Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-10-2014

La segunda vuelta y la proyeccin internacional
Los financistas del mundo y la eleccin en Brasil

Bruno Lima Rocha
Barmetro Internacional


La segunda vuelta de las elecciones brasileras tiene relacin directa con: la proyeccin del pas, la alianza estratgica del bloque poltico del Mercado Comn del Sur (MERCOSUR) y el alineamiento del Brasil dentro de la globalizacin corporativa: La poltica exterior de Lula extendida por Dilma (con algunas correcciones en su pragmatismo) es estructuralmente distinta de la del perodo de Fernando Henrique Cardoso. Se cambiaron el eje y el enfoque. A escala mundial nuestro pas refuerza las relaciones Sur-Sur, priorizando especficamente las inversiones en infraestructura y cadenas productivas de Amrica Latina y frica. Brasil es hoy un motor del capitalismo mundial. Quien gane en las urnas comandar la 7 economa mundal.

En el Hemisferio Norte, el diario Financial Times (FT) ya decret su sentencia. En editorial del 27 de septiembre de 2014 el peridico econmico, autntico portavoz del capital financiero, anunci la tragedia de las economas emergentes. Aqu en Brasil, Carta Maior, portal a favor del gobierno de coalicin que opera como conciencia crtica de la izquierda, lo advirti. Segn los financistas de Londres a la altura de The Economist (conocido como The Propagandist), Brasil, Turqua y Sudfrica seran pases condenados al fracaso. Como estaramos en crisis no tendramos otro remedio que continuar en ella inevitablemente.

La mentira intenta consolidarse a travs de su opinin publicada. En cadena, los capitales voltiles iran a correr a alimentar a la superpotencia, dejando morir a la refinanciacin del G-20. Los Estados Unidos ruedan su deuda pblica por el mundo, y con eso financian el Complejo Industrial-Tecnolgico-Militar alimentndolo con cerca de 840 millardos de dlares en 2015. Como no existe un presupuesto capaz de dar cuenta de este absurdo, siendo que la produccin industrial dentro del territorio de EEUU equivale a menos del 10% de su Producto Bruto Interno (PIB) por perodos es necesario succionar los recursos financieros del mundo.

Se trata de un juego de fuerza. Si los capitales van para los EEUU, huirn de los pases emergentes. Para mantener las ganancias de bancos y especuladores el objetivo es tene en cuenta la autoridad monetaria de las economas que vale la pena diputarse. Los portavoces de los especuladores apuntan sus bateras hacia Brasil (lder latinoamericano) y respectivamente a la mayor economa africana (Sudfrica) y la del mundo Islmico (Turqua). El mundo observa un nuevo eje econmico (a travs de los BRICS y los pases lderes regionales) pero est distante de una nueva hegemona financiero. En esta disputa por el control de la expansin capitalista. El papel de Brasil es central.

La segunda vuelta ser una colisin entre una candidatura de centro-derecha (el lulismo y sus aliados oligrquicos) y un adversario neoliberal. Con Acio el pas se alinea a los designios de los fondos de inversin, bancos privados, aplicadores en parasos fiscales y otros agentes transnacionales. La Banca nunca pierde. Aunque prefiera a los tucanos, incluso si Dilma gana, los financistas internacionales van a querer asegurarse del ncleo duro del equipo econmico ganador.

Despus del Financial Times, fue el turno de The Economist recomendar voto y predecir desgracias en Brasil

El pas arde en medio de los embates polticos mediticos. De un lado tenemos una coalicin de centro-derecha, encabezada por el PT y coaligada con los oligarcas de siempre, que gobierna a partir de algunos pilares: el keynesianismo tardo, el bismarckismo tropical, el pacto de clases y una garanta e ganancias para los bancos, fondos de pensin y especuladores. Del otro el salvajismo de la restauracin neoliberal, con el PSDB al frente, queriendo imponer rgimen de caja, explotacin de los gatos del Estado y su maquinaria pblica, adems de llevar las ganancias casi exclusivamente para el capital voltil (financiero, especulativo) y sin poltica industrial alguna. Frente a eso, cmo hacer tanto la crtica de izquierda del proceso electoral y al mismo tiempo formular una posicin distante del gran juego del Capitalismo en el Sistema Internacional? No es una tarea fcil.

El alineamiento de Brasil es una de las pautas en juego en esta campaa. Esta es la razn por la cual uno de los heraldos del neoliberalismo, la poderosa publicacin inglesa The Economist aconseja el voto por Acio Neves. Ms especficamente, este vehculo que es portavoz oficioso del capital financiero, as como el Financial Times (otra voz meditica de la plaza financiera de Londres, o el Wall Street Journal (ste operando en Nueva York) desean ardorosamente la conduccin de Armnio Fraga al frente de la 7 economa del planeta. No es broma.

Hoy Brasil es esencial para el G-20, el lder regional en Amrica del Sur y Latina, socio preferencial de frica del Sur (que sola representa casi la mitad del PBI africano) y el estado pivot en el diseo del BRICS. Tal rumbo no fue creado por el lulismo, aunque las cabezas pensantes de la Poltica Exterior Independiente (PEI) hayan sido catapultadas a la condicin de formuladores de la Poltica de Estado en los ltimos tres gobiernos. Itamaraty (Ministerio de Relaciones Exteriores, MRE) siempre tuvo dos formas de ver la diplomacia y la posicin brasilera. Una ms alineada a Occidente y ala potencia de turno, fuese Inglaterra, en segundo plano Francia y desde la post guerra los EEUU. Otra, la independiente, viene oscilando entre tonos y acciones de envergadura siendo exaltada en los gobiernos de Janio Quadros, Geisel y en la era Lula-Dilma.

Lo que est en juego en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales es el control casi integral de los recursos de la 7 economa del mundo. A escala planetaria se trata de dos choques dentro del capitalismo. Uno apunta al cambio de eje de expansin capitalista, atravesado por el crecimiento de China, India y Rusia (en un nivel intermedio), seguidos de Brasil y Sudfrica. Otro eje, el del dominio financiero est marcado por la conexin Nueva York-Londres y opera a partir del capital financiero y voltil.

Indicando conclusiones

Resalto que aqu no est en juego un proyecto socialista o de crecimiento sustentable con el protagonismo de los pueblos. Son dos proyectos capitalistas, en el primero Brasil se desenvuelve y crece dentro de los marcos del sistema y sus malezas. Tampoco indico a quin votar. La alterativa para los pueblos estn lejos de las formas de globalizacin capitalista.

Bruno Lima Rocha es profesor de Relaciones Internacionales y Ciencias Polticas

www.estrategiaeanalise.com.br / [email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter