Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-08-2005

El relativismo y el fundamentalismo

Umberto Eco
El Mundo


Yo no creo que sea culpa de los medios de comunicacin, que suelen ser algo burdos, sino del hecho de que la gente habla ya pensando slo en cmo lo contarn los medios. Lo que est claro es que uno tiene la impresin de que ciertos debates (incluso entre personas que presumiblemente algo saben de Filosofa) se desarrollan a porrazos, sin finura alguna, usando trminos delicados como si fueran piedras.

Un ejemplo tpico es el debate que opone, en Italia, por una parte a los denominados teocons, que acusan al pensamiento laico de relativismo y, por el otro, a algunos representantes del pensamiento laico que hablan, a propsito de sus adversarios, de fundamentalismo.

Qu quiere decir relativismo en Filosofa? Que nuestras representaciones del mundo no agotan su complejidad, sino que se trata siempre de visiones con una perspectiva, cada una de las cuales contiene un germen de verdad? Ha habido y hay filsofos cristianos que han sostenido esta tesis.

Relativismo quiere decir que estas representaciones no hay que juzgarlas en trminos de verdad sino en trminos de correspondencia a exigencias histrico culturales? Lo sostiene, en su versin del pragmatismo, un filsofo como Rorty.

Relativismo quiere decir que lo que conocemos es relativo al modo en que el sujeto lo conoce? Estamos en el viejo y amado kantismo. Que toda proposicin es verdadera slo dentro de un determinado paradigma? Se llama holismo. Que los valores ticos son relativos a las culturas? Se empez a descubrir en el siglo XVII. Que no hay hechos sino slo interpretaciones? Lo deca Nietzsche. Se piensa en la idea de que si no hay Dios, todo est permitido? Nihilismo dostoyeskiano. Se piensa en la Teora de la Relatividad? No nos burlemos.

En fin, parece que el trmino relativismo puede ser referido a formas de pensamiento moderno que a veces estn en contraste recproco, y se dice relativismo con el mpetu polmico con el que los jesuitas decimonnicos hablaban de veneno kantiano.

Pero si todo esto es relativismo, entonces slo dos filosofas se escapan a esta acusacin: cierto neotomismo radical y la teora del conocimiento del Lenin de Materialismo y empiriocriticismo.Extraa alianza.

Por lo que respecta al fundamentalismo, no es un principio hermenutico, vinculado con la interpretacin de un Libro Sagrado. Hay formas de fundamentalismo en las tres religiones monotestas del Libro, pero el fundamentalismo cristiano nace en los ambientes protestantes y se caracteriza por la decisin de interpretar literalmente las Escrituras, de donde se derivan todos los debates an actuales sobre el darwinismo, rechazado porque no cuenta la misma historia que el Gnesis. Ahora bien, para que haya interpretacin literal de las Escrituras, es preciso que las Escrituras puedan ser interpretadas libremente por el creyente, y esto es algo tpico del protestantismo.No puede haber fundamentalismo catlico -y al respecto se combati la batalla entre Reforma y Contrarreforma- porque para los catlicos la interpretacin de las Escrituras pasa por el magisterio de la Iglesia.

Ya entre los padres de la Iglesia hubo debates entre los partidarios de la letra y los que apoyaban una hermenutica ms blanda, como la de San Agustn, que estaba dispuesto a admitir que la Biblia a menudo hablaba mediante metforas y alegoras, por lo que le pareca fenomenal que los siete das de la creacin hubieran sido siete milenios. Y la Iglesia acept esta posicin.

En efecto, la teologa catlica nunca se escandaliz demasiado por las teoras evolucionistas, con tal de que se admitiera que en la escala evolutiva se produjo un salto de calidad, cuando Dios introdujo en un organismo vivo un alma racional inmortal.Cul es, pues, la actitud catlica que hoy se tilda como fundamentalismo? No es fundamentalista el debate sobre los embriones y sobre el origen de la vida, porque si acaso, hasta que Dios le insufla el alma a Adn, nos habla de fango, pura materia no espiritual.

Ya se ha escrito que la decisin de emprender una batalla anticipando los orgenes del alma inmortal es un hecho nuevo en la Historia de la teologa catlica (salvo el caso de Tertuliano), que parece motivado por otras preocupaciones, como la del aborto, sta s criticable en trminos de una interpretacin de las Escrituras.

Lo que se tacha de fundamentalismo es, en cambio y ms bien, una actitud clsica (o tentacin perenne) del pensamiento religioso (no slo cristiano sino tambin islmico) que es el integrismo y, es decir, la pretensin de que los principios religiosos deben ser tambin modelo de vida poltica y fuente de las leyes del Estado.

El cardenal Biffi es un integrista, como el poltico italiano Rocco Buttiglione y otros, no un fundamentalista. George W. Bush y los suyos son unos fundamentalistas protestantes (tradicin antigua) que estn cediendo a la tentacin catlica y a la prctica islmica (nuevas para la democracia anglosajona) del integrismo.

Se dir que es slo una cuestin de palabras. No, es una cuestin de sutilsimos debates filosficos, teolgicos y polticos que no ganan nada en verse reducidos, ni por una parte ni por la otra, en un apedreamiento de palabras fetiche.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter