyola Rodrguez
Rebelin


La internacionalizacin del yuan y la desdolarizacin global avanzan en paralelo. En mayor medida como resultado de la debilidad de la economa norteamericana y menos como consecuencia de la desamericanizacin. Este segundo escenario exigira poner en cuestin la hegemona de Estados Unidos en su totalidad, situacin que an no existe. Sin embargo, s hay un progreso en diversos mecanismos de cooperacin financiera liderados por China de cara a la incertidumbre de los mercados financieros internacionales, el estancamiento de la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la fragilidad de la recuperacin econmica mundial.

En un primer momento, la desdolarizacin pretende amortiguar los efectos de la volatilidad de los tipos de cambio, las tasas de inters y los mercados de valores. En un segundo momento, la marcha del yuan podra alcanzar una dimensin sistmica y enfrentar al dlar en una dura batalla por conseguir reconocimiento global. Actualmente, ms de cuarenta bancos centrales mantienen el yuan como referencia en la acumulacin de reservas junto a las divisas dominantes (el dlar, el euro, el yen japons y la libra esterlina). En 1999, cuando el euro entr en circulacin, 70% de la composicin de las reservas de los bancos centrales se mantena en dlares. A finales de 2013, la divisa estadounidense representa 60 por ciento. En cambio, el rubro otras divisas en las cuentas del FMI pas de representar 1.62% hace 15 aos a alcanzar 6.51% a finales de 2013, bsicamente por el peso creciente del yuan.

No hay duda de que la expansin comercial de Pekn constituye la fuerza principal para internacionalizar su moneda. Como corolario, el Banco Popular de China ha impulsado la firma de swaps cambiarios bilaterales. A la fecha posee acuerdos con cerca de 25 bancos centrales. As, el gobierno chino cre un mercado global del yuan. Con todo, el principal desafo de la moneda del pueblo (renminbi) radica en que China es un pas con doble supervit (cuentas corriente y capital) y no inyecta yuanes a la economa mundial, situacin que complica guardar yuanes en fsico. Para revertir dicha situacin, el gobierno viene promoviendo la apertura gradual de la cuenta de capital a fin de poner el yuan a disposicin de inversionistas forneos: los depsitos denominados en yuanes se han multiplicado por diez en los ltimos cinco aos. Hasta el momento, ms de 1,200 cuentas interbancarias han sido abiertas y 1.70 millones de yuanes se han colocado entre empresas y clientes individuales. No obstante, la apertura hace ms vulnerable a China frente a los vaivenes especulativos y los procesos de apreciacin indeseables como ha ocurrido en lo que va del ao.

Fuera del continente asitico, el yuan ha conseguido apoyos importantes en Europa. En primer lugar, el espaldarazo de la City de Londres contina rindiendo frutos luego de que Frncfort, Pars y Luxemburgo se lanzaran como ciudades de comercio del yuan. Recientemente se realiz desde Londres la primera emisin de bonos soberanos en yuanes fuera de China, los fondos servirn para financiar la acumulacin de reservas en yuanes del Banco de Inglaterra. Asimismo, las autoridades del Banco Central Europeo (BCE) discuten la posibilidad de incluir la moneda china en sus reservas internacionales. Es evidente que el estrechamiento de los vnculos econmicos entre Europa y Asia, culmin de manera natural, en una mayor cooperacin financiera entre ambas regiones que incluye entre otros elementos, incrementar el uso del yuan en la facturacin del comercio: Gran Bretaa y Alemania han visto incrementados en ms de ciento por ciento sus pagos denominados en yuanes entre 2013 y 2014, Francia y Luxemburgo en ms de 40%, segn los datos actualizados a agosto de la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Internacionales (SWIFT, por sus siglas en ingls).

En Rusia, el yuan tambin ha encontrado no slo un aliado, sino un socio estratgico como consecuencia de las sanciones econmicas impuestas por Occidente. China concret, a principios de octubre, la firma de un swap cambiario bilateral con el banco central de Rusia por un monto equivalente a 25 mil millones de dlares, el segundo firmado con un pas integrante del grupo BRICS (acrnimo de Brasil, Rusia, India, China y Sudfrica), el primero fue con Brasil por un monto de 30 mil millones de dlares. China es hoy da el principal socio comercial de ambos pases. El comercio entre Rusia y China sum 89 mil millones de dlares en 2013. El swap de divisas abre el camino para aumentar el comercio bilateral al tiempo que opera como mecanismo defensivo frente a los bloqueos de las cuentas rusas en dlares en Europa y Estados Unidos. Ms importante an, ambas partes discuten actualmente poner en marcha un sistema de pagos alternativo a SWIFT. Los problemas de congelamiento de las cuentas en dlares por diferencias con Estados Unidos sobre aspectos de poltica exterior, como los casos de Irn, Cuba y ms recientemente Francia (BNP Paribas), podran neutralizarse realizando operaciones bajo una nueva institucionalidad e instrumentos de pago en proceso de convertirse en divisas.

Las proyecciones elaboradas por The Financial Times y The Economist anuncian tiempos de transicin: a finales de ao China sobrepasar a Estados Unidos como la primera economa mundial. En suma, China transforma la economa global y el Sistema Monetario Internacional, cada vez menos centrado en el dlar y abriendo ms espacios regionales a favor del yuan.

Oscar Ugarteche. Economista peruano, trabaja en el Instituto de Investigaciones Econmicas de la UNAM, Mxico. Miembro del SNI/Conacyt. Coordinador del Observatorio Econmico de Amrica Latina (OBELA) www.obela.org y presidente de ALAI www.alainet.org; Ariel Noyola Rodrguez. Miembro del proyecto OBELA, IIEc-UNAM. Columnista de la revista Contralnea (Mxico) y colaborador de la Red Voltaire (Francia).
Contacto: [email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter