Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-11-2014

Conmemorando 26 aos de la masacre de Segovia
Culmin jornada por la memoria en el Nordeste Antioqueo

Fernanda Snchez Jaramillo
Prensa Reiniciar




Con una jornada muy sentida que incluy una misa en el parque de Segovia, intervenciones de algunos supervivientes de la masacre de Segovia, un foro sobre posacuerdo y mucho arte termin este recorrido por el Nordeste Antioqueo.

El prroco de Segovia invit a la poblacin a perdonar para seguir adelante a pesar de las heridas causadas al tejido social del municipio con esta masacre que enlut muchas familias las cuales perdieron a sus familiares .

Por su parte, Jaime, uno de los supervivientes, invit a la comunidad a ser menos indolente con respecto a su historia. En su intervencin resalt el hecho de que las autoridades locales no participaron para honrar la memoria de las 43 personas asesinadas y las heridas.

Jael Cano, lideresa y ex concejala del municipio de Segovia, referente para activistas y la comunidad en general, invit a los asistentes a honrar la memoria de sus muertos y a seguir luchando por las reinvidicaciones sociales.

Tras la intervenciones sociales se presentaron en el Teatro Minero, de Segovia, dos obras de teatro que representaban las secuelas del conflicto armado, los daos en el tejido social y en los sueos de la comunidad.

El teatro minero fue el escenario del Foro sobre el "Posconflicto" o "Posacuerdo" en el que se discuti los retos para alcanzar la paz con justicia social. All la Corporacin Reiniciar comparti su experiencia en la renconstruccin de la memoria de la UP en medio de la guerra.

Despus se realiz un sancocho comunitario con las delegaciones que viajaron desde Bogot, Barrancabermeja y Medelln y los habitantes de Segovia, actos culturales, se puso una corona de flores en el monumento a los asesinados en Segovia en 1988 y se recorrieron las calles por las cuales las vctimas fueron llevadas por los paramilitares.

26 aos de la Masacre de Segovia

Las masacres ocurridas en las fincas La Honduras, La Negra y La Mejor Esquina , en el sector bananero de Urab, hacan presagiar lo peor y generaron zozobra entre la poblacin de Segovia (Antioquia). En Segovia, Mara Constanza y otros habitantes lean grafitis que anunciaban algo terrible para el 31 de octubre pero no ocurri nada. La comunidad se tranquiliz pese a que un campero recorra las calles del pueblo con paramilitares asesinando gente. Sin embargo, la tensa calma fue interrumpida el 11 das despus cuando con lista en mano, de 60 personas, llegaron paramilitares y asesinaron a 43 personas a que eran militantes, miembros o simpatizantes de la Unin Patritica (UP).

El objetivo de esta masacre era claro: eliminar a militantes de la UP que ganaron las elecciones en marzo de 1988 con Rita Ivonne Tobn en este municipio que haba sido tradicionalmente el fortn poltico de Csar Prez Garca, liberal, y autor intelectual de la masacre. El malestar por la prdida de la hegemona poltica era evidente ante la simpata que gener el proyecto poltico de la UP en esa poblacin.

En consecuencia, la masacre incidi en el mapa electoral de la regin. Muestra de ello fue que la poblacin que vot masivamente a la UP en las elecciones, votaron ahora por el proyecto de Csar Prez Garca que recuper su dominio en esta poblacin antioquea.

El grupo de paramilitares denominado Muerte a Revolucionarios del Nordeste Antioqueo, al mando de Vicente y Fidel Castao, realiz la tarea encomendada por Csar Prez Garca quien fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a 30 aos de crcel por los delitos de homicidio agravado, lesiones personales agravadas y concierto para delinquir, los cuales fueron calificados como delitos de lesa humanidad.

A pesar de que Csar Prez Garca fue el determinador de la masacre, la Corte tambin estableci la responsabilidad del Estado teniendo en cuenta que se ha comprobado judicialmente la responsabilidad del paramilitarismo con complicidad y consentimiento de la Polica y el Ejrcito Nacional. La Corte comprob que los hechos fueron parte de una compleja operacin criminal que tuvo como objetivo el grupo de la Unin Patritica.

La Corporacin Reiniciar, parte civil en el proceso, consider que la sentencia estableci un precedente importante. La condena a Prez Garca es importante porque estableci la responsabilidad de los determinadores intelectuales no solo los autores materiales. Esta condena representa sin duda una investigacin efectiva que permite la administracin de justicia.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter