Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-11-2014

A propsito de la violencia en Toribio, Cauca

Horacio Duque Giraldo
Rebelin


El municipio de Toribio (http://bit.ly/1tQVfY2), localizado en el departamento del Cauca (http://bit.ly/1190uJx), por estos das ha sido escenario de lamentables hechos de violencia con gran impacto nacional y en el proceso de dilogos de paz que se adelantan en La Habana/Cuba. Dos personas, integrantes de la Guardia indgena, Daniel Coicue Julicue y Manuel Antonio Tumia, murieron en una absurda reyerta por intolerancia poltica en la vereda El Sesteadero (http://bit.ly/1skaTr4).

Toribio es un antiguo pueblo del Cauca, fundado en el ao 1600, con una poblacin indgena mayoritaria. De sus 27 mil habitantes, 25 mil son integrantes de la etnia Nasa, jvenes en su gran mayora. Los Nasa son uno de los grupos indgenas de mayor peso en la sociedad colombiana. Son casi 200 mil personas distribuidas en distintas regiones del Estado. Su epicentro es el valle del Ro Cauca (http://bit.ly/141nFXl) y diversas investigaciones histricas indican que en la ltima fase de la civilizacin Calima (http://bit.ly/1uSK1WA), los Nasa (http://bit.ly/1w6f4ZW) fueron sus principales protagonistas, caracterizados por actividades orfebres, alfareras y agrcolas. Desde ese tiempo debieron abandonar el rico y frtil Valle geogrfico, como ha ocurrido en aos recientes, refugindose en las cordilleras para resistir la violenta y voraz conquista de la corona feudal espaola. La cultura y memoria Nasa se sienten hoy en la regin con nombres como Cali (kaly 'tejido trenzado sin agujas'), Chipichape ('choclo cocido'), Yumbo ('inundacin, orilla del ro, ro grande'), Buga ('olla grande'), Tulu ('huertos' o 'rancho del huerto'), Yotoco ('avivar la llama con fuelle'), Chango ('escoplo'), Anchicay ('se gorgojea mucho'), Dagua ('rbol especfico'), Quilichao (verter lo fundido), Jamund (camino a la izquierda), Petecui (guacamayo, viejo) y laguna de Sonso (zonz=rana).

La violencia social y poltica contra los Nasa ha sido una constante durante varios siglos, protagonizada por grupos oligrquicos minoritarios, extranjeros y nacionales, para despojarlos de sus territorios y economa. La sangrienta coaccin conquistadora hispana se adelant haciendo prctica una norma de la monarqua espaola de 1512, en la cual se ordenaba reducir a los indios en pueblos con el propsito de facilitar el cobro de tributos, darles la evangelizacin catlica e impedir su mestizaje, para conservarlos como fuerza de trabajo destinadas a las minas y haciendas. Es una violencia de larga duracin que pocas veces ha visto treguas para facilitar la vida tranquila de los indgenas.

Para el ao 1562, el Encomendero del Fuerte de San Bonifacio, el conquistador Domingo Lozano inicia desde Ibagu/Tolima, la pacificacin de los Pijao de Turibio de los Paeces con la colaboracin de Diego de Bocanegra, un depravado ex presidiario peninsular. Su campaa de exterminio fue retribuida con la Encomienda de los paeces que fueron despojados de sus territorios. A comienzos del siglo XVIII, la Monarqua espaola pact con los lderes Nasa, como Juan Tama, quien obtuvo el reconocimiento como Resguardos Indgenas de los territorios que la resistencia haba permitido defender, as como la autonoma, a cambio de que los Nasa aceptaran las leyes coloniales y el envo de misioneros catlicos que barrieron su cultura con el oscurantista y medioeval catecismo catlico. An entonces los Nasa mantenan la explotacin de minas de cobre y una orfebrera de este metal, que fue desplazada luego por objetos importados de Inglaterra y Europa.

En el siglo XIX, el Libertador Simn Bolvar dict decretos reconociendo las tierras de los Resguardos indgenas y propici la devolucin de las tierras usurpadas. Dicho programa jams se cumpli y los poderosos terratenientes caucanos, que an perviven como clase poltica y burocrtica, estuvieron y estn siempre acosando a los Nasa por la tierra, reduciendo la extensin de los Resguardos, mediante decenas de fraudes, trampas, engaos, masacres, asesinatos, torturas y desplazamientos.

Los Nasa no cesaron su lucha y heroica resistencia. Quintn Lame dirigi desde comienzos del siglo XX la accin por la recuperacin de los Resguardos indgenas en el Cauca. Exiliado en el Tolima y perseguido, sigui en su brava lucha; la conduccin del movimiento indgena del Cauca fue sostenida por su seguidor, Jos Gonzalo Snchez, totoreo, fundador del Partido Comunista Colombiano, militante marxistaleninista y presidente de la Confederacin Campesina e Indgena, envenenado por grupos reaccionarios fascista en 1949, dando pie a otra violenta campaa contra los Nasa, que as volvieron a perder buena parte de las tierras de los Resguardos y vieron destruidas sus organizaciones en manos de los nacientes grupos paramilitares chulavitas de Laureano Gmez y el Partido Conservador.

La valiente lucha Nasa, atacada violentamente por las bandas oligrquicas con asesinatos de los lderes y las masacres, ha permitido que 600 mil hectreas hoy sean reconocidas como territorio indgena en el Cauca. Junto con los otros pueblos aborgenes del pas lograron que en la Constitucin de 1991 se reconocieran los derechos fundamentales de los pueblos indgenas, como la autonoma y la inalienabilidad de los Resguardos. Sin embargo, apenas cuatro meses despus en la hacienda El Nilo fueron masacrados por miembros de la Polica Nacional coludidos con grupos paramilitares, veintisis Nasa, incluidos nios y mujeres. Masacre orquestada por la clase poltica latifundista del Cauca que an hoy permanece en la impunidad, pues algunos oficiales capturados gozan de privilegios penitenciarios en sus lujosas mansiones.

En el siglo XXI, la violencia sigue acosando a los Nasa. Hoy es orquestada por la burguesa oligoplica del Norte del Cauca y Cali. Entre sus patrocinadores estn el banquero Sarmiento Angulo, Ardila Lule, dueo de extensos latifundios forestales y los caeros de la Sultana del Valle, agrupados en Asocaa.

Estas camarillas oligrquicas avanzan raudas en el despojo sangriento y la concentracin de las tierras de mejor calidad de Colombia localizadas en el frtil Valle del Ro Cauca, que ya estn en manos de un reducido nmero de familias de dicha regin, vstago de antiguos terratenientes esclavistas espaoles. Todo en el marco de una estrategia de subsuncin capitalista real que parti desde la dcada del cuarenta del pasado siglo con la expropiacin arbitraria de las comunidades afrodescendientes que segn Dorado (http://bit.ly/1ynfc9J) se haban apropiado del territorio antes y despus de haberse declarado la libertad de los esclavos en el siglo XIX, y construyeron a lo largo de dcadas una fuerte, rica y sorprendente economa campesina libre (una de las pocas que ha existido en Amrica Latina).

En ese contexto, agrega, hay tambin una ofensiva de potentes capitales internacionales en toda la regin caucana que estn detrs del oro que qued de la explotacin espaola. ste oro por su condicin de dispersin se encuentra diseminado requiere la aplicacin de tcnicas de minera a cielo abierto, lo que obliga al desalojo, desplazamiento y despojo de las tierras, en manos de campesinos pobres y el control sobre las fuentes de agua de la regin. Igualmente estn los intereses capitalistas detrs del carbn, la exploracin de petrleo en el Valle del Pata, la construccin de una represa e hidroelctrica en esa misma regin y el desarrollo de una economa de enclave alrededor de los agrocombustibles.

Ese el escenario de la coyuntura en que han ocurrido los desafortunados hechos que recientemente se han dado en el municipio de Toribio.

Pero ms temprano que tarde, la paz debe llegar a dicha localidad de la mano de los dilogos que se adelantan en La Mesa de La Habana entre el gobierno y las Farc. El territorio como relacin socio-ambiental y geogrfica que permite a sujetos individuales y colectivos vivir en conformidad con sus valores, saberes, creencias y conocimientos, es el escenario natural de la convivencia pacfica que se busca.

Toribio es un municipio eminentemente indgena. Cuenta con tres resguardos indgenas de origen colonial que datan de 1701 y aos siguientes --Resguardo Indgena de Tacuey, Resguardo Indgena de Toribio y Resguardo Indgena de San Francisco-- que conforman igualmente al municipio en la totalidad del territorio (http://bit.ly/1zd9VTh).

El sector rural que concentra el 93.81% de la poblacin-- est conformado por esos tres resguardos con sus respectivos Cabildos, reconocidos como entidades pblicas de carcter especial, con personera jurdica, patrimonio propio y autonoma administrativa; igualmente la mayora de la poblacin del casco urbano se reconoce como miembro de la etnia Nasa y son gobernados por el Cabildo de Toribio. Al interior de los resguardos operan 66 Juntas de Accin Comunal JAC de las veredas que fueron incorporadas en el sistema de gobierno indgena, as como los Bloques de veredas o Capitanas, una figura organizativa diseada para mejorar los mecanismos participativos. Los tres cabildos estn asociados en el Proyecto Nasa, la asociacin de autoridades indgenas del municipio.

Su Alcalda, dirigida en la actualidad por Ezequiel Vitons Talaga (http://bit.ly/1zd9VTh), est conformada en primera instancia por el Despacho del Burgomaestre, que segn el organigrama actual coordina de manera inmediata con la Oficina de Control Interno y la Oficina Jurdica. Tiene cuatro secretaras de despacho: Secretara de Gobierno, Secretara de Obras Pblicas, Secretara de Salud y Secretara General. La Secretara de Gobierno, tiene bajo su responsabilidad la Unidad de Participacin Comunitaria, la Comisara de Familia y la seccin de Archivo. De esta dependencia tambin es parte el inspector de polica, el inspector de polica rural y la coordinadora del cabildo de la familia. Esta ltima en un ejercicio de coordinacin directa con el Proyecto Nasa, as como con la Unidad de Etnoeducacin y la coordinadora de la misma.

Tiene tres unidades especializadas: la Unidad Municipal de Asistencia Tcnica Agropecuaria UMATA, la Unidad de Deporte y Cultura y la Unidad de Etnoeducacin. La UMATA cuenta con doce tcnicos y un coordinador del Plan Ambiental Agropecuario. La Unidad de etnoeducacin tiene tres personas para su funcionamiento. Para la organizacin del presupuesto, el funcionamiento financiero y la elaboracin de informes contables de la Alcalda se encuentra la Tesorera General, que tiene a su cargo dos subsecciones: Contabilidad y Almacn e Inventario.

Segn el reciente informe (2014) del Departamento de Planeacin Nacional/DNP (http://bit.ly/1rAOMSy), con Indicadores de Desarrollo Integral de los 1113 municipios del Estado colombiano, la Alcalda de Toribio presenta las siguientes calificaciones. En eficacia, 92,83; en eficiencia, 53,18; en cumplimiento de requisitos legales, 81,78; en materia fiscal, 67,45; en capacidad administrativa, 79,16; en gestin administrativa, 73,30; en el indicador global de desempeo integral, 75,3. Su rango es satisfactorio. Su desarrollo institucional intermedio.

El Manual Estndar de Control Interno/MECI tiene una calificacin para el ao 2013 de 62,3, requiriendo mejoras para garantizar su funcin en el mejoramiento de la calidad de las instituciones pblicas locales.

Conveniente sealar que el municipio ha tenido en los ltimos 36 meses un presupuesto cercano a los 100 mil millones de pesos (http://toribio-cauca.gov.co/index.shtml#4).

No obstante estos importantes desarrollos institucionales el problema de la pobreza es bastante agudo afectando a la poblacin ms dbil. El cierre de opciones econmicas agrcolas ha visibilizado una nueva categora de personas en el municipio: los desempleados. Segn la encuesta veredal aplicada para la formulacin del Plan de Desarrollo vigente, el 33,74% de los mayores de 18 aos se encuentran sin trabajo estable. Los factores de disminucin de tierras aptas y el desempleo, asociados a fenmenos sociales y culturales como el cambio de una economa de subsistencia a una economa de transformacin y de servicios, hacen que los ingresos per cpita de los indgenas agricultores estn en un promedio de dos dlares (http://bit.ly/1ozIWAr).

Como resultado de estos dos elementos, los esfuerzos de la poblacin para mejorar sus condiciones de vida no han logrado superar la situacin de malnutricin. La falta de tierras, concentrada en grandes latifundios, o el deterioro de las mismas por el uso de agroqumicos, que deriva en la disminucin de su capacidad productiva, han generado la prdida de una produccin alimentaria diversa y culturalmente apropiada. De otro lado, al no contar con suficientes tierras por familia para ser destinadas a la produccin para el autoconsumo, las familias acuden al mercado de vveres e incluyen dentro de su dieta alimentos enlatados y grandes cantidades de carbohidratos (los ms baratos en el mercado), y disminuyen el consumo de frutas y verduras; se produce as una alimentacin desbalanceada y pobre en nutrientes. Este problema tiene consecuencias acumulativas si se tiene en cuenta que la mayora de la poblacin se encuentra en el ciclo vital joven, y cada vez tiene mayor tendencia a una mala alimentacin y en consecuencia a problemas de salud derivados de la misma. Segn datos oficiales (2013), en la primera infancia (menores de 7 aos) la desnutricin crnica alcanza el 28%, la desnutricin global es del 12% de la poblacin total y la desnutricin aguda del 3%. Es la peor forma de violencia generada por el neoliberalismo imperante (http://bit.ly/1ozIWAr).

A esta situacin se agrega la insuficiencia de recursos que la Nacin transfiere a los municipios para cubrir las Necesidades Bsicas Insatisfechas NBI, que en el caso de Toribio alcanzan el 61,81%.

Esta es la realidad que las grandes redes mediticas oligrquicas ocultan sobre el municipio de Toribio, y el fenmeno de la violencia que all se presenta como en todo el Norte del departamento del Cauca, controlado desde la Gobernacin de Popayn por las camarillas del clientelismo oligrquico tradicional que acumula riqueza mediante el despojo de los patrimonios pblicos.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter