Portada :: Mentiras y medios :: Entrevistas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-10-2014

Entrevista al investigador, docente y periodista Ramn Reig
El periodista no puede vivir del voluntarismo, tiene que vivir de su trabajo

Enric Llopis
Rebelin


Conversar con Ramn Reig permite acercarse a un conocedor del mundo del periodismo y de la comunicacin en todas sus caras. La del profesional que ha ejercido durante casi 20 aos en medios como Radio Cadena Espaola, Mundo Diario, La Vanguardia o El Imparcial. La del conocedor de los gabinetes institucionales, que ha trabajado en la Oficina del Portavoz del Gobierno de la Junta de Andaluca. Tambin la del docente: es catedrtico de Estructura de la Informacin de la Universidad de Sevilla. Y, sobre todo, la de investigador, con una amplia bibliografa que incluye libros como Medios de comunicacin y poder en Espaa (1988); El xtasis ciberntico (2001); Dioses y diablos mediticos (2004); La telaraa meditica (2010), Los dueos del periodismo (2011) y Todo mercado (2011). 

El periodista, investigador y docente ha impartido una conferencia titulada Medios y Poder en unas jornadas organizadas por la resista Pueblos y la asociacin Paz con Dignidad, celebradas entre el 21 y el 23 de octubre en la facultad de Filosofa y Ciencias de la Educacin de Donostia.

 

-En noviembre de 2013 se celebr en Sevilla el primer congreso internacional de Infoxicacin. En qu consisti?

-Los psiclogos que trabajan con nosotros en el Laboratorio de Estudios en Comunicacin (LADECOM) nos dijeron que la infoxicacin es un asunto que atae a la comunicacin, pero tambin a los psiclogos y psiquiatras. Nos propusieron hacer un congreso, ya que antes nunca se haba hecho. A ese congreso vinieron profesores de Inglaterra, Estados Unidos, Mxico y hasta 12 pases. La Infoxicacin es un asunto que preocupa mucho, ya que el hecho de acceder a mucha informacin est originando una brecha de la que hablamos muy poco. Hablamos de una brecha entre ricos y pobres y de la famosa brecha digital. Pero no de la que separa a los que saben mucho de los que no saben nada por tener mucha informacin.

-Vivimos en la llamada sociedad de la informacin. Qu diferencia existe entre informacin y conocimiento?

-De los 7.000 millones de habitantes del planeta, entre 2.500 y 3.000 millones tienen acceso a Internet, aunque no todos en la misma medida. Ahora bien, uno puede tener mucha informacin pero poco conocimiento. La informacin son muchos datos, el conocimiento es la interpretacin de esos datos. La informacin es un puzle desordenado, mientras que el conocimiento es la ordenacin de esas piezas para, con una metodologa estructural, darles un sentido y ver qu significan esas piezas. Hoy tenemos unas sociedades occidentales llenas de informacin; hay una inmensa mayora de gente con muchos datos, pero poco conocimiento.

-Recomendaras un sano distanciamiento de la realidad para informarse mejor y, tal vez, una seleccin de contenidos?

-Para entender algo hace falta, en primer lugar, la perspectiva histrica. Es ah donde est el paso atrs. En segundo lugar, se requiere el contexto actual de las cosas. El buen cientfico social toma perspectiva histrica. Por ejemplo, no se puede comprender la crisis actual sin estudiar las crisis en su perspectiva temporal, y analizar las peculiaridades de la actual. Eso de que la Historia es maestra de la vida resulta imprescindible, sin embargo, este tipo de conocimientos se estn marginando. La Filosofa de la Historia est totalmente olvidada en la universidad. Tambin la psicohistoria. Todas ellas son herramientas para el periodista y para cualquier ciudadano. De hecho, el periodista tiene la enorme responsabilidad de formar al ciudadano y explicarle lo que est ocurriendo.

-Qu queda del viejo oficio periodstico, de su esencia, a pesar del paso de los aos, la evolucin tecnolgica y las tendencias a la concentracin del poder?

-Creo que el periodista tiene un elemento bsico, que es la curiosidad y no conformarse con lo que ve primero. Una catedrtica de la Universidad Complutense, Petra Secanella, afirmaba en un libro titulado Periodismo de investigacin que los periodistas suponan que todo el mundo est en pecado original mientras ellos no demuestren lo contrario. El periodista ha de ser un desconfiado por naturaleza. Precisamente esa desconfianza, se querer probar las cosas, tocar con sus dedos las llagasEse inconformismo con lo primero que ve y esa curiosidad, eso es lo que todava queda del viejo oficio, aunque en pocos periodistas. El que tiene esa cualidad es el gran periodista. Aunque puede tropezarse con los intereses de la propiedad de los medios, que le impidan desarrollar la potencialidad que tiene. Yo cuando veo a determinados alumnos que son muy buenos periodistas en potencia, se lo digo: Vas a ser un buen periodista, pero si te dejan.

-Qu te llama la atencin de esos alumnos? Qu te dice tu intuicin?

-Sencillamente porque en clase preguntan. Hay muchos alumnos, la inmensa mayora, que van a clase a calentar el banco. A los que me refiero, no. Son estudiantes sin temor a preguntar, bien en tutoras bien en las clases. Te dicen no me ha quedado claro aquello, me preocupa lo que has dicho, yo creo esto Adems, puede observarse que tienen lecturas propias y que han visto cosas por ellos mismos, no slo los contenidos que se imparten en clase. Se trata de un proceso que empieza en la familia. No es lo mismo el alumno que se cra en una familia pendiente siempre de la televisin (medio que tampoco hemos de demonizar), que el que se cra en una familia donde se leen libros y peridicos.

-Es ms importante esta curiosidad intelectual en el periodista que los rudimentos del oficio y las formas (el estilo, escribir bien, etctera)?

-El joven curioso suele ser crtico. Y la persona crtica es la que se exige a s misma y no se conforma con lo que observa a golpe de vista. Suele ser una persona creadora, creativa y escribe bien. Luego habr que pulir los defectos en el ejercicio de la profesin. Un periodista no es un escritor y, por tanto, ha de ir al grano. Lo ms importante de cuanto enseo a mis alumnos es que hay que asimilar las cosas antes de ponerse a redactar. Enterarse bien y asimilar lo que le dice la fuente. Por ejemplo, un periodista que cubre informacin parlamentaria ha de distinguir entre una proposicin de ley y una proposicin no de ley. O si hace informacin econmica, saber qu es un crdito puente y un crdito blando.

-Cmo lograr puntos intermedios entre extremos? Entre la banalidad y la superficialidad, por un lado, y en sentido contrario la excesiva aridez y la erudicin. O entre la necesidad de divulgar y hacer asequibles los contenidos y, por otra parte, el necesario rigor...

-El que quiera formarse e informarse bien, por necesidad tienen que leer textos largos. Aunque es verdad que actualmente hay una Infoxicacin y los mensajes se difunden en formatos ms digeribles. En esa seleccin que ha de hacer el ser humano para no ser infoxicado, entran los textos extensos y que no pueden reducirse a 35 lneas. Lo que ocurre es que pueden elaborarse estos textos largos (reportajes en profundidad o de investigacin) a la vez que otros ms cortos y amenos, por ejemplo, las columnas de opinin. Esta divisin ya existe en los gneros periodsticos. Hay un periodismo o reportaje de ensayo pensemos en Le Monde Diplomatique o Rebelion.org- con notas al pie de pgina para quien quiera profundizar y comprender mejor las cosas. Cuando se analiza un hecho en sus causas profundas, se necesita espacio. Despus todo ese contenido se puede resumir en una columna, en un suelto o en un despiece de ese mismo reportaje. Luego est el reportaje ligero, de actualidad, anecdtico o de inters humano.

-Alguien podra argumentar que el periodista ha de limitarse a informar de los hechos y contar con buenas fuentes. Que el anlisis profundo debera dejarse a especialistas, investigadores y profesores universitarios.

-Dira que la informacin y las noticias es slo uno de los gneros periodsticos. Adems, contestara que est bien que los profesores universitarios hagan algunos anlisis, pero que no se haga apologa del intrusismo. Los periodistas deben prepararse, hacer mster de lo que sea, leer mucho y hacer ellos los anlisis para que no nos metamos los profesores de universidad en las redacciones. Eso es intrusismo. Bien est que se pida la colaboracin en una columna de vez en cuando, pero no nos damos cuenta de que los periodistas nos estamos convirtiendo en los secretarios de seores que hacen sesudos anlisis desde otros lugares. Esos anlisis los han de hacer los periodistas tambin. Por ejemplo en The Economist, aunque sea la voz del neoliberalismo y del mercado, los periodistas se especializan y hacen ellos los anlisis, adems de noticias e informaciones.

-Eres partidario del periodista especializado? No supone ello arrinconarle en una parcela del conocimiento?

-Tal como yo veo la profesin, el periodista empieza siendo chico para todo, pero luego se va por necesidad especializando. Esto es algo muy importante. Si dan una rueda de prensa los primeros ministros que asisten a una cumbre econmica, sta ha de cubrirla un periodista que entienda del asunto y que haya asistido a todas las cumbres. Con un archivo, unas bases documentales y una especializacin que le permitan preguntar por los incumplimientos o lo que est ocurriendo por debajo de los discursos.

-As pues, hay una especie de ley natural no escrita que lleva a esta especializacin?

-Naturalmente. Aunque tenga una inquietud por ser periodista cultural o econmico, cuando llega a una redaccin hace lo que le digan. Pero poco a poco se va decantando, y como puede se sita.

-Mucho se habla del impacto de las nuevas tecnologas e Internet. Se exagera? La historia del periodismo es tambin la de la irrupcin de tecnologas novedosas, sea la imprenta, la radio, la fotografa o la televisin.

-En el ao 2001 escrib un libro, El xtasis ciberntico, donde criticaba todo este xtasis religioso que existe con la red. Las nuevas tecnologas y la red son herramientas nuevas que estn cambiando muchas costumbres. Pero no exageremos tampoco. Aqu no hay un cambio esencial de nada. Hay, como siempre, gente con una tica egosta, y otra con una tica solidaria. Incluso la red es un estmulo para la vanidad y el egosmo. Tambin se da actualmente una sacralizacin de la tecnologa. Por otro lado, cuando se invent el telgrafo o el telfono tambin hubo una revolucin. Hay muchas cosas que dijo Aristteles y que estn de plena actualidad. Antes incluso, qu es el bossn de Higgs sino la visin atomista de Demcrito? Lo que nos lleva a las teoras de los presocrticos (siglo VI AC). Cuando nos metemos en la historia nos damos un bautizo de humildad y comprendemos que las nuevas tecnologas no implican tanta revolucin como parece. Ms bien la revolucin consistira en estudiar bien la historia y ser menos prepotentes de lo que somos.

-Problemas y desafos de la llamada prensa alternativa. Por dnde se debera caminar?

-Es una pregunta difcil. Porque se trata de vivir en un contexto de mercado pero criticndolo. Cmo se hace eso? Es la cuadratura del crculo. Parece imposible, pero no lo es. Primero, hay que unirse en un medio fuerte. Es decir, no puede estar cada uno pegando tiros por su lado. En segundo lugar, la gente tiene en sus manos igual que se compra un coche o un frigorfico- mantener uno o varios medios de comunicacin. El periodista no puede vivir del voluntarismo, tiene que vivir de su trabajo. En los medios alternativos tambin, o ms todava. Si la gente quiere un buen periodismo, independiente del gran totalitarismo que para m representa el mercado, habr que ayudarles a esos periodistas a que salgan adelante. Y tambin pedirles cuentas, pero dejndoles trabajar.

-Ayudara la existencia de medios pblicos? Est marcando la senda Amrica Latina?

-Siempre ha de haber medios pblicos, porque la informacin es demasiado importante como para dejarla en manos privadas. Desde el momento que hay publicidad, desaparece la libertad. En Amrica Latina, por otra parte, se estn dando pasos y desafiando el orden mundial. Y ello permite distinguir dos clases de polticos. El que llega al poder, no cumple con su programa electoral y respeta el juego establecido. Y otros polticos, que llegan con un programa revolucionario, transformador, y lo quieren llevar a cabo. Estos chocan con el poder meditico, que est conectado con el poder socioeconmico en general. Es lo que est sucediendo en Amrica Latina.

-Puede realizarse un periodismo serio y riguroso a la vez que comprometido o militante?

-Se puede hacer, pero siempre que a uno le dejen los propietarios de los medios. El periodista ha de proporcionar toda la informacin, aunque a uno no le guste dar voz a una fuente determinada. Al ciudadano hay que darle la noticia con todas las aristas para que saque sus conclusiones. Darle toda la informacin, caiga quien caiga. Eso es el periodismo. Ahora bien, la militancia est en los editoriales y en los columnistas. La informacin son hechos. Adems, hay un factor que limita al periodista: los pblicos. Estos piden que se les diga aquello que quieren escuchar. Los lectores de Rebelion.org quieren que se les diga que el capitalismo es muy malo, y los de ABC y La Razn, que la izquierda marxista es muy mala. Pero todo esto es una simplificacin de la mente. En esos trminos no debe pensar una persona de izquierdas, pues la izquierda es ciencia e ilustracin, entre otras cosas. Se trata de que uno se forme su propia opinin, despus de conocer y estudiar todo lo que hay disponible.

-Dnde deben quedar las emociones del periodista?

-Tericamente han de quedar fuera. El periodista no puede expresar sus emociones as como as. Si est cubriendo una guerra en la que muere gente, tiene que estar describiendo aquello pero sin afirmar que unos son los buenos y otros los malos. Despus, en un suelto, ya puede opinar lo que considere conveniente.

-Las prisas, las urgencias, la inmediatez... Condicionan la calidad de la informacin?

-Las prisas son un virus del periodista, lo que ocurre es que despus esto se ha aprovechado mucho mercantilmente. El periodismo es un oficio, digan lo que digan, que no tiene horarios. Si ve que est pasando algo, el periodista no va a quedarse en su casa. Aunque no sea su turno de trabajo, sale corriendo a ver lo que ha sucedido. Eso es de cajn El periodista, como te deca, lleva un virus dentro por querer saber las cosas. Y para eso no hay horarios. Aunque estemos mal pagados, que siempre lo hemos estado. El problema, hoy, es que las plantillas son escasas y las empresas no hacen caso de la dignidad del periodismo y del periodista. Es en ese contexto donde cobra sentido la frase de Hemingway: El periodismo es una profesin maravillosa, si sabes dejarla a tiempo.

-Pero permanece el veneno por el conocimiento del que hablabas

-Y que es lo que une al periodista con el cientfico. Ninguno de los dos pide mucho. Un cientfico pide una infraestructura para investigar. El periodista, un sueldo para vivir dignamente. Pero hoy no le dan ni eso Por esto es por lo que se protesta, por las condiciones laborales. Es normal. El que no puede desarrollar su vocacin, se angustia y se enfada.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter