Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: El Imperio recurre al Califato: el Estado Islmico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-10-2014

Entrevista con Atheel al-Nujaifi, Gobernador de Mosul en el exilio
El Estado Islmico puede unir a los iraques"

Karlos Zurutuza
Gara

Mientras se suceden los ataques areos contra la segunda ciduad del pas, GARA recoge en exclusiva la visin de Atheel al-Nujaifi, la principal autoridad en la provincia de Nnive hasta que sta fuera tomada por islamistas el pasado mes de junio.


Cuando GARA entrevist al seor Nujaifi (Mosul, 1958) por primera vez, en abril de 2013, ste reciba en el edificio de la gobernacin de Nnive, en el centro de Mosul, y al clamor de una manifestaciones masivas a escaso cien metros de all. Nujaifi visitaba la plaza donde se desarrollaban las protestas que ponan en jaque al Gobierno de Bagdad mostrando abiertamente su apoyo, y lanzando declaraciones incendiarias en discursos y entrevistas (El Gobierno de Bagdad debe caer, fue el titular que nos dio entonces). Difcilmente poda imaginar este hijo de una prspera tribu mosul la sorpresa que le deparara el destino ms cercano: hoy su antiguo despacho lo ocupan los mismos yihadistas que destruyeron su casa el pasado junio, y las malas lenguas aseguran que sus caballos fueron vistos por ltima vez en Raqqa (Siria). Lejos de tirar la toalla, Nujaifi dirige hoy una suerte de Gobierno en la sombra desde un barrio residencial a las afueras de Erbil (capital de Kurdistn Sur).

Nujaifi asegura que su agenda es an ms apurada que durante la visita anterior. A altas horas de la noche, el gobernador en el exilio consigue finalmente hacernos un hueco.

Nos robaron la revolucin, lamenta Nujaifi en un perfecto ingls, justo antes de realizar la entrevista a la que responder sin traductor.

-Apenas bastaron tres das para que Mosul, la segunda ciudad de Iraq, cayera en manos de los islamistas. Cmo lo explica?

-La razn principal es que aquellos responsables de defenderla, el Ejrcito iraqu, no tenan un inters real de hacerlo. Nuri al Maliki -ex Primer Ministro de Iraq- pens que contaba con un poderoso Ejrcito que podra recuperar Mosul de nuevo en cualquier momento. Ya era demasiado tarde cuando se dio cuenta de que no era posible. Sin embargo, no olvidemos que fue el mismo el que orden al Ejrcito a retirarse de la zona oeste de la ciudad. Del 6 al 9 de junio slo una brigada local de Polica luch contra eI ISIS sin ayuda de ningn tipo, hasta que fueron finalmente masacrados.

-Usted apoy abiertamente las manifestaciones masivas contra Bagdad que se reprodujeron en todas las provincias de mayora sunita en 2013. Varios de los actores tras las mismas tildaron la cada de Mosul como una victoria de la revolucin tras una "accin conjunta" de grupos islamistas, tambin de milicias locales y otras organizaciones cercanas al partido Baath.

-Desde el principio intent convencer a esos grupos de que no tenan nada que ver con el ISIS pero muchos queran sentirse parte de una especie de revolucin. El ISIS los utiliz durante los primeros das de euforia tras la retirada del Ejrcito de Maliki de la ciudad, pero una semana ms tarde les oblig a entregar sus armas y a unirse al ISIS. Y lo mismo ocurri entre la poblacin civil: confiaron en el ISIS al principio pero les bast unos das para entender la gravedad de la nueva coyuntura. Hoy Mosul se ha convertido en una crcel al aire libre con dos horas de electricidad cada tres das. Y ese es el menor de sus castigos.

-Uno de los presuntos actores clave el pasado junio fue Ibrahim al Douri, vicepresidente con Saddam Hussein, hoy en la clandestinidad como lder del Ejrcito de los Hombres de la Orden Naqshbandi (JRTN). Cul es, en su opinin, el peso especfico de dicho grupo?

-El Baath es, sin ningn gnero de duda, activo y eficaz con la propaganda y a la hora de dirigirse a la opinin pblica, pero carece de poder militar. Por otra parte, el JRTN de al Douri slo cuenta con un pequeo nmero de combatientes en sus filas. No tienen capacidad alguna para enfrentarse al ISIS.

-Algunos agentes sunitas locales establecen diferencias entre el ISIS en Siria y el iraqu. Coincide usted?

-En absoluto. Hablamos de exactamente la misma gente a ambos lados de la frontera.

-Insurgentes sunitas iraques alindose con yihadistas extranjeros. No le parece un patrn demasiado recurrente en Iraq desde 2003?

-La principal diferencia es que, despus de 2003, sufrimos un rgimen iraqu respaldado por Irn y los estadounidenses en nuestras reas, mientras que hoy no hay rgimen, slo ISIS. Por otra parte, durante los ltimos aos la resistencia sunita ha combatido sin descanso, pero ha carecido de lderes polticos.

-Se puede recuperar Mosul?

-La nica manera de hacerlo es que sean los residentes de Mosul los que luchen contra el ISIS, y estn dispuestos a ello. Sin embargo, la desconfianza generada entre ellos en los ltimos aos constituye un obstculo que hemos de superar, tenemos que convencerlos de que han de ser parte de la solucin. De hecho, ya estn luchando dentro de la ciudad a travs de las llamadas Brigadas de Mosul. Conducen actividades de sabotaje y asesinatos selectivos, pero su campo de accin aumentar a medida que lo haga la ayuda del exterior. Nosotros queremos transmitir el mensaje de que los que han de liberar a Mosul sern sus residentes mientras que el ISIS est diciendo lo contrario, que alguien va a venir de fuera a destruir la ciudad y matar a sus ciudadanos.

-Habla usted de ayuda del exterior. Cmo evala la recientes ataques areos llevados a cabo por las fuerzas de la coalicin internacional?

-Son de gran ayuda. Los objetivos estn siendo elegidos escrupulosamente para evitar dao colateral a los civiles. No obstante, los bombardeos no bastan para echar a los islamistas de nuestras casas. A la catstrofe humanitaria hay que aadirle la destruccin sistemtica de todo nuestro patrimonio histrico. Y no olvidemos que la mayor parte de los templos destruidos son lugares de culto para musulmanes sunitas. Digo esto porque quiero subrayar que, a pesar de intentos por parte de ciertos sectores de criminalizar a la sociedad iraqu sunita en su conjunto vinculndola con el ISIS, como ya ocurri con Al Qaeda durante la ocupacin, somos precisamente las primeras vctimas de este monstruo.

-Apoyara usted la presencia de tropas extranjeras en su provincia para contener el avance del ISIS?

-A da de hoy, la mayora de los sunitas iraques creen que necesitan unirse para luchar contra el ISIS por lo que no necesitamos tropas extranjeras. Estamos creando nuestra propia fuerza de Polica y ya tenemos 4.500 solicitudes. En coordinacin con el Ministerio de Interior kurdo hemos abierto dos oficinas de reclutamiento, en Dohuk y Erbil, en las que refugiados de toda Nnive estn dando su nombre, pero no admitimos a nadie que venga directamente de Mosul para evitar infiltraciones. Esta misma semana hemos levantado un campamento donde formaremos a la Polica de Nnive. Quiero subrayar que no ser una fuerza exclusivamente sun sino un cuerpo armado que incluye a cristianos, yezides y el resto de los pueblos de Nnive, una de las provincias ms diversas de Iraq. El siguiente paso ser la formacin de una Guardia Nacional formada por voluntarios.

-No constituye la formacin de un nuevo grupo armado un obstculo ms en sus histricamente complicadas relaciones con Bagdad?

-La nominacin de Hayder al Abadi como nuevo Primer Ministro ha sido un acierto y, por primera vez desde 2003, hemos encontrado un apoyo real en Bagdad. La colaboracin es estrecha y nos estn apoyan con financiacin y armas, porque ahora son conscientes de que el enemigo est casi a sus puertas, muy cerca de las zonas chies del pas. Paradjicamente, podemos decir que el Estado Islmico puede unir a los iraques.

-Por el momento, sus vecinos kurdos no estn slo recibiendo apoyo desde el exterior, y de todo tipo, sino que tambin se han hecho con el control total de Kirkuk tras la estampida del Ejrcito iraqu. Es este el final de la histrica disputa territorial entre rabes y kurdos? Es el comienzo de un Estado kurdo?

-No es el momento adecuado para hablar de los territorios en disputa, o de nuevas entidades polticas en la regin. Tenemos una necesidad apremiante comn que es detener el avance del ISIS y expulsarlo de nuestra tierra, y ello ser imposible sin coordinacin entre nosotros. Una vez que hayamos conseguido este objetivo se puede abordar cualquier otro asunto de forma democrtica. En cualquier caso, los kurdos son conscientes de que resulta imposible mantener el control sobre una ciudad si sus ciudadanos no estn de acuerdo con el nuevo statu quo. Y lo saben porque la violencia ha sido incesante en Kirkuk durante la ltima dcada. Sea Kurdistn una regin o un Estado en el futuro, Erbil sabe que si las regiones sunes del pas son inestables ellos tambin sufrirn. Insisto, tenemos un problema de seguridad comn que no debemos olvidar, ni ahora ni el futuro.

-Volviendo a las reas en disputa, algunas de ellas como Tuz Khormato a 170 kilmetros al norte de Bagdad-, con una poblacin chi significativa han cado en manos de las milicias chies tras ser recuperadas al ISIS. Teme que pueda suceder algo parecido en enclaves turcomanos chies en Nnive como el de Tal Afar, a 50 km al oeste de Mosul?

-Es verdad que la presencia de estos grupos a sueldo de Irn es abrumadora en ciertas reas, pero dudo que puedan acceder a Tal Afar. Tuz Khormato est muy cerca de la principal zona chi iraqu, pero para llegar a Tal Afar han de cruzar un gran franja de territorio sunitas. En el improbable caso de que eso suceda, sera una guerra sangrienta y brutal.

-Ustedes han denunciado la constante injerencia de Irn en Iraq, incluso aadiendo que Tehern habra financiado a clulas de Al Qaeda en el oeste sunita de Iraq para alejarlos de los rganos de poder. Beneficia hoy a Tehern la presencia del ISIS en su territorio?

-Lo que dice es cierto. Irn ha hecho lo imposible por hacer todo lo que est en su mano para marginarnos en el Iraq post-2003. Sea como fuere, creo sinceramente que Tehern ve con preocupacin cmo la amenaza integrista se acerca irremisiblemente hacia su frontera, de ah el creciente despliegue de milicias leales por la regin. Piense usted que su lnea de seguridad se ha desplazado desde Beirut hasta Mandalawy (Kurdistn Sur).


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter